Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2008

La experiencia Venezuela-Exxon y las asociaciones

Antonio Gershenson
La Jornada




El domingo pasado se public en estas pginas amplia informacin sobre la pugna de la trasnacional Exxon Mobil (antes Standard Oil of New Jersey y Standard Oil of New York, que fueron ambas parte de Standard Oil Company) con Venezuela y su compaa pblica petrolera, PDVSA. Esta experiencia, como tambin se seala en esa entrevista, muestra el grave error que representan los convenios o contratos de Petrleos Mexicanos (Pemex) con empresas trasnacionales.

Las declaraciones oficiales defendiendo que por ley se puedan dar asociaciones de Pemex con empresas privadas, que principalmente seran extranjeras, en realidad ocultan lo que ha pasado. Ya se han firmado diversas formas de asociacin, y lo que quieren es legalizarlas despus de haberlas firmado, y adems ampliar su campo de accin. Los contratos de servicios mltiples en realidad incluyen obras pblicas, pero violan la ley de obras pblicas federal, y entonces les llaman de servicios. Otros contratos han encomendado a trasnacionales actividades de la industria petrolera, a pesar de que el artculo 27 de la Constitucin dice que:

Tratndose del petrleo y de los carburos de hidrgeno slidos, lquidos o gaseosos o de minerales radioactivos, no se otorgarn concesiones ni contratos, ni subsistirn los que en su caso se hayan otorgado y la Nacin llevar a cabo la explotacin de esos productos, en los trminos que seale la Ley Reglamentaria respectiva.

Es evidente que la ley reglamentaria debe reglamentar, no violar la parte inmediata anterior de la Constitucin. Tampoco podran inventar un tercer nombre para esas asociaciones, que no sea concesin ni contrato, porque la misma Constitucin dice, antes de lo que acabamos de citar, que Corresponde a la Nacin el dominio directo de todos los recursos naturales... el petrleo y todos los carburos de hidrgeno slidos, lquidos o gaseosos (...) En los casos a que se refieren los dos prrafos anteriores, el dominio de la Nacin es inalienable e imprescriptible y la explotacin, el uso o el aprovechamiento de los recursos de que se trata, por los particulares o por sociedades constituidas conforme a las leyes mexicanas, no podr realizarse sino mediante concesiones, otorgadas por el Ejecutivo Federal, de acuerdo con las reglas y condiciones que establezcan las leyes.

La actividad petrolera mencionada no podr realizarse sino mediante concesiones y, como se dijo antes en el texto citado, en esta actividad no se otorgarn concesiones ni contratos, pues toda actividad privada en materia petrolera est prohibida por este artculo 27 constitucional.

As que se trata de legalizar actividades prohibidas, aunque sea violando la Constitucin. Pero la experiencia de Exxon Mobil muestra posibles futuras consecuencias de semejantes asociaciones. Exxon est demandando el congelamiento de miles de millones de dlares, por cantidades que superan incluso lo que esta trasnacional demandaba como pago por indemnizacin. Hay que recordar que, a diferencia de otras empresas petroleras, Exxon Mobil se neg a quedar como socio minoritario de PDVSA, y exigi indemnizacin por parte de la misma por su salida. Es ms, de 32 empresas a las que se plante que ya no era legal el esquema anterior y que deban renegociar su situacin para quedar como socios minoritarios de PDVSA, 30 han aceptado ya.

Como, del mismo modo que se ha hecho aqu en las diversas formas de asociacin con trasnacionales, se establece que el fallo en caso de diferencias estar a cargo de tribunales extranjeros (esto fue aceptado por un gobierno derechista anterior de ese pas), y como la trasnacional tiene mucha mayor fuerza econmica y poltica en el pas sede del tribunal que Pemex o PDVSA, ya lleva ventaja. De ah que Asigne ya haya logrado algunos triunfos en esos tribunales en perjuicio de PDVSA. Y no podemos estar sujetos a que, en el futuro, suceda lo mismo con Pemex. Los tecncratas dejan firmados convenios u otras formas de asociacin, prohibidos por la Constitucin, pero los tribunales no estn sujetos a la Constitucin mexicana sino a otras leyes. Hay que sealar que en Venezuela ahora no se permiten contratos en los que se establezca un arbitraje internacional o extranjero, slo puede haber arbitraje nacional.

Otra experiencia venezolana importante es que la derecha entonces gobernante dio autonoma a PDVSA, con lo cual sta empez a operar como una empresa ms, que trataba con otras empresas, y eludi todo control de los organismos pblicos, sacando incluso del pas un nmero creciente de operaciones. Esto se revirti y PDVSA ya es nuevamente del Estado. Ahora hay quienes plantean lo mismo para Pemex, sin considerar esa experiencia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter