Portada :: Cuba :: Absuelto por la historia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2008

Fidel y la razn

Carlos Fernndez Liria
La Jiribilla


Tena yo 14 aos cuando cay en mis manos un discurso de Fidel. Yo no saba nada de ese barbudo personaje. Lo haba visto a veces en los peridicos o en la televisin, pero no haba prestado especial atencin.

Recuerdo ese da con gran nitidez. Abrir ese libro fue como asomarse a una ventana y descubrir de pronto que hay otro mundo posible. El famoso lema del movimiento alterglobalizacin empez a tener sentido para m desde ese mismo instante. Descubr una cosa muy simple, que en el mundo poltico es posible encontrar razonamientos, argumentos, que en poltica es posible, tambin, decir la verdad. As, pues, los discursos de los polticos no tenan que ver necesariamente con frases huecas, palabras vacas, retricas hipcritas y mentiras. Descubrir eso a los 14 aos marc el resto de mi vida. Desde entonces, he tenido mis ojos puestos en la Revolucin Cubana, buscando ah (en ese pas que es, en efecto, una inmensa Universidad) la posibilidad poltica de enderezar el curso de la realidad social y econmica mediante buenos argumentos y buenas razones. Y no me he sentido defraudado: no existe en el mundo una sociedad como la cubana, tan capaz de hacer poltica desde la razn. No en vano, en el actual proceso revolucionario que se ha iniciado en Latinoamrica, Cuba, que no puede exportar petrleo, ni gas, ni diamantes, hace algo mucho ms importante: exporta licenciados, mdicos, maestros, tcnicos, ingenieros

Descubr lo que era razonar leyendo un discurso de Fidel Castro. Muchos aos despus, leo que Fidel ha renunciado a ser elegido de nuevo para liderar la Revolucin. No importa. Est donde est Fidel, sabemos dnde estn sus razones y sus argumentos. El pueblo cubano tiene razn, eso es lo importante, y por eso esta Revolucin es imparable.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter