Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-10-2004

Carta del pueblo de Faluya a Kofi Annan para que se ponga fin al bombardeo de la ciudad y se evite el asalto anunciado contra la ciudad

Rebelin

Traduccido para Rebelin por Loles Olivn


Su Excelencia Sr. Kofi Annan

Secretario general de Naciones Unidas

Nueva York

Faluya, 14 de octubre de 2004

Su Excelencia,

Es ms que evidente que las fuerzas estadounidenses estn cometiendo a diario crmenes de genocidio en Iraq. En este momento, mientras le escribimos, las fuerzas estadounidenses estn perpetrando esos crmenes en la ciudad de Faluya. Los aviones de guerra de EEUU estn lanzando las ms potentes bombas contra la poblacin civil de la ciudad, asesinando e hiriendo a centenares de personas inocentes. Al mismo tiempo, sus tanques atacan la ciudad con artillera pesada. Como Usted sabe, no hay presencia militar en la ciudad. No se han desarrollado acciones por parte de la Resistencia de Faluya en las ltimas semanas porque las negociaciones entre los representantes de la ciudad y el gobierno [interino de Iyad Allawi] seguan adelante. En ese clima, los nuevos bombardeos por parte de EEUU se han producido mientras el pueblo de Faluya se dispona a prepararse para el ayuno de Ramadn. Ahora muchos de ellos estn atrapados entre las ruinas de sus casas derruidas y nadie puede ayudarles mientras los combates continan.

En la noche del 13 de octubre un solo bombardeo estadounidense destruy 50 casas con sus residentes dentro. Es esto un crimen genocida o una leccin sobre la democracia estadounidense? Es obvio que los estadounidenses estn ejecutando actos de terror contra el pueblo de Faluya por una sola razn: su rechazo a aceptar la ocupacin.


Su Excelencia y el mundo entero saben muy bien que los estadounidenses y sus aliados devastaron nuestro pas bajo el pretexto de la amenaza de armas de destruccin masiva. Ahora, tras toda la destruccin y los asesinatos de miles de civiles, han admitido que las armas no se encontraron. Pero no han dicho nada sobre los crmenes que han cometido. Desgraciadamente todo el mundo guarda silencio y ni siquiera los civiles iraques asesinados sern dignificados con expresiones de condena. Va a pagar EEUU alguna compensacin como se oblig a hacer a Iraq tras la Guerra del Golfo de 1991?


Al-Zarqawi: un pretexto creado por EEUU

Sabemos que vivimos en un mundo de doble rasero. En Faluya [los estadounidenses] han creado un nuevo y vago objetivo: al-Zarqawi. Al-Zarqawi no es sino un nuevo pretexto para justificar sus crmenes, matando y bombardeando a diario contra civiles. Ha pasado casi un ao desde que crearon este nuevo pretexto y cada vez que destruyen casas, mezquitas, restaurantes, y matan nios y mujeres, dicen hemos lanzado una operacin exitosa contra al-Zarqawi. Nunca dirn que lo han matado porque tal persona no existe. Y eso significa que el asesinato de civiles y el genocidio cotidiano seguir.

El pueblo de Faluya le asegura a Usted que esta persona, de existir, no est en Faluya ni probablemente en ningn otro lugar de Iraq. El pueblo de Faluya ha pedido muchas veces que cualquier persona que vea a al-Zarqawi le de muerte. Ahora todo el mundo se ha dado cuenta de que este hombre no es ms que un hroe hipottico creado por los estadounidenses. Al mismo tiempo, el representante de Faluya, nuestro dirigente tribal, ha denunciado en repetidas ocasiones [las acciones de] el secuestro y asesinato de civiles; nosotros no tenemos ninguna relacin con ningn grupo que se comporte de manera tan inhumana.

Su Excelencia, apelamos a Usted y a todos los dirigentes del mundo para que ejerzan la presin ms fuerte posible ante la Administracin Bush para que ponga fin a sus crmenes en Faluya y para que retire a su ejrcito de la ciudad. Faluya gozaba de tranquilidad y de paz cuando salieron. No fuimos testigos de ningn desorden en la ciudad. La administracin civil funcionaba bien a pesar de sus limitados recursos. Simplemente no dimos la bienvenida a las fuerzas de ocupacin. Ese es nuestro derecho de acuerdo con la carta de Naciones Unidas, con el Derecho Internacional y con las normas de la humanidad. Si los estadounidenses creen lo contrario, deberan abandonar primero las Naciones Unidas y todas sus agencias antes de actuar en modo contrario a la Carta que ellos han suscrito.


Es muy urgente que Su Excelencia, junto con los dirigentes mundiales, intervengan de manera inmediata para prevenir una nueva masacre.

Hemos intentado contactar con sus representantes en Iraq con el fin de pedirles que sean ms activos a este respecto, pero como Usted sabe, estn viviendo en la Zona Verde [de mxima seguridad de Bagdad], donde no podemos acceder a ellos. Queremos que NNUU tome partido sobre la situacin de Faluya as como de la de muchas partes de nuestro pas.


Con nuestros mejores deseos,


Kassim Abdullsattar al-Jumaily
Presidente del Centro de Estudios de los Derechos Humanos y la Democracia

En nombre del pueblo de Faluya y de:

Consejo de la Shura de Al-Faluya

Asociacin de Sindicatos
Sindicato de Maestros

Consejo de Dirigentes tribales
Casa de la Fatwa y de la Educacin Religiosa

Faluya, 14 de octubre de 2004

Traduccin de Loles Olivn (Campaa contra la Ocupacin y por la Soberana de Iraq, CEOSI, [email protected])

20 de octubre de 2004



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter