Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2008

El eje Brasilia-Washington

Andrs Soliz Rada
Rebelin




Ante el fracaso de la reunin de Jefes de Estado de Bolivia, Argentina y Brasil sobre las ventas de gas boliviano a sus vecinos, Cristina Kirchner pidi concretar el ingreso de Venezuela al MERCOSUR. La demanda reflej lo difcil que es negociar con Lula, quien ha suscrito un acuerdo estratgico con George W. Bush para producir biocombustibles. En otras palabras, plante que el eje BrasiliaWashington sea contrarestado con la alianza La Paz-Buenos AiresCaracas, a fin de negociar con Brasilia en otras condiciones.

Infelizmente, las palabras de Cristina son insuficientes. Su esposo, Nstor Kirchner, ampli por 30 aos los contratos por los que Carlos Menem entreg al capital forneo las ms importantes reservas argentinas de gas y petrleo. La estatal ENARSA no ha detenido la prepotencia de Repsol (ahora con fuertes accionistas norteamericanos) y Petrobrs. En dos oportunidades, el mismo personaje le dijo a Evo Morales que si las compaas forneas no quieren invertir en Bolivia slo tiene que levantar el telfono para que nosotros acudamos con 1.500 millones de dlares. Qu fue de esa promesa?

En el pas, la re fundada YPFB es una cscara vaca. Antes de caminar ha sido descapitalizada con un bono para estudiantes, que deba pagarse con ingresos de la nacionalizacin de los hidrocarburos, los que, al no figurar en los contratos con las petroleras, son pagados por el esculido ente estatal. YPFB acaba de entregar a Petrobrs campos de gas en reas tradicionales que quedaron su poder. En lugar de cumplirse el acuerdo energtico con Venezuela, de enero de 2005, YPFB pidi a PDVSA 53 estaciones de servicio que tampoco fueron instaladas.

Las relaciones con Irn tienen para Bolivia un alto costo poltico, que puede justificarse con convenios sobre gas y petrleo. En su reemplazo, Tehern instalar un canal televisivo. Los cuestionamientos de Evo a EEUU se han vuelto recurrentes. Sin embargo, en lugar de cumplirse el Decreto de Nacionalizacin, que dispone que YPFB asuma el control accionario de Transredes (Enron-Shell), entidad que opera los gasoductos, la presencia del consorcio en el pas es mayor cada da.

Hugo Chvez, por su parte, libra una aislada batalla contra la gigantesca Exxon Mbil, despus que Lula congel su proyecto de Gasoducto del Sur, en el que Bolivia pudo participar siempre que el 50 % de su produccin de gas sea industrializado en territorio nacional. Petrobrs invertir en el pas, previo veto a cualquier proyecto de industrializacin interna con su materia prima.

El Nuevo Orden Mundial (NOM) postula la desaparicin de los Estados nacionales dbiles. Este dato objetivo no fue tomado en cuenta al exacerbar el indigenismo, que acab por fortalecer a los grupos separatistas de Santa Cruz. Tampoco se ha dimensionado el dao ocasionan a la soberana nacional la presencia de ONG, de cuyos desembolsos se beneficiaron movimientos indigenistas y el propio MAS.

Ahora Evo censura a USAID por su ingerencia en el pas. Es que ignorbamos la presencia de la Fundacin Soros y de ONG como CIPCA (de Xavier Alb), CEJIS (que, segn Leonardo Tamburini, recibe dineros de EEUU, Inglaterra y Alemania), OXFAM ( financiada por British Petrleum, Rockefeller y Ford), Tierra (de Miguel Urioste), adems de Qhana, Aclo, Cepad, Cedoin, IPTK y otras, que reciben recursos de EEUU, Reino Unido, Espaa, Suiza, Suecia, Dinamarca, Holanda, Canad y el Vaticano? Si Cristina y Evo no resuelven sus contradicciones internas, el eje defensivo Bolivia-Argentina-Venezuela seguir siendo una quimera.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter