Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2008

Kenia
Democracia estable o desbarrancamiento?

Immanuel Wallerstein
La Jornada


El 27 de diciembre de 2007 hubo elecciones presidenciales y parlamentarias en Kenia. El mundo exterior fue en gran medida indiferente. Y luego de pronto los titulares hablaron de violencia tnica en gran escala. La prensa occidental habl del peligro de un desbarrancamiento y de lo enquistado de los conflictos tnicos en frica. Hubo llamados urgentes a los dos lderes contrapuestos para reunirse y hacer un arreglo. Esto no ha ocurrido y no es probable que pase.

Qu fue lo que ocurri? Si comenzamos por la situacin inmediata, parece bastante claro que el partido poltico de oposicin Movimiento Democrtico Naranja (ODM, por sus siglas en ingls), encabezado por Raila Odinga barri las elecciones parlamentarias, y el partido gubernamental el Partido de Unidad Nacional (PNU), encabezado por el presidente saliente Mwai Kibaki sufri una derrota importante. El vicepresidente de Kenia y ms de 20 ministros del gobierno saliente fueron derrotados en las candidaturas parlamentarias. El PNU obtuvo 43 diputados, menos de una quinta parte de los escaos, mientras el ODM gan 99.

Era razonable pensar que Odinga le gan a Kibaki en la eleccin presidencial. Pero despus de tres das de conteo, la comisin electoral asegur que Kibaki se haba colado de nuevo. La inmediata reaccin en Kenia fue que Kibaki se rob la eleccin. Su furtiva toma de protesta como presidente el da 30 de diciembre, su negativa a permitir que un mediador externo serio revisara la situacin, las abiertas dudas de los observadores internacionales, todo parece apuntar a un intento suyo por crear un fait accompli con la esperanza de que el alboroto se muera pronto. Ser as?

Por muchos aos, pero en particular en los ltimos cinco aos, Kenia es vendida en la prensa y por los gobiernos de Occidente como una democracia estable, a diferencia de tantos otros estados africanos. Uno podra recordar que el otro Estado que sola recibir este cumplido era Costa de Marfil, que en aos recientes ya cay en una guerra civil continuada. Qu significa que la llamen una democracia estable? Parece querer decir que es un gobierno confiablemente pro Occidente y muy abierto a la inversin occidental. Kenia se ajusta a ese modelo, como lo hizo Costa de Marfil. Dicho pas se desbarranc, y ahora parece que Kenia pudiera estar en situacin semejante.

Una mirada a la historia posterior a 1945 podra explicar qu tan ingenuo e intil puede ser este tipo de evaluacin. Entre los siete estados del frica britnica central y oriental, el nico que ha tenido un movimiento guerrillero serio fue Kenia. Era conocido como los Mau Mau y a los britnicos les llev muchos aos suprimirlo.

Los Mau Mau eran un movimiento campesino surgido de entre el mayor grupo tnico en Kenia, los kikuyus. Los kikuyus sienten que se les debe algo a cambio de esa insurreccin. Mwai Kibaki es kikuyu.

Despus de la independencia, Jomo Kenyatta, el primer presidente de Kenia, tambin kikuyu, muri. Le sucedi el vicepresidente Daniel Arap Moi, un kalenjin, quien procedi a establecer un rgimen dictatorial, cleptocrtico, que dur bastante tiempo. Los kikuyus fueron ms o menos exprimidos del poder. Como lo fueron tambin los luos, el segundo grupo tnico ms grande. El lder de los luos era Oginga Odinga (padre de Raila Odinga). l tena un programa socialista y su movimiento fue suprimido.

Para 2002, el pueblo keniano estaba harto de Arap Moi y sus simpatizantes occidentales pensaron que podra ser el momento de impulsar una fachada de democracia. El rgimen de un solo partido cedi su lugar a un certamen electoral. Kibaki y Raila Odinga se unieron con otros y establecieron la Coalicin Nacional Arcoiris (NRC, por sus siglas en ingls), dedicada, decan, a poner fin a la corrupcin y a terminar con el congelamiento de los puestos y dinero en manos de un solo grupo tnico. Kibaki gan la eleccin. El pueblo celebr.

Pero 2002 fue tambin el momento de la guerra contra el terrorismo emprendida por Bush. Estados Unidos reclut a Kibaki como aliado clave. Se le recompens con mucho dinero del exterior y con los interminables encomios del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Los aos de 2002 a 2007 fueron un periodo de considerable crecimiento econmico en trminos neoliberales. Pero Kibaki reneg de todas sus promesas. El crecimiento econmico no se filtr abajo, a los pobres rurales, ni a las multitudes de los guetos urbanos. Kibaki corri al hombre que haba contratado para investigar la corrupcin. Y se deshizo de Odinga y de otros aliados de la NRC.

As que cuando llegaron las nuevas elecciones en 2007, el ODM y Odinga ganaron fcilmente. El hecho de que Arap Moi ahora respaldara a Kibaki no fue relevante. El ODM enfatiz las crasas inequidades en Kenia. Llam a una renovada guerra contra la corrupcin. Y comenz un entendimiento con la comunidad musulmana de Kenia para ponerle un alto a las entregas de terroristas. Fue obvio que el programa le gust a los votantes, pero no a Kibaki. As que se rob la eleccin. Y Estados Unidos y Gran Bretaa hacen un gran intento por que funcione su hurto electoral.

Por supuesto, ante un comportamiento tan flagrante, estall la violencia. Asumi forma tnica. De algn modo la prensa occidental parece pensar que sta es la especialidad africana. Nunca han odo hablar de los disturbios raciales en Estados Unidos? Nunca han observado la violencia catlico-protestante en Irlanda del Norte? Lo que ocurre en situaciones as es que los pobres de las reas rurales y de los guetos urbanos se lanzan unos contra otros, mientras los estratos superiores, en sus comunidades protegidas por sus bardas, siguen sin que nada les aflija.

Raila Odinga no es un ngel ni un revolucionario. Pero gan la eleccin, y la razn fue que se opone a la corrupcin neoliberal de Kibaki. Odinga est haciendo un juego restringido, un poco como Al Gore en 2000. Y puede no tener ms logros. Kibaki dice que sostendr nuevas elecciones si la corte le indica que lo haga, pero Odinga afirma que Kibaki tiene a las cortes en el bolsillo. Y despus hablan de democracias estables!

Traduccin: Ramn Vera Herrera



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter