Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2008

Consenso de las autoridades para prohibir agrotxicos en Nicaragua

Giorgio Trucchi
Rel-UITA


El problema del uso y abuso de agrotxicos en Nicaragua es algo que ha despertado la preocupacin de muchos sectores de la sociedad, incluyendo a las instituciones que estn directamente vinculadas a la proteccin de la salud humana y el medio ambiente.

La trgica historia de los ex trabajadores azucareros y bananeros del occidente de Nicaragua y su lucha por el respeto de sus derechos, es algo que ya dio la vuelta al mundo, cautivando el inters y la solidaridad nacional e internacional. Sin embargo, representa solamente una pequea expresin de una problemtica mucho ms compleja y amplia.

Es en este contexto que los tcnicos de los ministerios de Salud, Agricultura y Ambiente consensuaron una resolucin para la prohibicin o restriccin de una larga lista de herbicidas, agrotxicos e insecticidas, clasificados entre los ms peligrosos.

Sirel accedi a una entrevista exclusiva con el Dr. Jess Marn, director del Centro Nacional de Prevencin y Control de Sustancias Txicas del Ministerio de Salud (MINSA), para conocer la situacin que se vive en Nicaragua y los contenidos de esta resolucin.

-Cul es la dimensin del fenmeno en trminos de afectaciones e intoxicaciones por agrotxicos?

-En los ltimos aos en Nicaragua las intoxicaciones por agrotxicos se han vuelto una epidemia. Relacionado con eso, tenemos un gran problema con los intentos de suicidio con estos qumicos. La cantidad de fallecidos ha aumentado mucho, pasando de 140 en el 2006 a 207 el ao pasado. Uno de los problemas que hubo es que entr y se vendi sin permiso en todo el pas la Fosfina. Cuando nos dimos cuenta que el nmero de fallecidos y de afectados estaba aumentando, pedimos la intervencin del Ministerio de Agricultura (MAGFOR) y se prohibi totalmente su venta y se decomisaron miles de tabletas. En general, lo que hemos constatado es una muy pobre fiscalizacin sobre la venta de estos agrotxicos y al mismo tiempo, se trata de productos altamente txicos. En el caso de las intoxicaciones por aplicacin de agrotxicos a cultivos, el ao pasado tuvimos una ampliacin de las reas sembradas y tambin un aumento de los periodos de siembra. Esto fue originado por los daos causados por los fenmenos naturales que obligaron a volver a sembrar ms de una vez los cultivos que se haban perdido. Por eso el uso de agrotxicos fue mucho mayor que en los aos pasados. Afortunadamente, los casos de intoxicaciones que detectamos se mantuvieron casi iguales que en los aos pasados, llegando a un total aproximado de 1.265 casos. En esto ayud mucho el programa de capacitacin para usuarios de agrotxicos, el manejo adecuado, los signos de riesgo, la seguridad en la casa y cmo usar las bodegas. En total capacitamos a 22.700 personas y a ms de 250 mdicos en la atencin a personas que llegan a la emergencia por intoxicacin.

-Hay un estudio de la OPS que calcula en un 98 por ciento el subregistro del MINSA en casos de intoxicaciones por agrotxicos. Qu tan cierto es ese dato?

-Fue un estudio descriptivo en el cual llegaron a preguntar a las personas si tenan algn sntoma de intoxicacin y si haban acudido a un Centro de Salud. Es por eso que criticamos estos resultados, porque lo ideal hubiese sido acompaar la entrevista con anlisis de laboratorio para confirmar las declaraciones de las personas entrevistadas. Para calcular el subregistro real hay que tomar en cuenta varios aspectos. De todas las intoxicaciones las que llegan a buscar asistencia son las de moderadas a severas, mientras que las intoxicaciones leves son auto tratadas o auto reversibles y no se registran. Adems, muchas intoxicaciones son atendidas en los servicios privados y en el Seguro Social. Al final creemos que el subregistro real es entre un 10 y 15 por ciento.

-Frente a esta situacin alarmante diferentes ministerios decidieron estudiar una nueva resolucin. De qu se trata exactamente?

-Tenemos aos de querer sacar una resolucin que prohiba los agrotxicos que ms daos provocan a la salud y al medio ambiente. En todo el ao pasado estuvimos trabajando con el MAGFOR y el MARENA, y en el pasado mes de diciembre se consensu la forma tcnica de una resolucin ministerial, la cual ya se pas al Ministro de Agricultura para su publicacin.

-Cules son los elementos novedosos de esta resolucin?

-Lo que buscamos es prohibir el Metil Paration y el Metamidofos, mientras que el Etoprofos ya est prohibido. Queremos tambin restringir totalmente la venta libre de Paraquat, Fosfina, Endosulfan, Clorpirifos y con eso completar la resolucin anterior que se sac hace cuatro aos. Hay otros cincos productos que ya casi no tienen presencia en Nicaragua por falta de importacin, que son Aldicarb, Carbofuran, Monocrotofos, Metomil y Terbufos. En el caso de los 17 agrotxicos que conforman la docena sucia 1 ya estn totalmente prohibidos 2 .

-Uno de los problemas que diferentes organizaciones han sealado no es slo que haya una resolucin que prohba o restrinja la venta de esos productos, sino la falta de mecanismos de fiscalizacin y de control para que estas resoluciones se cumplan. Qu tipo de medidas van a implementar?

-El principal instrumento que trae la resolucin es que la fiscalizacin no va a ser slo del MAGFOR. El problema que tuvimos en el pasado es que el MAGFOR es la nica institucin que tiene el mandato de la ley para ir a fiscalizar, mientras que ahora van a participar tambin el MINSA y el MARENA. Ahora tambin estas instituciones van a tener esta potestad.

-Van a contar tambin con el apoyo de las fuerzas policiales para controlar la entrada ilegal en el pas de estos qumicos?

-Esta es una de las grandes falsedades que tenemos. Lo que entra en el pas y lo que se vende ya est debidamente registrado y la cantidad de contrabando es mnima. El verdadero problema es la venta ilegal y el mismo sistema de cmo se trabaja en Nicaragua para vender agrotxicos es una total barbaridad. Hay aproximadamente 15 empresas que importan y tienen representacin en las principales ciudades. Solamente 5 de ellas llegan a todos los Departamentos y solo 1 tiene representacin en todos los municipios. Pero al final en cada municipio hay por lo menos 50 vendedores de agrotxicos, de los cuales solo el 20 por ciento est registrado. Estos son compradores de las grandes empresas importadoras, las cuales prefieren vender el producto en Managua y que se los lleven para los municipios, no importa a quien despus se los venda. Es por eso que la mayora de las ventas a nivel local son ilegales.

-Qu se puede hacer frente a esta situacin?

-Es lo que mandata la nueva resolucin, o sea que podrn vender agrotxicos slo los que estn legalizados. A los otros se les va a cerrar la actividad y decomisar el producto. En este caso van a intervenir diferentes sujetos, como la alcalda y la fuerza pblica.

-Otro gran problema es qu se va a hacer con todos estos agrotxicos decomisados, porque para su eliminacin se necesita de una tecnologa con la que Nicaragua no cuenta y que adems, es muy costosa.

-Actualmente tenemos aproximadamente 5 toneladas de qumicos y no sabemos que hacer con ellas. El MARENA tiene contactos para enviarlas a Finlandia a travs de un proyecto para su eliminacin, pero es un problema que se va a presentar todos los aos. Lo ms importante ahora es comenzar a arreglar todo el sistema. Por ejemplo, la ley mandata que sea el dueo de estos agrotxicos a cargar con los costos de su eliminacin, pero con este sistema de venta el producto se va a decomisar en los municipios a vendedores que no tienen representacin arriba.

-Hay instancias muy importantes, como son el Comit de Seguridad Qumica y la Comisin Nacional de Agrotxicos, que tengo entendido no se han reunido todava desde que asumi el nuevo gobierno. A qu se debe este atraso?

-El Comit de Seguridad Qumica lo dirige MARENA y ya hubo una primera reunin en enero y tenemos previsto darle seguimiento en este mes. La que no se ha reunido es la Comisin Nacional de Agrotxicos, donde estn tambin las organizaciones de la sociedad civil. Ha sido un problema de burocracia y de actualizacin de los representantes de cada ministerio, que todava no se ha dado. Nosotros hemos solicitado esta reunin, pero por el momento no se pudo.

-Cuando hablamos de agrotxicos no podemos dejar de mencionar los casos de los afectados del Nemagn y de la Insuficiencia Renal Crnica (IRC). Qu se ha hecho en este primer ao de nueva administracin de Salud?

-Como MINSA nos toca dar atencin y tambin participar en las actividades de Salud Ocupacional del MITRAB y en las investigaciones que se estn haciendo, pero el presupuesto no siempre nos lo permite. En cuanto a la IRC, logramos hacer lo que nunca se hizo en el pasado. Cinco hospitales -Len, Chinandega, Estel y dos en Managua- estn preparados para tratar con dilisis y hemodilisis lo casos que se presentan. Hay capacidad para tratar 30 pacientes semanales en cada uno de estos hospitales y suficiente medicamentos para cumplir con la demanda. Pero el problema es que la gente no quiere llegar porque le tiene terror a la dilisis y tiene la razn. En los aos anteriores se les ofreca la dilisis intermitente por crisis y se atendan solamente los casos en fase terminal, evitando que fallecieran en este preciso momento. Lo que se est ofreciendo ahora es darles la dilisis antes de que lleguen a esta etapa y estamos hablando de un tratamiento tres veces a la semana, llegando hasta la casa de las personas para darles seguimiento y tambin el tratamiento.

Otra cosa que se hizo es un estudio de la situacin de todos los pacientes. Lo que detectamos es que slo entre el 5 y el 7 por ciento necesita dilisis y calculamos unas 200 a 300 personas que podramos perfectamente atender, pero en nuestros centros no estamos atendiendo a esta cantidad de personas, porque, a pesar de estarlos invitando, no llegan. El restante 95 por ciento necesita solamente de tratamiento mdico, pero como estn en una fase inicial y se sienten bien, tampoco llegan. Existe una gran desinformacin y desconfianza hacia el sistema de Salud y en este caso necesitamos tambin de la ayuda de la sociedad civil, para que se informe a la gente de esta nueva oportunidad.

-Existe la posibilidad de detectar exactamente la causa de esta epidemia de IRC?

-Necesitamos de la ayuda de los afectados, porque en la fase inicial de la enfermedad hay la posibilidad de detectar exactamente cul fue la causa. Pero no estn llegando. La UNAN Len est desarrollando una investigacin para detectar nuevos casos y se han encontrado con el mismo problema.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter