Portada :: Colombia :: Crimen de guerra e invasin de Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2008

El Alto Comisionado de Paz les advirti para que no acudieran a la reunin
Franceses iban a reunirse con Reyes el da que muri

Kintto Lucas
IPS


Tres enviados personales del presidente francs Nicolas Sarkozy, que permanecan en Ecuador desde octubre de 2007, fueron llamados el sbado por el alto comisionado de Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, para advertirles de que no acudieran a una reunin con el guerrillero "Ral Reyes" porque corran peligro.
 
Los enviados de Sarkozy a Ecuador, donde estaban con el consentimiento del mandatario de Colombia, lvaro Uribe, estaban encargados de negociar con Reyes la liberacin de la poltica colombiana y ciudadana francesa Ingrid Betancourt, rehn de la guerrilla de las FARC desde 2002 y cuya suerte desvela a Pars, segn dijeron a IPS fuentes diplomticas.

De acuerdo a esas fuentes, los tres negociadores franceses estaban en una ciudad ecuatoriana cercana al campamento de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) que fue atacado en la madrugada del mismo sbado por fuerzas colombianas para matar a Reyes, miembro del secretariado y portavoz internacional de esa guerrilla.

Los emisarios se dirigan esa maana a una reunin con Reyes, que ya estaba muerto, cuando recibieron la llamada de Restrepo advirtindoles de no acercarse al punto de encuentro por su propia seguridad, lo que sumi a los franceses en la preocupacin.

Cuando Colombia anunci la muerte, el gobierno francs, a travs de su canciller Bernard Kouchner, no ocult su disgusto.

"Es una mala noticia que el hombre con el que estbamos dialogando haya muerto", dijo Kouchner, al ser consultado por la prensa.

El comandante rebelde era el contacto de Francia para las negociaciones que buscan la liberacin de Betancourt.

El mes pasado, otro enviado de Sarkozy haba mantenido una reunin con Restrepo, quien, de palabra, habra apoyado la negociacin para obtener la libertad de Betancourt, quien se encuentra muy enferma.

El lunes, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, sostuvo que el ataque hizo suspender la liberacin unilateral en su territorio de 12 rehenes y prisioneros de guerra, parte de un grupo de "canjeables" que las FARC quieren intercambiar por varios cientos de guerrilleros presos.

"Lamento comunicarles que las conversaciones estaban bastante avanzadas para liberar en Ecuador a 12 rehenes, entre ellos a Ingrid Betancourt. Todo fue frustrado por las manos guerreristas y autoritarias, no podemos descartar que esta fue una de las motivaciones de incursin y ataque por parte de los enemigos de la paz", haba dicho Correa.

La lista de quienes cuya libertad se discuta incluira a los militares colombianos Juan Carlos Bermeo, Raimundo Malagn, Arbey Delgado y Pablo Moncayo y los oficiales de polica Luis Mendieta, Edgar Duarte y Julin Guevara, y el ecuatoriano Marcelino Arreaga.

Bogot reconoci la incursin militar en territorio ecuatoriano, pero acus a Ecuador y a Venezuela de sostener vnculos ilegales con las FARC, esgrimiendo como prueba unos documentos presuntamente encontrados en unos computadores que, segn las autoridades colombianas, fueron hallados en el campamento de Reyes.

El ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, Gustavo Larrea, acept que se haba reunido en enero con Reyes, "fuera de Ecuador y de Colombia" y que habl con l solamente sobre la liberacin de los rehenes como parte de un esfuerzo conducido entre varios gobiernos.

Francia hace parte, junto con Suiza y Espaa, del grupo de pases que intentan facilitar un dilogo entre las partes para conseguir el canje humanitario.

Por gestiones del presidente de Venezuela, Hugo Chvez, entre enero y febrero las FARC liberaron de forma unilateral a seis rehenes.

El martes, un comunicado del secretariado de las FARC afirm que Reyes "cay cumpliendo la misin de concretar a travs del presidente Chvez una entrevista con el presidente Sarkozy, donde se avanzara en encontrar soluciones a la situacin de Ingrid Betancourt y al objetivo del intercambio humanitario".

Adems, las FARC agradecieron sus esfuerzos a los mandatarios "Hugo Chvez, Nicols Sarkozy, Rafael Correa, Daniel Ortega (Nicaragua), Cristina Fernndez (Argentina), Evo Morales (Morales) y a todos los gobiernos amigos de la paz, a los familiares de los prisioneros y a esa inmensa mayora que apoya el intercambio".

El ex marido de Betancourt, Fabrice Delloye, asegur el martes a la prensa que la actitud de Uribe es "asquerosa" e "innoble" y "sabotea constantemente" toda posibilidad de liberar a los rehenes.

Segn Delloye, cuando Uribe estuvo un mes atrs en Francia, inst a Sarkozy a renovar, junto a Suiza y Espaa, las conversaciones con Reyes, habilitado por las FARC para hablar sobre un acuerdo humanitario.

Delloye tambin seal que la semana pasada, el alto comisionado Restrepo alent en Panam una vez ms a los emisarios franceses a que fueran a dialogar con Reyes.

"El presidente Uribe saba perfectamente y desde hace mucho dnde se encontraba Ral Reyes y l saba tambin que el presidente (ecuatoriano Rafael) Correa, a travs de su ministro", Gustavo Larrea, "tena relaciones estrictamente humanitarias con Ral Reyes para tratar de solucionar el problema de los rehenes", asegur Delloye.

Las negociaciones entre emisarios franceses y Reyes es una historia de varios aos, y ms de una vez fueron desbaratadas por la intervencin de Bogot, como indic IPS en algunos artculos.

Fuentes diplomticas con conocimiento directo de las gestiones aseguraron a IPS que en junio de 2003 dos funcionarios de la cancillera francesa iban a reunirse por entonces con Reyes para recibir pruebas de la supervivencia de Betancourt, que su familia no tena desde mayo de 2002.

El inters de Francia era despejar dudas sobre el estado de salud de Betancourt, y el de las FARC destrabar sus contactos con la comunidad internacional.

En la reunin iba a tomar parte un alto funcionario de la cancillera francesa. Al mismo tiempo, Delloye recibira como prueba de supervivencia de la lder poltica un vdeo grabado a principios de junio de 2003.

Pero, interceptaciones de conversaciones telefnicas permitieron a Uribe tomar conocimiento del pactado encuentro y abortarlo, segn diversas fuentes consultadas por IPS, aunque el vdeo fue finalmente difundido en agosto de ese ao por un noticiero de televisin colombiano.

El entonces embajador francs en Quito, Serge Pinot, aunque dijo desconocer las negociaciones con Reyes, admiti a IPS que Pars seguira haciendo los "contactos necesarios a cualquier nivel" para lograr la liberacin de Betancourt.

Una fuente diplomtica en Bogot, que no quiso identificarse, estim en la oportunidad que detrs del aborto del encuentro estaban "los servicios especiales de Estados Unidos, coordinados con inteligencia militar colombiana y con el presidente Uribe".

El objetivo, segn la misma fuente, era desmontar la gestin diplomtica de las FARC.

Otro hecho significativo ocurri en enero de 2004, cuando fue detenido en Quito el miembro de las FARC "Simn Trinidad", en un operativo conjunto de la inteligencia estadounidense y colombiana, en colaboracin con la polica ecuatoriana.

Segn un posterior comunicado de las FARC, Trinidad cumpla la misin de buscar un "lugar adecuado" para un encuentro con el entonces secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y su representante personal en Colombia, James LeMoyne.

La detencin de Trinidad, segn las FARC, tambin frustr una reunin prevista con representantes del gobierno francs con el propsito de hallar una solucin definitiva al cautiverio de Betancourt y dems rehenes.

En diciembre de 2004, el entonces llamado "canciller" de las FARC, Rodrigo Granda, fue secuestrado por fuerzas de seguridad colombianas, con "la posible participacin de altos funcionarios del Estado y del gobierno" de Venezuela, segn l mismo en una entrevista desde la crcel y publicada en el sitio de Internet de esa guerrilla.

La captura de Granda tambin abort gestiones nacionales e internacionales por el intercambio humanitario, como afirm en febrero siguiente Juan Carlos Lecompte, esposo de Betancourt.

Segn Lecompte, Uribe saba que Granda, quien resida en Venezuela, era el contacto de las familias de los rehenes y de actores internacionales que trabajan por el acuerdo humanitario, como las Naciones Unidas, la Cruz Roja y los gobiernos de Francia y Suiza.

"Granda tena contactos con los suizos y estaban arreglando o iniciando un proceso de acuerdo humanitario con las FARC. Uribe se dio cuenta de eso y mand por l", dijo Lecompte al programa televisivo Caracol Noticias.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter