Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2008

Al-Sadr rechaza el ultimtum de al-Maliki y llama a sus milicianos a la resistencia

Gara


Las armas slo deberan entregarse a un Gobierno capaz de expulsar a los ocupantes estadounidenses, subray ayer el clrigo chi Moqtada al-Sadr, al rechazar el ultimtum dado por el primer ministro del Ejecutivo, Nuri al-Maliki, para la rendicin del Ejrcito del Mahdi.

Moqtada al-Sadr, bajo cuyo mando se encuentra el Ejrcito del Mahdi, solicit a sus combatientes que continen luchado y no entreguen las armas al Gobierno iraqu, tal y como exige al-Maliki. El primer ministro extendi el viernes el plazo a los milicianos chies de Basora, en el sur del pas, para que entreguen sus armas y les ofreci recompensas econmicas a cambio de su desarme. El plazo inicial de entrega finaliz ayer, pero al-Maliki lo ampli hasta el 8 de abril.

Todos aquellos que tengan armas pesadas y ligeras deben entregarlas en los puestos de seguridad y sern recompensados econmicamente, declar en un comunicado.

Tras el llamamiento de Moqtada al-Sadr, el primer ministro del Irak ocupado reiter su determinacin de mantener la ofensiva del Ejrcito iraqu y las tropas invasoras contra los milicianos chies en Basora, a los que consider peores que los combatientes de Al Qaeda.

Mientras insista en que la ofensiva continuar hasta que sea restablecida la seguridad, el Ejrcito estadounidense volvi a bombardear supuestas posiciones de los milicianos chies en Basora, ataques que se saldaron al menos con ocho muertos.

Ayer las tropas britnicas se unieron a los ataques en el norte de la ciudad, a peticin de las fuerzas iraques, segn indic el comandante Tom Holloway, portavoz del Ejrcito britnico. sta es la primera vez que los soldados britnicos toman parte en una operacin contra las milicias del Ejrcito del Mahdi desde que comenzaran los enfrentamientos el martes, ya que hasta ahora se haban limitado a patrullar el espacio areo de Basora durante los combates realizando labores de vigilancia y disuasin.

Durante la jornada, los combates se extendieron a varios distritos de la ciudad, por donde el tropas iraques se desplazaban con tanques y vehculos armados y con el apoyo areo de estadounidenses y britnicos.

El Ejrcito de EEUU, por otro lado, inform ayer de la muerte de dos soldados estadounidenses en un atentado ocurrido al paso de una patrulla en el este de Bagdad. Un tercer militar muri a consecuencia de las heridas causadas por la explosin de una bomba al sur de la capital.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter