Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2008

La independencia de Kosovo
Y los refugiados?

Eduard de Vilar i Permanye
Rebelin


Si hay algo que nunca le deseara a nadie en la vida es ser refugiado. Verte con la vida truncada, envuelto en una situacin de guerra, perderlo todo, incluidos familiares y amigos, dejar tu casa corriendo y, sobre todo, tener que soportar dejar de ser persona. Y es que cuando una persona agotada, malherida, sin ansia ni fuerzas a la que slo le queda abrazarse a la nada, pasa a ser refugiado parece ser que deja de existir. Pasa a ser un nmero de tantos en una estadstica, una boca a alimentar para una ONG, una foto fantstica para un periodista, o incluso la justificacin para una decisin sobre la cual a l nunca le preguntarn. Es una vida en stand by, de lloros y rabia contenida; de refugio en refugio esperando poder un da volver a casa y reiniciar su vida.

Estos das, con la independencia de Kosovo, se habla (hablamos) de legalidad, de geoestrategia, de los efectos en repblicas y en regiones impronunciables que no sabramos situar en los mapas (que me perdonen, si lo he escrito bien, los inghulsetios del sur), de Euskadi i Catalunya, de Tito y las guerras mundiales, de batallitas y monasterios, de OTAN s y OTAN no, de supuestos oleoductos, de las mentiras de unos y otros. Pero como siempre, nadie habla de los efectos inmediatos en la poblacin y sobre todo, en la poblacin ms dbil: la refugiada. Pero bueno, al fin y al cabo, parece que para los que toman las decisiones ya no les consideran personas ni para las estadsticas.

Me encantara poder apoyar la independencia de Kosovo. Pero desgraciadamente, muchos de los que hemos estado trabajando en Kosovo sabemos que Kosovo hoy no cumple ningn requisito ni econmico, ni social que garantice una sociedad plural en la que todos sus habitantes convivan alegremente, y que, por mucho que su presidente invite a serbios y a otras minoras a volver, stos a no ser que les motive el suicidio, no lo van a hacer. El sistema legal en Kosovo es inoperante y las condiciones de seguridad para que existan las condiciones mnimas que posibiliten el retorno son inexistentes. Slo hay que consultar informes como los de Amnista o incluso los propios de la UE estos ltimos aos para confirmar este hecho.

Y los refugiados que piensan? Lgicamente, solo pueden estar en contra. La nica repblica independiente que les interesa es la de sus casas y con las ultimas decisiones parece que sus casas estn ahora ms lejos que nunca.

Y es que la situacin de los refugiados de Kosovo es muy penosa. Por un lado, los refugiados albaneses no pueden volver al norte de Mitrovica; por otro, minoras como los Roma viven hacinados en campos de refugiados en Macedonia y Montenegro. Sin embargo, la peor condicin es, por el elevado nmero de personas implicadas, esa minora de casi 200.000 serbokosovares esparcidos como refugiados por Serbia, Montenegro y otros pases, o que malviven encerradas en los ghettos dentro de Kosovo protegidos continuamente por tanquetas de la OTAN.

Los riesgos que ha provocado la independencia unilateral de Kosovo son muy graves para esta parte de la poblacin. Hablamos de que parte de esas personas no van a poder volver a sus casas, o los que malviven en el propio Kosovo (la mayora, gente mayor y nios) tendrn que volver a hacer las maletas para irse a no se donde, olvidando sus orgenes, simplemente porque alguien determin por ellos que ser refugiado y minora no tena ningn valor.

Estos das hablaba con un amigo y me recriminaba mi exceso de optimismo hacia la propuesta serbia de conceder una autonoma amplia a Kosovo. Seguramente tena razn, aunque yo, por mi parte, le recriminaba el exceso de confianza en la propuesta del gobierno albanokosovar de construir un Kosovo donde todas las minoras sern respetadas. Me cuesta entender esa necesidad imperiosa de reconocer automticamente la independencia de Kosovo antes de que se haya demostrado su viabilidad. Por qu no se espera el mundo a que los albanokosovares demuestren que son capaces de frenar a sus propios radicales y de construir un nuevo Kosovo para todos, tal y como afirman hacer? Por qu no esperamos a que los refugiados, sean de donde sean, vuelvan a sus casas con todas las garantas y entonces decidimos? Por qu no la UE, en cambio de tutelar una independencia, no tutela la instauracin de mecanismos que garanticen los Derechos Humanos para toda la poblacin de Kosovo?

Es triste que los que apoyan la independencia, hablan de sta como la nica solucin posible (en mi opinin, porque los mismos pases que la apoyan quieren retirarse y no solventar los problemas que parte de ellos generaron con su mala gestin del territorio) o incluso algunos ms progresistas hablan de que la independencia es la voluntad del 90% de los habitantes de Kosovo.

Los albanokosovares podrn ser el 90% de la poblacin y podrn tener mucha voluntad en independizarse, pero qu sucede con el otro 10% de la poblacin? No tienen ningn derecho? Acaso no han sido en otro momento vctimas igual que muchos albanokosovares lo fueron? As es cmo la comunidad internacional demuestra su promocin y salvaguarda de los derechos humanos de las minoras? Si la comunidad internacional fracas en las negociaciones entre Serbia y los albanokosovares, por qu solo ha apoyado finalmente slo a los albanokosovares? Qu nos esconden? Es este el modelo a seguir en la resolucin de conflictos futuros? No vamos bien, entonces

Por lo tanto, es extremadamente precipitado, incongruente y muy peligroso el apoyo que muchos pases van a mostrar al nuevo pas. Los riesgos de que se avecine la tormenta son ahora muchos, y si la misin de la UE en Kosovo fracasa como lo ha hecho la de la ONU, en poco tiempo ese Kosovo independiente se convertir en el modelo que no hay que seguir. Y bueno, si hay algunas miles de muertes ms en la lista, ya se encargar algn poltico de turno de esconder el bulto.

Mientras tanto, me encantara ver a Sarkozy, a Solana, a Bush o a Artur Mas exponer a los refugiados sus teoras sobre mayoras, y, de paso, que les expliquen que sus vidas no cuentan. O que Carod Rovira fuera a brindar con cava con ellos por la independencia de Kosovo, as al menos tendran la oportunidad de festejar algo antes de volver a hacer las maletas y, bajo los efectos del alcohol , se olvidaran un poquito de sus lloros, su vida en el olvido y sus tristezas. A ver si se atreven. Desgraciadamente, ni eso va a suceder y a los refugiados, tengan que hacer maletas o no, solo les darn el derecho a cruzar los dedos, aunque las llagas que tienen de tanto cruzarlos no importen para nadie.

Eduard de Vilar i Permanyer fue cooperante en el Programa de Apoyo Sostenido al Retorno y a la Estabilizacin en los Balcanes con el MPDL.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter