Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2008

Se acab la farsa
El capitalismo global, la cada hacia el abismo y el Alba de Amrica

Antonio Maira
inSurGente


Los polticos occidentales marionetas y funcionarios de las multinacionales; gestores estatales del capitalismo global, regional y nacional- estn respondiendo, tal como se espera de ellos, a su funcin meramente publicitaria, enmascaradora, y de simulacin de una representacin poltica que en realidad ha quedado reducida a cero.

Tiemblan el lunes porque llega a las bolsas el Gran Pnico de los estados mayores de la oligarqua. Nada nuevo salvo que en EEUU ha cantado la gallina que cacareaba desde mediados de agosto.

La recesin econmica ha obligado a Bush en pleno circo electoral que all dura casi medio mandato presidencial- a tocar la trompeta. Inyeccin fiscal para que las clases medias mantengan el nivel de consumo, y los pobres desaparezcan del mapa de ciudadanos visibles. El desplome productivo es evidente hasta para los medios de comunicacin. Es la consagracin de los pobres como clase marginada, y no sirve ni como cortina de humo. La crisis burstil que apareca como crisis financiera en agosto, se convierte en recesin a finales de diciembre. Detrs de todo est la enorme deuda externa, la imparable conversin del dlar en papel sin valor, y los gigantescos gastos de guerra.

El martes celebran por unas horas el da despus de la crisis financiera , convertida de nuevo en crisis burstil y negada por los primeros ministros, jefes de gobierno y ministros de hacienda con la colaboracin institucional entusiasta de Falsimedia. Los expertos hablan de efecto rebote en las bolsas y los polticos recuperan las sonrisas necias que las pantallas consiguen iluminar con destellos de inteligencia.

En la ensima negacin de la crisis tropiezan -sin perder su compostura teatral y su flema de hombres de estado - con un nuevo terremoto. La gallina vuelve a cantar por segunda vez . De nuevo en EEUU.

La Reserva Federal, al observar que al colocar la crisis que est en la calle encima de la mesa nadie se cree el envite, opta por acelerar la ruleta rusa. Bajada drstica de los tipos de inters para disminuir el precio del dinero.

Ahora, no solo confiesa la recesin sino que le aplica una medida que va a profundizarla a medio plazo y a extenderla a la economa global.

En el occidente bien civilizado todos los polticos de papel aparecen como un genrico comn del lder democrtico: impecables trajes, impecables camisas, impecables corbatas. Seriedad impecable. Faltos de todo poder de decisin su nica funcin se hace evidente: negar el desplome y jurar que no hay motivos para preocuparse.

Todos los expertos econmicos aparecen tambin con un genrico intelectual comn: la crisis se analiza como una consecuencia de la mecnica acelerada de las operaciones burstiles y de las operaciones de alto riesgo. A todos les va bien otro genrico visible que podemos identificar con la cara de perplejidad estpida del superministro espaol Solves, o con el gesto idntico del presidente del Banco Central Europeo.

Al Superlunes del Pnico, le sucede el Superpartes Estpido. El mircoles es el da de la confesin y de la confusin.

El presidente del Banco Central Europeo se niega a bajar los tipos de inters como ha hecho su colega de la Reserva Federal de los EEUU. No quiere cuadrar el crculo.

Europa y todos los pases que componen este consorcio empresarial que se ha apropiado de la soberana- carece de poltica fiscal. Por otra parte, los gobiernos nacionales han perdido cualquier residuo de soberana econmica que han entregado a las grandes multinacionales.

La Europa mutilada que confesaba ya su nulidad poltica sin sonrojo alguno- tiene que confesar tambin su nulidad econmica. El Banco Central no puede hacer milagros. La bajada de los tipos de inters en Europa -que reclama Falsimedia en nombre de los grandes centros financieros y de las multinacionales-, sera alimentar todava ms la economa especulativa y multiplicar el desastre.

La recesin ya lo saben todos- va a ser brutal. Lo importante ahora es acelerar los mecanismos de control social y de represin de todas las disidencias internas y externas. Proclamar, ante la crisis, la unin sagrada. Vano intento, el futuro de les ha ido de las manos.

Los polticos se han quedado sin voz.

Falsimedia -perpleja ante la falta de directrices ms concretas en su funcin institucional subordinada al consenso poltico -, comienza a quitarse la mscara de poder ciudadano independiente que ejerce la libertad de expresin para actuar como gran consorcio empresarial al servicio de la oligarqua.

Y reclama que continue la fiesta.



Segundo escenario (esta vez geogrfico):

El ALBA, pues

All lejos, en el mundo marginado de los que deben callarse segn mandato imperativo de un Nuevo Requerimiento Imperial -ordenado por Bush, comunicado por sus encomenderos locales, Aznar y Zapatero, y recordado con voz tonante por el Rey de Espaa-; el ALBA contina con sus humildes pasitos trabajando por un mundo nuevo.

Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia crean una nueva entidad financiera para favorecer la integracin productiva bajo los principios de la solidaridad y del intercambio igualitario y de los precios preferenciales para favorecer a los pases ms pobres.

Crimen de leso capitalismo! Crimen de lesa Libertad! Crimen de lesa Democracia! Crimen de lesa Humanidad!



Lean ustedes (2):

Noticia relacionada recogida de Prensa Latina



ALBA promueve institucin financiera de nuevo tipo


Caracas, 23 ene (PL) La sexta Cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Amricas (ALBA), con sede en esta capital desde maana, contempla hoy como una prioridad la creacin de una institucin financiera de nuevo tipo para el desarrollo.

Autoridades del ministerio venezolano de Finanzas destacaron la posibilidad de firmar en el encuentro los documentos para concretar el nacimiento del Banco del ALBA.

La entidad, con participacin de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia, servir de instrumento para potenciar la integracin productiva y la sustitucin de importaciones.

El capital inicial puede llegar a unos mil millones de dlares, si bien la definicin de ese tema quedar en manos de los ministros de Finanzas y jefes de Estado una vez precisadas la estructura y funcionamiento.

Con sede en Caracas, la entidad est llamada a orientar los fondos hacia el desarrollo de programas sociales y el respaldo a los proyectos gran-nacionales en el marco del acuerdo de cooperacin.

Los mencionados planes entre los cuatro miembros del acuerdo se concentran en las reas social, empresarial, energtica y petrolera. Asimismo, con la institucin surgir la posibilidad de establecer alianzas con otras entidades de la regin, con lo cual se avanzara hacia la configuracin de una nueva arquitectura econmica que permita hacer sustentables los proyectos de integracin.

Por otra parte, la aprobacin de financiamientos en el contexto del ALBA dejara a un lado los procedimientos tradicionales de los organismos multilaterales, donde el establecimiento de condicionantes figura como un factor clave a la hora de otorgar crditos.

Adems, el nuevo banco representa una alternativa para el ahorro, en lugar de estimular el flujo de las reservas hacia instituciones del mundo industrializado.

Unido a ello, est la opcin de actuar como una especie de blindaje financiero para las naciones en desarrollo ante la volatilidad que impera en los mercados burstiles y cambiarios de las grandes potencias econmicas, con Estados Unidos a la cabeza.



ALBA: cronologa de la integracin


Caracas, 23 ene (PL) La Alternativa Bolivariana para Las Amricas (ALBA) promete hoy consolidar los pasos dados hacia la integracin regional durante su sexta Cumbre, con la incorporacin de su quinto miembro y la instalacin del banco de la entidad.

De acuerdo con el cronograma del evento difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Mancomunidad de Dominica se integrar a la iniciativa, junto a Bolivia, Nicaragua, Cuba y Venezuela.

Este proyecto, que pronto expandir sus fronteras, naci en diciembre de 2004 a instancias de los presidentes venezolano, Hugo Chvez, y cubano, Fidel Castro, como opcin a la propuesta neoliberal estadounidense del rea de Libre Comercio de Las Amricas (ALCA).

Durante las primeras cumbres, celebradas en La Habana, el ALBA fortaleci y ampli las relaciones entre los gobiernos firmantes, siempre sobre la premisa de llevar de la mano integracin econmica, poltica y social.

Al resumir los logros de la alianza en la tercera reunin, la ministra cubana para la Inversin Extranjera, Marta Lomas, seal que el intercambio comercial entre los dos pases haba aumentado de 973 millones a dos mil 400 millones de dlares.

Para entonces, miles de mdicos de Cuba trabajaban en los barrios venezolanos como parte de la Misin Barrio Adentro para extender la salud hacia todos los rincones de esta nacin, mientras la isla compraba 90 mil barriles diarios de petrleo con facilidades de pago. En ese encuentro, el presidente boliviano, Evo Morales, sum a su pas a la opcin integradora, y menos de un ao despus, el mandatario Daniel Ortega firm el acta que converta a Nicaragua en el cuarto miembro.

A tono con la iniciativa, nacieron proyectos como el convenio Petrocaribe para la soberana energtica de la regin, as como la internacionalizacin de la atencin oftalmolgica a personas de escasos recursos con la Misin Milagro.

Segn sus preceptos, el ALBA favorece la cooperacin mediante fondos compensatorios para corregir las disparidades que colocan en desventaja a los pases de menor desarrollo frente a los ms desarrollados.

Para ello, promueve el acceso a la informacin, la tecnologa y el conocimiento y pretende construir consensos en funcin de un desarrollo endgeno nacional y regional que corrija las desigualdades en beneficio de los pueblos.

En su quinta cumbre, celebrada en Venezuela en abril de 2007, se oficializ programas que en la prctica se venan dando en el continente: programas de alfabetizacin y planes de formacin universitaria, con especial inters en la medicina y el trabajo social.

Asimismo, los estados miembros acordaron crear el Fondo Cultural del ALBA para apadrinar la riqueza cultural de la regin y actuar como mecenas de los artistas preteridos por las grandes transnacionales comercializadoras del arte.

En el rea econmica se avanz en la concertacin de empresas de suministros industriales, de tiendas para el almacenamiento y comercializacin de los productos de sus pases miembros y de una feria internacional.

Tambin dieron pasos en cuanto a la integracin en materia tecnolgica, la expansin de los programas de salud, de alimentacin, telecomunicaciones y transporte, planes de turismo social, y el establecimiento de un fondo para financiar todos esos proyectos.

Durante la firma de 14 convenios de colaboracin entre Venezuela y Cuba, con motivo de la presencia de Chvez en la ciudad de Santiago de Cuba, el vicepresidente de la isla, Carlos Lage, celebr la amplitud de los acuerdos entre ambos pases como muestra del alcance del ALBA. Lage indic que el intercambio comercial entre las dos naciones ascenda a siete mil millones de dlares, mientras miles de especialistas y tcnicos garantizaban el plano social de la integracin con su trabajo en la nacin sudamericana.

(Mircoles, 23 de enero de 2008)

Notas del autor:

(1). Segn algunos expertos en fenmenos paranormales que han tenido acceso a la fuente original, Alba de Amrica fue la pelcula que inspir el famoso Por qu no te callas del rey Juan Carlos I de los Borbones y Borbones.

Aunque en la trinchera inSurGente no damos nada de crdito a ese tipo de fuentes similares a las famosas segn declaraciones de polticos y militares exiliados que tanto utiliz y utiliza Bush para hacer inevitables sus guerras antiterroristas universales-; s podemos asegurar o jurar sobre la constitucin monrquica espaola- que el actual Rey de las Espaas ha visto la pelcula al menos una docena de veces.

Para los lectores espaoles que no tienen ni la ms remota idea de lo que ocurre en Amrica Latina y que han aplaudido el erupto imperial del Monarca como supremo gesto de Majestad, la aclaracin es muy importante. E ellos les dedico esta nota cientfico-ldica.

(2). Estoy ensayando nuevas estructuras para la informacin en Internet.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter