Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2008

El V Dilogo Nacional ante la izquierda, la militarizacin y la consolidacin de Caldern

Pedro Echeverra V.
Rebelin


 

 

 

1. El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y dems organizaciones que han convocado el V Dilogo Nacional (DN), se han constituido en uno de los pilares bsicos del gran frente para la defensa de los recursos patrimoniales del pueblo de Mxico, as como para la transformacin profunda de la sociedad mexicana. A fines de noviembre de 2004 se constituy el DN como una organizacin de masas y despus de sus cuatro reuniones anuales en la Ciudad de Mxico y Quertaro (en las que se discutieron con profundidad los problemas del pas, se aprobaron principios y programas de lucha, as como el impulso de grandes manifestaciones en las calles) el DN es tan importante como el EZLN, el lpezobradorismo, la APPO oaxaquea, la CNTE o el sindicato minero en lucha. El 2 de octubre surgi el Frente Nacional Contra la Represin (FNCR) presidida por Rosario Ibarra que quiz le corresponda amalgamar un frente unitario.

 

2. Frente a estas fuerzas sindicales y de centroizquierda, que cuentan con una gran fuerza de millones de trabajadores y miembros de la llamada sociedad civil, est el gobierno ilegtimo del derechista Felipe Caldern que, al parecer, avanza hacia su consolidacin respaldado por el ejrcito, los empresarios, el clero y los consorcios que dominan los medios de informacin. Caldern cuenta adems con el fuerte apoyo del gobierno norteamericano, sobre todo despus de la firma del Plan Mxico el ao pasado. La diferencia entre estas dos fuerzas est en que Caldern recibe un gran apoyo unitario de toda la clase dominante que, como es obvio, cuenta con el gran poder econmico, ideolgico y militar, contrario a las fuerzas sindicales y de izquierda muy dividas que no han logrado (ni tampoco hacen esfuerzos) ponerse de acuerdo para batallar unitariamente. Mientras stos se pelean, Caldern recibe fuerte apoyo.

 

3. Caldern est a punto de cumplir un ao y dos meses en el gobierno, y a pesar de que la economa del pas empeora, el desempleo aumenta, el narcotrfico y el ejrcito combaten en campos y calles, Caldern parece estar consolidando su gobierno mediante acuerdos y alianzas con la dirigencia del PRI. Mientras tanto la llamada oposicin al calderonismo se divide cada vez ms en el interior del PRD, del FAP y entre las dirigencias de las distintas luchas sociales. Los medios de informacin, los empresarios y el panismo (contra lo que millones de gentes creyeron hace poco ms de un ao) mediante una permanente campaa de calumnias contra Lpez Obrador, grupos progresistas y luchadores sociales, han logrado hacer ms dbil a la oposicin poltica. Aunque estemos deseando que no sea as y que voluntariamente hagamos todo para evitarlo, la realidad es que los arreglos PAN/PRI son cada da ms fuertes.

 

4. Se pens (como muchos sectores de izquierda) que este mes de enero se incendiara el pas contra el gobierno de Caldern por el enorme descontento de la poblacin mexicana contra el aumento de la tortilla de maz y otros artculos de primera necesidad, as como contra la privatizacin de PEMEX y la electricidad, el alza de la gasolina y la puesta en marcha del captulo agropecuarios del TLC. Pero no pas nada y slo falta saber de la gran manifestacin del 31 de enero, que se espera no termine como siempre: mandando a la gente descontenta y enojada a descansar a su casa. Es realmente difcil realizar acciones determinantes, como el cierre de carreteras, de bancos y embajadas, que obliguen al gobierno a liberar a los presos polticos, a desconocer al asesino Ulises Ruiz, a frenar la privatizacin o a revisar el TLC? Esas acciones seran pacficas de parte del pueblo y quien las hara violentas sera el gobierno, su ejrcito y polica.

 

5. Qu hacer ante tan negro panorama para los trabajadores, parte de los 70 millones de pobres y miserables de Mxico? Cmo responder a la poltica militarista, represiva y privatizadora de Felipe Caldern? Han surgido muchas respuestas tericas y prcticas de: a) el PRD, el FAP, los lpezobradoristas, parecen estar de acuerdo que el nico camino es el electoral y el fortalecimiento en el poder legislativo; b) el EZLN parece apostarle al apoyo internacional que recibe por los medios y a ensear las experiencias de gobiernos comunitarios por las experiencias de los Caracoles; c) la APPO y la CNTE, partidarias de la lucha popular y de masas, por la represin gubernamental no han podido rebasar (la primera) las fronteras de Oaxaca y la CNTE los dbiles lmites del gremialismo; d) el Dilogo Nacional no ha podido evitar importantes diferencias con las dirigencias de los telefonistas y dems lderes de trabajadores de otras empresas.

 

6. Al nacer el FNCR el pasado octubre, creci entre la izquierda la esperanza en que ese Frente, encabezado por Rosario Ibarra y un buen ncleo de organizaciones y de activistas, podra ser un centro donde confluyeran todas las corrientes batalladoras con el objetivo de discutir diversas posiciones y encontrar algunos puntos de unidad y lucha. Doa Rosario es amiga de Marcos y del EZLN, tambin es muy bien querida por Lpez Obrador. Las otras organizaciones le tienen un enorme respeto por su posicin combativa e independiente. Sin embargo parece que las cosas no apuntan por el rumbo porque an las organizaciones y sus lderes no encuentran atractiva la unidad, ni el Frente parece estar trabajando por ella. Y no se trata de un planteo de unidad a toda costa, sino de una bsqueda urgente para enfrentar a un gobierno derechista que acude cada vez ms a implantar un Plan Mxico con caractersticas cada vez ms represivas.

 

7. El pasado Foro Social Mundial, realizado en el Zcalo de la Ciudad de Mxico del 22 al 26 de enero, fue contundente en reflexiones y anlisis de los problemas de Mxico y del mundo, pero (al parecer) casi en nada contribuy para unificar fuerzas que pudieran unificarse en la lucha contra el capitalismo salvaje, la derecha y el imperio. Ponencias brillantes como las de Enrique Dussel (Filsofo), Juan Jos Bautista (Bolivia), Andrs Barreda (SME), despertaron (sin duda) interesantes reflexiones, pero pronto se convertirn en asuntos de simple teora poltica o filosfica. El FSM (versin Mxico) con unos tres mil asistentes, pudo dar mucho ms, pero al parecer tambin se reflej la divisin en la izquierda y el sectarismo. Pudo ser un gran espacio para debates ms amplios y abiertos sobre estrategias y prcticas que pudieron haber contribuido a aclarar el panorama nacional, pero tambin para encontrar puntos de unidad y lucha.

 

8. Por qu los ms conocidos intelectuales mexicanos no expusieron ponencias en el FSM? Se sabe que un grupo numeroso de ellos se han convertido en voceros estrellas de la empresa Televisa, otros, se han ligado a las revistas Nexos y al gobierno panista y que quiz muchos ms prefirieron encerrase en sus cubculos universitarios. O, tuvo que ver acaso un sectarismo de la comisin organizadora del FSM (Mxico)? Lo que haya pasado, la realidad es que el Foro pudo contar con muchos ms expositores y mayor cantidad de asistentes. Incluso las obras de teatro, los conciertos y dems espectculos, pudieron ser ms concurridos si las actuaciones se hubieran intercalado en horarios de maana, medio da y noche. En el FSM de Brasil de 2002, por ejemplo, despus de cada tema, se registraba alguna actuacin artstica de media hora para todos los asistentes de la Mesa. Ello permita reflexionar y gozar las cinco horas continuas de trabajo.

 

9. De todas maneras la participacin en el V Dilogo Nacional del 4 y 5 de febrero en el local sindical del SME ser muy importante Este V DILOGO NACIONAL se desarrollar bajo los siguientes ejes de discusin: 1. Situacin poltica actual y perspectivas; 2. Balance de los movimientos y resistencias contra el neoliberalismo y estrategias unitarias; 3. Ejes programticos, formas de organizacin y Plan de Accin; y

4. Asuntos Generales. Tengo confianza en que en algunos de estos encuentros los dirigentes de estos organismos logren arribar a acuerdos que permitan fortalecer las batallas de los trabajadores contra el sistema de explotacin capitalista. Y no ser por una casualidad o un milagro, sino porque las circunstancias de mayor agravamiento de los problemas del pas obligan a tomar medidas unitarias para defender los derechos de los trabajadores, as como para reivindicar sus luchas por un mundo ms justo e igualitario.

 

[email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter