Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2004

Funerales de Reagan

Manuel F. Trillo
Rebelin


Habr de juzgarse a los criminales por delitos contra la humanidad antes de que se vayan muriendo. De otro modo se irn de rositas de este mundo, pues la Historia, como la Justicia, siempre est al servicio del mejor amo y su juicio no sirve para nada. Pensemos solo en un ejemplo muy ilustrativo de cmo el juicio de la Historia es veleidoso y arbitrario. Lo tenemos en aquel que fue rey de Castilla en el siglo XIV que con el nombre de Pedro pretendi que las ciudades tuvieran una presencia ms relevante restndole fuerza a quienes eran los oligarcas del momento: la nobleza terrateniente. Ni qu decir tiene que fue acosado y asaeteado incluso con la colaboracin de fuerzas extranjeras y en su lugar colocaron al bastardo Enrique Trastmara. En su tiempo el rey Pedro se le denominaba el Justiciero por las gentes, la Historia y los poderosos le cambiaron el sobrenombre y pas para los restos a denominarse Pedro el Cruel. Por eso es preciso que los hombres de este tiempo juzgue mos a los criminales y no dejemos eso en manos de no se sabe qu gentes -que segn conveniencia vendrn o no a absolverlo o santificarlo.

Ha muerto otro delincuente condenado por resoluciones de la ONU en los tiempos en que gobernaba por actos de terrorismo en Nicaragua. Es el responsable de 50.000 muertes en este pas y de su destruccin. Autoriz a la CIA a fomentar el terrorismo y para ello creo un grupo terrorista que l llamaba "luchadores por la libertad" , pero que han quedado en la memoria de los nicaragenses como la "contra". No tuvo empacho alguno en financiar a su grupo terrorista con fondos provenientes de la venta de armas a Irn y an recordamos el caso "Irngate" y a aquel conspirador llamado Oliver North.

Igualmente deleznable es su poltica terrorista -tantas veces denunciada por ese gran norteamericano Noam Chomski- en El Salvador a lo largo de los aos 80, donde es responsable de una guerra que cost la vida a 75.000 personas; o en Guatemala. An recuerdo la invasin de Granada. An recordamos a los aviones que cruzaron el Estrecho de Gibraltar utilizando zona area espaola y que cargados de muerte se dirigieron a Libia y bombardearon de madrugada la ciudad de Trpoli. Y los muertos fueron nios, no el coronel Gadafi. An recordamos el bloqueo en el Consejo de Seguridad de la ONU por los crmenes cometidos en Sabra y Chatila en 1982 en que fueron asesinados miles de personas por un general judo buscado por crmenes de guerra, pero que preside impunemente el gobierno de su pas. Pero es que acaso todo vale?. La doctrina Reagan es la misma que la del judo Sharon, es la misma doctrina de Bush "el pequeo" en Irak, es la misma doctrina de los terroristas que acosan Man hattan o Madrid.

Ya para colmo de la desfachatez y del cinismo de los que le acompaan en su viaje a la tumba, se olvidan de que este individuo era un indeseable en el sentido ms estricto del trmino. Fue un chivato cuando presida el Sindicato de actores -l, que no pas nunca de ser un mediocre y negado actor-, un conspirador contra sus compaeros -en la era Mccarty- slo por el hecho de que tenan ms talento que l y sus amigos. Era vengativo, ruin y adems era un analfabeto -como Bush "el pequeo"- que desconoca la ubicacin de los pases a los que iba a visitar.

Es evidente que el hecho de que se oficien funerales de Estado como si hubiera sido un benefactor de la humanidad no puede ms que producirme repugnancia. Slo espero que las cosas en el planeta cambien lo suficiente como para que aquellos que hayan cometido delitos tan asquerosamente insufribles como los del fallecido, sean juzgados como se merecen y condenados al olvido para siempre.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter