Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2008

Sales y soles
La clase turista

Gorka Andraka
Gara


Ana ronda los cuarenta. En unas semanas viaja con su madre. Hace tiempo que se lo haba prometido. Para ella es su primer desplazamiento largo, transocenico. Vuelan a Repblica Dominicana. Antes de partir, en casa, una tarde, Ana abre un atlas, localiza el mapamundi, y con el dedo recorre los miles de kilmetros que separan Bilbao de la isla caribea. Su madre, muy atenta, boquiabierta, piensa y razona: Ahora entiendo porque viajan tanto los jvenes. Hay tantos sitios a los que ir, tanto que ver.

Las vueltas que da la vida. Antes, el pueblo se nos quedaba grande. Ahora, la Tierra, chiquita. El turismo puede considerarse hoy la primera industria del planeta. Un negocio boyante. En 2007, tuvo 898 millones de llegadas internacionales, un 6,2% ms que el ao anterior. Un negocio en auge. Segn la Organizacin Mundial de Turismo (OMT), en 2010, 1.000 millones de turistas visitarn un pas extranjero y, en 2020, sern alrededor de 1.600 millones, casi el doble que ahora.

Los viajes y las vacaciones se han convertido en un fenmeno social arraigado, afirma Francesco Frangialli, secretario general de la OMT. Como los gastos son poco elsticos, las familias estn dispuestas a sacrificar otros gastos en consumo antes que renunciar a viajar. Hay quien habla ya de una nueva civilizacin, la del ocio y el turismo. Para Daniel Wagman, estaramos ante una nueva clase social que existe incluso cuando no viajamos. La forma de caminar por las ciudades, mochila al hombro, de mirar al mundo buscando postales de belleza, de concebir el tiempo y su uso, de tratar a los otros, se ha vuelto turstica. Todo nos convierte, nos guste o no, en Clase Turista.

Viajar a toda costa. Rpido. Lejos. Viajar y escapar. Huir. Olvidar. A cualquier precio, como cuenta el escritor Jess Alonso. Ruptura: Se casaron. l quera ir a Mxico a hacer la ruta del mezcal; ella, desde muy nia, haba deseado pasar la luna de miel en Disneylandia. Viajar para quedarse solo. Nada incluido.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter