Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-02-2008

Los parasos fiscales
Bases pirticas del capitalismo mundial

Juan Erre
Rebelin




"Es necesario comprender que la guerra que se lleva a cabo contra los trabajadores es una verdadera guerra. Los restringidos crculos de la lite financiera posee una conciencia de clase extremadente marcada. Ellos consideran desde hace mucho tiempo que estn luchando en una guerra de clases muy ruda, pero no quieren que esto se sepa".
Noam Chomsky. Propaganda y control del espritu pblico.


El ao pasado, las Islas Vrgenes britnicas, invirtieron ms en China que Japn o los Estados Unidos. La Isla Mauricio fue, de largo, el primer inversor en la India. Los parasos fiscales son estados fantoches ligados a las metrpolis coloniales o territorios autnomos de las mismas, en los que las leyes relativas al control de los capitales no existen o estn sujetas a excepcin. Estos territorios, tericamente soberanos, funcionan bajo la autoridad formal de monarcas de opereta o de un consejo gestor, frecuentemente ligado al ncleo duro del capital mundial. Los mtodos de lavado de capital y fraude son innumerables para ser enunciados en este breve artculo, pero el inters fundamental de los leviatanes financieros globales consiste en establer empresas filiales puramente nominales que acumularn billones de dlares libres de impuestos mediante la tcnica llamada de "precio de transferencia" entre las diferentes empresas de un mismo grupo.

Segn Simon J. Pack (Los parasos fiscales, pilares de la mundializacin econmica), una encuesta realizada en 2005 por la firma Ernst & Young sobre 476 multinacionales repartidas en 22 pases, afirma que las estrategias de precio de transferencia estn en el ncleo de la poltica fiscal del 77% de ellas. El 68% (43% en el ao 2000) de las empresas, declara integrar esta estrategia desde la fase de concepcin de sus productos. Este sistema sirve en primer trmino para evadirse del impuesto sobre el beneficio, pero tambin para enmascarar deudas, presentando a los inversores potenciales un balance ms atractivo que la situacin real.

El 37% del stock de inversin al extranjero de las empresas europeas se sita en parasos fiscales. El 47% de las inversiones extranjeras en Francia proviene de un paraso fiscal. Al final del ao 2004, el Presidente Bush propuso una amnista fiscal (5.25% en vez del 35% de impuesto sobre el beneficio) a las empresas que desearan repatriar a los Estados Unidos una parte de sus beneficios ocultos. Estos porcentajes no cesan de aumentar, lo que da indicios de la creacin de bnkers financieros mundiales, enemigos de cualquier idea de reparticin de la riqueza y de la existencia misma del concepto de tesoro pblico. En efecto, para evitar la fuga de capitales, los gobiernos se ven forzados a bajar la imposicin de las empresas para hacerse atractivos al capital, lo que ahoga an ms el estado de los hospitales, saneamiento, educacin y vivienda de los parias que cuentan con su fuerza de trabajo como nico valor atractivo al capital. Por el contrario, un gobierno que se enfrentara a los ataques pirticos de los magnates financieros, no tardara en sentir en sus carnes toda la presin que el capital puede ejercer en concepto de amenaza armada y propagandstica.

As, en el seno de la Unin Europea, la tasa de imposicin sobre las empresas ha pasado del 35% en 1955, al 25,5% en el 2005. A la inversa, la tasa de imposicin sobre el trabajo se mantiene en el 36% para el mismo perodo. Los ingresos sobre el benefico de las empresas en los Estados Unidos representan hoy la mitad de su nivel de los aos 60.

Bill Gates, en contra de la imagen de filntropo de la que pretende dotarse, hace perder cada ao 500 millones de dlares al fisco yanqui. Las Islas Caimn son la sede del 80% de los Hedge Funds o fondos de inversin especulativos, esas gigantescas masas de capital que dirigen la poltica internacional. El Presidente del Consejo Rector de este "estado", en realidad dependiente an de la Corona britnica, seor Richard W. Rahn, dirige a su vez el Discovery Institut, con sede en Seattle, una de las unidades de guerra psicolgica articuladas por el imperio contra el "Eje del Mal". La soberana de estos reductos filibusteros se vende literalmente a abogados que cuentan con gran influencia sobre la legislacin local y que pueden obtener lo que deseen en una semana.

Pero tirando un poco del hilo, llegamos a la conclusin de que el principal paraso fiscal del planeta es hoy la plaza financiera de Londres, en la gran tradicin pirtica inglesa. En efecto, de los diez requisitos generalmente aceptados para ser considerado como paraso fiscal, Londres cumple con todos, a saber: Imposicin dbil o nula para los no residentes, secreto bancario reforzado, secreto profesional blindado, procedimiento de registro simplificado, libertad total de movimieno de capitales internacionales, rapidez de implantacin, apoyo de una slida estructura financiera, estabilidad econmica y poltica, buena imagen de marca y red de acuerdos bilaterales con otros parasos fiscales y potencias mundiales. No es pues de extraar la regular implicacin de establecimientos londinenses en operaciones financieras dudosas.

Es evidente pues, que la existencia de parasos fiscales es un instrumento imprescindible para el capital, creados y protegidos por los principales pases que lo sirven, es decir, los Estados Unidos y Gran Bretaa y sus satlites. Nada podra resultarles ms mortfero que un ataque coordinado contra estos tumores supurantes de corrupcin.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter