Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-02-2008

El ferrocarril y los herbicidas

Miguel ngel Llana
Rebelin

Adif, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, que depende del Ministerio de Fomento, apuesta por la desertizacin


Sorprende que una empresa pblica espaola -dependiente del Ministerio de Fomento- como es Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) haya decidido destruir con herbicidas el entorno de las vas de ferrocarril para mantenerlo limpio de vegetacin. Se trata en definitiva de arrasar varios miles de hectreas lanzando cientos de toneladas -dos veces al ao- de un producto qumico que acabar disolvindose en las aguas superficiales y en los acuferos contribuyendo as a su contaminacin.

El consejo de Administracin de Adif aprob, el pasado 20 de febrero, la adjudicacin de la operacin a la empresa Sintra por un perodo de cuatro aos y un presupuesto de 20 millones de euros.

Adif basa su decisin en la necesidad de prevenir el riesgo de incendios asegurando que no afectar a la fauna del entorno -mamferos, aves, insectos, etc- dada la baja toxicidad de los productos empleados y que stos cumplen la normativa vigente.

No es posible valorar el alcance exacto de la medida tomada pero sus efectos, slo a simple vista, son enormemente destructivos: ms desertizacin, erosin, contaminacin y menos cubierta vegetal. La medida puede ser rentable econmicamente para la empresa (que es pblica) pero, no lo es, sin duda, para el medio ambiente ni tampoco para el conjunto de la sociedad. Es una medida ms de un modelo econmico tan desproporcionado que es capaz de justificar cualquier proyecto depredador independientemente de sus consecuencias.

No se entiende bien por qu no se utilizan otros medios ms o menos mecanizados de limpieza y de conservacin del entorno de las vas que, manteniendo las exigencias de seguridad contra los incendios -el nico argumento empleado- respeten el entorno y no ocasione daos. Segn que zonas, la siembra, por ejemplo, de determinada flora podra servir como solucin para evitar incendios y para mantener la cubierta vegetal y as resolver el problema.

El Ministerio de Medio Ambiente y los organismos correspondientes de cada Comunidad Autonmica o, incluso, de cada ayuntamiento, deberan intervenir para atajar este despropsito.

De nada sirve despus hablar del Cambio Climtico, de la degradacin del medio ambiente y de tantas otras cosas, cuando se propician semejantes atropellos a la naturaleza. Todo parece indicar que estamos ante un delito ecolgico pero Porqu no habra de serlo tambin en el Cdigo Penal? Decir que el herbicida que pretenden aventar de modo tan masivo slo destruye la flora y no la fauna, al tiempo que olvidan decir cmo y a dnde va a parar una vez derramado, constituye un despropsito an mayor.

Los problemas medioambientales no son casuales sino, sencillamente, la consecuencia del modelo econmico y, las soluciones a los problemas no podrn ser ms de lo mismo, sino algo diferente, otro planteamiento, pero que este mismo modelo, que no hace ms que repetirse, nunca podr aportar.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter