Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-02-2008

Entrevista con Diosdado Toledano, polticamente despedido de SEAT y en huelga de hambre
"SEAT pretende una limpieza sindical, imponer un clima de temor y endurecer las condiciones de trabajo"

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Tres trabajadores de SEAT iniciaron una huelga de hambre hace unas dos semanas. Uno de ellos ha tenido que ser atendido en un hospital. Los dos trabajadores restantes prosiguen su lucha, una lucha que debera ser de todos, de toda la ciudadana y debera remover consciencias acomodadas y algo descuidadas.

Llevan casi dos semanas sin ingerir alimentos. Reclaman algo tan elemental como que los acuerdos pactados se cumplan y que puedan reingresar a su puesto de trabajo. La dignidad y la solidaridad obreras no pueden ser palabras vacas de manifiestos mal ledos.

Para dar cuenta del proceso, de su evolucin y de la actual situacin, hemos conversado con Diosdado Toledano, un trabajador de SEAT que fue injustamente despedido, polticamente despedido para ser ms exacto, y que permanece a da de hoy en huelga de hambre.

En un correo urgente, el compaero Toledano me ha transmitido esta misma tarde la siguiente nota: () Es posible que hoy haya acontecimientos, pues estaba previsto una reunin entre el Presidente [de SEAT] y los dirigentes de UGT y CCOO. En todo caso, la entrevista puede ser publicada. Slo variara el final o habra que hacer un nuevo artculo actualizando el desenlace. Te adjunto la hoja que hemos distribuido hoy para ubicarte mejor. Saludos fraternales. Diosdado (Sobre esta nota de urgencia de Toledano, vase anexo 4: COMUNICADO URGENTE SOBRE EL COMPROMISO ADOPTADO POR EL PRESIDENTE DE SEAT EN LA REUNIN CON DIRIGENTES DE UGT Y CCOO CELEBRADA HOY 18 DE FEBRERO. La huelga contina hasta conseguir plenas garantas de admisin, sin exclusiones, de todos los despedidos. Redoblemos la solidaridad!).

* * *

Si te parece podramos hacer un poco de historia para comprender vuestra huelga de hambre. Cmo se produjo vuestro despido y el de unos 600 trabajadores ms?

Tras la unitaria, masiva y combativa movilizacin de los trabajadores/as contra el ERO presentado por la Direccin de SEAT, los representantes de UGT y CCOO en el Comit Intercentros se descolgaron con un acuerdo que rompa el compromiso adquirido con CGT y el conjunto de la plantilla de rechazar el ERO (Expedient de Regulaci dOcupaci) y por tanto cualquier despido. En este acuerdo se aceptaba, por primera vez en SEAT, el despido forzoso de 660 trabajadores/as. Tambin se contemplaba un Plan social de dos aos de duracin en el cual se daba la opcin a los trabajadores despedidos a optar por el reingreso al final del plazo o bien a desvincularse de SEAT con una indemnizacin. Pero la opcin de reingresar no estaba plenamente garantizada para el trabajador puesto que la Empresa se reservaba la potestad de no proceder al reingreso y aplicar una indemnizacin complementaria. Indemnizacin que entre los trabajadores de ms edad se encontraba muy por debajo -tope de 24 mensualidades- de lo que seala la ley para el despido improcedente, en la que el tope es de 45 mensualidades.

La firma del acuerdo dio va libre a la autorizacin del ERO por el Departament de Treball. En la salida a este conflicto jug un papel decisivo la actual Consellera de Treball Sra. Mar Serna, en aquel entonces Directora de Relaciones Laborales. A continuacin la Direccin de SEAT dispuso de un plazo para confeccionar la lista de 660 despidos. En la seleccin de la lista participaron los principales dirigentes de UGT y CCOO con el objetivo declarado en reuniones sindicales de salvar a sus amigos, quienes fueron sustituidos en la lista por otros trabajadores. Es conocido, ampliamente conocido, que esos dirigentes aprovecharon la ocasin para deshacerse de afiliados incmodos o reivindicativos de sus propios sindicatos y tambin para ejecutar, en connivencia con la Empresa, una limpieza de afiliados a CGT.

La direccin de SEAT, segn creo, extendi la limpieza a otros colectivos.

Efectivamente. La direccin de SEAT extendi la limpieza a otros colectivos de personal menos disponible para la produccin: disminuidos fsicos, mujeres embarazadas, etc.

Qu ambiente se respiraba en SEAT? Los trabajadores estaban a favor del acuerdo que se haba firmado?

Aquellos das un expectante silencio inundaba las fbricas de SEAT. Algunos delegados se vanagloriaban ante tal o cual compaero que su gestin les haba salvado de la lista. Desgraciadamente otros ocupaban su lugar. La tensin se palpaba en los talleres y oficinas conforme se acercaba el da fatdico en que se comunicaran los despidos.

El ltimo da de trabajo antes de las vacaciones de final de ao la Empresa distribua la carta del despido a la lista de 660 trabajadores/as. Las escenas de angustia y tristeza dieron paso a la indignacin. Una huelga espontnea de cabreo y solidaridad se extendi por los talleres y se prolong en los tres turnos. Los delegados de UGT y CCOO desaparecieron por ensalmo.

Esa fue entonces la actitud que tomaron durante ese proceso los sindicatos mayoritarios en las fbricas de SEAT?

El nefasto papel de los dirigentes de UGT y CCOO no se limit a la firma del acuerdo de despidos.

Para justificar su accin no dudaron en mentir sobre el contenido del acuerdo firmado. Es ms, no solo desaconsejaron a los despedidos emprender demandas ante el juzgado de lo social, se dedicaron a llamar a sus afiliados uno a uno advirtindoles que los que demandaran no seran reingresados.

Y qu consiguieron con ello?

Esta labor dio nefastos resultados. De los 660 despedidos/as solamente un centenar tuvo el coraje de presentar la demanda en los tribunales. Si tomamos en cuenta que un tercio de los que demandaron consiguieron una sentencia de despido nulo, y que otra buena parte obtuvo sentencias de despido improcedente, y hacemos una proyeccin sobre los 660, podemos ver la dimensin del estropicio causado por dichos dirigentes.

Pero su responsabilidad no se ha limitado a la firma del acuerdo, o desinformar y desorientar a los despedidos. No hicieron absolutamente nada cuando estall el escndalo de las nuevas contrataciones durante el 2006. En efecto, la Direccin de SEAT a los pocos das de despedir 660 trabajadores en un ERO por razones de exceso de produccin y prdidas econmicas comenzaba a realizar nuevas contrataciones. Hasta 700 en el ao 2006!

Setecientas nuevas contrataciones en 2006?

Ms de un millar si sumamos las realizadas en 2007. El carcter fraudulento del ERO quedaba al desnudo. Los verdaderos objetivos de la multinacional tambin: hacer una limpieza sindical, de gnero y de disminuidos fsicos; infligir una derrota a la plantilla para imponer un clima disciplinario, de temor, y dar un nuevo apriete de tuerca a las condiciones de trabajo; sustituir empleo por otro peor pagado (menos del 70%) como consecuencia de la doble escala salarial que introdujeron en un pacto anterior.

En fin, podan haber denunciado dicho fraude y obligar a la Empresa a recuperar los despedidos en lugar de las nuevas contrataciones, pero eso significaba reconocer la gravedad de su error, y sobre todo, dejar sin efecto el pacto alcanzado y los objetivos reales que contena.

Pero la direccin de SEAT-Volkswagen, si no estoy mal informado, se comprometi a readmitiros cuando las condiciones de produccin lo permitieran. No han cumplido entonces su palabra?

En el Plan social que acompaa al ERO se establecen los procedimientos para optar entre el reingreso, la opcin a), y desvincularse, la llamada opcin b). La primera opcin, el reingreso, fue suscrito inicialmente por alrededor de 470 despedidos/as. El plazo establecido para el reingreso era de dos aos de duracin. Pero, y aqu est una de las claves del acuerdo, quedaba escrito que era la Empresa quien podra reincorporar o no al trabajador/a despedido, y en caso negativo ingresarle una indemnizacin complementaria. La direccin de SEAT se reservaba la ltima palabra, la ltima decisin!

No haba por tanto un mecanismo que hiciera efectiva, obligatoria y de manera automtica la opcin de reingreso del trabajador. Por otra parte, a lo largo de ese tiempo quienes hubieran optado por reingresar podan modificar su estatus y desvincularse definitivamente de SEAT.

Cules han sido los efectos, en tu opinin, de la pasividad de la actuacin de UGT y CCOO?

La pasividad de UGT y CCOO a lo largo de este perodo ha causado una enorme desmoralizacin entre los despedidos. Ms de 150 han abandonado en estos dos aos cambiando a la opcin b). Es evidente que la pasividad de los dirigentes de UGT y CCOO responda al objetivo del Plan de la empresa: forzar la desvinculacin definitiva del mayor nmero de despedidos.

Sin embargo, un factor se interpuso en los objetivos de la multinacional: la resistencia de los despedidos, su autoorganizacin asamblearia, sus iniciativas de lucha, una primera huelga de hambre en otoo de 2006, la solidaridad que se extendi en Catalunya y por los cuatro rincones del Estado espaol.

Bajo la presin de la movilizacin, ante el escndalo de las nuevas contrataciones, la Direccin de la empresa se vio obligada a hacer concesiones para salvar la cara de los dirigentes de UGT y CCOO antes de las elecciones sindicales de enero 2007. Tuvieron que anticipar el reingreso de cerca de 250 despedidos antes del plazo previsto! Pero siguieron en la calle cerca de 200 despedidos, entre ellos los 33 que haban obtenido sentencia de nulidad de despido y a quienes la empresa se negaba a dar trabajo efectivo.

Si la empresa se hubiera comprometido a reingresar los despedidos en el caso que las necesidades de produccin lo exigieran, el conflicto se habra resuelto antes de finalizar 2006.

Entonces, finalmente, cuntos trabajadores despedidos no os habis podido incorporar?

Finalizado el plazo sealado en el Plan Social del ERO, el 31 de diciembre de 2007, quedaban 66 despedidos/as que haban optado por reingresar y 33 con sentencia de despido nulo pendientes de la sentencia del Tribunal Supremo ante los recursos presentados por a Empresa.

A principios de enero 2008 la Empresa comunic por Burofax a los 66 trabajadores que ya no seran reincorporados a SEAT en virtud de los trminos del Plan Social acordado.

Y mientras tanto se han producido nuevas contrataciones.

Al mismo tiempo, y hasta hoy, decenas de nuevos contratos han sido realizados por SEAT.

Por qu habis decidido iniciar una huelga y no cualquier huelga sino una huelga de hambre?

Muchos de los 66 trabajadores han agotado la prestacin de desempleo, la situacin de muchas familias es dramtica. Cada da que pasa la tentacin de abandonar es ms fuerte y la tentacin de cometer actos desesperados tambin.

De hecho durante el mes de enero y febrero varias decenas de despedidos/as han tirado la toalla, al ver la pasividad de los dirigentes de UGT y CCOO que se negaban a convocar la mnima medida de presin.

Haba que tomar una iniciativa que tuviera el suficiente impacto sobre la plantilla, que fuera capaz de conmoverla, de despertar su solidaridad y disposicin a la accin colectiva, tambin sobre la imagen pblica de la Empresa, del Gobierno de la Generalitat, y que presionara a los sindicatos firmantes del acuerdo!

Es una medida extraordinaria ante una situacin excepcional, una vez que en SEAT los dirigentes de UGT y CCOO han cruzado las lneas rojas del sindicalismo de clase. Haba que vencer el miedo que agarrota a una plantilla derrotada desde que fue firmado un acuerdo antiobrero.

Pero la huelga de hambre no es una accin muy vanguardista, muy para minoras.

La Huelga de hambre no pretende sustituir la accin colectiva sino todo lo contrario. Quiere ser, como te deca, el revulsivo para movilizar lo mejor de la conciencia y los sentimientos de los trabajadores de SEAT. Y podemos asegurar que este objetivo ha sido en gran parte conseguido.

Dnde estis realizando la huelga de hambre?

Nuestra casa es una autocaravana alquilada por nosotros, los huelguistas de hambre, y financiada con la solidaridad que obtenemos de la venta de unos bonos.

Normalmente esta aparcada en el puente de entrada y salida a los talleres de montaje de SEAT Martorell.

Puedes decirnos qu personas estis siguiendo la huelga?

Empezamos la huelga de hambre tres compaeros Wenceslao Calero de 60 aos, J. M Requena de 40 y yo mismo, Diosdado Toledano, de 58. Los tres tenemos reconocida una disminucin fsica. Tras 11 das de huelga el compaero Calero sufri una prdida de conocimiento y tuvimos que ingresarlo en el Hospital Vall dHebrn. Despus de ser atendido de urgencias los mdicos le recomendaron dejar la huelga. En la actualidad seguimos los otros dos compaeros. Hoy lunes, 18 de febrero, es nuestro decimoquinto da de huelga de hambre.

Qu equipo mdico vigila vuestra salud?

Estamos cuidados por un equipo sanitario formado por tres mdicos de IAC y enfermeras del mismo sindicato y de CGT que nos visitan diariamente, controlan nuestras constantes y han intervenido con eficacia cuando han aparecido los primeros sntomas de peligro sobre nuestra salud. Su trabajo es magnfico, su trato profesional y su actitud solidaria ha sido fundamental para mantener nuestros nimos y tranquilizar nuestras familias.

Adems contamos con el apoyo de compaeros de la Asamblea de despedidos y de la solidaridad que nos transportan, surten de agua y lquidos minerales. En fin que nos cuidan en todo lo necesario.

Qu se comenta en SEAT de vuestra situacin? Habis recibido apoyos de los compaeros que trabajan?

Conforme pasan los das de huelga de hambre la solidaridad se ha ido extendiendo por talleres y oficinas.

Los bulos, mentiras, difamaciones propagados por la Empresa y sus sirvientes contra los huelguistas de hambre no han tenido eco alguno.

A la vista de todos, con las puertas de nuestra caravana abiertas a quienes quieren visitarnos, todo el que ha querido ha podido comprobar cmo nuestro cuerpo se adelgaza y nuestras facciones expresan el hambre que pasamos.

Ha habido alguna convocatoria de huelga para apoyaros?

Al tercer da CGT convoc un paro de 1:40 horas que tuvo una participacin importante de la plantilla, especialmente en los turnos de tarde y noche, donde se paralizaron los talleres de montaje y chapistera.

Si tenemos en cuenta que los dirigentes de UGT y CCO se dedicaron a sabotear la convocatoria, difundiendo falsedades y atemorizando a quienes se pusieran en paro, la accin de nuestros compaeros/as de fbrica tiene un gran valor y sin duda tendr efectos positivos en la actitud de la Empresa.

Ya lo has comentado de alguna manera pero insisto en este punto Qu sindicatos os apoyan? Qu actitud estn tomando las direcciones en SEAT de CC.OO y UGT?

El nico sindicato de SEAT con fuerza real que nos apoya es CGT. Adems contamos con la solidaridad de numerosos activistas de CCOO, histricos como Carlos Vallejo, Alberto, etc. y los compaeros de la Asociacin Socialismo XXI y de la corriente Rojos de EUiA en SEAT.

Respecto de la actitud de los dirigentes de UGT y CCOO basta decir que ninguno de los principales dirigentes de UGT y CCOO se ha dignado a visitarnos para preguntarnos por nuestra salud, salvo Jos Garca miembro del comit de empresa y dirigente de CCOO, que vino acompaando la visita del senador de la coalicin ICV-EUiA J.J.Nuet.

El pasado sbado, a principios de febrero, convocasteis una concentracin en la plaza de Sant Jaume, donde est la sede del gobierno de la Generalidad de Catalua. Puedes explicarnos cmo fue la jornada? Tuvisteis apoyos ciudadanos?

La jornada fue mejor de lo que esperbamos. La presencia de la banda de msica municipal en la plaza y el pase de los gigantes y cabezudos por ser las fiestas de Santa Eulalia, lejos de distraer nuestra accin, le dio un escenario inmejorable. Tuvimos muchas muestras de apoyo y solidaridad entre los trabajadores/as y ciudadana congregada <ver anexo 1>.

He ledo, de hecho estuve, que en aquellos momentos, en la plaza, una orquesta interpretaba alguna sinfona, una de Beethoven si no estoy errado y que el director tuvo un detalle, un hermoso detalle con vosotros.

Si, as fue. El detalle del director de la banda de parar la msica, volverse hacia nosotros y aplaudirnos despus de haber depositado la Carta al Molt Honorable Josep Montilla al caporal de los mossos fue muy simptico.

Tras dar lectura de la carta ante los concentrados y el pblico oyente del concierto este irrumpi en aplausos.

Luego, ese mismo sbado por la tarde, los conductores de autobuses de Barcelona, que est luchando por conseguir dos das de descanso semanales, convocaron una manifestacin. Estuvisteis? Cmo se os recibi?

Acudimos para expresar nuestra solidaridad con la valiente lucha de los conductores de bus por dos das de descanso semanales.

Es inconcebible que a estas alturas haya trabajadores que realizan una labor que requiere la mxima atencin y concentracin para poder garantizar la seguridad de los viajeros y que un Ayuntamiento que se llama de izquierdas les regatee el necesario descanso de dos das. ,

Recorrimos la mani en silla de ruedas dado nuestro estado tras varios das de huelga de hambre y contamos con el afecto de muchos compas y amigos en la manifestacin.

Finalmente en una plaza llena por los cuatro costados se nos dio la palabra para saludar la lucha de los compaeros/as de TMB y llamar a la solidaridad con nuestra lucha y por el objetivo del reingreso de todos los despedidos sin exclusiones y vetos.

Cules han sido vuestras acciones durante estos das?

A lo largo de la ltima semana hemos participado solidariamente en la manifestacin de los enseantes en lucha contra el proyecto neoliberal de contrarreforma de la enseanza en Catalunya que promueve el Gobierno de la Generalitat.

Gracias por ello. Perdona la interrupcin.

El sbado estuvimos presentes en la concentracin delante de La Farga de Hospitalet donde se celebraba un mitin preelectoral del PSC-PSOE con ZP y Felipe Gonzalez como principales oradores, con el objetivo de entregar al Presidente de Gobierno Rodrguez Zapatero <ver anexo 2> una carta de los huelguistas de hambre que distribuimos ampliamente entre los asistentes.

Recibiremos el martes 19 de febrero en nuestro emplazamiento en la entrada de montaje de SEAT Martorell a los compaeros/as de la solidaridad que han organizado una concentracin de apoyo a los huelguistas y por el reingreso de los despedidos a partir de las 13 horas de medioda.

Haremos todo lo que est en nuestras manos para que la convocatoria de paro el mircoles da 20 sea un xito.

Seguiremos en huelga de hambre hasta conseguir los objetivos, o al menos, hasta que la accin colectiva de la plantilla tome entre sus manos, con fuerza y decisin, el objetivo del reingreso de todos los despedidos.

Que as sea, que los trabajadores sepamos estar a la altura de vuestras demandas y de vuestra admirable lucha.


Anexo 1.

Octavo da de huelga de hambre

por el reingreso de todos los despedidos/AS!

S O L I D A R I D A D !!!

La huelga de hambre ha entrado en su octavo da. A pesar de una fatiga creciente nuestra determinacin se fortalece. La solidaridad que hemos recibido es el mejor estimulante.

Estamos mentalizados para una huelga de hambre indefinida y nos hemos preparado para ello. Un equipo sanitario compuesto por varios mdicos y enfermeras nos examina diariamente, han abierto un historial clnico para cada uno de nosotros donde anotan todos los parmetros, reduccin del peso, tensin, control de la orina, etc. Al principio nuestra salud estaba bien, sin embargo en los ltimos das ya se han producido alteraciones de nuestro metabolismo que han necesitado la intervencin mdica.

Desde el primer da de huelga hemos recibido mensajes de solidaridad de numerosas organizaciones sociales, sindicales y polticas de Catalunya y del conjunto del estado espaol. Nos han visitado representantes del Congreso de Diputados, del Senado y de organizaciones polticas para expresarnos su apoyo. Las muestras de afecto y los compromisos de solidaridad se multiplican cada da que nuestra huelga se mantiene.

Pero el gesto ms bello y gratificante ha sido el paro de una gran parte de la plantilla en respuesta a la convocatoria de CGT por el reingreso de todos los despedidos/as sin exclusin. Ha sido la victoria de la solidaridad y la humanidad contra el miedo, la confusin y el chantaje. Los numerosos afiliados/as de UGT y CCOO que participaron activamente en el paro han dado una leccin de solidaridad y humanidad a sus dirigentes y delegados que se emplearon a fondo para hacer fracasar el paro sin conseguirlo. Ha sido tambin una demostracin de cmo se construye la unidad por la base.

El pasado sbado fuimos a la Puerta de la Generalitat donde entregamos una Carta al Molt Honorable President Josep Montilla donde le pedimos que intervenga urgentemente para hacer respetar los derechos de los trabajadores y obligar a la empresa Seat a reingresar a todos los despedidos. Por la tarde hemos participado en la manifestacin en apoyo de la lucha de los trabajadores de TMB. En el mitin final en una Plaza de Sant Jaume llena a rebosar, adems de saludar su lucha, hemos podido dirigirnos a los presentes para denunciar la actitud antisocial de SEAT y solicitar la solidaridad con la lucha por el reingreso de todos los despedidos.

En esta semana tenemos previsto, si nuestras fuerzas menguantes nos lo permiten, emprender nuevas iniciativas para difundir los objetivos de la huelga y recabar ms solidaridad.

Una vez ms la Direccin de SEAT ha dejado en ridculo a los dirigentes de UGT y CCOO. El acuerdo verbal anunciado por ellos en el ltimo pleno del Comit Empresa ha sido otra tomadura de pelo. Ningn despedido ha sido llamado para reingresar durante la semana pasada, mientras que SEAT sigue realizando nuevas contrataciones. Es hora de rectificar. Hay que seguir el ejemplo de los afiliados/as y luchar junto a CGT para que la Empresa SEAT reincorpore inmediatamente a todos los despedidos/as!

Por nuestra parte seguiremos en huelga de hambre hasta que reingresen todos nuestros compaeros/as. De manera previsora, estamos coordinando junto con las organizaciones de la solidaridad una campaa internacional de Boicot activo a los productos de VW y SEAT para el caso que un suceso grave o irremediable afectase a cualquiera de nosotros en el transcurso de la huelga de hambre.

Finalmente, llamamos a celebrar el ingreso en SEAT el prximo jueves 14 de febrero de los compaeros/as que han obtenido la confirmacin de su sentencia de Nulidad en el Tribunal Supremo.

Martorell, 11 de Febrero de 2008
Huelguistas de hambre de SEAT
Asamblea de despedidos/as de SEAT


Anexo 2

CARTA AL PRESIDENTE DE GOBIERNO JOS LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO

Sr. Presidente nos dirigimos a Vd. para exponerle nuestra situacin y solicitarle urgentemente su intervencin.

Hoy es nuestro dcimo tercero da de huelga de hambre por el objetivo del reingreso de todos los compaeros y compaeras que fueron despedidos injustamente en SEAT hace ms de 2 aos. A principios del ao en curso la Direccin de la Empresa comunic a 66 compaeros/as que no seran reincorporados a pesar que todos ellos haban optado en su da por el reingreso en SEAT en lugar de la opcin alternativa de desvincularse con una mayor indemnizacin.

Con su actitud la Empresa vuelve a cometer una gran injusticia con nosotros trabajadores/as despedidos y nuestras familias, muchos de los cuales hemos agotado la prestacin de desempleo y tenemos circunstancias personales, disminucin fsica, edad, etc., que hacen difcil encontrar otro puesto de trabajo.

La Nueva SEAT que su Direccin intenta publicitar es puro marketing. La realidad es muy diferente como ha puesto en evidencia el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya al sentenciar la nulidad de 33 despidos por vulneracin de derechos fundamentales, discriminacin sindical, poltica o por ser disminuido fsico. Sentencias en proceso de confirmacin por el Tribunal Supremo que ha desestimado recientemente dos de los recursos presentados por la Empresa.

Pero el comportamiento de la Empresa SEAT ha ido ms lejos. Los hechos han demostrado que el ERO de 660 despidos fue un fraude. Cmo entender sino que inmediatamente despus de despedirnos, a lo largo del 2006 se realizaran ms de 700 nuevos contratos con un salario del 70% del resto de la plantilla a trabajo igual, y que durante 2007 se realizaran cientos de nuevos contratos ms cuya racha sigue a inicios de este ao?

Sr. Presidente Zapatero acaso la ley en democracia y para ser justa no debe ser igual para todos? Porque a los directivos de SEAT en lugar de obligarles a respetar la Ley cuando la incumplen, lejos de penalizarlos se les premia con Cruces de Sant Jordi, o concedindoles abundantes subvenciones y ayudas de los fondos pblicos, que administran tanto la Generalitat de Catalunya como el gobierno del Estado que Vd. preside?

Sr. Presidente todava recordamos como el Molt Honorable Josep Montilla, en aquel momento Ministro de Industria en el Gobierno que Vd. preside, fue a la sede de VW en Alemania a entrevistarse con sus directivos para ofrecerles ayudas durante el proceso que culmin con 660 despidos. Ya ve como los directivos de VW y SEAT lo han pagado. No ha llegado el momento de citar en Madrid o Barcelona a los directivos de VW para leerles la cartilla y no darles muestras de debilidad?

Sr. Presidente hemos tenido que recurrir a Vd. porque nuestras gestiones ante la Consellera de Treball Sra. Mar Serna no han dado los frutos esperados, ni siquiera se ha dignado a escucharnos cuando le hemos solicitado repetidamente una reunin, en cuanto al Molt Honorable ya es la segunda carta que le hemos enviado sin obtener respuesta.

Apelamos a su responsabilidad como Presidente del Gobierno, a su talante personal, su humanidad y sensibilidad social para que este conflicto finalice con el reingreso de todos los despedidos/as sin vetos ni exclusiones. Quisiramos creer que entre Vd. y el Sr. Rajoy hay de verdad un proyecto social diferente.

Mientras tanto seguiremos en huelga de hambre indefinida hasta que haya una solucin justa y digna a este conflicto con el reingreso a SEAT de todos los despedidos que han expresado su deseo de reincorporarse.

Le saludan respetuosamente: Diosdado Toledano y Jos M Requena, despedidos de SEAT en Huelga de Hambre Indefinida.

Martorell, 16 de febrero de 2008


Anexo 3

DECIMOQUINTO da de huelga de hambre

reingreso de todos los despedidos/AS YA!

S O L I D A R I D A D !!!

Estamos en el 15 da de huelga de hambre. A medianoche llevaremos 360 horas a base de agua y lquidos mineralizados. Pero seguimos con mucha moral y determinacin.

Nuestro compaero Wenceslao Calero est en proceso de recuperacin despus del desfallecimiento que sufri el pasado jueves. Los mdicos que le atendieron en urgencias del Hospital de Vall dHebron le recomendaron abandonar la huelga para no poner en peligro su salud. Calero es un compaero valiente que a sus 60 aos, con una minusvala consecuencia del duro trabajo en la cadena de montaje no dud en arriesgar su salud para conseguir el reingreso de todos los compaeros. Su esfuerzo no ser en vano.

Despus del paro del pasado da 6 la preocupacin se dispar en la Direccin de la Empresa y entre las cpulas sindicales. Bajo el efecto de la presin de la huelga de hambre, la sensibilizacin creciente de la plantilla y la extensin de la solidaridad en Catalunya y Espaa, la Direccin de SEAT tiene que mover ficha. El coste meditico es cada vez ms alto para la multinacional. La Nueva SEAT, la que hace fraude en el ERO, conculca derechos fundamentales cuando despide y es inhumana en el trato con los trabajadores ha quedado al desnudo ante los medios de comunicacin y la opinin pblica. Para lavar su imagen no le bastar con campaas publicitarias millonarias, deber corregir de actitud, respetar las leyes y los derechos de los trabajadores, y en lo inmediato reingresar a todos los despedidos/as sin exclusiones ni vetos!

El gobierno de la Generalitat empieza a preocuparse por la conflictividad laboral que se acumula en estas semanas en vsperas electorales. Las presiones para resolver los conflictos aumentan y nuestra huelga de hambre no solo pone en evidencia a la Empresa, tambin a los gobernantes que autorizaron el ERO.

Los dirigentes de UGT y CCOO han tenido que abandonar su pasividad cmplice. Aunque solo quede en un gesto para la galera la amenaza de un paro de 24 horas para el da 29 es la confesin del fracaso de su poltica desmovilizadora y de prdida deliberada de tiempo para facilitar los objetivos de la Empresa en relacin al acuerdo de 660 despidos. El espritu solidario de la mayora de la plantilla les ha obligado a moverse so pena de quedar sin credibilidad.

Este lunes, en la reunin entre el Presidente Sr. Erich Schmitt y los dirigentes de CCOO y UGT debera zanjarse un conflicto que ha durado ms de dos aos y hacer justicia a los despedidos.

Pero si el Presidente de la Empresa no da una solucin satisfactoria, si no ofrece las debidas garantas para el reingreso de todos los despedidos sin vetos y exclusiones habr que dar una respuesta firme y unitaria en la convocatoria de paro del prximo mircoles da 20. Si los dirigentes de UGT y CCOO son sinceros deberan sumarse al paro recogiendo el sentir solidario de sus afiliados/as. Un xito rotundo del paro este mircoles puede disuadir a la Empresa y hacer innecesario el paro de 24 horas. Pero si no es suficiente servir para preparar mejor el paro del da 29.

No hay tiempo que perder. Nuestras fuerzas fsicas decaen por momentos y los riesgos sobre nuestra salud aumentan. Pero lo asumimos. Lo que no podemos permitir es que se deje pasar el tiempo a propsito para que ms y ms compaeros despedidos se desmoralicen y agotada su prestacin de desempleo abandonen la lucha por reingresar a SEAT. Nunca olvidaremos que a lo largo de ms de dos aos la Empresa ha conseguido que ms de la mitad de los 660 despedidos renuncien a reingresar, y que esos puestos de trabajo sean cubiertos mediante nuevas contrataciones con salarios inferiores que no llegan al 70%. Todo ello gracias al acuerdo de 660 despidos y una pasividad sindical cmplice.

Martorell, 18 de Febrero de 2008

Huelguistas de hambre de SEAT. Asamblea de despedidos/as de SEAT


Anexo 4.

COMUNICADO URGENTE SOBRE EL COMPROMISO ADOPTADO POR EL PRESIDENTE DE SEAT EN LA REUNIN CON DIRIGENTES DE UGT Y CCOO CELEBRADA HOY 18 DE FEBRERO

Habiendo conocido los trminos del comunicado informativo de la Direccin de SEAT sobre los resultados de la reunin entre el Presidente Sr. Erich Schmitt y los representantes de UGT y CCOO, celebrada hoy 18 de febrero, los huelguistas de hambre manifestamos:

1.- La huelga de hambre, junto a la accin de paro de la plantilla del pasado 6 de febrero y la solidaridad desarrollada en estas semanas ha obtenido un primer resultado al conseguir que la Empresa reconsidere, aunque parcialmente, su negativa a reincorporar los despedidos pendientes de reingreso.

2.- La informacin de la empresa que el reingreso solo afectar a una parte de los despedidos que han expresado su voluntad de reingresar, junto a la confusin creada por las declaraciones e in formaciones de los representantes de UGT y CCOO en relacin a la cifra de despedidos que seran reingresados, y ante la ausencia de un acuerdo por escrito que garantice el reingreso de todos los despedidos sin exclusiones nos obliga a tomar las debidas cautelas y mantener la huelga de hambre, as como las iniciativas de movilizacin en marcha hasta que se clarifique de manera satisfactoria el compromiso adoptado y se acompae de las garantas legales correspondientes.

3.- Sera del todo inadmisible y una grave agresin a la legalidad vigente tolerar que la Direccin de la Empresa penalice aquellos trabajadores/as que haciendo uso de sus derechos ciudadanos/as recurrieron a los tribunales, aunque sus demandas fueran desestimadas.

El Plan Social que acompaa al ERO de diciembre de 2005 en ningn caso establece la condicin de no recurrir al Juzgado de lo Social para ser reingresado en virtud de haber suscrito la opcin a). No poda ser de otro modo pues en caso contrario dicho acuerdo hubiera sido ilegal.

4.- En definitiva seguiremos en huelga de hambre hasta que obtengamos plenas garantas sobre el reingreso de todos los despedidos sin exclusiones y llamamos a redoblar la solidaridad.

En el 15 da de huelga de hambre, desde la autocaravana en el parking de montaje de SEAT Martorell, el 18 de febrero de 2008

Firman los huelguistas de hambre: Diosdado Toledano y Jos M Requena



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter