Portada :: frica :: Kenia, la violencia que nace de la abismal desigualdad
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2008

Se establece un acuerdo de "gran coalicin" para superar la crisis poltica
Optimismo y cautela ante "gran coalicin"

Kwamboka Oyaro
IPS


El lder opositor Raila Odinga, designado primer ministro de Kenia en el marco de un acuerdo que estableci un gobierno de "gran coalicin" para superar la crisis poltica, se comprometi a trabajar por la reconstruccin del pas y la reconciliacin de sus habitantes.

Analistas polticos, sin embargo, se mostraron cautelosos y sealaron que los obstculos que an deben superarse requieren la cooperacin y voluntad poltica de las facciones rivales.

El nuevo primer ministro, lder del Movimiento Democrtico Naranja (ODM, por sus siglas en ingls) y el presidente Mwai Kibaki, del Partido de Unidad Nacional (PNU) acordaron este jueves formar una coalicin de gobierno, luego de una mediacin internacional encabezada por Kofi Annan, ex secretario general de la Organizacin de las Naciones Unidas.

En declaraciones a la cadena de radio y televisin britnica BBC, Odinga prometi ocuparse de quienes perdieron su propiedad, sus empleos y de los casi 600.000 desplazados durante la ola de violencia que estall tras las fraudulentas elecciones del 27 de diciembre, en la que alrededor de 1.500 personas perdieron la vida.

"Esto significa que reconocemos a Kibaki como presidente y que l admite que hubo algunas irregularidades en los comicios", seal Odinga. La oposicin y observadores internacionales denunciaron que el oficialismo haba orquestado un fraude masivo.

Segn el acuerdo, los puestos en el gabinete sern divididos en partes iguales entre los dos partidos y Odinga slo podr ser desplazado a travs de un voto de desconfianza en la legislatura, donde su partido cuenta con una amplia mayora. Tambin se nombrar a dos viceprimer ministros, uno por cada miembro de la coalicin.

"Es un momento histrico para Kenia y debemos celebrarlo", dijo a IPS la analista poltica Grace Mbugua. "Soy optimista acerca de que el caos llegar a su fin y no resurgir jams", agreg.

Otros observadores fueron ms cautos. Destacaron que la implementacin del acuerdo ser un tema delicado y que todava deben superarse muchos obstculos para resolver la crisis.

"La jornada est lejos de haber llegado a su fin. De hecho, este es apenas el comienzo", seal Annan.

El acuerdo debe ser integrado a la Constitucin, que actualmente no contempla el cargo de primer ministro. El nuevo gobierno slo podr disolverse si lo mismo sucede con la legislatura, si los partidos que lo integran expresan esa voluntad por escrito o si uno de los socios se retira de la coalicin.

Odinga expres su esperanza de que se apruebe la nueva Constitucin en un ao y se convoque a elecciones en dos, dado que ese es el plazo mximo de vigencia estipulado por Annan para el gobierno compartido.

El acuerdo lleg luego de que Annan, exasperado por la ausencia de progresos, suspendiera las conversaciones el martes. Los negociadores del oficialismo y la oposicin estaban empantanados en una serie de cuestiones, fundamentalmente las atribuciones del nuevo primer ministro.

Annan apel directamente a Kibaki y Odinga para dar a la mediacin un nuevo mpetu.

"En toda negociacin hay que ceder. A quienes piensan que sus lderes realizaron demasiadas concesiones, debo decirles que era necesario para sanar a esta nacin", dijo Annan el jueves.

El presidente de Tanzania y la Unin Africana, Jakaya Kikwete, se uni el martes a los negociadores para colaborar en la bsqueda de una salida al estancamiento.

"Finalmente tienen un acuerdo para resolver el accidente histrico que se produjo en diciembre, y que ahora se ha vuelto un tema del pasado", dijo. Asimismo urgi a los lderes que aseguraran la implementacin de sus clusulas.

El ex presidente tanzano Benjamin Mkapa (1995-2005), y la activista por los derechos de los nios Graca Machel, esposa de Nelson Mandela, tambin asistieron en la mediacin.

Annan inform que su equipo reanudar este viernes las conversaciones sobre los mecanismos para atender la pobreza, la redaccin de la nueva Constitucin y la reforma agraria. "Estos temas se encuentran en la raz de los trgicos episodios que siguieron a las elecciones y deben ser encarados de una vez y para siempre", afirm.

Esas dificultades han sido reconocidas en el prembulo del acuerdo entre las facciones rivales: "la crisis desatada por las elecciones de 2007 puso al descubierto profundas y antiguas divisiones de la sociedad keniata. Si no se las atiende, sern una amenaza para la existencia de Kenia como una nacin unificada", seal.

Las tensiones tnicas se sumaron a la crisis poltica. Kibaki pertenece a la tribu kikuyo, la mayor del pas, mientras que Odinga es un luo. Los kikuyos tienen una considerable influencia poltica y poder econmico, lo que los convierte en blanco del resentimiento de otros grupos en este pas multitnico.

El estallido de violencia tambin fue un duro golpe para la economa, que haba mostrado una sostenida tasa de crecimiento durante el primer mandato de Kibaki, entre 2002 y 2007, aunque la corrupcin continu fuera de control.

Sobre el acuerdo del jueves pende la sombra de un fallido entendimiento similar, alcanzado entre Kibaki y Odinga en 2002, antes de los comicios presidenciales de ese ao.

La intencin era que Odinga se convirtiera en primer ministro, a cambio de su apoyo a la Coalicin Arco Iris que Kibaki llev a la victoria en las urnas. Pero el acuerdo se derrumb a causa de la creciente enemistad entre ambos.

"Con ese antecedente, creo que ambos ahora deben mantener informado al pblico sobre sus avances. Esto seguramente reducir las tensiones en el pas", afirm Mbugua.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter