Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-01-2008

Muere George Habash, lder del Frente Popular para la Liberacin de Palestina
Cuando se apea Al- Hakim

Abdel Bari Atwan
Alquds Alarabi

Traducido del rabe por Jamal Halawa


Con la marcha del Dr. George Habash se cierra definitivamente el teln sobre una serie de jinetes de esta nacin, los cuales reavivaron su esperanza y preservaron sus principios nacionales, aspirando a que tuviera un lugar distinguido entre las dems naciones.

Hasta los ltimos momentos de su vida, Habash permaneci optimista sobre la capacidad de esta nacin para levantarse de su letargo, creyendo en la ineludibilidad de su unificacin, apoyando sus causas e inclinndose por los dbiles frente a los fuertes. Construy una fundacin acadmica cuyo principio es la humildad, el auto-respeto, la limpieza de la palabra y de la mano, el alejamiento de toda exageracin y la defrensa de la honestidad, preservando la firmeza y la coherencia entre las posiciones tericas y las acciones. Vivi una vida humilde en uno de los barrios de Amman, la capital de Jordania, recibiendo un salario mensual del Frente Popular para la Liberacin de Palestina de 300 $, sin que se registre dentro de las cuentas del FPLP que haya pedido nunca nada personal para l o para su familia. A mi personalmente, me consta que no tena suficiente dinero para preparar sus memorias y poder apoyarse en investigadores para ayudarle a elaborarlas y publicarlas adecuadamente y clasificar los documentos relacionados con las mismas.

El Dr. George Habash pasar a la historia rabe, no como fundador del Movimiento de los Nacionalistas rabes y de su brazo armado, el Frente Popular para la Liberacin de Palestina, sino como un lder que se ape del liderazgo para abrir las puertas a las nuevas generaciones a fin de que asumieran su papel y sus responsabilidades. Mucho antes del ao 200 haba querido dimitir numerosas veces, dimisin que solicitaba a sus camaradas en todos los congresos del FPLP en los  diez aos anteriores, pero sus requerimientos fueron rechazados. l marc un antecedente y un ejemplo en el trabajo revolucionario y de partido que permanecern como su huella ms propia y que aseguran su excepcionalidad frente a sus semejantes.

No se entenda con los regimenes rabes, sobre todo, con los represivos, apartando su movimiento de las designaciones y de los golpes de estado, prefiriendo que este fuera un movimiento nacionalista y combativo, basado en un enorme saldo de valores y principios ticos, lejos de lo material y los atractivos del poder.

Tal vez algunos argumenten que fue un romntico y un soador, que su movimiento fue idealista y elitista y que no saba leer las ecuaciones regionales de un modo correcto, razn por la cual no pudo arraigar en lo profundo de las masas populares ni en lo hondo de las sociedades rabes, al contrario que el movimiento Naserista, por ejemplo. Es posible que esta critica contenga algo de razn, pero la pregunta es: si los regimenes regionales le permitieron desarrollarse o le pusieron ms bien alambradas de espino para impedirle llegar a sus bases, encarcelando a muchos hijos del movimiento en las prisiones y financiando a movimientos para sabotear la accin fedayin palestina, dispersndola y desvindola de sus objetivos?

Y a pesar de que el Dr. Habash no haya querido entrar en el campo de las conspiraciones y los golpes de estado, al contrario que otros movimientos nacionalistas, no pudo evitar ser victima de las conspiraciones y los ataques de estos regimenes que haban infiltrado a sus hombres dentro de su movimiento y dentro del FPLP, consiguiendo escisiones en sus filas y distintas clonaciones que se alejaban del original y de sus principios. Lo curioso es que todas estas conspiraciones llegaron desde los regimenes que enarbolaban la banderola del nacionalismo rabe y lo adoptaban en sus eslganes populares.

Discuti el Dr. Habash en diversas ocasiones con su camarada y adversario Yaser Arafat, siendo el Consejo Nacional Palestino un apasionado ruedo de enfrentamientos entre ambos hombres. Arafat representa, como es bien sabido, la cara conciliadora con los regimenes y aplicaba la lectura pragmtica de las ecuaciones internacionales. Habash era, por el contrario, el director de una escuela combativa que no mercadea con los derechos, inflexible con los enemigos e incapaz de renunciar a los principios, ni siquiera a una parte de los mismos y ni siquiera por razones tcticas.

Esta diferencia entre los dos hombres fue la que preserv el equilibrio en el escenario palestino, alarg la vida de la OLP, fortaleci su solidez y guard su vitalidad y dinamismo en la accin palestina. Fue un ejemplo de la convivencia bajo el techo de la legitimidad de la lucha en un confuso ocano rabe, y frente a un enemigo, que es posiblemente el ms arduo en la historia del colonialismo sedentario.

No acus George Habash a su adversario Yaser Arafat de traidor, sintetizando, con la famosa frase que le dirigi en el Consejo Nacional Palestino celebrado en Argel en 1988, la naturaleza de su relacin con l: ya lo ver de ti y ya lo vers de mi. En su adversidad, como en su cercana, sentaba ctedra y era grande, porque para l la adversidad constitua una leccin de tica y era, realmente, un ejemplo.

Hay tres estaciones principales que no se pueden ignorar en el currculo del Dr. Habash: la primera, su dura oposicin a los acuerdos de Camp David firmados por el difunto Anwar El Sadat. La segunda, su oposicin, ms dura an, a los acuerdos de Oslo firmados por el difunto Yaser Arafat en 1993. La tercera, su oposicin a la guerra de EEUU contra Iraq en sus dos captulos.

Su brjula marcaba siempre hacia los intereses de la nacin, instalndose en la misma trinchera contra sus enemigos, particularmente, contra las administraciones norteamericanas aliadas del enemigo sionista. Su brjula no se equivocaba nunca, ya que Camp David despedaz las filas rabes. Y los acuerdos de Oslo, registraron el antecedente de reconocer a Israel gratuitamente, lo que condujo, y lo sigue haciendo, hacia unos incalculables desastres. Y las guerras norteamericanas en la zona han destruido a Iraq, roto su unidad nacional y asesinado a millones de sus hijos entre el embargo y la ocupacin; y est a punto est de difuminar su identidad rabe.

Descanse en paz Dr. George Habash, Hakim* de la nacin rabe, nacido de la matriz del sufrimiento palestino, del cual quiso hacer la base de su lucha para alcanzar el objetivo ms noble: la unificacin rabe integral sobre la base de la dignidad nacional y la tolerancia.

El Hakim se aline siempre con los pobres para quienes abri, junto al compaero de su vida Wadei Haddad, una clnica en los campamentos de refugiados en Amman (Jordania) para atenderles gratuitamente. Hoy, les acompaar y estar junto a ellos en el cementerio de los mrtires, camaradas de su larga marcha llena de luchas.

* Al-Hakim, "el sabio" en rabe, era el sobrenombre con que era conocido George Habash

El autor es director del diario palestino Alquds Alaraby.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter