Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2008

Prlogo al libro "Perlas 2. Patraas, disparates y trapaceras en los medios de comunicacin", de Pascual Serrano
El pescador de perlas

Alfonso Sastre


Entre las muchas habilidades de Pascual Serrano como excelente periodista acreditadamente profesional y, a la par, fervientemente "alternativo" (no es una paradoja, si se considera su prolongada y ya muy elocuente ejecutoria) est la de pescador de perlas . Quienes hemos sido, en nuestra lejana infancia y casi tan lejana adolescencia, lectores de las novelas de Emilio Salgari, no nos hemos olvidado de aquella en la que el que fue popular novelista italiano relataba las aventuradas hazaas de "los pescadores de perlas" (tal era el ttulo de su relato), cuya accin, si bien lo recuerdo, transcurra en unas aguas perlferas de Ceyln. El pescador de perlas se sumerga y prolongaba su inmersin, en la medida de su resistencia, en las profundidades, hasta dar, muchas veces con riesgo de su vida y gran sufrimiento de sus pulmones, con las anheladas ostras de tan valioso contenido; las, as llamadas, "madreperlas".

Hoy nos enfrentamos, en el presente libro, a estas (perlas) de la comunicacin halladas por Pascual Serrano en las aguas mediticas en las que l nada -de nadar- y pesca cada da y todos los das para nosotros, si no con riesgo con su vida, s con malestar frecuente para su olfato, dado lo pestfero -ya que no perlfero en el buen sentido- de estas joyitas que lo son a veces del horror, otras de la estupidez, y siempre testimonios de una ideologa que se revela en ellas y descubre lo que sucede en las cloacas del capitalismo, en las aguas turbias de los intereses ms bastardos y fanticos. Salir a la superficie con esa pesca es una hazaa; Pascual Serrano es experto en esas exploraciones, y afronta el riesgo de morirse, aunque nada ms sea de risa, o, en algn momento, de asco, en sus inmersiones en esos media.

Parece claro que no es la comicidad el eje de sus exploraciones, y ello nos hace recordar las diferentes significaciones que se puede dar a la palabra "perla" en esa rea de la semntica. (Incluso "perla" puede considerarse un hallazgo feliz, y tal significacin ha atribuido un periodista amigo, recientemente, a algunas pequeas ideas que yo haba expresado, y que l ha calificado de "brillantes perlas"). En general, se subraya la comicidad de las "perlas" que se hallan en la prensa o se oyen en la radio y en la televisin, en dos sentidos opuestos: las perlas del ridculo y las del ingenio ms fino y hasta "decadente". Entre las primeras, se puede recordar, casos como el de aquel consejero cultural gallego que declar su inters por asistir, en las fiestas locales, "al recital de la cantante gallega Carmina Burana", o las "barbaridades y los disparates de clase" como las muestras que Javier Tapia Rodrgez recogi en un libro; as la cultura de los estudiantes que consideraron entre las "maravillas" del mundo "el farol de Alejandra" o "el goloso de Rodas", o la de aquel otro que a una pregunta sobre
la India respondi que "est baada por el Eufrates, un ro lleno de desperdicios y de tigres". En Celtiberia Show, Luis Carandell recogi muchas "perlas", como la que sigue a continuacin, hallada por l en un anuncio de la pelcula El asesino, cuyo protagonista fue Marcello Mastroianni: "Asesino s, pero no de personas, slo se dedicaba a las mujeres".

En muchos de estos ejemplos converge la comicidad -muchas veces ingenua, propia de ignorantes inocentes- y la perversin de la ultraderecha, como cuando el diario ABC dio aquella famosa informacin de un accidente de tren con la coletilla de que "afortunadamente todos los muertos viajaban en tercera clase", involuntarias revelaciones de una ideologa canalla.

En cuanto a las "perlas" propias del ingenio ms agudo y sagaz (y a veces progresista), se puede traer a colacin aquella cita del poeta Vicente Huidobro, para quien "los cuatro puntos cardinales son tres, Norte y Sur"; o, en un nivel descomprometido y jovial, las gregueras de Ramn Gmez de
la Serna, que nos deca, por recordar alguna, que "el linleum viste de latn los suelos". (Siguiendo su estela, a m mismo, como a otros colegas, se me han ocurrido algunas gregueras, como la siguiente: "En las oficinas de pastelera hay milhojas de reclamaciones". Me disculpo por la autocita).

Ahora estamos ante este brillante libro de Pascual Serrano, para quien sus hallazgos no tienen como objetivo hacer rer sino radiografiar el sistema que l somete a crtica, y lo hace, adems no presentando sus "perlas" desnudas sino acompaadas de sencillos y justos comentarios y observaciones, que son, en definitiva briznas -perlas?- de conveniente y oportuno pensamiento crtico. En este sentido, desborda el objetivo que parece adelantar en su subttulo: "Patraas, disparates, trapaceras". S, pero tambin ms cosas, evidentemente.

Estas "perlas" que viene recogiendo -sta es su segunda entrega- Pascual Serrano son pequeas cristalizaciones prcticas, significativas de la ideologa ms reaccionaria -lo que llam Simone Beauvoir "el pensamiento de la derecha"- que se expresa muchas veces en esos "hallazgos", revelaciones inesperadas (o no) de la insolidaridad y de la desfachatez propias del Sistema bajo cuyo imperio vivimos. Entre tales hallazgos, tomemos alguno que otro al buen tun tun, aunque quien lea este libro los va a encontrar todos en ese "collar de perlas" que, en definitiva es esta seleccin. Veamos por ejemplo que el pescador de perlas encuentra un 11 de enero en
la CNN "unas declaraciones de Bush en las que afirma que la idea de que Estados Unidos quiera atacar a Irn es ridcula, pero todas las posibilidades estn abiertas". Comentario del pescador: "Por si alguien crea que las opciones ridculas estaban descartadas por la Casa Blanca".

Un 8 de marzo el pescador encuentra que "la presentadora del noticiero de TVE 1 informa sobre Irn y su iniciativa de desarrollo nuclear y afirma textualmente: Irn amenaza con defenderse. Comentario benvolo del pescador: "Parece que algunos hasta cuando dicen que se van a defender estn amenazando".

Un 18 de diciembre en el informativo de tele 5 "la locutora habla sobre la capacidad de hacer dao de la resistencia afgana cuando las imgenes muestran a los afganos fabricando bombas caseras". Comentario casi angelical del pescador: "Sin embargo, no hablan nunca de la capacidad de hacer dao cuando se emiten imgenes de las industrias de armamento en Espaa. Esos -concluye el comentario con una dulce irona - son puestos de trabajo y material de defensa".

Hasta aqu llegamos en nuestras citas, pues es un principio elemental de cualquier prlogo que se precie no destripar el libro al que acompaa en tal funcin prologal. En ste, que es la segunda entrega que Pascual Serrano hace de estas perlas tan elocuentes, el periodista ha vuelto a la superficie, desde sus inmersiones cotidianas de los ltimos meses con una buena cosecha. Ah, ah est el "pensamiento" del Sistema con su imperturbable desvergenza que tanto da para rer, aunque tal no sea el propsito del pescador, y un poco tambin para llorar. Estos collarines de perlas hacen bien en los cuellos de los agentes de la derecha en las distintas versiones, desde las ms domsticas (Aznar, que ahora acaba de confesar que l no saba que no hubiera armas de destruccin masiva en Iraq! Dios mo! Cmo es que no se muere de vergenza o de remordimiento?, o Rajoy) hasta los ms cosmopolitas o planetarios (Bush y sus colaboradores cotidianos), pero tambin en las bases populares de
la Derecha que se mueven por las calles de nuestras ciudades clamando por una Democracia que a cada momento desmienten y traicionan.

Informacin relacionada:

Novedad Editorial
Perlas 2. Patraas, disparates y trapaceras en los medios de comunicacin, de Pascual Serrano
03-09-2007


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter