Portada :: Opinin :: H. Dieterich
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-02-2008

La estrategia de sobrevivencia de Hugo Chvez para el 2008 y su problemtica simbiosis con la derecha bolivariana

Heinz Dieterich
Rebelin


1. Ao de paz o guerra en Venezuela

Hugo Chvez ha definido el ao electoral 2008 como el ao que decide si habr paz o guerra civil en Venezuela: "Imagnense que los grupos de la oposicin logren ganar en la Alcalda Mayor, la Alcalda de Caracas, el estado Miranda, el estado Carabobo, Zulia, Tchira, Anzotegui, etctera; si logran montar all gobernadores y alcaldes, el prximo paso es la guerra, porque ellos vienen por m, sera de nuevo el cuadro del once de abril".

2. La espiral de sustitucin del Presidente

De hecho, las elecciones regionales de este ao inician una dinmica que podra llevar al posible fin de la carrera poltica del Presidente. Porque a estas elecciones siguen las legislativas del 2010, que generarn una nueva Asamblea Nacional, y en el 2012 habr elecciones presidenciales, en las cuales el Presidente, segn la Constitucin vigente, no puede participar. 2008 es, por lo tanto, no solo un ao trascendental para la sobrevivencia inmediata del Presidente, sino tambin para la derecha bolivariana que lo rodea, y cuyos lderes pretenden ser sus herederos.

A la luz de esta constelacin, la derrota del 2 de diciembre pierde sus ltimos aires de inocencia y se convierte en un eslabn funcional para sustituir a Chvez, a ms tardar, en el 2012. Dado que Diosdado Cabello, el hombre fuerte de la Nueva Clase Poltica (NCP), sera el probable candidato chavista en el 2012, si el Presidente no logra cambiar la Constitucin, la derrota del referendo en el Estado Miranda luce ominosa.

Desafortunadamente, la estrategia de sobrevivencia que el Presidente ha configurado para las batallas del 2008, y que extraamente puso en manos de los mismos arquitectos de la derrota del 2007, no parece garantizar el futuro de su proyecto. Ms bien, lo encamina hacia una derrota a mediano plazo.

3. La estrategia de sobrevivencia para el 2008

Para sobreponerse a los desafos del 2008, el Presidente ha decidido implementar una estrategia que opera sobre cinco frentes. 1. Fortalecer la relacin simbitica con el principal Bloque de Poder de la Nueva Clase Poltica (NCP) ---la derecha endgena o bolivariana--- que controla el Gobernador de Miranda, Diosdado Cabello, pese a la responsabilidad de este bloque en la derrota del 2/12. 2. No modificar el modelo poltico vertical pre-decembrino, caracterizado por la alta rotacin de ministros; la priorizacin de su actitud sumisa sobre su capacidad profesional; el uso discrecional e improvisado del poder; la subordinacin del PSUV a la derecha bolivariana y del partido al Estado. 3. Mantener la estrategia comunicacional antagonizante del discurso dicotmico, como en el referendo de diciembre 2007 ---Quin no vota por Chvez, vota por Bush--- pese a que fue un fracaso. 4. Atacar los problemas del desabastecimiento y de la inflacin, ntimamente relacionados, por el lado de la oferta estatal subsidiada y masiva. 5. Imponer una unidad monoltica dentro de las fuerzas oficialistas, sin espacio para la crtica o disidencia, como ilustra, entre otros, la exclusin de Luis Tascn del PSUV, por el simple hecho de haber solicitado la investigacin de un documento.

4. Los independientes y la credibilidad del Presidente

Es probable, que los sectores independientes e indecisos (posibles abstencionistas) decidirn las elecciones de noviembre y parece muy dudoso, que la prolongacin e intensificacin del modelo econmico-poltico-discursivo que llev al debacle del referendo de diciembre, convenza a esos sectores a votar por el gobierno. Lo que est claro, sin embargo, es que a mediano plazo ese modelo significar el fin del Presidente, porque a) es disfuncional bajo las condiciones polticas emergentes venezolanas y, b) sus contradicciones inherentes resultan cada vez ms claras e inaceptables para los ciudadanos. El resultado ser una pronta crisis de credibilidad del Presidente.

5. Advertencia paradigmtica para el Presidente: el saqueo del Mercal Sabaneta

El saqueo del Megamercal (distribuidora estatal de alimentos) Sabaneta y la siguiente militarizacin de la ciudad con ms de doscientos militares y policas, es una seria advertencia al Presidente sobre la decreciente viabilidad de su modelo predecembrino. El acontecimiento es paradigmtico en tres sentidos: 1. sucedi en el lugar natalicio del Presidente; 2. el alcalde de Sabaneta, Anbal Chvez, es hermano del Presidente, y, 3. el gobernador del Estado (Barinas), Hugo de los Reyes Chvez, es su padre. El hecho de que ni esa confluencia de poder dinstico-estatal pudo garantizar las condiciones de abasto y seguridad en la ciudad, da lugar a serias interrogantes.

6. El fortalecimiento de de la derecha bolivariana y el discurso de las Tres R

Contrariamente al discurso de la Revisin, Rectificacin y Reimpulso (Tres R), pronunciado por el Presidente despus de la derrota del 2/12, su poltica ministerial ha consistido en fortalecer a la derecha bolivariana. El nombramiento de Rodolfo Sanz como Ministro de Industrias Bsicas y Minera (MIBAM), y del hermano de Diosdado Cabello, Jos D. Cabello, como Superintendente del Servicio Nacional Aduanero y Tributario (Seniat), entre otros, ilustran ese preocupante desarrollo. Ms all de ser fichas de Diosdado Cabello, ninguno de los dos ministros muestra meritos para ocupar carteras tan importantes.

La solicitud de investigacin de un documento oficial de J.D. Cabello, por parte del diputado Luis Tascn, ha motivado un pronunciamiento pblico del Gobernador, en el que dice que Tascn: a) "es un instrumento del imperio"; b) que la falsa izquierda es nuestro verdadero enemigo y, c) que tiene en su poder un oficio donde Tascn pide un pasaporte diplomtico para un banquero venezolano acusado de narcotrfico.

Este discurso ilustra cuatro elementos importantes de la cultura poltica impuesta por la derecha bolivariana en la NCP: ad a) la sistemtica difamacin, de tinte stalinista, de cualquier cuestionamiento o crtica progresista a sus prcticas de poder; ad b) el carcter de clase de este bloque termidoriano de la Nueva Clase Poltica; ad c) el modus operandi del lder del bloque, quien muestra, desde sus tiempos de Ministro del Interior y Justicia, una especie de gravitacin natural hacia los artilugios de la contrainteligencia, particularmente el uso de fotos y documentos comprometedores. Cmo explica Cabello que, siendo gobernador de Miranda (sic), tenga una copia de un documento de esta naturaleza en su poder?

Los mtodos de los servicios de inteligencia y contrainteligencia son uno de los resortes principales del poder del gobernador. Otro activo que tiene es, saber realizar sus intereses desde el anonimato del poder, manteniendo un bajo perfil pblico. Por eso es bueno para la salud del proceso bolivariano, que finalmente empiece a transparentarse su papel en la poltica de Miraflores.

7. Cuatro elementos para salvar al Presidente

El futuro del Presidente reside en que logre: a) liberarse sustancialmente de su dependencia de la derecha bolivariana; b) que instale una dirigencia democrtica colectiva de vanguardia; c) desarrolle un proyecto econmico viable; d) supere su discurso binario que impide la consolidacin y ampliacin de su hegemona en el pas.

8. El momento histrico para democratizar la conduccin fue en 2002

El momento histrico de sustituir el modelo vertical de conduccin presidencial fue despus del golpe militar. El Presidente estaba sacudido por la experiencia, le haba regresado la humildad y era la responsabilidad histrica de los dems lderes, imponer una conduccin democrtica, bajo el correcto argumento de no exponer al Titanic a un segundo choque.

Y, de hecho, a pocos das del fracasado golpe, cuatro importantes lderes de la Revolucin decidieron realizar la misin de hablar con Hugo Chvez, para democratizar el sistema de conduccin. Lamentablemente, cuando lleg el momento de negociar con el Presidente, se echaron para atrs. La consecuencia de dejar al Presidente en la discrecionalidad de construir el modelo de 2003-2007, fue el paulatino desarrollo de una alianza estratgica entre el Presidente y la derecha bolivariana, que desemboc en el duopolio de poder estatal y partidista respectivo, que sufre la Revolucin hoy da. En este sentido todos los lderes bolivarianos tienen una corresponsabilidad histrica en el advenimiento de la situacin actual.

9. Sanear el modelo econmico

Las debilidades estructurales ms profundas del modelo presidencial radican en la poltica econmica y discursiva como expliqu en el artculo anterior. Parece obvio, que si el Presidente no logra desarrollar un programa y discurso claro y convincente de saneamiento estructural de la economa (inflacin, desabasto, precios administrativos, propiedad, Socialismo del Siglo XXI), no podr convencer a importantes sectores de clase media y a independientes, para votar en noviembre por el.

Dado que en su entorno ministerial nadie se atreve a decirle al Presidente lo que es posible en la economa venezolana, y lo que es irreal, le convendra asesorarse con un Consejo Asesor Internacional independiente, de gente que sabe de economa. En ese grupo podran estar el economista peruano Oscar Ugarteche (finanzas internacionales), el mexicano Julio Boltvinik (poltica redistributiva social), el informtico-economista escocs Paul Cockshott (inflacin, Socialismo del Siglo XXI), el econometrista alemn Klaus Bartsch (anlisis macroeconmico economtrico), el espaol Arturo Ferrn (logstica) y el estadounidense Joseph Stiglitz (keynesianismo desarrollista). Caveat: si el Presidente encarga la conformacin de este grupo a sus habituales engranajes de funcionarios venezolanos y caribeos, es decir, a los cortesanos que lo rodean, ser un ejercicio intil, porque solo invitarn a sus amiguitos y socios.

10. Modificar el discurso

Dos conceptos en ingls nos ayudarn a entender el problema estructural del discurso presidencial. Los propagandistas estadounidenses enfocan el control ideolgico de la poblacin bajo el concepto de perception management, gerenciar las percepciones. Todos los gobiernos del mundo, burgueses o socialistas, realizan una sistemtica poltica de gerenciar las percepciones de la poblacin, con diferentes grados y particularidades. La particularidad del discurso del Presidente es el management by crisis, es decir, la gerenciacin de percepciones por medio de constantes crisis y amenazas de enemigos, reales o virtuales.

El peligro de esta tctica es que a mediano plazo cansa a la poblacin, es decir, tiene un bajo umbral de saturacin, que afecta la credibilidad del Presidente cuando no se concreten los peligros. Un consenso sustancial y duradero solo puede establecerse sobre contenidos y reglas compartidos, no sobre interminables situaciones de excepcin y juicios binarios.

11. Cmo neutralizar a la derecha bolivariana?

El poder poltico en Venezuela est repartido entre dos grandes bloques: el de la centro-derecha burguesa, y el de la simbiosis entre el Presidente y la derecha bolivariana. Ante la dimensin de esos poderes, las propuestas anacrnicas de la izquierda tradicional, que no logra actualizar su software de izquierda fordista de los aos treinta (estatizacin), son huracanes en un vaso de agua.

El Presidente es un hombre pragmtico, y la mejor manera de hacerle ver el alto costo poltico de su simbiosis con la derecha bolivariana consiste en convencerlo, de que los independientes y los sectores bolivarianos ms honestos se estn yendo del proceso. Y que en noviembre esos votos sern el fiel de la balanza que decida las elecciones de paz o guerra de Venezuela.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter