Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-01-2008

El periplo de Bush por Oriente Prximo
El jinete del Apocalipsis

Amine Lofti
El Watan

Traducido por Caty R.


En su gira por Oriente Prximo, el presidente estadounidense George W. Bush se ha lanzado a una virulenta campaa verbal contra Irn, al que seala como padrino del terrorismo mundial. En la misma lnea de violencia verbal exhorta a los pases rabes especialmente a los Estados del Golfo- a constituir, nada menos, que un frente contra Irn. George W. Bush, a pesar de los informes de los servicios de inteligencia estadounidenses, persiste en su idea fija de la bomba iran que amenaza la paz mundial. As se coloca en la posicin de aquel que a fuerza de gritar que viene el lobo! acab consiguiendo que nadie lo creyera. Efectivamente, tenemos el ejemplo previo de Iraq y el espantajo de las armas de destruccin masiva que el presidente Bush agit para derribar a Sadam Husein y ocupar militarmente Iraq. Despus se demostr que las armas de destruccin masiva no existan. La bomba atmica iran puede ser un estribillo que vuelva a servirle al presidente Bush? Es evidente que George W. Bush cuenta con un miedo legtimo de los pases del Golfo de ver a Irn, que ya es una potencia en la regin, dotarse con el arma nuclear y adquirir, por lo tanto, mayor hegemona. El presidente de EEUU sabe que est en la cuenta atrs mientras las elecciones primarias para designar a su sucesor ya han comenzado en los Estados de Iowa y New Hampshire. Totalmente desacreditado en Estados Unidos, George W. Bush intenta hacer creer a la opinin pblica que tiene un papel que jugar en el tablero internacional. Para eso se lanza a una autntica escalada del discurso belicista cuyo tono recuerda el que precedi a la invasin de Iraq. A menos de un ao de la expiracin de su segundo mandato a la cabeza de Estados Unidos, George W. Bush confirma as ante todo el mundo que no es un hombre de paz. De no ser as, no habra esperado a 2008 para darse cuenta, por fin, de la necesidad de un Estado palestino en el que se comprometi desde de su primera eleccin. Ha visto, sin otra preocupacin que la de defender a Israel, deteriorarse la situacin hasta el lmite de la ms insoportable desesperacin del pueblo palestino. Est permitido preguntarse si esta tan tarda renovacin del inters por Palestina ir seguida del menor efecto cuando es evidente que el Estado hebreo considera que los nicos palestinos buenos son los que estn muertos, presos o encerrados en los territorios bajo estricta vigilancia. Realmente, George W. Bush ha demostrado a lo largo de su viaje a Oriente Prximo que la creacin del Estado palestino pasaba a un segundo plano con relacin al peligro iran. Al atizar, como hace, la tensin sobre el asunto nuclear iran, el presidente estadounidense no hace nada ms que vanagloriarse para intentar que se olvide el desastre que su intervencin en la gestin del mundo ha supuesto para Afganistn, Iraq y tambin, y sobre todo, para los propios Estados Unidos. Sealando a Irn como el principal enemigo como hizo anteriormente con Iraq-, el presidente Bush est perfilando el tercer enorme conflicto que legar al mundo antes de pasar, por fin, el relevo en 2009? Un conflicto semejante precipitara al planeta al Apocalipsis.

Texto original en francs:

http://www.elwatan.com/spip.php?page=article&id_article=84702

Amine Lofti es periodista del diario argelino El Watan.

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Cubadebate y Tlaxcala. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y la fue



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter