Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2008

Washington y Bogot contra Hugo Chvez

Salim Lamrani
Rebelin

Revisado por Caty R.




La hostilidad de la administracin Bush hacia el gobierno venezolano ha marcado un nuevo hito, el 19 de enero de 2008, con las declaraciones del zar antidroga estadounidense John P. Walters. En efecto, durante una visita a Colombia, acus al presidente Hugo Chvez de haberse convertido en un gran facilitador del trfico de cocana hacia Europa y otras partes del hemisferio. Este nuevo ataque contra el ms popular de los lderes latinoamericanos, lejos de ser gratuito, forma parte de la estrategia de satanizacin de la administracin bolivariana orquestada por la Casa Blanca con el fin de justificar una accin ms radical contra Venezuela. Ahora, Washington y Bogot intentan vincular a Caracas con el narcotrfico internacional con el fin de empaar la imagen del presidente Chvez (1).

Ataques a Venezuela

Algunos das despus, el 24 de enero de 2008, el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, declar que al menos tres jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) vivan en Venezuela, sin dar ms detalles. Al mismo tiempo, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, acus al alcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino, de proporcionar armas a la guerrilla colombiana y ms concretamente al Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN), basndose en un vdeo que se revel falso. Lejos de dar marchar atrs, incluso afirm que el alcalde venezolano sera capturado y llevado a Colombia (2). Por su parte, Di Martino denunci un montaje que revela el plan que tienen Estados Unidos [...] y el gobierno colombiano de desencadenar un proceso de desestabilizacin en la frontera venezolana (3).

Los servicios de inteligencia colombianos tambin acusaron a Venezuela de abastecer de municiones a las FARC y al ELN, al comps de las declaraciones del Departamento de Defensa de Estados Unidos (4). La oposicin venezolana sigui la lnea de Washington y Bogot. Una ex responsable de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), Mildred Camero, declar que supuestos narcotraficantes estaban protegidos por autoridades venezolanas y actuaban con absoluta libertad (5).

El punto comn de todas estas acusaciones es la carencia absoluta de pruebas o hechos concretos que apoyen las diversas declaraciones. El presidente Chvez denunci las maniobras colombianas y estadounidenses: Yo alerto al mundo de lo siguiente: el imperio norteamericano est creando las condiciones para generar un conflicto armado entre Colombia y Venezuela, subray. En menos de una semana vino el jefe de las fuerzas armadas del imperio a Colombia, [seguido por] el zar antidroga para decir que soy el gran facilitador del narcotrfico, agreg, criticando al mismo tiempo las declaraciones de ministro de Defensa colombiano (6).

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, tambin puso en guardia a la comunidad internacional ante el peligro que representa la actual campaa destinada a vincular a Venezuela con el narcotrfico. Estados Unidos est utilizando el territorio colombiano [...]. Es un pas que est ocupado militarmente por Estados Unidos, para tratar de quebrar y romper este espacio que se est abriendo en Amrica Latina, seal. Esperamos que el pueblo colombiano pueda frenar esta actitud de [su] gobierno [...] y que no cometa la locura de provocar un enfrentamiento (7).

lvaro Uribe y la Drug Enforcement Agency implicados en el narcotrfico

En realidad, el nico alto dirigente que est implicado en el trfico de drogas es el presidente colombiano lvaro Uribe, como lo demuestra una fuente libre de toda sospecha: un informe de inteligencia del Departamento de Defensa de Estados Unidos de septiembre de 1991 que detalla las relaciones de Uribe con el cartel de Medelln y los paramilitares. Segn ese documento confidencial, que da una lista de 104 delincuentes, asesinos, traficantes y abogados sospechosos, tiene entre ellos a lvaro Uribe, un poltico y senador colombiano que colabora con el cartel de Medelln. El informe aade que Uribe estuvo ligado a un negocio implicado en actividades de narcotrfico en Estados Unidos [...], ha trabajado para el cartel de Medelln y es amigo personal de Pablo Escobar Gaviria (8).

Un memorndum elaborado por el abogado del Departamento de Justicia de Estados Unidos Thomas M. Kent, revela tambin que la Agencia de lucha contra la droga (Drug Enforcement Agency DEA), que forma parte del Departamento de Justica, ha colaborado regularmente con los narcotraficantes colombianos y los paramilitares y que sus funcionarios son agentes corruptos de la guerra contra la droga. Este documento es una acusacin implacable contra la DEA y afirma, entre otras cosas, que numerosos funcionarios estn al servicio de los narcotraficantes colombianos, que son cmplices en los asesinatos de informadores y estn implicados directamente en las operaciones de lavado de dinero de los escuadrones de la muerte. El memorndum aade que los agentes corruptos gozan de la proteccin de las ms altas instancias gubernamentales (9).

El memorndum de Kent, del 19 de diciembre de 2004, se basa en las declaraciones de agentes de la DEA en Florida, apartados del servicio por denunciar los casos de corrupcin. Segn el abogado estadounidense, dichos agentes han tenido que afrontar enormes riesgos para sus carreras, su seguridad y la seguridad de sus familias por revelar los nombres de quienes estaban directamente involucrados en la actividad criminal en Bogot y Estados Unidos (10).

Segn Kent, un agente de la DEA estuvo implicado en una actividad criminal por colaborar con los escuadrones de la muerte de la organizacin paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), responsable de varios miles de asesinatos. El memorndum expone su implicacin en el lavado de dinero para las AUC. Lejos de ser llevado ante la justicia, este agente fue ascendido y ahora se ocupa de numerosas investigaciones de narcticos y de lavado de dinero. El abogado afirma que los funcionarios del Departamento de Justicia archivaron el caso comprometedor. En junio de 2004, la OPR [Office of Professional Responsability, que es una rama de la DEA] y la propia DEA [] pidieron al agente encargado del caso que les proporcionara toda la informacin [...]. Una semana despus, la investigacin sobre el lavado de dinero fue cerrada (11).

El memorndum de Kent detalla tambin tres casos que implican a agentes de la DEA en Colombia. Los funcionarios en cuestin formaron parte de una conspiracin para asesinar a informadores que confesaron. Hicieron revelaciones asombrosas sobre agentes de la DEA en Bogot. Afirmaron que los agentes los haban asistido en sus actividades de narcotrfico. Sealaron de manera especfica que los agentes les proporcionaban informacin sobre las investigaciones y otras actividades en Colombia, escribi el abogado. Los agentes de Bogot se reunieron despus con el informador autor de la confesin. Despus de la reunin, fue asesinado, afirma el memorndum. Otros informadores [...] que trabajaron con el grupo de la DEA en Florida tambin fueron asesinados. Cada asesinato estuvo precedido por una peticin de identificacin por parte de un agente de la DEA (12).

Los agentes de la DEA en Bogot tambin impidieron que varios informadores viajaran a Estados Unidos para testificar. Mientras estaban encargados de ocuparse de su viaje, los funcionarios de Bogot procedieron a su detencin. El memorndum enfatiza que los informadores permanecieron detenidos durante nueve meses mientras llovan las acusaciones. Una vez que se pudo demostrar que los agentes de Bogot mentan, los informadores fueron liberados. Uno de ellos fue secuestrado y asesinado en Bogot, donde se esconda (13).

Por otra parte, los agentes de la DEA en Colombia impidieron que un informador se reuniera con agentes que vinieron de Florida en el marco una investigacin que les concerna. No escatimaron medios. Un agente de Bogot viaj a Washington y afirm esta vez que el informador era pederasta. La investigacin se clasific. Se requiri al agente para que demostrara su informacin pero no pudo aportar ninguna prueba (14).

La dudosa legitimidad moral de Washington y Bogot

Las revelaciones del abogado Kent son abrumadoras tanto para Colombia como para Estados Unidos y ponen muy en duda su legitimidad moral para erigirse en jueces. En cuanto a Uribe, el informe del Departamento de Defensa es implacable contra l y demuestra su implicacin en el crimen organizado y en el narcotrfico internacional.

Uribe no es el nico mandatario de Colombia implicado en el trfico de narcticos. Un general del ejrcito colombiano retirado, Pauselino Latorre, ex jefe de los servicios de inteligencia, as como su sobrino Leobardo Latorre, ex fiscal de la unidad de antinarcticos de la Fiscala, fueron arrestados en enero de 2008 por lavado de dinero, por importe de un milln de dlares, y asociacin con las mafias de la droga. Haban elaborado un sistema para enviar importantes cantidades de cocana (diez toneladas al mes) no slo a Estados Unidos sino tambin a Europa y frica (15).

Una realidad diferente

Conviene recordar algunos elementos indispensables sobre la problemtica del narcotrfico y arrojar luz sobre la campaa de desprestigio contra Venezuela que han lanzado Washington y Bogot. En efecto, el mayor productor de cocana y el consumidor ms importante de esta sustancia en el mundo no es Venezuela, sino Colombia. Detrs, Estados Unidos sigue siendo el ms importante consumidor de drogas del planeta y jams ha actuado contra las instituciones financieras implicadas en el lavado de dinero procedente del narcotrfico (16).

La administracin Bush intenta convencer al mundo de que Venezuela se est convirtiendo en el centro mundial del narcotrfico. El Departamento de Estado ubic por tercer ao consecutivo a Venezuela en la lista de pases que han fracasado en la lucha contra el narcotrfico. No obstante, el informe mundial de las Naciones Unidas de 2007 sobre las drogas contradice estas afirmaciones:

Se informa a menudo de que las remesas con destino a Espaa pasan por Venezuela, Brasil y cierto nmero de otros pases, incluidos Ecuador, Repblica Dominicana, Argentina y, como nueva tendencia, Mxico. Sin embargo, la tendencia principal en los ltimos dos o tres aos ha sido el envo de cocana a frica occidental, por lo general a las aguas situadas ante las costas de Cabo Verde, Guinea Bissau y las Islas Canarias, as como a diversos pases del Golfo de Guinea, como Ghana, Costa de Marfil, Togo, Nigeria, y ms hacia el oeste a Guinea, Sierra Leona y Liberia para su posterior entrega en Europa (17).

Por otra parte, se reconoce la labor de Venezuela por su activa lucha contra el narcotrfico. Desde la ruptura de la colaboracin con la DEA en 2005, las autoridades bolivarianas pasaron de 43,25 toneladas incautadas en 2004 a 77,52 toneladas en 2005. En Venezuela, la DEA fue responsable de actividades conspirativas y de espionaje a favor de la oposicin golpista. La DEA tambin hizo burla en varias ocasiones de la legislacin venezolana procediendo al arresto de varios individuos, competencia exclusiva de las autoridades del pas. Caracas haba denunciado una flagrante violacin de la soberana nacional y una puesta en peligro de la seguridad y la defensa de la nacin (18).

Por fin, resulta difcil acusar a las autoridades venezolanas de laxitud o inmovilidad en la lucha contra el narcotrfico. En efecto, segn la Oficina Nacional Antidrogas, en 2007, se incautaron 57 toneladas de drogas y 53 aviones en el territorio nacional. Se destruyeron trece laboratorios de produccin de cocana cerca de la frontera colombiana y 60 pistas de aterrizaje clandestinas. Adems, se estn desmantelando otras 126 pistas. Se incautaron ms de 178 toneladas de sustancias qumicas, as como 23 inmuebles, 25 embarcaciones, 18 aviones, 53 fincas y 106 vehculos utilizados en esta actividad criminal. Venezuela tambin procedi a la extradicin de tres individuos hacia Colombia en marzo y abril de 2007, respondiendo favorablemente a una peticin del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de este pas. Un ciudadano estadounidense tambin fue deportado, despus de una peticin de Washington (19).

Venezuela ha invertido 480 millones de dlares en la instalacin de radares que permiten controlar el espacio areo nacional y especialmente la frontera con Colombia. Ms de 380 funcionarios de los servicios de seguridad del Estado dedican su tiempo a vigilar los eventuales trficos ilegales y analizar imgenes satelitales para detectar los cultivos ilegales. En diciembre de 2007, se efectuaron al menos 14 vuelos de inspeccin sobre la zona fronteriza (20).

Las instituciones internacionales tales como las Naciones Unidas, pero tambin la Organizacin de Estados Americanos, alabaron los esfuerzos venezolanos en la lucha contra el narcotrfico, particularmente en cuanto a la utilizacin del Sistema Interamericano de Datos Uniformes sobre el Consumo de Drogas, la aplicacin de programas de prevencin, la realizacin de investigaciones nacionales, la creacin de un registro nacional de sustancias qumicas que hay que controlar, la promulgacin de la ley orgnica contra el crimen organizado, la erradicacin sistemtica de cultivos de drogas y la ratificacin de varios convenios internacionales de lucha contra las drogas (21).

As, el informe de 2007 de la Comisin Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) reconoce los esfuerzos realizados por Venezuela. Caracas tambin firm 50 acuerdos bilaterales, con 37 pases, relativos a la lucha contra el narcotrfico. La Oficina Nacional Antidroga recibi, por su eficacia, distinciones de la mayora de los pases de la regin y tambin de naciones tales como Espaa, Reino Unido o los Pases Bajos (22).

El gobierno bolivariano tambin ha elaborado una estrategia nacional para luchar contra el narcotrfico construyendo tres aeropuertos en Maracaibo, Margarita y La Guaira, que sern los nicos puntos de entrada y salida para los aviones privados y permitirn as ejercer un mejor control del flujo areo. Se ha instalado un sistema de identificacin (IFF) que permite seguir el rastro de los aviones que entran ilegalmente en el espacio areo del pas. Se ha creado una red nacional antidroga que implica al conjunto de los servicios sociales de la nacin. Finalmente, Caracas ha lanzado un innovador plan quinquenal (2008-2013) para mejorar la lucha contra el crimen organizado con un control ms adecuado de las vas martimas y areas (23).

Conviene recordar que Estados Unidos, que pretende abanderar una guerra mundial contra el trfico de sustancias ilegales y que acusa Venezuela de falta de cooperacin en este campo, impidi que el gobierno bolivariano adquiriera aviones espaoles indispensables para la vigilancia de las fronteras, pues stos contenan componentes estadounidenses. Washington tambin prohibi, por las mismas razones, que Brasil vendiera 24 aviones Tucanos a Caracas, que se iban a utilizar en la lucha contra el narcotrfico. Por fin, la administracin Bush decidi retirar dos radares de vigilancia que se encontraban en suelo venezolano (24).

La doble moral de Washington y las amenazas de Bogot

Como se puede constar fcilmente, la Casa Blanca no tiene ninguna autoridad moral para estigmatizar a Venezuela en la cuestin de la lucha contra la droga. La credibilidad de Washington deja mucho que desear y por eso las llamadas del Departamento de Estado y su portavoz, Thomas A. Shannon, para retomar el dilogo sobre este asunto no pueden ser tomadas en serio (25).

Adems, Caracas jams ha ninguna mostrado ambigedad con respecto a este asunto, al contrario, ha sido muy clara: El narcotrfico es una actividad criminal de consecuencias inmorales y trgicas. Aporta millones de dlares a los carteles de la droga, pero destruye fsica y moralmente a millones de seres humanos que pueblan la tierra. La lucha contra el narcotrfico es una obligacin tica (26).

Hugo Chvez reiter su advertencia ante una eventual ofensiva colombiana contra Venezuela. Los servicios de inteligencia de los pases de la regin confirmaron sus sospechas (27). El presidente anunci que las fuerzas armadas estaban en estado de alerta pues es posible que Colombia se preste a una accin militar contra Venezuela pero se arrepentira por cien aos (28) Yo acuso al gobierno de Colombia de conspirar, actuando como una marioneta del imperio norteamericano, y de planificar una provocacin militar contra Venezuela (29). Por su parte, Washington neg semejante posibilidad (30).

Durante una reunin con los familiares de los rehenes colombianos, el canciller venezolano Nicols Maduro reiter su deseo de mantener relaciones cordiales y pacficas con Colombia y brind modestamente su contribucin a favor de la liberacin de todos los secuestrados y de la paz. Por cierto, las FARC acaban de anunciar la liberacin unilateral de otras tres personas (31).

La campaa de desinformacin que ha lanzado la Casa Blanca y que Bogot ha secundado, no tiene otro objetivo que empaar la imagen del gobierno venezolano. En efecto, Washington no acepta ver a una nacin del subcontinente librarse de su tutela y reivindicar su independencia.

Notas

(1) The Associated Press, Venezuela rechaza acusacin de zar antidrogas de EEUU, 21 de enero de 2008.

(2) Agencia Bolivariana de Noticias, EEUU crea condiciones para generar conflicto entre Venezuela y Colombia, 26 de enero de 2008.

(3) Agencia Bolivariana de Noticias, Di Martino: El vdeo es un montaje, 26 de enero de 2008.

(4) Gonzalo Guilln, Acusan a Chvez de suministrar balas a las FARC y el ELN, El Nuevo Herald, 21 de enero de 2008.

(5) The Associated Press / El Nuevo Herald, Ex jefa antidrogas denuncia apoyo a narcos en Venezuela, 4 de febrero de 2008. Ver tambin The Associated Press / El Nuevo Herald, Denuncian proteccin de narcos en Venezuela, 3 de febrero de 2008.

(6) The Associated Press / El Nuevo Herald, Chvez: EEUU propicia conflicto armado Colombia-Venezuela, 26 de enero de 2008.

(7) Ibid.

(8) Agencia Bolivariana de Noticias, EEUU conoce vnculos del presidente de Colombia con el narcotrfico y el paramilitarismo, 23 de enero de 2008.

(9) Agencia Bolivariana de Noticias, DEA colabora con narcos y paramilitares en Colombia, 25 de enero de 2008.

(10) Bill Conroy, Leaked Memo: Corrupt DEA Agents in Colombia Helps Narcos and Paramilitaries. Internal Justice Dept. Document Alleges Drug Trafficking Links, Money Laudering and Conspiracy to Murder, The Narco News Bulletin, 9 de enero de 2006. http://www.narconews.com/docs/ThomasKentMemo.pdf (sitio consultado el 10 de febrero de 2008).

(11) Ibid.

(12) Ibid.

(13) Ibid.

(14) Ibid.

(15) Agencia Bolivariana de Noticias, General y ex fiscal colombianos arrestados por pertenecer a mafia de la droga, 25 de enero de 2008.

(16) Agencia Bolivariana de Noticias, Discurso del Embajador Jorge Valero, viceministro para Amrica del Norte y Asuntos Multilaterales y Representante permanente de Venezuela, ante el Consejo Permanente de la OEA, 23 de enero de 2008.

(17) Oficina contra la Droga y el Delito, 2007, Informe Mundial sobre las Drogas, Naciones Unidas, 2007, p. 81. http://www.unodc.org/documents/wdr/WDR_2007/WDR%202007_Spanish_web.pdf (sitio consultado el 10 de febrero de 2008).

(18) Agencia Bolivariana de Noticias, Discurso del Embajador Jorge Valero, Viceministro para Amrica del Norte y Asuntos Multilaterales y Representante Permanente de Venezuela, ante el Consejo Permanente de la OEA, op. cit.

(19) Ibid.

(20) Ibid.

(21) Ibid.

(22) Ibid.

(23) Ibid.

(24) Ibid. Ver tambin: The Associated Press / El Nuevo Herald, Venezuela instalar nuevos radares para combatir narcotrfico, 24 de enero de 2008.

(25) Nstor Ikeda, EEUU invita otra vez a Venezuela a ir al dilogo, The Associated Press / El Nuevo Herald, 23 de enero de 2008.

(26) Agencia Bolivariana de Noticias, Discurso del Embajador Jorge Valero, Viceministro para Amrica del Norte y Asuntos Multilaterales y Representante Permanente de Venezuela, ante el Consejo Permanente de la OEA, op. cit.

(27) Agencia Bolivariana de Noticias, Presidente advierte que Colombia pudiera estar preparando ofensiva contra Venezuela, 3 de febrero de 2008.

(28) The Associated Press / El Nuevo Herald, Chvez: Militares en alerta ante posible amenaza de Colombia, 2 de febrero de 2008.

(29) Jorge Rueda, Chavez: Colombia Plans Aggression, The Associated Press, 26 de enero de 2008.

(30) The Associated Press / El Nuevo Herald, Subsecretario de EEUU descarta conflicto armado Venezuela y Colombia, 23 de enero de 2008.

(31) Agencia Bolivariana de Noticias, Canciller Maduro reiter el compromiso del Gobierno de Venezuela con la paz, 5 de febrero de 2008.

Salim Lamrani es profesor, escritor y periodista francs especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Ha publicado los libros: Washington contre Cuba (Pantin: Le Temps des Cerises, 2005), Cuba face lEmpire (Genve: Timeli, 2006) y Fidel Castro, Cuba et les Etats-Unis (Pantin: Le Temps des Cerises, 2006). Acaba de publicar Double Morale. Cuba, lUnion europenne et les droits de lhomme (Paris: Editions Estrella, 2008). Contacto: [email protected]

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Tlaxcala y Cubadebate. Este artculo se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la revisora y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter