Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-02-2008

Las otras noticias del Norte de Irlanda

Txente Rekondo
GAIN



La marcha del proceso de paz irlands sigue su rumbo, imparable a pesar de los obstculos que continan apareciendo cada cierto tiempo. Las ltima semanas se han sucedido diferentes noticias en ese sentido. La aparicin de nuevos espas, la muerte violenta de miembros de grupos disidentes, la crisis que parece afectar al DUP de Paisley y la muerte reciente de Brendan Hugues son algunos ejemplos.

Nuevamente los segurcratas britnicos han movido sus fichas estas semanas para introducir cierta inestabilidad en la vida poltica y social del norte de Irlanda. El anuncio pblico que un republicano, Roy McShane, que haba sido chofer de los dirigentes del Sinn Fin era un "informador de los servicios secretos britnicos" buscaba desencadenar los rumores y la inseguridad en la comunidad nacionalista. A pesar del boom meditico de la noticia, fuentes republicanas sealan que hace tiempo que se sospechaba de la presencia de algn espa dentro del partido, de ah que tanto McShane como algn otro fueran apartados de sus funciones. De hecho, el propio McShane llevaba ms de ao y medio trabajando como taxista en una empresa.

La presencia de confidentes es algo comn en la historia de Irlanda desde que los britnicos ocuparon la isla. No hay etapa donde no encontremos la mano negra de esos actores buscando derrotar definitivamente al movimiento republicano desde su fundacin de la mano de Wolfe Tone en el siglo dieciocho. Sin embargo no han logrado reducir la lucha de independencia ni evitar la salida britnica del sur d ela isla en el siglo veinte, como tampoco evitaron el auge del IRA en los setenta o el xito electoral del movimiento republicano ms recientemente.

Sus promotores intentan desmoralizar a la familia republicana y a la comunidad nacionalista, sin embargo esos mtodos a los que realmente perjudican son a las familias de los colaboradores. Un caso ocultado por los medios ha sido el de Raymond Gilmour, que en su da fue presentado como el "supercolaborador", y que en la actualidad se queja de su situacin de abandono, la viva imagen del "traidor traicionado" La polica y las fuerzas britnicas continan intentando reclutar confidentes y la vuelta a la poltica de controles callejeros, con la excusa de la amenaza disidente, muestran el uso de la guerra sucia una vez ms.

Como seala un dirigente republicano, "estamos muy atareados buscando la unidad de Irlanda como para ser distrados con las fantasas de informadores y sus promotores". Y buen aprueba de ello lo tendremos el prximo fin de semana con la celebracin de la Congreso general del Sinn Fin.

Los disidentes republicanos tambin han tenido sui protagonismo recientemente. Estos grupos o grupsculos que aparecen como championes en la escena disidente republicana. En muchas ocasiones ms all de la enorme infiltracin que sufren por parte de los segurcratas britnicos, parece que su objetivo y mensaje ms que expulsar a los britnicos de Irlanda, sea poner en dificultades al movimiento republicano y ms en concreto al Sinn Fin.

La sopa de letras que encontramos en ese campo (INLA, CIRA, RIRA, Oglaih na hEireann, IRLA, Republican Defence Army), sin apenas apoyo popular y metidos en ocasiones en oscuros negocios de drogas o pactos con organizaciones lealistas, hace que en algunos crculos se les presente, no sin irona, como el "real-continuity-dissident -Irish Republican Liberation Army".

Las disputas de estos grupos residuales se estn saldando a travs de la violencia, de ah que el temor a padecer infiltrados policiales o el control de algunas zonas les site como posibles autores materiales de algunas muertes recientes. Hace unos das el cadver de Andrew Burns apareci en Donegal, el ao pasado, Joe Jones y Edward Burns, moran violentamente en Belfast. Estos casos parecen estar relacionados con la violencia disidente, y su atencin meditica es mnima.

Algo que no ocurre cuando los fallecidos, casos de Paul Quinn el ao pasado o Robert McCartney en 2005, quieren presentarse como "vctimas del IRA". En esas ocasiones, la campaa meditica contina hasta nuestros das, con una intensa participacin de los partidos polticos que utilizan la situacin para atacar al Sinn Fin. Esa doble moral, o doble rasero, ha provocado que algunos familiares de vctimas recientes pongan el grito en el cielo ante lo que ellos consideran una actitud hipcrita ante la violencia por parte de aquellos que dicen condenarla "venga de donde venga". Los casos antes mencionados o los de Lisa Dorrian, una joven desaparecida y de cuya muerte se acusa a organizaciones paramilitares lealistas, o el de otro joven tambin vctima de lealistas, pero que su caso es ocultado por la colaboracin de stos con los servicios britnicos.

Los que no parece que pasan por su mejor momento son los dirigentes del DUP, y ms concretamente la familia Paisley. Algunos se han atrevido a aplicar un smil cinematogrfico y han empezado a hablar de "la cada de la casa Paisley". Tal vez sea algo prematuro hablar del fin poltico del patriarca de 82 aos y dirigente del DUP, pero las ultimas semanas se han sucedido las grietas en ese edificio que ha edificado Ian Paisley en las ultimas dcadas.

Primero fue el rechazo a su presencia en una conmemoracin por las vctimas de un ataque del IRA hace treinta aos, luego vino su relevo al frente de la Iglesia Presbiteriana Libre, a continuacin el importante revs electoral en Dromore y finalmente el caso de corrupcin y trfico de influencias que han motivado la dimisin de su hijo.

Si ste ultimo caso ha centrado la actualidad meditica, el retroceso electoral ha preocupado a los dirigentes del DUP, quienes se han reunido en Lisboa para preparara la nueva era post-Paisley. En la cita electoral de Dromore, que algunos han definido como "la noche de san Valentn del DUP, el partido de Paisley descendi del 50% al 28%, y buen aparte de los votos fuerona al nuevo partido creado por el eurodiputado y antiguo miembro del DUP, Jim Aliste, el "Tradicional Unionist Voice". Adems de la prdida de votos, el DUP ha visto como las segundas preferencias del TUV van a parar al UUP, lo que le ha dejado sin escao.

Es pronto para extrapolar los resultados a un futuro escenario electoral, pero por si acaso, la maquinaria unionista se ha puesto a trabajas, y para ello qu mejor que utilizar la inseguridad emocional que tanto rdito ha dado en el pasado. El uso del miedo es clave, de ah que se presente la divisin del voto unionista como peligrosa, ya que podra dar al Sinn Fin el primer puesto, y consecuentemente presentar a Martin McGuinness como primer ministro.

Adems del miedo, se ponen sobre la mesa nuevas condiciones, como la disolucin del Consejo del ejrcito del IRA y permitir el paso de la marcha orangista por el enclave nacionalista de Garvaghy Road en Portadown.

La mayora del DUP, y de la comunidad unionista, no est en contra del gobierno compartido o del proceso, lo que no soportan son las imgenes de "los hermanos risitas", de ah su descontento con sus dirigentes. La sucesin de Paisley ser el centro de las especulaciones en las prximas semanas, y algunos sealan que Peter Robinson es el elegido (contara con el apoyo de todos los sectores del partido, desde los modernizadores hasta los fundamentalistas), con Nigel Dodds como su segundo.

Y mientras todo eso ocurra, la muerte de Brendan Hughes ha puesto sobre la mesa las psimas condiciones que soportaron los prisioneros polticos, y las consecuencias de ello todava las estn pagando. Ms all de las diferencias ideolgicas que mantuvo en los ltimos aos con la estrategia del movimiento republicano, el reconocimiento a su figura ha quedado patente en la asistencia a su funeral, el ms numerosos de los ltimos aos, y con el mensaje de la familia republicana rindiendo homenaje a su figura y a su papel en la lucha por la independencia de Irlanda.

TXENTE REKONDO.- Gabinete Vasco de Anlisis Internacional (GAIN)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter