Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2008

Entrevista Alfredo Grimaldos, autor de Zaplana. El brazo incorrupto del PP:
He llegado a la conclusin de que este sistema est completamente podrido

Pascual Serrano
Mundo Obrero



El Corte Ingls lo retir de sus estanteras, el Circulo de Bellas Artes no acept que se presentar en sus instalaciones, CNN + suspende a ltima hora una invitacin al autor. Pero estn a punto de venderse ya quince mil ejemplares del libro Zaplana. El brazo incorrupto del PP, de Alfredo Grimaldos (Foca), una cifra nada fcil tratndose de un ensayo.

Y es que estamos ante un trabajo fruto de un ao de investigacin entre Madrid, Benidorm, Alicante, Valencia e, incluso, Cartagena, donde naci Zaplana y de donde es originaria su familia. Grimaldos ha reconstruido la trayectoria desde que era un estudiante de Derecho con un expediente poco modlico. Despus, cmo se cas con la hija de uno de los magnates hosteleros de Benidorm, Miguel Barcel, y, a partir de ah, comenz su ascenso poltico, primero alcalde de Benidorm, despus ministro de Trabajo con Aznar y hoy portavoz del Partido Popular,. El resultado es una antologa del latrocinio y la desvergenza, el ejemplo vivo de un sistema poltico, judicial y meditico podrido, como bien dice el autor. Cmo cambiarlo es otro cantar, Grimaldos ya ha logrado mucho con sacarlo a la luz.

Sin duda el relato de tropelas y corrupcin que se desvela en tu libro es sorprendente. Imaginabas algo as cuando empezaste a investigar el tema?

Estaba claro, desde el principio, que ste era uno de los personajes menos recomendables del actual panorama poltico. Precisamente por eso decidimos hacer un libro sobre l. Es la quintaesencia de la podredumbre de este sistema, un individuo sin ideologa, que slo busca el enriquecimiento personal y el poder. Ya lo adverta l mismo, al principio de su carrera, en las cintas del Caso Naseiro. No tiene nada que ver, por ejemplo, con un ultraderechista clerical clsico, como Acebes. Si Zaplana hubiera cado en las filas del PSOE, podra haber sido un Luis Roldn o un Rafael Vera.

Ha habido alguna reaccin por parte del protagonista o de su partido?

Oficialmente, ninguna. Tampoco he tenido noticias, de momento, por va judicial. S tenemos constancia de que Zaplana ha movido todos sus tentculos para evitar que el libro tuviese eco en los medios de comunicacin. Obviamente, la devolucin de los ejemplares por parte de El Corte Ingls es una consecuencia de esa presin. Por otra parte, no hemos podido presentar el libro en el Crculo de Bellas Artes, donde se hacen todas las presentaciones de la editorial FOCA. En esta ocasin, por primera vez en la historia, responsables del Crculo dijeron que no era recomendable hablar de esta obra all.

Crees que es un hecho aislado en la poltica espaola? Tiene parangn en otros polticos u otros partidos?

Nada ms empezar su carrera poltica, Zaplana, con poco ms de treinta aos, ya dice, en las cintas del Caso Naseiro, que necesita mucho dinero para vivir y que se quiere hacer rico, mientras trapichea con la recalificacin de un solar para comprarse un Opel Vectra con su mordida en esa operacin. Despus, accede a la alcalda de Benidorm sin ganar las elecciones correspondientes, comprando a una concejala trnsfuga del PSOE. All comete todo tipo de irregularidades, pero eso le permite llegar a la Generalitat, donde las operaciones turbias con dinero pblico se incrementan con muchos ceros. A pesar de que muchos de sus ms ntimos estn imputados en hechos delictivos y de que a l le salpica por todas partes la sombra de la corrupcin, se convierte en ministro de Aznar... Todo esto es consecuencia de un sistema poltico sobre el que los ciudadanos no tienen el ms mnimo control. Zaplana forma parte de una casta que legisla en su propio beneficio. No hay que olvidar que es ntimo amigo de Prez Rubalcaba, a pesar de los sainetes que ambos montan en el Congreso. Y tambin de Bono, con quien comparte el cario y los favores de un individuo como El Pocero.

Piensas que desde el sistema judicial, la oposicin poltica y los medios de comunicacin se ha hecho todo el esfuerzo para denunciar, investigar o pedir la aclaracin de todo lo que relatas en el libro?

La Justicia est para perseguir a los pobres y a los insumisos. Ni los amigos del Rey, ni los banqueros, ni los polticos van a la crcel. Los procedimientos judiciales contra los personajes poderosos se eternizan y una legin de abogados de renombre se encarga de embarullar estos asuntos. Por otra parte, son muy pocos los jueces que quieren complicarse la vida. Slo hay que ver el caso de uno de los antiguos aliados de Zaplana, Carlos Fabra, imputado en un multimillonario fraude a Hacienda. Ya son ocho los jueces que han participado en la instruccin del asunto, y todos ellos huyen de Castelln, donde Fabra es el todopoderoso cacique local.

Qu le diras a quienes sacan como conclusin que la poltica es as de miserable y que est llena de individuos que slo buscan enriquecerse con ella?

Que tienen toda la razn del mundo. Este sistema est completamente podrido. Hay mucha mayor cercana entre los polticos profesionales del PSOE y los del PP que entre stos y sus votantes respectivos. Ellos no se muerden, vociferan mucho, pero no estn dispuestos a permitir que haya la menor transparencia. La podredumbre de uno se tapa con un dossier sobre las corruptelas del otro. La Transicin fue una gran mentira y una absoluta estafa. No hubo ruptura democrtica y se mont un tinglado que sirve para que los ciudadanos estn cada da ms desinformados y con menor capacidad de decisin sobre cualquier cosa.

Entonces, segn t, no tiene ninguna opcin para rebelarse el ciudadano? Quizs otros partidos? No votar?

La pregunta es difcil. No hay frmulas mgicas y tampoco es cuestin de dar consejos a nadie. Yo, desde luego, no soy nada aficionado a las urnas, tal como est montado aqu el asunto. He utilizado la papeleta muy pocas veces. La primera vez que tuve ocasin de hacerlo no tena edad para votar o abstenerme en 1977- fue en el referndum de 1978, y vot no a la constitucin monrquica. Pienso que lo fundamental para la izquierda es volver a intentar construir un movimiento cvico organizado, como lo haba al final del franquismo, pero para eso hay que pelear tambin contra las burocracias sindicales y de todo tipo. Las estructuras polticas y sociales de izquierda, bastante slidas, que existan durante la Transicin fueron liquidadas desde arriba, para limitar la participacin del ciudadano a un simple voto cada cuatro aos. Adems, todo el sistema circunscripciones electorales, Ley DHont, listas cerradas...- est concebido para institucionalizar un bipartidismo en el que se reparten los papeles de polica bueno y malo. Cuando puede ms el miedo que el asco, parte de la abstencin se convierte en votos del PSOE y ganan las elecciones personajes como Gonzlez o Zapatero. E Izquierda Unida se pone a la cola, con muy poca autonoma. Y qu hace el PSOE? Es decir, la derecha no franquista: poner en funcionamiento el GAL, aumentar la financiacin pblica del nacionalcatolicismo, liquidar la radiotelevisin pblica... y desarrollar la misma poltica econmica que podran en prctica los otros. Pienso que hay que trabajar para intentar que exista un pensamiento ms crtico y mayor participacin popular al margen de las instituciones.

Cul puede ser la razn para que el PP siga considerando a Zaplana un valor poltico a tener en cuenta?

A travs del llamado Clan de Valladolid, estuvo muy cerca de Aznar, que todava contina proyectando su siniestra sombra sobre el PP. Bendecidos por Aznar, Acebes y Zaplana se convirtieron en los portavoces de la teora de la conspiracin, en el caso del 11-M, y Rajoy no fue capaz de librarse de ellos, a pesar de que hay un amplio sector de la cpula del partido que no los soporta. Sobre todo a Zaplana. Si el PP pierde las prximas elecciones generales, Rajoy, y con l Zaplana y Acebes, quedarn fuera de combate. Zaplana tiene ya un capitalito almacenado, como para no tener que trabajar ms, pero a este tipo de personajes les cuesta mucho asimilar, cuando llega el momento, que se han quedado sin poder.

Qu falla en el sistema poltico espaol para que esto suceda?

Los individuos como Zaplana surgen y medran en el contexto de una sociedad desinformada y acrtica. Su salto a la Generalitat lo dio en la poca del culto a los triunfadores que propici el felipismo, cuando el propio Mario Conde se converta en doctor honoris causa de la mano del Rey. Tanto en el mbito poltico como en el econmico, el resplandor del xito tapa las sospechas de podredumbre, por ms fundamento que tengan. Los grandes medios de comunicacin se dedican a intoxicar y a silenciar, en sintona con los distintos clanes de cada partido y con los grandes intereses econmicos. Mientras hay votantes acalorados que discuten en los bares sobre si es mejor el PP o el PSOE, un sector de este partido se ala con un grupo de presin del otro para tumbar a uno que estorba de cualquiera de las dos organizaciones. Los partidos son estructuras cerradas sin la ms mnima democracia interna. Mquina de mentir. Y al que se sale del sistema lo silencian o lo fulminan.

Como has comentado antes, se ha denunciado que tu libro haba sido retirado de El Corte Ingls. Qu ms sabes de eso? Ningn peridico se ha hecho eco de esa retirada. Cmo lo interpretas?

En efecto, el libro se retir, repentinamente, de todos los centros de El Corte Ingls. Delante, incluso, de los clientes, sin esperar a que se acabara la jornada laboral. Parece que la orden lleg desde las alturas y fue fulminante. Despus de esto, los primeros das, cuando ibas a pedir el libro, en cada sitio te decan una cosa. Haba dependientes que contestaban: pero si estaba aqu, y se estaba vendiendo bien. Otros, ms avisados, decan que se haba agotado y, adems, no se poda pedir. Despus, tras la traca que se li en internet , hicieron el parip de pedir unos pocos ejemplares. Y ahora, resulta que se puede encontrar en algunos centros, mientras en otros te siguen contando que est agotado en la editorial. Que yo sepa, de los grandes diarios comerciales, por decirlo de alguna manera, slo se hizo eco de esta historia el Levante, de Valencia, hablando, sin precisar el nombre, de un centro comercial. Las apabullantes cifras de publicidad que maneja El Corte Ingls tapan casi todas las bocas.

Has percibido algn otro boicot o censura al libro?

No slo he sufrido censura por la parte zaplanista. Tambin me han vetado las vrgenes vestales de la libertad de informacin, el imperio Polanco. Jos Mara Calleja me invit a participar en su programa Cara a cara, de CNN +, y unas horas antes de que viniera un vehculo a recogerme, me llam la productora, con voz temblorosa para contarme una milonga: que se haba cado el otro participante, ya no daba tiempo para encontrar un sustituto y se suspenda la grabacin. Pero el programa se hizo, con el que iba a ser mi contertulio, que no se haba cado de ningn sitio, y con uno nuevo. Al parecer, alguien llam desde la direccin general de la empresa para decir que yo no poda participar en ningn medio del grupo, por haber escrito sobre Polanco. No s a qu se referira. Posiblemente a que en mi libro La sombra de Franco en la Transicin, recordaba que Rodolfo Martn Villa era ministro del Interior y controlaba todas las tramas fascistas cuando un comando ultraderechista puso una bomba en el diario El Pas y asesin a uno de sus trabajadores. Por una paradoja siniestra, Martn Villa es ahora presidente de Sogecable.

O el veto puede estar relacionado con algo que publiqu en el libro La CIA en Espaa. Por ejemplo, que cuando Polanco pas a formar parte de la Comisin Trilateral, lo primero que hizo fue llamar a Joaqun Estefana, autor del libro La Trilateral en Espaa y nombrarle jefe de economa de El Pas. Estefana, antiguo maosta que llegara a ser director del diario, pidi a su editor, Ramn Akal, que retirara el libro de la circulacin, sin conseguirlo.

Han sugerido que el libro es un encargo, se sobreentiende que desde el partido socialista, Qu dices a eso?

Que es absurdo. Y ni siquiera creo que les haya gustado mucho a los profesionales del PSOE. El libro es un proyecto que surge de la propia editorial FOCA, porque consideramos que Zaplana representa todo lo menos recomendable y lo ms amoral del sistema poltico podrido que sufrimos. Y en las pginas del libro aparece, por ejemplo, Jos Bono, de forma muy poco luminosa. Consegu hablar con algunos polticos del PSOE, a ttulo individual, como tambin lo hice con antizaplanistas del PP y con antiguos zaplanistas valencianos hoy pasados a las filas de Camps. Un libro como ste, escrito desde fuera del enjuague institucional, molesta o todos los que se benefician del tinglado poltico.

Cul de todos los escndalos te ha parecido ms impresionante o te parece ms destacable?

En este caso, es difcil hacer un ranking de la infamia y la sinvergonzonera. Terra Mtica es un monumento al saqueo del dinero pblico, pero hay muchos otros episodios elocuentes, aunque la cuanta de la rapia sea menor. Los detalles que muestran la personalidad de nuevo rico de Zaplana resultan muy jugosos. Por ejemplo, eso de comprarse un piso de quinientos metros cuadrados en el madrileo Paseo de la Castellana, gracias a una hipoteca de la Caja de Ahorros del Mediterrneo, encabezada por personajes que l nombr a dedo cuando era presidente de la Generalitat. La letra mensual, de ms de 8.000 euros, es superior a su antiguo salario de ministro y al de jefe del grupo parlamentario de la oposicin. Si a eso le sumas trajes de diseo exclusivo, a unos cuantos miles de euros la tirada, asistente personal, un Porsche Cayenne de 120.000 euros para su hija pequea... El reloj que ensea en la portada del libro es un Hublot suizo de 18.000 euros. Y tiene ms en su coleccin.

www.pascualserrano.net



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter