Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2008

Rusia desafa a EE.UU. en el mundo islmico

M K Bhadrakumar
Asia Times

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Cuando el presidente de EE.UU., George W Bush, nombr al paquistan-estadounidense, nacido en Karachi, Sada Cumber, como el primer enviado de EE.UU. ante la Organizacin de la Conferencia Islmica (OIC), el anuncio del 27 de febrero de la Casa Blanca, casi hizo creer que no era ms que puro oportunismo poltico por parte de un gobierno en los ltimos das de su mandato. Cumber es un empresario texano y tambin lo fue Bush.

Cumber es fundador de CACH Capital Management, basada en Austin, Texas, una firma de administracin de riquezas de alto rendimiento, con perspicacia y pericia en el suministro de servicios de consultora a pases musulmanes inundados por fondos soberanos de riqueza disponibles en petrodlares. Ahora bien, no sabra Bush que la OIC no es una institucin de seleccin de inversiones y estructuracin de carteras?

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Dana Perino, explic que Bush consideraba que la OIC es una organizacin importante y que por eso nombr a un enviado especial. Dijo que: La OIC tiene un papel constructivo en el mundo y el presidente seala nuestro deseo de tener un mayor dilogo con la organizacin, as como con musulmanes en todo el mundo. Pero la OIC ha existido desde hace 39 aos y los musulmanes ms de un milenio. Por qu ahora?

En junio del ao pasado, Bush articul por primera vez la idea de delegar a un enviado a la OIC. Por qu la demora? Cuando los medios preguntaron a Perino por qu Bush haba tardado tanto, simplemente dijo: l [Bush] quera encontrar a la persona adecuada y la encontr en Sada Cumber.

Carta islmica en Kosovo

Existen motivos para creer, sin embargo, que el gobierno de Bush despert en febrero ante la nueva realidad, de que cultivar las relaciones con la OIC, de 57 miembros, podra ciertamente tener gran importancia en los aos por venir. Aproximadamente en esos das, Washington jug casi instintivamente la carta islmica contra Mosc, y descubri para su consternacin que lo que sola ser un triunfo seguro y potente en la poltica de la Guerra Fra ya no lo es y, de hecho, result ser una carta intil.

El ministro de exteriores soviticos, Sergei Lavrov, reprodujo sucintamente el dolor de cabeza por la OIC de Washington cuando coment en una entrevista con el peridico gubernamental Rossiskaya Gazeta, No deja de importar que numerosas naciones, incluyendo a los Estados islmicos, no tengan la intencin de reconocer la independencia de Kosovo.

Con un toque de sarcasmo, Lavrov subray la inversin de los roles de Rusia post-sovitica ante EE.UU. en el mundo musulmn. Agreg: Quisiera advertir contra la tentacin de sucumbir a exhortaciones que provienen de pases no-rabes y no-islmicos, pero que son dirigidas precisamente a pases islmicos para que demuestren solidaridad islmica y reconozcan a Kosovo. Porque la situacin en Kosovo es el ejemplo ms impactante de separatismo tnico.

Estaba advirtiendo al mundo islmico para que mostrara cautela ante el intento de EE.UU. de islamizar el escenario geopoltico en los Balcanes. Advirti: Tambin han comenzado disturbios en otras regiones del mundo. Creo que es inmoral que se alienten tendencias separatistas, Vemos lo que sucede en la regin autnoma china de Tibet, como los separatistas actan all... Y eventos en otras partes del mundo tambin sugieren que estamos slo ante el comienzo de un proceso extremadamente explosivo. Y los que siguen ese camino no debieran llamar a una muestra de solidaridad, sea islmica o euro-atlntica. Deberan pensar en primer lugar en su responsabilidad.

Poco despus de su entrevista en Mosc, Lavrov parti a otra amplia gira por Oriente Prximo, pero comenz en la undcima cumbre de la OIC en Dakar, Senegal, el 13 de marzo, a la que asisti como observador por la segunda vez seguida.

Entre los muchos laureles que el presidente ruso Vladimir Putin rene al llegar a su fin sus ocho aos de tumultuosa direccin en el Kremlin, a menudo se pasa por alto que es casi seguro que la historia lo juzgar como el gran constructor de puentes entre Rusia y el mundo musulmn. El logro de Putin es extraordinario ya que Rusia tuvo un compleja, difcil e extremadamente controvertida relacin con el mundo islmico durante la mayor parte del siglo pasado.

Por cierto, el manejo efectivo del problema chechenio por Putin ayud a eliminar un embarazo potencialmente debilitador respecto al mundo musulmn. Pero eso no debiera distraer del singular xito de su poltica que asegur que ningn adversario pueda esperar actualmente que se pueda salir con la suya manipulando al mundo musulmn contra Mosc en trminos civilizacionales del modo como Occidente logr hacerlo durante toda la era sovitica.

Rusia, en cambio, est bien ubicada actualmente para ofrecer sus buenos oficios de mediador en un dilogo de civilizaciones entre el Occidente cristiano y el Oriente islmico. De hecho, Lavrov, en su discurso en la cumbre en Dakar de la OIC, llam la atencin del mundo islmico a la situacin de los musulmanes en los pases europeos y los intentos de algunos polticos de provocar islamofobia.

Las religiones como panacea para conflictos

El que ya no represente una ciudadela del atesmo ha ciertamente ayudado al Kremlin. Pero es en conjunto un nuevo nivel de exultacin de la mente y del intelecto que pueda transmutar la recin descubierta creencia religiosa en una agenda poltica a ultranza. Lavrov sigui a la ofensiva en Dakar y asegur a la OIC que Rusia est determinada a hacer su mayor contribucin para asegurar la compatibilidad civilizacional de Europa y promover la tolerancia, en particular hacia otras fes. Expres la esperanza de que una Europa cristiana sea capaz de encontrar con ms facilidad denominadores comunes con otras religiones.

En una importante iniciativa poltica en Dakar, Lavrov busc el apoyo de la OIC para una propuesta rusa de que un consejo consultor de religiones debera ser establecido bajo los auspicios de Naciones Unidas, basado en la consideracin de que la participacin del factor religioso podra ayudar en la solucin de diferentes conflictos mediante el fortalecimiento de la confianza y la concordia de todas las partes sobre la base del derecho internacional, con pleno respeto por el papel de la ONU en los asuntos internacionales.

La propuesta eleva en general a un nivel nuevo desde el punto de vista cualitativo el dilogo con la OIC desde que obtuvo estatus de observador en la organizacin. Mosc debe saber que Washington no puede igualar la iniciativa rusa, pero al mismo tiempo tendra dificultades para oponerse a ella. El predicamento de Washington es que no tiene una manera efectiva de argumentar contra la insistente afirmacin de Mosc de que como sociedad multinacional con mltiples fes y una historia centenaria, Rusia tambin forma parte del mundo islmico, para citar a Lavrov.

Mosc se identifica con Palestina

Pero no se trata de colocarse siempre en una situacin de superioridad. Rusia goza actualmente de varias ventajas sobre EE.UU. Todo el escenario regional en Oriente Prximo est cargado contra EE.UU. El gobierno de Bush es visto como motivado sobre todo por los intereses israeles. Incluso entre los antiguos aliados de EE.UU. domina un dficit de confianza.

Las relaciones entre Israel y Palestina se han deteriorado recientemente. La aguda crisis humanitaria se profundiz an ms en Gaza, complicada por las irreflexivas operaciones militares israeles con tcito apoyo estadounidense. El nivel de violencia aument considerablemente desde mediados de enero. El proceso de paz de la conferencia de Anpolis de noviembre pasado ha encallado. La continua exclusin de Hamas por Israel y EE.UU., como participante poltico a parte entera, hace que el proceso de paz no tenga sentido.

En todos estos frentes, Rusia est actualmente del lado del que gana. Mosc ha aumentado las consultas y la coordinacin con Siria; condena inequvocamente la construccin de asentamientos judos; busca el levantamiento del bloqueo israel contra los territorios palestinos; mantiene un contacto regular con la dirigencia de Hamas. Lavrov se reuni nuevamente la semana pasada con Khaled Meshal en Damasco y, adems, ha logrado que Israel aprenda a vivir con esos contactos.

La resonancia de las posiciones rusas respecto a Oriente Prximo en la opinin rabe es extremadamente favorable para Mosc. Mientras tanto, Iraq es un lastre alrededor del cuello estadounidense. Mosc estima que EE.UU. est empantanado en una prolongada guerra de guerrilla en Iraq. Como escribiera recientemente un comentarista en Mosc: No se ve el fin del conflicto. En las rutas iraques se libra una intensiva guerra con minas terrestres. Ni un solo convoy aliado pasa sin una explosin. Las minas en las carreteras han llegado a una tal escala que la Fuerza Area de EE.UU. utiliza sus bombarderos estratgicos B-1B para despejar minas a distancia. Armas y municiones cruzan libremente extensas fronteras difciles de controlar, mientras la continuacin de la ocupacin aumenta el potencial de movilizacin del movimiento guerrillero.

De nuevo, si tres cuartas partes de la poltica en Oriente Prximo tienen que ver con la percepcin del pblico, la situacin trabaja a favor de Mosc cuando insina que las compaas petroleras estadounidenses trasvasan la riqueza petrolera de Iraq y hacen su agosto con los altos precios del petrleo (aunque estos ltimos tambin aseguran una lluvia de dinero para Rusia); que la estrategia de EE.UU. de establecer su control poltico y militar en la regin; que EE.UU. simplemente no quiere que haya estabilizacin en Iraq, y que mantendr un conflicto continuo; que el gobierno de Bush puede lanzar deliberadamente un intensivo ataque areo contra Irn slo con el propsito de inhabilitar la infraestructura militar y econmica de Irn, que llevara a que las reivindicaciones de liderazgo regional de Tehern sean quimricas durante mucho tiempo por venir, para citar a comentaristas moscovitas.

Rusia ahora est realizando cambios y extiende su participacin en Oriente Prximo cuestionando directamente la tradicional dominacin estadounidense de la regin. Lavrov convirti la proposicin rusa de patrocinar una conferencia sobre el Oriente Propsito en la bandera de su gira por la regin. Los pases rabes no tienen nada contra la proposicin rusa, aunque dudan de su eficacia, pero a Israel se le ponen los pelos de punta. Mosc sabe que Washington espera que Israel asfixie la propuesta. El tema, de nuevo, se convierte en un problema de percepciones pblicas. Lavrov dijo de modo burln a los medios occidentales cuando estuvo de visita en Pars el 11 de marzo: Mi viaje a Oriente Prximo en la prxima semana dejar en claro finalmente quin est dispuesto a una conferencia [internacional], y quien no. Si todas las partes estn dispuestas para realizarla, realizaremos esa conferencia.

Lavrov afirm que los as llamados miembros del Cuarteto EE.UU., la Unin Europea, Naciones Unidas y Rusia ya han mostrado inters en que Mosc sea la sede de la conferencia internacional. Washington debe estar hirviendo de irritacin por no poder permitirse contradecir en pblico la afirmacin rusa.

Del mismo modo, la poltica del Kremlin entrelaza la divisin chi-sun que el gobierno de Bush trat meticulosamente de erigir en el tablero de ajedrez de Oriente Prximo y el Golfo Prsico en los ltimos aos. Mosc subraya el aspecto civilizacional de la crisis y diluye la relevancia de las barreras sectarias que EE.UU. estimula en el mundo musulmn. En su mensaje a la cumbre de Dakar, Putin subraya el peligro de un mundo dividido entre religiones y civilizaciones, mientras llama a que se realicen esfuerzos orientados a prevenir una divisin entre-fes y entre-etnias.

Por cierto, la poltica rusa toca una fibra de afinidad en la psique musulmana cuando Mosc culpa al mundo occidental por retratar al Islam como una religin que impulsa el terrorismo internacional, mientras que el problema, sostienen los pensadores rusos, realmente tiene que ver con manifestaciones de fundamentalismo islmico. Como escribi en un ensayo hace unos dos aos el decano de los orientalistas rusos y ex primer ministro, Yevgeny Primakov, cuando comenz empez a surgir la nueva forma de pensar del Kremlin hacia el mundo musulmn: el fundamentalismo islmico tiene que ver con la construccin de mezquitas, la observacin de ritos islmicos, y el suministro de ayuda a los fieles. Pero el fundamentalismo islmico extremista tiene que ver con el uso de la fuerza para imponer un modelo islmico de gobierno al Estado y a la sociedad.

Con una fuerte connotacin irnica, Primakov seal: La historia sabe de perodos en los que el fundamentalismo cristiano se convirti en extremo cristiano-catlico: Basta con recordar a los jesuitas o a las cruzadas.

Ventajas econmicas de la amistad

Pero todo en la poltica rusa tampoco tiene que ver con poltica o historia. En ltima instancia, Mosc da importancia a la expansin de los intereses econmicos. El dividendo de paz de la creciente amistad de Rusia con el mundo islmico no deja de ser considerable en trminos econmicos. En enero, por ejemplo, Rusia gan en una licitacin de 800 millones de dlares para una lnea de ferrocarril de 520 kilmetros en Arabia Saud. Se informa que el monopolio ruso de exportacin de armas, Rosoboronexport, estaba discutiendo el suministro de tanques T-90 y vehculos blindados a Arabia Saud por 1.000 millones de dlares.

Adems, Rusia entreg a Egipto sistemas de defensa area mejorados S-125 Pechora-2M y Tor M-1 a pesar del control de EE.UU. sobre la poltica tcnico-militar de El Cairo. El martes, Rusia firm un acuerdo innovador con Egipto que permite que compaas rusas construyan plantas de energa nuclear en Egipto y que prev que Rusia asegure la capacitacin de tcnicos nucleares egipcios y suministre combustible nuclear.

Evidentemente, El Cairo espera que la cooperacin con Rusia sea ms ventajosa ya que EE.UU. impone condiciones estrictas, incluyendo inspecciones y control regulares. EE.UU. ha estado presionando a Egipto para que coloque su programa nuclear bajo control estadounidense, incluso cuando se espera que una licitacin pblica sea lanzada ms adelante durante este ao, para la primera planta de energa nuclear de Egipto, estimada a un coste de unos 2.000 millones de dlares.

Por cierto, la poltica y los negocios entre Rusia y Egipto se desarrollan por vas paralelas. Hablando despus de la firma del acuerdo de energa nuclear entre Rusia y Egipto en Mosc, Putin dijo en presencia del presidente egipcio visitante, Hosni Mubarak, que los dos pases trabajarn juntos como mediadores para terminar la violencia israel-palestina y que estn de acuerdo en lo fundamental, o sea un pacto entre Hamas y Fatal antes de que se pueda lograr algn progreso en la formacin de un Estado palestino independiente.

No menos importante es el retorno de la compaa petrolera rusa LUKoil a Iraq. La compaa tena un contrato con el rgimen de Sadam Husein, firmado en 1997, para desarrollar el mayor campo petrolfero de Iraq, West Qurna-2, que tiene reservas estimadas de unos 6.000 millones de barriles de petrleo.

El mircoles, despus de conversaciones en Bagdad de un equipo ruso dirigido por el Ministro Adjunto de Exteriores, Alexander Saltanov, han mejorado las perspectivas de que se resucite un acuerdo de coparticipacin en la produccin de LUKoil en West Qurna-2. (Segn se informa, Chevron se ha mostrado ansiosa de deshacerse de LUKoil y asegurarse de West Qurna-2). De nuevo, el mircoles, una de las mayores firmas de ingeniera rusas en el sector petrolero, Stroytransgaz, firm un protocolo para la reconstruccin del oleoducto Kirkuk-Baniyas que conecta los campos del norte de Iraq con el puerto sirio de Baniyas.

Puede o no ser por coincidencia, pero el mismsimo da siguiente, el jueves, un portavoz del ministerio de exteriores ruso dijo en Mosc: Estamos instando a dirigentes polticos y religiosos en Iraq a que hagan todo lo posible por terminar este conflicto fratricida, creando las condiciones necesarias para construir un Estado democrtico y prspero. Mosc est convencido de que un camino para solucionar la crisis en Iraq reside en un dilogo exhaustivo, la busca de compromisos, y el logro de una verdadera reconciliacin y acuerdo nacionales entre todas las comunidades tnicas y religiosas del pas.

El desafo ruso ciertamente se hace serio para Washington. Kosovo fue una llamada de atencin sobre la decadencia de la influencia de EE.UU. y el aumento del prestigio de Rusia en el mundo islmico. Concebiblemente, la secretaria de prensa de la Casa Blanca saba lo que deca cuando admiti que Bush haba tenido dificultades para encontrar a una personalidad dotada del genio de un hombre del Renacimiento para que fuera enviado especial de EE.UU. a la OIC. Los antecedentes de Cumber en CACH Capital le permiten una comprensin cabal de cmo la integracin econmica afecta la relacin poltica y cultural entre EE.UU. y el mundo musulmn.

---------

M K Bhadrakumar sirvi como diplomtico de carrera en el Foreign Service de India durante ms de 29 aos, ocupando puestos que incluyeron el de embajador de India en Uzbekistn (1995-1998) y en Turqua (1998-2001).

(Copyright 2008 Asia Times Online Ltd. All rights reserved.

http://www.atimes.com/atimes/Central_Asia/JC29Ag01.html

http://www.atimes.com/atimes/Central_Asia/JC29Ag02.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter