Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2008

Irlanda tras diez aos del acuerdo de Viernes Santo

Txente Rekondo
Rebelin


Un ao ms Irlanda se nos presenta inmersa en un ciclo de aniversarios, la firma hace diez aos del Acuerdo de Viernes Santo (AVS) est dando lugar a todo un mar de anlisis y lecturas sobre la situacin de la isla, sobre los logros, los retos y el futuro que se presenta a partir de ese histrico acontecimiento. Pero adems, esta ao tambin se cumple el cuarenta aniversario de la `puesta en marcha del movimiento por los derechos civiles, algo que ser clave para entender el posterior desarrollo del conflicto en Irlanda, ya que a partir de 1968 el conflicto entrara en una nueva fase de la que se ha salido en parte gracias al Acuerdo de Viernes Santo, y al proceso de paz que supieron poner en marcha la clase poltica de aquel momento.

Uno de los aspectos ms destacados del AVS es su referencia como modelo a experiencias ajenas a Irlanda. El conflicto entre tamiles y cingaleses en Sri Lanka, el reciente viaje del presidente de Burundi a la isla, las miradas desde Iraq, e incluso ms recientemente, las declaraciones desde la Unin Europea, apuntando a ?las lecciones que el mtodo irlands puede tener en la resolucin de otros conflictos en el mundo, son buena muestra de todo ello.

Tcnicamente nos encontramos ante un ?magnfico documento?, segn algunos expertos, ya que logr recoger dos ideas opuestas en el mismo. As, mientras que para los unionistas les sirvi para convencerse que la unin con Gran Bretaa permaneca invariable, los republicanos vean la oportunidad de lograr la unidad de Irlanda.

Otro de los aspectos que toma fuerza estas semanas es la importancia que est adquiriendo la economa en el devenir del futuro irlands, sobre todo en clave de unidad de la isla. Si desde el movimiento republicano hace tiempo que se era consciente de ello, sobre todo para garantizar la prosperidad y el desarrollo conjunto de la poblacin irlandesa, la comunidad unionista, y sobre todo sectores cualificados del mundo econmico, tambin ven la potencialidad econmica de los veintisis condados clave para el futuro, e incluso como la nica oportunidad para reflotar el resto de los condados.

Lo que nadie pone en duda es el efecto transformador que ha tenido el proceso de paz y ms concretamente la materializacin del Acuerdo. Los avances en materia de polica, desmilitarizacin, derechos humanos, igualdad son un claro ejemplo del importante paso dado. Adems, el carcter inclusivo del mismo ha permitido asegurar y fomentar esos progresos en reas tan delicadas hace unos aos como las anteriormente mencionadas.

Las luces y sombras del Acuerdo nos muestran tambin los apartados que siguen sin resolverse, como la transferencia de poderes en materia policial o de justicia, los derechos lingsticos del irlands y otros relativos a derechos humanos y de igualdad..

En ese sentido se hace evidente tambin que el Acuerdo de Viernes Santo no supuso ni el principio del proceso de paz, ni tampoco se acab con l. Los sucesivos altibajos y acuerdos posteriores, las amenazas y obstculos, e incluso las posturas demaggicas y la flexibilidad, han caracterizado esta dcada post-Acuerdo y los han mostrado como un acuerdo poltico que ha sido capaz de poner fin a dcadas de violencia, afrontando las races de la misma, y garantizando a todos los actores su participacin en el teatro poltico y la defensa de sus respectivos objetivos de modo democrtico y por vas pacficas, y sobre todo, sin ningn tipo de discriminacin o represin por ello.

Durante las prximas semanas los elementos contrarios al proceso no dudarn, como han hecho hasta ahora, en utilizar su artillera ms pesada para seguir obstaculizando la marcha del mismo. Los recientes ataques contra la persona de Gerry Adams (se lanzan rumores sobre su posible sustitucin, su supuesta participacin colateral   en una accin armada a principios de los setenta, se seala como posibles informadores policiales a miembros de su crculo de amistades o colaboradores?) parecen indicar que una campaa contra el lder republicano est en marcha.

Algunos parecen no perdonarle que sea el nico dirigente en activo (junto a McGuinness) de aquellos que protagonizaron el proceso de paz. Las marchas de John Hume, David Trimble y Bill Clinton en su da se han visto seguidas de las de Tony Blair y Bertie Ahern, as como el anuncio de Ian Paisley en el mismo sentido.

La pasividad policial ante las actuaciones de bandas delincuentes en barrios nacionalistas, la participacin de antiguos prisioneros polticos republicanos en el nuevo modelo policial, y otros flecos servirn de excusa para que los de siempre agiten las complejas aguas de la poltica irlandesa, pero como sealan las fuentes de la isla, el proceso goza de buena salud.

Prueba de ello es la postura del DUP, aceptando la presencia de los expresos republicanos en las comisiones policiales, o ms all de la retrica, lgica hasta cierto punto, se nos presenta la apuesta del principal partido unionista por la continuidad del proceso. En ese sentido se enmarcan las palabras del sucesor de Paisley, Peter Robinson, que ha sealado que mantiene su confianza ?en que la frmula del gobierno compartido contine?.

El Acuerdo de Viernes Santo ha sido la plasmacin de un cambio en la esfera poltica, econmica, social y constitucional de Irlanda. Y al mismo tiempo es el certificado de defuncin de la poltica colonial britnica, que en Irlanda, como en otras partes del mundo, y bajo la bandera del ?divide y gobierna? tantos frutos ha cosechado para el poder colonial, y muchos ms sufrimientos y dolor entre los pueblos colonizados.

Mientras tanto, el movimiento republicano mantiene como principal objetivo estratgico la unidad de Irlanda y el fin de la jurisdiccin britnica sobre la misma. Y como ha sealado Adams, este objetivo ?no concluye con la formacin de la Asamblea ni el gobierno de los seis condados, ni con las instituciones entre norte y sur y otros acuerdos institucionales?. Para los republicanos, esas instituciones no son sino ?parte de su estrategia para lograr encauzar un mayor apoyo popular de cara a la unificacin definitiva de la isla y en torno al derecho del pueblo de Irlanda para determinar su propio futuro?.

TXENTE REKONDO.- Gabinete Vasco de Anlisis Internacional (GAIN)


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter