Portada :: Otro mundo es posible :: VIII Foro Social Mundial (Enero 2008)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2008

Foro Social Mundial (Mxico) 2008: Declaracin del Zcalo
Dignidad, Unidad y Soberana Popular

Rebelin


Bajo el lema 'Otro mundo es posible', los movimientos y las redes sociales reunidos en el Zcalo de la ciudad de Mxico, del 22 al 26 de enero del 2008, con respeto a la pluralidad y a las diferencias desarrollamos un dilogo pblico sobre los problemas nacionales e internacionales que ms nos afectan, al igual que a muchos otros pueblos del mundo.

Para responder al llamado del Consejo Internacional del FSM, decidimos organizar debates y marchas que nos den voz y presencia, para incorporarnos al creciente proceso alternativo del 'movimiento de movimientos' que hoy culmina con una gran Jornada de Movilizacin Global en ms de 60 pases.

El Foro Social Mundial Mxico 2008, ha discutido los siguientes planteamientos y consideraciones:

1.Militarizacin, represin y derechos humanos. El estado mexicano y sus gobiernos entreguistas han supeditado sus polticas de seguridad nacional y de seguridad pblica a los designios del imperialismo norteamericano. El Plan Puebla Panam, el ASPAN y el Plan Mxico implican un alineamiento y una subordinacin a las polticas de Estados Unidos, y los preparativos para la represin selectiva y masiva mediante la militarizacin de todo el pas, la legalizacin del espionaje, de los allanamientos, del secuestro, del arraigo, de la tortura y hasta del asesinato. Por ello, rechazamos y exigimos la cancelacin de las reformas judiciales que eliminan las garantas constitucionales. Demandamos la presentacin de los desaparecidos, la ley de amnista y la liberacin de todos los presos polticos.

2. Crisis civilizatoria y fin del modelo neoliberal. Vivimos una crisis civilizatoria de carcter estructural, consecuencia de la expansin mundial del capitalismo y del fundamentalismo de mercado que ha penetrado todos los aspectos de la vida social, econmica, poltica, cultural, ecolgica y los valores de las sociedades contemporneas. Pero el desafo que hoy enfrentamos representa una oportunidad para construir otras formas de vida social y personal, de produccin y distribucin de los bienes materiales y culturales, basados en principios de equidad, igualdad, justicia, solidaridad y respeto hacia la naturaleza.

3. Ecologa. Los equilibrios naturales que dan estabilidad a los climas, mares, ros, lagos, plantas, animales y seres humanos, estn rotos o severamente daados, y muy cercanos a la catstrofe ecolgica. Las especies se extinguen a ritmo acelerado y la mayor parte de los ecosistemas demuestran un deterioro avanzado. El calentamiento global es el mayor peligro que haya enfrentado la humanidad en toda su historia, adems de que el aire, el agua y los suelos de todos los continentes estn cada da ms contaminados. Los desechos qumicos, genmicos y nucleares invaden los rincones de la tierra y los ocanos. Mueren los mares, los ros, las selvas, los manglares, los bosques y la conciencia de los individuos.

4. Comunicacin. El derecho a la libertad de expresin e informacin se encuentra cada vez ms vulnerado en Mxico. El asesinato y desaparicin de 41 periodistas en los ltimos 7 aos, as como la persecucin a medios comunitarios, libres e independientes, a los cuales se les impide acceder a frecuencias. Se violentan los derechos informativos de las audiencias. Los medios son un poder fctico que manipula la agenda social del pas. Los ejemplos ms palpables han sido la llamada 'Ley Televisa', el proceso electoral de 2006, la cobertura parcial y agresiva en contra de los movimientos sociales de Oaxaca y Atenco, entre otros, criminalizando la movilizacin social.

5. Educacin. El capitalismo ha impulsado las reformas educativas hacia una orientacin mercantilista, deteriorando la poltica y la infraestructura educativa de Mxico. La educacin pblica en el pas est en una crisis histrica, motivada por polticas dictadas desde los organismos financieros multilaterales, que profundizan las desventajas, la explotacin y la marginacin de las mayoras. Es urgente recuperar la educacin pblica gratuita, laica y obligatoria que impulse la transformacin de la sociedad, tarea compartida con el magisterio de cara a la sociedad.

6. Ciudad y Habitt. Por cuanto al derecho a la Ciudad y al Hbitat, reivindicamos la lucha por la defensa de los diversos derechos: a la vivienda, al agua, a la salud, a la educacin, a la alimentacin, a la cultura y al medio ambiente sano que estn involucrados en el disfrute de un hbitat justo, democrtico y responsable, a fin de equilibrar la relacin campo-ciudad, como se establece en la Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad. Asimismo, impulsamos la unidad de accin en redes locales, regionales, nacionales e internacionales en contra de todos los desalojos, los megaproyectos, la venta de cartera vencida, la privatizacin de bienes, servicios y espacios pblicos, y la urbanizacin salvaje y destructora de comunidades rurales y urbanas por constructoras privadas como GEO, ARA o HOMEX.

7. Soberana alimentaria. Rechazamos categricamente el captulo agropecuario del TLC, dado el grave riesgo que implica para la soberana nacional. La importacin de maz y otros productos agropecuarios esenciales aumenta la profunda desigualdad, la migracin y miseria. Aqu existe la mayor diversidad gentica, patrimonio de la humanidad, que se pondra en peligro con la entrada irrestricta de transgnicos. El maz no debe ser concebido slo como una mercanca, sino como parte sustantiva del derecho a la alimentacin y a la soberana popular, en tanto que herencia cultural y parte de nuestra identidad. Sin maz no hay pas y sin frjol tampoco. Todos los que estamos aqu acudiremos desde luego a la gran marcha convocada para el 31 de enero.

8. Soberana energtica. No aceparemos, bajo ninguna circunstancia, la venta de Pemex, sea que se pretenda realizar por vas de hecho o acudiendo a subterfugios legales. El petrleo es de Mxico y para los mexicanos. Nos sumaremos a la manifestacin que se prepara para el prximo 18 de marzo.

9. Tierra, indgenas y autonomas. Mxico tiene una deuda con los pueblos originarios, quienes deben deben alcanzar el reconocimiento a sus derechos polticos plenos. Hacemos nuestras las demandas del EZLN, y nos pronunciamos por el reconocimiento de los derechos de los pueblos indgenas a darse las formas de autogobierno y autonoma que ellos decidan dentro de las naciones de las que forman parte, tal y como ya sucede con Los Caracoles y las Juntas de Buen Gobierno que se han ido consolidando en el Estado de Chiapas. Apoyamos la resistencia de las comunidades indgenas a la privatizacin de sus recursos naturales.

10. Mujeres. El modelo econmico imperante pisotea los derechos humanos de las mujeres, incrementa la feminizacin de la pobreza y niega su derecho al desarrollo. Los fundamentalismos religiosos, econmicos y polticos atentan contra los derechos a decidir de las mujeres, las lesbianas, los homosexuales, transexuales y transgnero sobre sus cuerpos. Demandamos la observancia irrestricta y la instrumentacin efectiva de los acuerdos y las convenciones internacionales firmados por Mxico, en el mbito de los derechos de las mujeres. Al mismo tiempo, condenamos la poltica de militarizacin que hace suya la violencia sexual como estrategia de control y represin de la organizacin y movilizacin social.

11. Economa solidaria. Propugnamos por una economa solidaria, que implica mercados alternativos, los cuales comprenden produccin, consumo y comercio con un dinero bajo control social. La migracin desde Mesoamrica significa la creacin de una geoeconoma poltica desde Alaska hasta Panam. La economa solidaria rescata los valores primeros de nuestros pueblos y un crdito al servicio de su libertad y dignidad.

Entre los mltiples acuerdos a los que llegamos, destacan los siguientes:

-En lo personal y en lo colectivo, mantener vivos los valores fundamentales ticos y polticos de la dignidad, de la independencia y de la autonoma frente a los poderes espurios e ilegtimos.

-Alentar, por encima de las diferencias, la unidad y la solidaridad de nuestros esfuerzos junto con quienes luchan por las mismas causas, valores y reivindicaciones en Mxico y en el mundo. Por eso llamamos, desde las bases, a la unidad y articulacin organizada de todos los movimientos progresistas y sus dirigencias sociales y polticas, bajo el lema: 'Dignidad, Unidad y Soberana Popular'.

-Sentar y consolidar las bases para una nueva organizacin social y una nueva cultura poltica, en la que prevalezcan la soberana de los pueblos y el ejercicio de la democracia directa .

-En respuesta al clamor popular que pregunta qu hacer?, nosotros decimos: impulsar nuevas formas de lucha pacfica y acciones concertadas que reflejen el ascenso de la conciencia y de la accin de las fuerzas que, en la diversidad y en la unidad, luchan por los cambios igualitarios y progresivos en la sociedad. Entre ellas el acceso a los poderes pblicos, donde las garantas de imparcialidad, equidad y credibilidad estn garantizadas, por vas electorales y parlamentarias.

-Hacer efectivo el derecho a la comunicacin, mediante la gestin social de los medios y el cumplimiento de los tratados en la materia, por lo que apoyamos la creacin del Frente Nacional por la Reforma Integral de la Ley de Radio y Televisin.

- Alentar y apoyar la preparacin de acciones especficas de lucha social que den viabilidad y xito a nuestros objetivos, tales como los paros escalonados y la huelga general, la puesta en practica del referndum, del plebiscito y del mandato revocatorio, entre otras.

-Considerar desde ahora la posibilidad de impulsar la suspensin parcial o total del pago de impuestos determinados.

-A partir de la reciente excarcelacin de siete presos polticos, exigimos la cancelacin de las reformas judiciales que eliminan las garantas constitucionales, y rechazamos toda forma de criminalizacin de la lucha social. Demandamos la liberacin de todos los presos polticos del pas.

-Apoyamos a las comunidades que se oponen a la construccin de las presas La Parota, en Guerrero; Arcediano, en Jalisco; y La Yesca, en Nayarit.

Nos oponemos al campo de concentracin que sufren los vecinos de Granjas de Poleo en Ciudad Jurez, Chihuahua.

-Rechazamos categricamente la construccin del muro de la ignominia que separa a las Amricas del norte y del sur y que incrementa el sufrimiento y la muerte de nuestros migrantes en busca de oportunidades para sobrevivir.

-Condenamos la nueva agresin contra el pueblo palestino, y hacemos un llamado a los pueblos del mundo para impulsar una jornada mundial que rompa el cerco de Gaza, que atenta contra la dignidad de toda la humanidad.

-Exigimos la salida inmediata del ejrcito de Estados Unidos de Afganistn e Irak, que avasalla la soberana de esos pueblos, as como la suspensin de las amenazas de guerra contra Irn.

- Demandamos una solucin pacfica al conflicto social y electoral en Kenia, con pleno respeto a los derechos humanos.

-Manifestamos nuestro apoyo y solidaridad al intercambio humanitario de rehenes en Colombia.

Por ultimo, reiteramos el exhorto mas firme y respetuoso de las redes ciudadanas y de los movimientos sociales a todas las bases y dirigencias de izquierda a hacer un esfuerzo de unidad en la diversidad, de lucha integrada en acciones concretas para enfrentar la crisis que ya est aqu y que va a empeorar con la recesin econmica de Estado Unidos. Reiteramos tambin el lema de la incorporacin mexicana al Foro Social Mundial: 'Dignidad, Unidad y Soberana Popular '.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter