Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2008

La historia secreta de otro centro de exterminio de la dictadura
La mquina de la muerte de Cerro Chena

Jorge Escalante
La Nacin



En dicho cuartel operaron al menos dos compaas de fusileros, cada una al mando de un jefe con grado de capitn. De all salieron los oficiales, suboficiales y conscriptos que torturaron y despedazaron a tiros a decenas de aldeanos de Paine.

Cuando el 2 de octubre de 1973 el capitn Luis Corts Villa orden a Juan Quintanilla que preparara el camin y lo llevara al Cerro Chena, para ponerse a disposicin del subteniente Andrs Magaa, la suerte de los 15 campesinos ya estaba echada.

En la Escuela de Infantera, en San Bernardo, haban resuelto asesinarlos la madrugada siguiente en la Cuesta Chada. Fue el aniquilamiento masivo que antecedi a los 22 ejecutados de la quebrada de Los Quillayes, en Rapel, dos semanas despus. El capitn Corts advirti a Quintanilla que no poda fallar, porque ahora la mano estaba dura.

El conductor, que tambin manej despus hacia Rapel, era un civil, del Sindicato de Dueos de Camiones, muy activo en el paro de camioneros contra el Gobierno de Allende. Despus del golpe militar se disfraz de oficial "para cumplir con las reglas", como justifican algunos de los asesinos en sus declaraciones en el proceso por el caso Paine, a cargo del juez Hctor Sols.

En Cerro Chena, cerca de la Escuela de Infantera, oper el cuartel Dos de dicha unidad militar. Despus del golpe militar, este cuartel se convirti en un campo clandestino de prisioneros que poco tena que envidiarle a los de la DINA. Se le conoci como el campo de Cerro Chena, hasta hoy poco percibido pblicamente como rea de represin.

Pero el horror rein all casi al mismo nivel que en la Escuela de Artillera de Linares, aunque tal vez algo menos que en el temible cuartel Simn Bolvar, donde el Grupo Delfn de la Brigada Lautaro elimin cruel y salvajemente a la dirigencia comunista encubierta.

Segn la informacin que hasta ahora ha sido recopilada en la investigacin judicial del proceso Paine, fue del cuartel Cerro Chena del que salieron los oficiales, suboficiales y conscriptos que torturaron y despedazaron a tiros a decenas de aldeanos de Paine y sus alrededores.

All operaron al menos dos compaas de fusileros, cada una al mando de un oficial con grado de capitn. Una de ellas, a cargo del capitn Jorge Romero Campos, con sus distintas secciones, tres o cuatro por compaa, las que eran comandadas por oficiales con grado de teniente o subteniente.

Setenta fueron las vctimas de esa localidad rural; los cuerpos de 29 de ellas fueron recuperados, pero hay otros 41 que continan desaparecidos. Fue, proporcionalmente, la masacre ms grande del pas en relacin a la cantidad de habitantes del lugar.

Todos niegan

Como se sostiene expresamente en algunos autos de procesamiento dictados por los magistrados que han tenido la indagatoria en sus manos el ltimo es el juez Sols , hasta hoy el Ejrcito no admite que Cerro Chena fue un campo de prisioneros, ni menos las atrocidades que all sucedieron.

Tampoco lo reconocen los, al menos, 25 oficiales que en septiembre y octubre de 1973 eran subtenientes y servan en la Escuela de Infantera, y, alternadamente, tambin en Cerro Chena.

As se constata al conocer las declaraciones judiciales formuladas en la bsqueda de los dos subtenientes "fantasmas", que varios reconocen pero que ninguno de ellos nombra, que tomaron parte en la matanza masiva del 16 de octubre de 1973 y, probablemente, tambin en el crimen de Cuesta Chada, ambos operativos liderados por el joven subteniente Andrs Magaa. Todos los oficiales admiten que estuvieron en Cerro Chena y, sin embargo, dicen haberse enterado "por la prensa" que ese fue un campo de prisioneros y que all se violaron los derechos humanos. Casi todos afirman que all slo cumplieron "entrenamiento e instruccin militar".

Al revisar los relatos que estos antiguos tenientes y subtenientes hicieron en el proceso, incluidos aquellos de los cuatro que hoy son generales en activo, todos ellos niegan haber tenido conocimiento de los sucesos ocurridos en Cerro Chena. Sin embargo, al menos uno fue efectivamente parte de una de las secciones de las dos compaas de fusileros que all operaron, lo que, en caso de avanzar el proceso, podra convertirse en otro dolor de cabeza para el Ejrcito, similar al que termin con la salida del general Gonzalo Santelices.

CAMINO a la muerte

Pero fue el propio subteniente Magaa el que, tras sus ltimos mea culpa y el reconocimiento de sus mentiras en la investigacin judicial, destap sin medias tintas la funcin de Cerro Chena como campo de detenidos.

Quien tampoco ocult la siniestra funcin del cuartel fue el subdirector de la Escuela de Infantera, el entonces teniente coronel Pedro Montalva Calvo, quien, en 1979, declar al juez Humberto Espejo que "los detenidos que eran internados en el campo de Cerro Chena se hacan por orden del coronel Leonel K nig Altermann, director de la Escuela de Infantera de San Bernardo".

Ahora se conoce que desde Cerro Chena sali Magaa para matar en Cuesta Chada y Rapel. Desde all parti el camin de Juan Quintanilla, el civil disfrazado de oficial que requiri por Corts Villa. Y desde ese lugar salieron los 20 a 30 subalternos que acompaaron a Magaa en ambas misiones. "Fueron los mismos cada vez, porque ya tenamos experiencia", sostiene el subteniente en el proceso.

Incluso A. G. B., un conscripto adolescente que en 1973 estaba adscrito a Cerro Chena y que integr una de las secciones de fusileros, recuerda la visita de inspeccin que hicieron al lugar el "Lobo" Sergio Arellano Stark y el segundo de la DINA, Pedro Espinoza Bravo. En el proceso, el joven relata que cuando ellos estuvieron se "intensificaron los interrogatorios y torturas". Dato importante, pues cerca de la mitad de las vctimas de Paine encontr la muerte en el fatdico campo de Cerro Chena.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter