Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2008

Utilizando a Bhutto para el avance imperial

Stephen Lendman
StephenLendmanBlog

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Benazir Bhutto dirigi el Partido Popular de Pakistn (PPP) como presidenta de por vida hasta el momento en que muri. Era la privilegiada hija de un anterior Presidente y Primer Ministro de Pakistn, Zulfikar Ali Bhutto, que fue ahorcado en 1979 a instancias, probablemente, de Washington, y que fue reemplazado por un dictador militar, el General Muhammad Zia-ul-Haq, quien, ms tarde, dej de ser til, muriendo en un misterioso accidente de avin organizado probablemente por la CIA que permiti que Bhutto se convirtiera en Primera Ministra en 1988.

Bhutto busc acceder el cargo para vengar la muerte de su padre, convirtindose en dos ocasiones en la primera mujer Primera Ministra de un estado islmico: la primera vez, de 1988-1990, y la segunda, de 1993-1996. Al final, se pas de lista y lo pag caro. No estuvo muy acertada al pensar que lograra un acuerdo vinculante con la administracin Bush para que la restaurara en el poder por tercera vez como nmero dos de Pervez Musharraf y como rostro democrtico de las elecciones fijadas para el 8 de enero, que han sido pospuestas. Quiz acert el 6 de noviembre, cuando regres de un exilio auto-impuesto. Al igual que ahora, el pas estaba en ebullicin, y Washington arregl las cosas para llegar a un acuerdo para compartir el poder (as pareca) y restaurar la estabilidad alterada por esta serie de acontecimientos:

Musharraf suspendi en marzo al Presidente del Tribunal Supremo de Pakistn Iftijar Mohammad Chaudhry, acusndole falsamente de mala conducta y abuso de autoridad, y utiliz esa excusa para despedir a un funcionario que era probablemente clave para bloquear su plan de continuar como Presidente otros cinco aos mientras segua siendo tambin, ilegalmente, el jefe del estado mayor del ejrcito (COAS), que es quien realmente detenta el poder en el pas.

La respuesta de los partidos de la oposicin, organizaciones de abogados y grupos de derechos humanos fue de indignacin. Dijeron que la accin era inconstitucional y se manifestaron pblicamente en su contra.

El 6 de octubre, Musharraf celebr unas elecciones falsas, como muchas otras anteriores en un pas donde la democracia es una burla. Fue orquestada por el ejrcito, era claramente anticonstitucional, y Musharraf gan todos los votos parlamentarios, excepto cinco, y barri en las votaciones de la Asamblea Provincial.

Despus, el Tribunal Supremo de Pakistn dijo que no proclamara ningn vencedor hasta que decidiera si Musharraf poda presentarse como candidato al compartir su puesto de Presidente con el que ocupaba en el COAS. Constitucionalmente, no poda, y las protestas estallaron y desde entonces se ha desatado un torbellino en el pas y Musharraf ha perdido toda credibilidad.

Esa fue la oportunidad que se le ofreci a Bhutto para volver, para servir de nuevo en el cargo que haba ocupado dos veces anteriormente, pensando que sus aliados de Washington lo arreglaran todo. Quiz s o quiz no. No importaba que la estuvieran utilizando para aparecer como el rostro democrtico y la hoja de parra adjunta que tapara las vergenzas de la dictadura de Musharraf, pero cualquiera que fueran los planes, todo cambi claramente el 27 de diciembre sin conocimiento de Bhutto. Ahora ella no est y, el pasado mes de noviembre, Musharraf transfiri nominalmente su puesto como jefe del ejrcito a su estrecho aliado el General Ashfaq Kayani. Tambin levant, a mediados de diciembre, un largo estado de emergencia frente a las elecciones fijadas para el 8 de enero, pospuestas ahora hasta el 18 de febrero tras el asesinato de Bhutto, por el momento...

Ahora, ella, con su muerte, ha conseguido mayor estatura poltica que en vida, y se la refiere reverencialmente como populista. Su hijo de 19 aos, Bilawal (que estudia en Oxford), encabeza ahora el PPP como figura decorativa y abanderado de la tercera generacin de la dinasta familiar, con su padre, Asif Zardari, co-presidente del partido y jefe de facto. Ms sobre l dentro de un momento.

Quin era Benazi Bhutto y por qu es importante?

Quin era esa mujer, por qu atraa la atencin mundial? Por qu otro artculo ms cuando tantos se han escrito y, probablemente, muchos ms les seguirn? Bhutto era una aristcrata, una privilegiada en todos los aspectos, que creci en medio de la opulencia como hija educada en Harvard y Oxford de un padre que era un rico terrateniente y fundador del principal partido de la oposicin en Pakistn (el Partido Popular de Pakistn, PPP), que Bhutto encabez tras su muerte.

Cuando estuvo en el poder, no se distingui precisamente por sus dotes democrticas en una nacin dirigida por los militares desde su artificial creacin en 1947. Las elecciones, cuando se celebraban, estaban manipuladas, y el ejrcito diriga las cosas para Washington como estado vasallo en una nacin denominada como un ejrcito con un pas, no un pas con ejrcito. El ejrcito lo forman 550.000 elementos, su fuerza area y marina 70.000, ms 510.000 reservistas apoyndoles y armados hasta los dientes con las armas suministradas por EEUU para la Guerra Global contra el Terrorismo.

Actualmente, los agentes del FBI merodean libremente por las calles, el Pentgono acta fuera de las bases militares pakistanes y tiene de facto el control del espacio areo como parte del permanente estado de guerra de la administracin Bush que no acabar en la vida. Pakistn es un estado clientelista, pero qu opcin tiene? Tras el 11-S, el Secretario de Estado Adjunto Armitage advirti a Musharraf que acatara las rdenes que le dieran o sera declarado potencia hostil y bombardeado hasta devolverle a la edad de piedra. Pill el mensaje y, tambin, una recompensa de miles de millones de dlares.

Bhutto conoca asimismo el juego y el New York Times explicaba, en un artculo del 30 de diciembre titulado Cmo Bhutto se gan Washington, que ella entendi siempre a Washington mejor que Washington la entendi a ella. Su relacin empez en la primavera de 1984 con ocasin de su primer viaje importante al Capitolio. En aquella poca, trat de persuadir a la administracin Reagan de que, con ella en el poder, estara mejor servida, pero para que as fuese tena que superar la reputacin de anti-occidental de su padre. Con enorme ayuda, logr triunfar al asegurar a los miembros del Congreso que estaba a bordo del mismo buque y que apoyaba la guerra por poderes de Washington contra la Unin Sovitica en Afganistn.

Defectos aparte, tena sus atributos, y The Times se refera a ella como absolutamente encantadora, muy bella y una mujer que saba halagar a los senadores, entender sus preocupaciones y servir mejor a los intereses estadounidenses que el hombre que ahorc a su padre, el General Zia-ul-Haq. Al mismo tiempo, empez a trabajar con el Director Ejecutivo del Comit Nacional Demcrata, Mark Sieger, que ms tarde presion a favor de su gobierno cuando ella era Primer Ministra. En los primeros momentos, la acompa por las salas del Congreso, la ayud a entablar y desarrollar relaciones y le hizo entender que para progresar tendra que aprender sobre la marcha.

Comprendi con rapidez y se convirti en Primera Ministra en diciembre de 1988, una vez que se present para el cargo, ganando muchos votos pero no la mayora y consiguiendo que los funcionarios de la administracin Reagan arreglaran un acuerdo con el Presidente de Pakistn para que ella formara gobierno. Segn un influyente contacto de los crculos de Washington, fue la consecuencia directa de sus contactos, de haber sido capaz de persuadir al establishment de Washington, a la comunidad de la poltica exterior, a la prensa, a los think tanks, de que era demcrata, moderada, y que respaldara la agenda de EEUU en Afganistn contra los soviticos. Retricas pblicas aparte, se mantuvo a bordo desde entonces, pero pag con su vida por no comprender cmo acta Washington: como tantos otros estados canallas, utilizando a los dirigentes, succionndolos y deshacindose despus de ellos.

Al final no import que por dos veces sobreviviera a su destitucin del poder por acusaciones de corrupcin o que se las arreglara para coexistir con los servicios de inteligencia (ISI) y el ejrcito de su pas que tanto desconfiaban de ella. Hasta que su estrella se apag, mantuvo lazos en Washington con miembros clave del mundo de la prensa. Politique bien y entendi la naturaleza de la vida poltica, que consiste en mantenerse en contacto con gente (clave) tanto si ests, como si no, en el poder, hacindoles saber que les apoyas.

Como tantos otros de su talla, tambin confi en una firma de relaciones pblicas para arreglar reuniones con los poderosos y recursos le sobraban para poder hacerlo as. Mantuvo todos sus contactos pero pag con su vida. Trat de convencer a Washington de que la guerra contra el terrorismo de Musharraf fracasaba, que ella poda hacerlo mejor como aliada local y que eliminara a los elementos extremistas (es decir, los talibanes y Al Qaida) mediante un esfuerzo resuelto de mantener la presin.

Sonaba bien, pero era arriesgado y peligroso. El ejrcito de Pakistn se opona, especialmente los soldados rasos; un esfuerzo reforzado aseguraba una protesta pblica inmensa; desbaratar a los talibanes beneficiaba a la India; y hacer el intento y fracasar poda envalentonar a esas fuerzas, como la ocupacin estadounidense aprendi en Afganistn. Al final, es posible que Washington y el ISI pakistan hayan concluido que Bhutto era ms un incordio que un activo y que tenia que desaparecer. Las cosas llegaron a un punto crtico el 27 de diciembre, ahora ella es una mrtir y tiene ms fuerza muerta que viva.

Sin embargo, no fue as mientras fue Primera Ministra, cuando su gobierno se vio marcado por el nepotismo, oportunismo, intrigas, corrupcin, gobierno mnimo y venta a Occidente. Su popularidad anterior se esfum, especialmente cuando se corri la voz de los trapicheos de su comerciante marido. Asif Zardari era conocido como Mster Diez por Ciento (por algunos como Mster Treinta por Ciento) porque peda, como esposo de la Primera Ministra, una parte en los acuerdos y hasta ms en algunas ocasiones.

Parece ser que tambin estuvo traficando con drogas y se le investig por ello. Con su mujer en le poder, amas miles de millones incluidos los que rob de los fondos pblicos, que fue excesivo incluso para los niveles pakistanes y lo suficiente para lograr que el Presidente del pas despidiera a Bhutto tras 20 meses en el poder. Si ella era culpable o no, no importa realmente. Como Primera Ministra, convirti a su marido en ministro de gabinete, le dej todo el terreno libre para que dispensara favores a cambio de sobornos; tena que conocer esos hechos y no hay pruebas de que le pusiera objeciones, disfrutando de las riquezas durante su permanencia en el puesto y despus.

A pesar de todo ello, Bhutto consigui una segunda oportunidad. Regres como Primera Ministra en 1993 para otros tres aos, pero fue de nuevo despachada por acusaciones de corrupcin e incompetencia an ms graves que la primera vez, en esa ocasin fue el Presidente Faruq Leghari, miembro del PPP, y alguien de quien ella pensaba que era un aliado. l tena realmente motivos porque la suma robada anteriormente fue el prologo de la fortuna que ella y su marido (como Ministro de Inversiones) amasaron durante el segundo perodo en el poder.

Fue suficiente que Transparency International, un grupo de control independiente, nombrara a Pakistn como el segundo pas ms corrupto del mundo en 1996 (el ltimo ao de Bhutto en el poder). Tambin consigui acusarla de blanqueo de dinero en Suiza y de sobornos y la convirti en fugitiva con acusaciones pendientes en Espaa, Gran Bretaa y su Pakistn nativo. Eso dur hasta que Musharaff firm una ordenanza de reconciliacin absolvindola de todas las acusaciones pendientes y permitindole gobernar como Primera Ministra por tercera ver como parte de un acuerdo para compartir el poder con ella como nmero dos.

El puesto anterior de Bhutto se caracteriz tambin por otro elemento notable. Fue la poca en que el ejrcito y el ISI de Pakistn auparon a los talibanes con ayuda secreta de la CIA. El lazo existe an y, en septiembre de 2006, en una vista del Comit de Asuntos Exteriores del Senado, el General James Jones, anterior Comandante Supremo de la OTAN (y que supervisa las operaciones en Afganistn de EEUU-OTAN), testific que era generalmente aceptado que los dirigentes talibanes operaban fuera de Quetta, Pakistn, la capital de la provincia de Baluchistan que tiene fronteras con Afganistn y con Irn.

Musharraf y otros oficiales pakistanes lo niegan, pero no se pueden ocultar los hechos ni que nada de importancia sucede en Pakistn sin conocimiento y/o consentimiento de Washington. Tampoco es ningn secreto que el ISI de Pakistn es una rama de la CIA y que sus actividades regionales estn estrechamente unidas. Bhutto estaba a bordo, pero qu otra opcin tena?

Durante toda su vida fue hija del privilegio, acto como tal y disfrut de la buena vida que los miles de millones permiten. Los medios ms importantes la persiguieron pero omitieron su lado oscuro: como Primera Ministra, codici el poder, fue arrogante y despectiva, ignor a los pobres y a las mujeres pakistanes, permiti que se reforzaran leyes escandalosas, dej el terreno libre al ejrcito, incluyendo los temas relativos a las armas nucleares, y consider Pakistn como su feudo personal. Su hogar era una mansin de 50 millones de dlares sobre unos 450.000 metros cuadrados, y gobern como un seor feudal. La familia todava posee un estado completo de milln y medio de metros cuadrados con pista para aterrizaje de helicpteros y establos con caballos para jugar al polo, una mansin en Dubai, dos propiedades en Texas, seis en Florida, varias casas ms en Francia y grandes cuentas bancarias estratgicamente situadas por todo el mundo, incluyendo EEUU y Francia.

Desde la poca de la muerte de su padre a la suya propia, Bhutto mantuvo estrechos lazos con Washington, la CIA, el ejrcito de Pakistn, su ISI, as como con los talibanes (lazos establecidos durante su segundo mandato), el Islam militante y los intereses de las Grandes Compaas Petrolferas. Fue una servidora del poder y se embols miles de millones por sus esfuerzos. Al final, perdi y pag con su vida el 27 de diciembre.

Quin mat a Bhutto y por qu?

La muerte de Bhutto se produjo por disparos que le alcanzaron la parte posterior de la cabeza y que provenan de uno o ms asesinos situados muy cerca de ella, ms los efectos de un suicida-bomba que mat a ms de dos docenas de personas e hiri a muchos otros que se arracimaban alrededor de ella. Sucedi en Rawalpindi, que no era precisamente una ciudad corriente, como explica Michel Chossudowsky. Es la patria del ejrcito pakistan, del ISI ligado a la CIA, y es la sede de facto del poder del pas. Chossudovsky aade: Irnicamente, Bhutto fue asesinada en una zona urbana estrechamente controlada y vigilada por la polica militar y las fuerzas de elite del pas.

Rawalpindi y la capital del pas, Islamabad, son ciudades hermanas, separadas por unos quince kilmetros. Pululan por ellas infinidad de operativos de inteligencia, incluidos los de la CIA, y Chossudovsky subraya que el asesinato de Bhutto no fue un hecho al azar. Culpar a Al Qaida supone que no se ha captado nada, pero as es como operan esas estratagemas. Se ve tambin ms claro si se emite un vdeo convincente, como hizo el Canal 4 en Gran Bretaa el 30 de diciembre. Desacredit la versin oficial y puso de manifiesto que Musharraf era un embustero cuando dijo que Bhutto haba muerto de una fractura craneal cuando fue lanzada hacia arriba por la fuerza de la onda de choque (explosin) (y) una de las palancas del techo descapotable (de su coche) la hiri.

La cuestin no es entonces quin la mat, sino quin orden que la mataran y quin se beneficia de ese hecho. Musharraf acudi rpidamente al sospechoso habitual: Al Qaida, pero ignor lo que William Engdahl observ en su artculo aparecido en Global Research el 4 de enero titulado El asesinato de Bhutto, quin sale beneficiado?. Seala que no es una tarea tan sencilla matar a dirigentes polticos que van muy bien protegidos. Requiere entrenamiento de agencias de inteligencia profesional para asegurar que se hace el trabajo correctamente y que nadie pueda revelar quin lo orden ni el motivo.

Engdahl tambin afirma que tanto a Musharraf como a Washington les viene bien nombrar a Al Qaida. Sirve para aumentar los temores de la gente, acelera la guerra contra el terror y proporciona justificantes para que contine. Tambin refuerza el mito de Al Qaida as como al enemigo nmero uno bin Laden, e ignora las evidencias de que la CIA los cre a ambos en la dcada de 1980 para la guerra contra los soviticos en Afganistn. Al igual que silencia la posibilidad de que bin Laden est muerto, asesinado (como Bhutto le dijo a David Frost el otoo pasado) por Omar Sheik, de quien el London Sunday Times dijo que no era un terrorista corriente sino un hombre con conexiones para poder llegar a lo ms alto del ejrcito e inteligencia pakistanes y hasta en los crculos ms recnditos de bin Laden y Al Qaida.

Realmente, un bin Laden muerto desbarata la doctrina de la seguridad nacional de Washington que precisa de enemigos para tener a la gente asustada, elimina la historia del enemigo pblico nmero uno y pone de manifiesto que las cintas de video que estratgicamente se publican no son sino fraudes made in Washington. En la actualidad se nos dice que los terroristas islmicos dirigidos por Laden amenazan Occidente, pero al mismo tiempo los utilizan para avanzar imperialmente, como hicieron los soviticos, en los Balcanes y como hacen ahora en Iraq, Irn, Afganistn y algunos sitios ms. Si los operativos de Al Qaida mataron a Bhutto, significa que el ISI de Pakistn y la CIA estn implicados, lo que es muy probable. Olviden la teora de un perdido terrorista carne de can o de un nico asesino contra Bhutto. Consideren cui bono (*), examinen las pruebas, que sealan hacia Washington e Islamabad.

En el Pakistn de hoy en da abundan las intrigas y el pas est desestabilizado, como Michel Chossudovsky observa en su artculo publicado el 30 de diciembre en Global Research titulado La Desestabilizacin de Pakistn. Asesinar a Bhutto contribuye a desestabilizar ms y Chossudovsky infiere un cambio de rgimen patrocinado por EEUU. Musharraf es tan dbil y est tan desacreditado que su continuidad bajo un gobierno militar ya no es la idea central de la poltica exterior estadounidense. El rgimen de Musharraf no puede prevalecer, y la idea de Washington es promover activamente la fragmentacin poltica y balcanizacin de Pakistn como nacin.

De todo ello surgir un nuevo liderazgo poltico que se mostrar obediente, no estar comprometido con los intereses nacionales (de Pakistn), y actuar con servilismo ante los intereses imperiales de EEUU, mientras, al mismo tiempo va debilitando al gobierno central (y fracturando) la frgil estructura federal de Pakistn.

Todo esto tiene mucho sentido como parte de la agenda ms amplia de Washington para Oriente Medio y Asia Central. Pakistn es un estado clave de primera lnea, un centro geopoltico, con un papel central que jugar en la Guerra Global contra el Terrorismo. Eso incluye balcanizar el pas al estilo yugoslavo, de la misma forma que se plane para Iraq, Afganistn e Irn: la simple estrategia de divide y vencers. Chossudovsky aade: La continuidad, caracterizada por el papel dominante del ejrcito y de la inteligencia pakistanes (desarrollada hasta ahora) ha sido descartada a favor de la ruptura poltica y la balcanizacin. La idea es fomentar las divisiones sociales, tnicas y de facciones y la fragmentacin poltica, incluyendo la ruptura territorial del pas.

No es ms que la habitual estrategia estadounidense, con el apoyo secreto de la inteligencia. Vase el artculo del New York Times del 6 de junio titulado EEUU est pensando en llevar a cabo en secreto nuevas presiones dentro de Pakistn para explotar la muerte de Bhutto. Afirma que altos consejeros de la seguridad nacional (incluyendo a Dick Cheney, Condoleeza Rice y el Jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor, el Almirante Michael Mullen) pueden ampliar la autoridad de la CIA y del ejrcito para que lleven a cabo operaciones secretas mucho ms agresivas en zonas tribales de Pakistn contra Al Qaida y los talibanes a fin de contrarrestar sus esfuerzos y desestabilizar al gobierno pakistan.

El artculo afirma que Musharraf y el ejrcito comulgan con esa idea, da las habituales razones pero omite lo que est realmente en juego incluso cuando admite que Musharraf es muy impopular y que una intervencin estadounidense podra provocar una poderosa reaccin popular contra ambos pases.

Chossudovsky deduce y explica que la estrategia estadounidense trata de desencadenar un enfrentamiento religioso y tnico, incitar y financiar movimientos secesionistas mientras tambin intenta debilitar al gobierno de Musharraf. El objeto ms amplio es fracturar el Estado Nacin volver a trazar las fronteras de Iraq, Irn, Siria, Afganistn y Pakistn y reemplazar de paso a Musharraf. Es impopular, estropea las cosas y tiene que irse.

Bhutto era parte inconsciente del plan pero no de la forma que ella planeaba. Pensaba que Washington la necesitaba ah, y tena razn: pero no como Primera Ministra sino como mrtir para desestabilizar el pas y hacerlo pedazos si el plan funciona. Esto bien puede ocurrir, ya que los elementos secesionistas internos son fuertes, especialmente en la provincia rica en energa (sobre todo gas) de Balochistan, y hay indicadores de que esos intentos estn apoyados por Gran Bretaa y Estados Unidos. La idea es un Gran Balochistan integrando las reas Baloch de Pakistn con las que estn en Irn y en el sur de Afganistn.

Chossudovsky explica que no fue accidental que el informe de la CIA-Consejo de Inteligencia Nacional de 2005 predijera para Pakistn un destino parecido al yugoslavo a causa de la mala administracin econmica, fabricada tanto a nivel interno como externo. Recuerden tambin que el pas se dividi ya antes, en 1971, cuando el Este de Pakistn se convirti en Bangladesh tras meses de guerra civil contra la India que se llev un milln, o ms, de vidas. Los pakistanes pueden verse enfrentando de nuevo esa perspectiva como lleguen a desarrollarse los planes estadounidenses.

El Panorama Futuro Permanece Incierto

Hay planteados grandes interrogantes, los ms importantes se refieren a si funcionarn los planes de romper el pas, quin surgir, si contar con suficiente apoyo popular para dirigirlo y si el pueblo lo aceptar. No tienen gran incentivo en hacerlo as una vez que remita la rabia por la muerte de Bhutto, y datos de recientes encuestas muestran una abrumadora oposicin de la gente ante EEUU o cualquier otra intervencin exterior, que es de lo que trata gran parte del plan. Al fin y al cabo, sus puntos de vista no cuentan y cualquier cosa puede acontecer a partir de las intrigas polticas y la fuerza bruta de Washington.

Los informes anteriores al asesinato de Bhutto sealan en esa direccin. Sugieren que las fuerzas especial estadounidenses, y otras, operan ya en Pakistn, y el jefe del Comando de Operaciones Especiales de EEUU, el Almirante Eric Olson, acord el pasado verano y otoo, con Musharraf y el ejrcito de Pakistn, aumentar sustancialmente sus componentes, este ao y cuanto antes. Tambin hay comprometido lo que The New York Times inform en noviembre acerca de que EEUU Confa en Utilizar a las Tribus Pakistanes Contra Al Qaida en las zonas fronterizas del pas.

El plan es similar al realizado en la provincia de al-Anbar en Iraq a base de sobornos y armas para sellar un acuerdo aparentemente ahora finalizado. El Comandante del Mando Central de EEUU, el Almirante William Fallon, aludi a l en una reciente entrevista en Voice of America diciendo que estaban listos para proporcionar entrenamiento, ayuda y tutora basada en nuestra experiencia con las insurgencias, pero omiti la parte relativa a los sobornos que est presente en esos acuerdos.

Esto provoca especulaciones diversas, pero no se pierdan un artculo del Wall Street Journal del 8 de enero. Se titulaba El asesinato de Bhutto Irrita en la Provincia, espoleando los llamamientos a la separacin de Pakistn y llama a Sind, la provincia nativa de Bhutto (la segunda mayor de las cuatro provincias de Pakistn), la Falla Ms Reciente aparecida en un Pas Fracturado; una especie de Territorio Ocupado.

Los dolientes seguidores desfilaron ante a la tumba de Bhutto cantando Pakistn, no te queremos, y como consecuencia de su muerte, el Sind se vio barrido por la furia nacionalista. Muchos en la provincia estn pidiendo una independencia total, y el apoyo a la separacin ha crecido entre las filas de los miembros del PPP. Se habla incluso de insurgencia armada porque la rabia se dirige contra la vecina Punjab, la provincia ms grande y patria del ejrcito, del ISI y del gobierno.

The Journal cita a Qadir Magsi, jefe del movimiento nacionalista de Sind Taraqi Passand diciendo: Bhutto era la ltima esperanza (de unidad). Ahora Pakistn debe disolverse. El artculo contina diciendo que lo que sucede en Sind est ya en marcha en la provincia de la frontera noroeste donde la autoridad del gobierno central se fue debilitando en aos recientes. Adems, el ejrcito pakistan se ha visto implicado en la resistencia de Baluchistan durante los ltimos aos aadiendo ms inestabilidad an. El artculo del Journal incide en que los llamamientos a la unidad estn cayendo en saco roto, y un veterano del PPP lo resume diciendo: Lo que necesitamos es la separacin.

Todo esto le viene como anillo al dedo a los funcionarios de la administracin Bush, que estn probablemente echando ms lea al fuego y hay una cosa que est clara: Las fuerzas estadounidenses estn en la regin para quedarse, y Washington, bajo cualquier administracin (republicana o demcrata), trata de dominar esta parte vital del mundo con sus inmensas reservas energticas. La estrategia parece ser similar a la de divide y vencers de Yugoslavia. All funcion, pero en Oriente Medio y Asia Central no es tan sencillo. Mantngase sintonizados porque es probable que los acontecimientos se aceleren, los medios los destaquen y vern cmo la intensificacin del conflicto (y sus consecuencias) es parte del plan.

Stephen Lendman vive en Chicago y puede contactarse con l en: [email protected].

N. de la T.:

(*) Cui bono: expresin latina que viene a significar que la persona o grupo culpable de cometer un delito debe buscarse entre quienes tienen algo que ganar con el mismo, podra traducirse por a quin beneficia?

Enlace con texto original: http://sjlendman.blogspot.com/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter