Portada :: frica :: Kenia, la violencia que nace de la abismal desigualdad
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2008

Declaraciones de Kofi Annan sobre la situacin en Kenia
"Debemos encarar los temas fundamentales que estn en la raz de los disturbios, como una distribucin ms equitativa de los recursos"

Najum Mushtaq
IPS


No slo el presunto fraude electoral y rivalidades tnicas han envuelto a Kenia en la violencia. La desigualdad econmica es un elemento que promete mantener vivo el enfrentamiento interno.
"Debemos encarar los temas fundamentales que estn en la raz de los disturbios, como una distribucin ms equitativa de los recursos. En caso contrario, seremos testigos de lo mismo en tres o cuatro aos", declar Kofi Annan, el ex secretario general de la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU) que intenta mediar en el conflicto.

Este martes, Annan inst al presidente Mwai Kibaki y al lder opositor Raila Odinga, quien denunci fraude en las elecciones de diciembre, a "hacer todo lo posible" para restaurar la paz. Dijo que les ofrecera un "mapa de ruta" para las negociaciones.

La reunin se produjo luego de que la muerte del diputado Mugabe Were, del opositor Movimiento Democrtico Naranja, encendiera una nueva ola de enfrentamientos que dej al menos siete muertos en Nairobi.

Ms de 1.000 personas perdieron la vida y al menos 250.000 fueron desplazadas de sus hogares por la violencia que se desat luego de que Kibaki se adjudicara la victoria en los comicios.

Incluso en el caso de que Kibaki, quien pertenece a la mayoritaria etnia kikuyu, y Odinga, representante de los minoritarios luos, lleguen a un acuerdo para compartir el poder, las causas crnicas de la violencia tribal, polticas y econmicas permanecern como una amenaza potencial.

"La caracterizacin del conflicto como un problema tnico es simplista. El acceso a la tierra, la vivienda y al agua son los motivos reales, enmascarados por las diferencias tribales y disparados por las rivalidades polticas", seal un socorrista dinamarqus. "Existe un innegable componente clasista", agreg.

"Slo un grupo social sali a la calle para protestar contra el fraude electoral: los ms pobres entre los pobres, los desocupados y los sin tierra. Los que participan de la violencia pertenecen a una nica clase social", dijo Millicent Ogutu, quien trabaja en una compaa de medios con sede en Nairobi.

Los barrios marginales han sido los nicos focos de violencia en Nairobi y este cuadro se ha repetido en otras zonas del pas.

"Ha visto a alguna persona de clase media de cualquiera de las etnias gritando consignas contra Kibaki u Odinga?", pregunt Raphael Karanja, un periodista radial.

"Los que protestan son los que tienen una equivocada fe en el poder del sufragio y que creen genuinamente que su voto puede generar un cambio que lleve a mejores polticas econmicas que alivien sus problemas de falta de tierra, vivienda y agua potable", argument.

La mayora de los manifestantes pertenecen a las etnias luo y klenjin, mientras que el mayor nmero de vctimas de la violencia han sido kikuyos. Pero esta lnea divisoria racial oculta patrones histricos de inequitativa distribucin de los recursos en Kenia.

El principal problema es la distribucin de la tierra. "El Estado mostr una escandalosa parcialidad a favor de una tribu, a expensas de todas las dems, cuando el pas logr la independencia y las parcelas abandonadas por los britnicos fueron distribuidas entre la poblacin local", seal un profesor de economa de la Universidad de Nairobi, quien no revel su nombre porque es un empleado gubernamental.

Los kikuyos se apoderaron de la mayor parte de la tierra, incluso en reas que jams haban ocupado, porque controlaban el primer gobierno independiente, que les otorg un tratamiento preferencial y crditos para comprarla.

"Esto provoc que familias kikuyu obtuvieran tierras en medio de zonas tradicionales de otras tribus, especialmente en el frtil valle del Rift, la principal regin de violencia electoral desde que se introdujo en Kenia un sistema multipartidista en 1962", afirm el profesor de economa.

Las elecciones de 2007 no fueron las primeras fraudulentas, ni las primeras en generar violencia al conocerse los amaados resultados. Lo mismo ocurri en 1992 y, en mayor escala, durante y despus de los comicios de 1997.

La vivienda y el acceso al agua potable son otros dos temas de peso en las zonas donde viven los pobres, y estn directamente relacionados con la corrupcin.

"La brecha entre la pequea minora rica y la mayora de pobres se ha extendido tanto durante los ltimos aos que, incluso si un ciudadano comn tiene los recursos y quiere construirse una casa decente, encuentra trabas burocrticas a cada paso que no puede superar si no soborna a funcionarios corruptos", seal Ogutu.

No hay barrios de clase media en Nairobi. Slo sofisticadas viviendas o reas marginales.

"Los ricos se han vuelto sper ricos y adoptaron una cultura de consumo desenfrenado, con grandes y costosos automviles y casas an ms grandes y caras. Por otra parte, los pobres se empobrecieron ms. La clase media se redujo, con unos pocos que han logrado un ascenso social y una mayora que sobrevive al borde del abismo econmico y social", afirm el profesor.

Los pobres pensaban que la democracia les posibilitara influir en las polticas gubernamentales. Odinga aument sus expectativas haciendo campaa como el "candidato del pueblo" y "campen de los pobres". Recibi votos de miembros de todas las etnias.

"Luego de la pacfica transicin de 2002, la mayora de los keniatas tuvieron fe en que podran provocar otro cambio con su voto, lo cual explica la pacfica participacin sin precedentes en las elecciones de diciembre del ao pasado", coment Ogutu.

"Esa fe ha sido irreparablemente daada. Puede haber una frgil y momentnea paz, pero no cambiar nada para ellos. Estarn de vuelta en las calles, ms tarde o ms temprano", concluy.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter