Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2008

Por qu las comunidades judas fuera de Israel no levantan su voz contra el genocidio palestino?

Rubn Kotler
Rebelin


Mientras las comunidades judas del mundo recuerdan el holocausto judo, nada dicen del holocausto palestino. Son cmplices: callan o lo avalan.

Segn la Convencin para la Prevencin y la Sancin del Delito de Genocidio de la ONU se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuacin, perpetrados con la intencin de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, tnico, racial o religioso, como tal:

a) Matanza de miembros del grupo; b) Lesin grave a la integridad fsica o mental de los miembros del grupo; c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destruccin fsica, total o parcial; d) Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo; e) Traslado por fuerza de nios del grupo a otro grupo.

Nuevamente digo: EN MI NOMBRE NO...

Una vez ms intentar posicionarme para decir claramente que en mi nombre no se siga asesinando a los Palestinos, que no se contine con este derramamiento de sangre que a esta altura ya debe ser tratado en las Naciones Unidas con la urgencia y eficacia que se merece, hay que decirlo y a viva voz: HAY QUE PARAR EL GENOCIDIO PALESTINO!! Las comunidades judas del mundo entero siguen siendo cmplices del asesinato de hombres, mujeres y nios en los territorios palestinos y mudas al horror del asesinato que en nombre del judasmo se produce en Palestina, se convierten en voceras de un Estado que aplica el terror y la destruccin masiva, amparndose en la impunidad que el sistema internacional le otorga y justifican de manera injustificada un crimen de lesa humanidad que no slo pesa en este presente, sino que impactar en la historia del judasmo en un futuro cercano.

Siento dolor y profunda desazn de ver como mientras las comunidades judas del mundo recuerdan el holocausto judo, nada dicen del holocausto palestino, provocado por los hijos y nietos de los sobrevivientes de los campos de exterminio nazi. Hoy, como hace un ao y medio vuelvo a decir: EN MI NOMBRE NO. Y no reniego como algunos sostienen, de mis orgenes judos, sino que en nombre del judasmo con el que tambin me identifico pido, exijo e imploro: No ms holocaustos, no ms genocidios, no ms asesinatos selectivos, no ms destruccin de la ya pobre infraestructura en la que viven hacinados ms de un milln y medio de palestinos en la Franja de Gaza, no ms confiscacin de tierras palestinas, no ms construccin de colonias ni muros de la vergenza: NO MS HORROR, no ms TERRORISMO DE ESTADO POR PARTE DE ISRAEL. As, y con mayscula. Que estas letras queden como grito de un ex miembro de la comunidad juda de Argentina que no acepta estos crmenes, que no quiere ni puede convalidar a un estado criminal, ciego y genocida. Soy consciente que vuelvo a enfrentarme a la comunidad juda de mi pas, a la que alguna vez he pertenecido y en la cual alguna vez actu como docente. Pero debo decir que tanto silencio de esa comunidad, y de todas las comunidades judas del mundo, ante los crmenes cometidos por Israel hacia el pueblo Palestino, me repugna. Pero este silencio cmplice tiene un motivo. Los dineros que Israel gira a esas comunidades judas, junto con el material educativo, aquel que debe ensearles a los buenos judos que Israel es su tierra por derecho divino, que el sionismo es derecho y humano (consignas que nos recuerdan a las banderas de la dictadura militar argentina) y que tanto derramamiento de sangre se justifica en el derecho de existencia de Israel, como legtimo territorio de los judos. El gueto judo en Oriente Medio. La muralla dentro de la cual no puede ingresar nadie que no sea judo. Pero la realidad es otra. Un pueblo no puede echar races a costa del exterminio de otro pueblo. Esto es lo que ha sucedido en Amrica, en Estados Unidos, en Espaa con la expulsin de judos y moros a la sazn de los cristianos, en Argentina con el exterminio del aborigen en la Patagonia para poblar un territorio poblado, en Turqua con el genocidio Armenio y ms, la lista lamentablemente es enorme, interminable. Cncer de nuestros tiempos modernos, los naZionalismos inventados en el Siglo XIX por unas elites para justificar lo injustificable. En Palestina ha significado la construccin de un estado sobre la expulsin de un pueblo que habitaba esas tierras y el genocidio posterior de la poblacin que ha resistido el exilio. En mi nombre NO!! Y sera bueno que las comunidades judas del mundo, aquellas que predican de voces afuera el pacifismo, el amor al prjimo y la beneficencia, cuestionaran al terrorismo de Estado de un Israel que habla en sus nombres. Porque Israel habla en nombre de un judasmo universal mientras lleva a cabo un genocidio. Comprendamos que las bombas no son inteligentes y que no es un fallo humano el que les est costando la vida a miles de palestinos tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania. Vergenza humana. Delirio sin razn que lleva a los polticos israeles a emprender un genocidio para fortalecer un estado de apartheid, como lo fuera Sudfrica en los tiempos en que la minora blanca someta a la mayora negra. Y las comunidades judas son cmplices. Cmplices no solo por omisin, sino, y esto es ms grave an, por accin. Porque avalan los crmenes que en nombre del judasmo universal perpetra Israel contra la poblacin nativa de Palestina. Una vez ms quienes nos oponemos a cualquier tipo de crimen debemos alzar la voz de manera fuerte y sin titubeos: EN NUESTRO NOMBRE NO. Israel debe parar ya mismo el genocidio que est emprendiendo contra el pueblo palestino y debe comprender que en el marco del derecho internacional, los responsables tendrn que ser llevados a juicio y castigados, de la misma manera en que Nrmberg castig a la jerarqua nazi o el estado argentino juzg a los militares de la ltima dictadura.

*He decidido publicar este artculo movido por la nueva ola de campaa contra mi persona en la que no han faltado insultos, provenientes de miembros de la comunidad juda argentina residentes en Israel.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter