Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-03-2008

El destino publicitario de una cancin de la resistencia
Ciao, bella

Alessandro Portelli
Il Manifesto

Traducido por Gorka Larrabeiti


A mediados de los 60, los braceros chicanos huelguistas cantaban en California, adems de corridos, una versin en espaol de Bella Ciao. Hace un par de aos, un grupo de jvenes turcos que vi por la calle de Roma, nos cant otra versin, naturalmente en turco. La o, en los aos 80, en no s qu reunin de gente de izquierda en Inglaterra. A lo que voy: si hay una cancin global y alternativa a la vez, sa es Bella Ciao. Y, como todo lo verdaderamente global, es normal que haya ido a parar a la trituradora global de la publicidad. Hemos hecho anuncios con Gandhi y con Cristo; por tanto, no ha de sorprendernos que una bebida mejicana producida por la Coca-Cola se promueva mediante esta alegre tonadilla internacional.

Y es que, si uno es lo bastante ignorante para no saber qu historia contiene esta cancin y su desfachatez es la suficiente como para que le d lo mismo, Bella Ciao es un jingle perfecto: por lo reconocible, fcil de recordar y de tararearse distradamente; por el optimismo amable de ese bella y ese ciao tan en armona con la alegra juvenil de la Coca Cola. Es hasta ldica Roberto Leydi nos ense que el estribillo, con esas alegres palmas, provena de un juego de nios de algn rincn entre el Vneto e Istria-. Luego, bien pensado, a los publicistas no les ha debido de desagradar esa vaga aureola de libertad que an asocian a esta cancin. Al fin y al cabo, hoy cuas y anuncios hablan continuamente de libertad; pero la libertad que nos proponen hoy es una libertad limitada de consumidores, una bebida en vez de otra, un automvil, un dentfrico en lugar de otro que se le asemeja. Un producto poltico en lugar de otro, la libertad global para que nosotros, pueblo de las libertades, elijamos. Si es esto lo que queda de la libertad por la que muri (y vivi) aquel partisano, es normal que el funeral se lo cante la Coca Cola en Mxico.

Fuente: http://www.ilmanifesto.it/Quotidiano-archivio/28-Marzo-2008/art5.html -



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter