Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-01-2008

Conmemoran en EEUU natalicio del luchador social
Vigente, el discurso de Luther King a 40 aos de distancia

David Brooks
La Jornada


Saba que nunca ms podra elevar mi voz contra la violencia de los oprimidos en los guetos sin hablar primero claramente ante el ms grande proveedor de violencia en el mundo hoy da, mi propio gobierno, declar Martin Luther King, Jr. hace poco ms de 40 aos.

Ayer fue feriado en Estados Unidos en honor del natalicio del gran lder del movimiento de derechos civiles, quien despus vincul la lucha por la justicia racial con la lucha por la justicia social y econmica. En su famoso discurso en la iglesia Riverside de Nueva York en abril de 1967, detall las razones para ampliar su mensaje, contra el consejo de muchos de sus asesores, ms all de los derechos civiles, y donde llam a una revolucin de valores dentro de este pas.

Mucho de lo que declar hace 40 aos se mantiene vigente.

Sobre la guerra, seal que lo nico que cambi en Vietnam con el ingreso de Estados Unidos fue el incremento de los compromisos de tropas en apoyo a gobiernos que eran singularmente corruptos, ineptos y sin apoyo popular. Mientras tanto, la gente lea nuestros panfletos y reciba promesas constantes de paz, democracia y reforma agraria. Ahora languidecen bajo nuestras bombas y nos consideran su enemigo real. Se mueven tristes y con apata mientras los sacamos de las tierras de sus padres a los campos de concentracin donde las necesidades sociales ms mnimas casi nunca se satisfacen. Saben que tienen que moverse y ser destruidos por nuestras bombas.

Nos observan mientras envenenamos sus aguas, matamos un milln de acres de sus cultivos. Debern llorar mientras los bulldozers destruyen sus preciosos rboles. Llegan a los hospitales con por lo menos 20 bajas causadas por el fuego estadunidense por cada herida infligida por el Viet Cong. Hasta ahora podremos haber matado un milln de ellos, en su mayora nios.

Qu piensan los campesinos cuando nos aliamos con los terratenientes y rehusamos poner en accin nuestras muchas palabras sobre reforma agraria? Qu piensan cuando probamos nuestras armas ms recientes sobre ellos, igual que los alemanes probaron nuevas medicinas y nueva torturas en los campos de concentracin de Europa?

El reverendo King, despus de ofrecer ms detalles de la guerra, afirm: Hablo como un ciudadano del mundo, por el mundo que ve horrorizado el camino que hemos tomado. Hablo como un estadunidense a los lderes de mi propia nacin. La gran iniciativa en esta guerra es nuestra. La iniciativa de detenerla tiene que ser nuestra.

Pero no se limit a un llamado contra la guerra, sino que fue mucho ms all. La guerra en Vietnam es slo un sntoma de una enfermedad mucho ms profunda dentro del espritu estadunidense, y si ignoramos esta grave realidad estaremos marchando y asistiendo a mtines sin fin, a menos que se d un cambio significativo y profundo en la vida y poltica estadunidense, dijo.

Afirm que alguien haba dicho que Estados Unidos estaba del lado equivocado de una revolucin mundial, y agreg que durante los ltimos diez aos hemos visto surgir un patrn de supresin que ahora ha justificado la presencia de asesores militares estadunidenses en Venezuela. La necesidad de mantener la estabilidad social para nuestras inversiones explica la accin contrarrevolucionaria de las fuerzas estadunidenses en Guatemala. Nos dice por qu los helicpteros estadunidenses se estn empleando contra la guerrilla en Colombia y por qu el napalm estadunidense y las fuerzas de boinas verdes ya han estado activas contra rebeldes en Per. Con tal actividad en mente, las palabras de John F. Kennedy regresan para espantarnos. Hace cinco aos dijo: Quienes hacen imposible la revolucin pacfica harn inevitable la revolucin violenta. Cada vez ms, por decisin o por accidente, este es el papel que ha asumido nuestra nacional, al rehusar ceder los privilegios y placeres que resultan de las inmensas ganancias de la inversin en el exterior.

King afirm: estoy convencido que si vamos a poder estar en el lado correcto de la revolucin mundial, nosotros como nacin tenemos que realizar una revolucin radical de valores. Cuando las mquinas y las computadoras, las ganancias y los derechos de propiedad son considerados ms importantes que la gente, campean los trillizos gigantescos del racismo, el materialismo y el militarismo.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter