Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-04-2008

Las sanciones de EE.UU. empujan a Irn hacia Asia
Objetivo Irn

China Hand
Asia Times

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Desde un punto de vista centrado en Occidente, EE.UU. y sus aliados arrinconan Irn en sus esfuerzos por frenar lo que Washington considera es una actividad iran para convertirse en potencia nuclear. Una perspectiva ms amplia indicara que simplemente podra estar empujando a Irn a los brazos de Asia.

El 24 de marzo, medios oficiales iranes informaron que Irn pedir la calidad de miembro pleno en la Organizacin de Cooperacin de Shangai (SCO) dirigida por China y Rusia y que contiene a un puado de Estados asiticos continentales.

Los que gustan de la irona encontrarn pasto en lo que se dice es la apreciacin iran de los objetivos de la SCO de antiterrorismo, antiextremismo y antidivisionismo as como en su descubrimiento de la profunda

En una evolucin que puede involucrar sustancia as como simbolismo, China ser el pas anfitrin de la prxima vuelta de las conversaciones del G5+1 (Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU ms Alemania) en Shangai el 16 de abril sobre el programa nuclear de Irn. El Viceministro de Exteriores chino para la regin, Zhai Jun, visit Tehern el 9 de abril, presumiblemente para informar al gobierno iran sobre la posicin con la que China va a la conferencia del G5+1.

El Ministro de Exteriores de Irn, Manuchehr Mottaki, aprovech la oportunidad de la visita de Zhai para cabildear por una unin asitica incluyendo a Irn y China, presumiblemente un paso que va an ms all de la membresa en la SCO.

Si los medios estatales de Irn informan correctamente sobre las observaciones de Zhai, China no desdea las propuestas de Irn: Zhai dijo que China est dispuesta a cooperar con Irn en el rea de industrias clave como el petrleo y el gas. El crecimiento del poder de Irn en la regin y en la arena internacional es de inters para Beijing, declar.

El redescubrimiento de Irn de su lado asitico y su giro lejos de Europa, que ha servido hace tiempo como un centro de las aspiraciones, economa y diplomacia iranes es la consecuencia ms importante, y tal vez la menos esperada, de la red de sanciones financieras nacionales que el gobierno de Bush se ha afanado por apilar sobre las sanciones sin dientes de la ONU contra Irn.

Los esfuerzos estadounidenses por aislar a Irn a travs del sistema financiero internacional proveen una leccin objetiva sobre la ley de hierro de las consecuencias no premeditadas- En lugar de destruir vigorosamente la Estrella de la Muerte iran con ayuda de la coalicin estadounidense de los dispuestos, parecen haberse involucrado en un juego del topo global, con un suministro en expansin continua de agujeros y topos, y el To Sam que exige ms y ms martillos para poder ganar la partida.

EE.UU. ha dedicado inmensos esfuerzos durante los ltimos dos aos para lograr la adopcin de lo que es esencialmente un rgimen nacional de sanciones estadounidense que va ms all del consenso global reflejado en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Los resultados han sido mixtos, en el mejor de los casos.

En su ltimo ao en el poder, el gobierno de George W Bush parece haberse lanzado a un camino arriesgado para escalar su camino fuera de las dificultades, contradicciones, ambigedades y la inoperancia percibida que persigue a su poltica de sanciones contra Irn. Como lo sabe bien EE.UU., la cadena de sanciones es slo tan fuerte como su eslabn ms dbil. Aparte de EE.UU., Israel, el Reino Unido, y Francia, los eslabones son todos dbiles. Uno de los eslabones ms dbiles es, desde luego, China.

China es un importante socio comercial y energtico de Irn, y ha trabajado consecuentemente para limitar y diluir las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra Irn por sus actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio. El resultado es que, para frustracin de EE.UU., las sanciones del Consejo de Seguridad siguen siendo extremadamente centradas, al apuntar directamente a individuos y organizaciones que participan en la actividad de enriquecimiento, y al excluir especficamente la accin militar.

Hubo intentos en la prensa occidental de presentar la ltima votacin en el Consejo de Seguridad (14 a 0, con la abstencin de Indonesia) como una seal de una determinacin unida del mundo de presionar a los iranes por negarse a dar a la IAEA las respuestas que desea sobre su programa de armas supuestamente abandonado, o suspender el enriquecimiento de uranio. Sin embargo, los chinos actuaron rpidamente para fijar su propia interpretacin contraria a la occidental.

Por cortesa de Xinhua [Agencia nacional de noticias de China], lo que dijo la cobertura en idioma chino es lo siguiente (traducciones [al ingls] por China Matters):

La resolucin destac los esfuerzos diplomticos, la reanudacin del dilogo y de las negociaciones con Irn... el equilibrio entre las sanciones y el estmulo de negociaciones.

Hay lmites estrictos en los objetivos de sanciones... las sanciones son reversibles, temporaria o incluso permanentemente si Irn toma pasos positivos para implementar la resolucin del Consejo de Seguridad.

Diferentes pases tienen interpretaciones de la resolucin... las races [del impasse] se encuentran en la severa falta de confianza mutua entre EE.UU. e Irn. Si este problema no es resuelta, no habr un avance en la cuestin nuclear iran.

En otras palabras, no existe apoyo para sanciones internacionales significativas que presionen al rgimen de Irn.

Llamado a la vigilancia

Como secuela a este resultado menos que decisivo en Naciones Unidas, el Departamento del Tesoro de EE.UU., explotando un llamado generalizado en la resolucin a la vigilancia respecto a los tratos financieros con Irn, anunci el 20 de marzo una ampliacin de las medidas nacionales contra Irn.

Del Financial Times: El Departamento del Tesoro [de EE.UU.] ha publicado una advertencia sobre los riesgos de mantener negocios con 51 bancos iranes de propiedad del Estado y siete bancos iranes en manos privadas en efecto, el conjunto del sector bancario de Irn. La lista incluye a instituciones que se especializan en el financiamiento de exportaciones y en inversiones en el extranjero, as como a bancos iranes de propiedad estatal ubicados tan lejos como en Venezuela, Hong Kong y el Reino Unido.

La perspectiva de que EE.UU. implique a todo el sector bancario iran como un accesorio en el financiamiento y en la proliferacin del terrorismo, cortndolo as del sistema financiero occidental, es una fuente de genuina ansiedad para Irn.

Sin embargo, la amenaza de la sancin de EE.UU. tambin parece un intento de encarar las consecuencias no previstas de su campaa financiera contra Irn: el abandono por Irn del dlar y la desconexin total del sistema financiero de EE.UU. de la economa de Irn, combinados con el giro generalizado del comercio y las finanzas iranes para separarse de EE.UU., primero a Europa y ahora a Asia.

La tendencia asitica es simbolizada por el anuncio del ministro del petrleo de Irn en enero de este ao de que, despus de exitosas negociaciones con clientes en China y Japn, la totalidad de las ventas energticas de Irn ms de 50.000 millones de dlares por ao sern realizadas actualmente en euros y en yen japoneses, y ninguna en dlares de EE.UU.

A veces parece como si EE.UU., y no Irn, se estuviera encajonando en un rincn. Las dificultades de EE.UU. pueden ser mejor ilustradas observando los casos entrelazados de Alemania y China. Segn como sea visto, Alemania es o la piedra base o el eslabn ms dbil de la campaa de EE.UU. para aislar a Irn, en lo que tiene que ver con el mantenimiento de un frente unido europeo contra Tehern.

Der Spiegel inform sobre esta situacin en julio de 2007 como sigue: Pero el gobierno de EE.UU. ya no est satisfecho con las sanciones econmicas de Naciones Unidas contra Tehern Washington quiere ms... los responsables estadounidenses estn molestos por el hecho de que compaas alemanas siguen haciendo negocios por un valor de miles de millones de dlares con Tehern. En particular, Washington muestra poca comprensin por las garantas de exportacin que Berln sigue ofreciendo a firmas, ayudando efectivamente al rgimen de los mullahs en la compra de barcos nuevos y tecnologas para plantas energticas.

[El Secretario Adjunto del Departamento del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera Stuart Levey] exigi que Alemania cortara su as llamada cobertura Hermes de seguro de crditos a la exportacin cuando tiene que ver con tratos con Irn... Levey dijo a los funcionarios que Washington quiere que Alemania reduzca a la brevedad todos sus otros lazos econmicos con Irn.

Pero Levey encontr resistencia de los alemanes, que dijeron que sus exigencias eran comprensibles por provenir de un pas que no mantiene comercio con Irn. Alemania, sin embargo, exporta ms de 4.000 millones de euros (5.450 millones de dlares) en bienes a ese pas cada ao, creando miles de puestos de trabajo... Adems, explicaron los alemanes, la cobertura Hermes ha sido excluida de las sanciones de la ONU contra Irn. En breve, Levey poda olvidar su solicitud Alemania se ajustar a las resoluciones de la ONU, pero no hara nada ms.

EE.UU. no acept una negativa como respuesta, EE.UU. tampoco lo pens dos veces antes de soslayar el gobierno de [Angela] Merkel yendo directamente a las instituciones financieras alemanas para presionarlas a fin de que sigan la poltica de EE.UU. no importa cul sea la poltica oficial de su gobierno algo que es casi seguro que caus resentimiento en el gobierno de Merkel.

De nuevo de Der Spiegel: Y Levey no slo ha estado golpeando las puertas de ministerios gubernamentales durante su estada en Europa tambin ha visitado a los capitanes de la industria del continente. Mientras estuvo en Alemania fue al centro alemn de las finanzas, Frankfurt, para tratar de persuadir a los banqueros de que no hagan negocios con Irn. Las instituciones financieras alemanas consideran que el gobierno de EE.UU. ha estado realizando un chantaje descarado, segn un banquero. Responsables antiterroristas del Tesoro de EE.UU. se presentan constantemente para exigir que rompan sus relaciones tradicionalmente buenas con Irn. La amenaza subyacente de los hombres de Washington es que no seguramente los alemanes no desearn apoyar el terrorismo, verdad?

Pero no existen planes para dejar de financiar las exportaciones alemanas a Irn. Desde luego nuestras instituciones miembro respetan todas las sanciones fijadas en las resoluciones de la ONU, dice un portavoz de la Asociacin de Bancos Alemanes. Sin embargo, eso no impidi que Deutsche Bank, junto con los pesos pesados industriales alemanes BASF y Siemens, hayan sido puestos en una lista de la Comisin de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC) por mantener contactos con Irn.

Los negocios continan

Las actitudes alemanas hacia el rgimen de sanciones quedan claras en otro artculo del Spiegel:

El departamento de economa del Ministerio de Exteriores alemn ha reunido datos reveladores que [el Ministro de Exteriores alemn] Steinmeier utilizar para respaldar su argumento contra sanciones de la UE. Varias compaas francesas en los sectores del automvil, la energa y las finanzas incluyendo a Peugeot, Renault, Total, BNP Paribas y Societe Generale apenas han reducido el nivel de negocios que realizan con Irn, segn datos del Ministerio de Exteriores. Las exportaciones alemanas a Irn, al contrario, han disminuido dramticamente.

An ms explosivos son los datos que revelan la hipocresa de EE.UU. respecto a las sanciones. El Ministerio de Exteriores alemn acusa a firmas estadounidenses de burlar el boicot contra Irn, que existe desde 1979, creando compaas de fachada en Dubai para realizar sus negocios. Polticos alemanes han acusado internamente desde hace tiempo a EE.UU. de tolerar a sabiendas esa prctica. El software de Microsoft est presente en Irn, as como equipos pesados de Caterpillar. Y es difcil pasar por alto la presencia de marcas como Pepsi y Coca-Cola en Tehern.

A pesar de esta actitud, la rebelda alemana no sobrevivi este verano. En noviembre de 2007, Siemens anunci que no firmar nuevos contratos con Irn (aunque ejecutar sus acuerdos existentes).

Los bancos alemanes tomaron acciones concretas para limitar el comercio con Irn en el otoo de 2007, como indica este informe de un foro de mensajes chino para exportadores:

He consultado con Commerzbank AG y Dresdner Bank AG y parece ser verdad que, por orden de su consejo de directores apoyarn, desde comienzos de octubre de 2007, slo operaciones de beneficencia y que ni siquiera se harn negocios comerciales usuales como ser las entregas de vestimentas.

El gobierno alemn sigui reduciendo paulatinamente su programa Hermes de crdito a las exportaciones. Segn el International Herald Tribune del 28 de febrero, las consecuencias para el balance final del pas de la participacin alemana, aunque sea a regaadientes, en la presin dirigida por EE.UU. contra Irn, sern inconfundibles: Las exportaciones alemanas a Irn han disminuido drsticamente en los ltimos aos en medio de creciente preocupacin por las ambiciones nucleares de Tehern, segn un nuevo informe del Ministerio de Economa alemn.

El informe muestra una baja en las exportaciones alemanas a 3.200 millones de euros en 2007 de 4.300 millones de euros en 2005. Mientras tanto, las garantas gubernamentales de que se pagar a los exportadores por sus productos vendidos a Irn han disminuido a ms de la mitad, a 503,4 millones de euros en 2007 de 1.160 millones de euros en 2006. Sin duda es una ocasin para triunfantes choques de cinco en el Departamento del Tesoro de EE.UU. El humor en Alemania, sin embargo, fue seguramente menos alegre.

El artculo de Der Spiegel del verano de 2007 seal: Si Alemania terminara sus garantas Hermes para las exportaciones, ya no se entregarn locomotivas alemanas a Irn, pero compaas chinas y rusas llenaran con mucho gusto la brecha. Los estadounidenses terminaran no ganando nada, mientras la economa alemana podra perder mucho.

En Asia, China indudablemente se alegr al ver que Alemania renunciaba al mercado iran bajo presin de EE.UU. Las exportaciones chinas a Irn han aumentado rpidamente, exactamente al mismo tiempo como se fondeaban las alemanas. China ha desplazado a Alemania como el mayor socio comercial de Irn, con un comercio de unos 20.000 millones de dlares, sin incluir el importante comercio de evasin de las sanciones a travs de Dubai (muchos, muchos millones ms).

En un acto que indudablemente fue notado en Alemania, el 26 de marzo, dos semanas despus del anuncio de Tehern que estaba haciendo un pago de progreso de 90 millones de euros hacia un contrato de 2006 que firm con Siemens por 150 locomotivas, la Compaa de Ferrocarriles Urbanos y Suburbanos de Tehern firm un nuevo contrato por 360 millones de euros con el Grupo Industrial de Locomotivas y Material Rodante del Norte de China por 455 coches de metro y 160 autobuses de doble piso. Otros 455 autobuses estn siendo licitados.

Este tipo de tendencias crean nuevos problemas y responsabilidades para EE.UU. Ahora le toca al gobierno de Bush demostrar a Berln que puede estar a la altura de su papel auto-elegido de polica de sanciones globales, e impedir que otros se beneficien con la participacin de Alemania en la red de sanciones nacionales, dirigidas por EE.UU., contra Irn.

Invitacin a China

El rgimen de sanciones ciertamente no prosperar si los europeos lo ven como nada ms que una invitacin a China para que se coma su almuerzo. El Secretario Adjunto del Tesoro, Robert Kimmitt, reconoci el problema en octubre de 2007: Omos de la comunidad empresarial que les preocupa actuar responsablemente slo para ver que otro acta irresponsablemente, dijo Kimmitt en Bruselas despus de conversaciones con cuatro comisionados de la UE. Los rusos y los chinos han sido signatarios de cada una de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y yo pensara, sea en el sector financiero o en otros sectores, que el que algn otro se metiera sera muy inapropiado y muy contrario a lo que el Consejo de Seguridad ha pedido que haga la comunidad mundial.

El problema ha sido siempre, desde luego, que China y Rusia insisten permanentemente en seguir al pie de la letra las sanciones de la ONU y nada ms haciendo caso de anexos que enumeran algunas docenas de compaas e individuos y cientos de equipamientos y materiales pero negndose a endosar la declaracin ilimitada de principios y el amplio llamado a la accin que EE.UU. trata de incorporar a su interpretacin de las resoluciones.

El titular de un informe de junio de 2007 en el Wall Street Journal que mencion un aumento de un 70% en las exportaciones chinas a Irn en el ao anterior lo dice todo: La oleada del comercio China-Irn agravia a EE.UU.

Qu hacer?

Ms especfica e incmodamente cmo podra EE.UU. extender su alcance ms all de sus propias fronteras y realizar la tarea aparentemente una afronta a la soberana de interferir en el comercio de tercer pas de Irn con China sin la cobertura legal de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU?

Ms all de la presin sobre gobiernos aliados para que restrinjan sus facilidades de crdito a Irn, parece ser que la solucin elegida por el Departamento del Tesoro de EE.UU. fue atacar la capacidad de Irn de utilizar el instrumento financiero ms comn en el comercio internacional la Carta de Crdito en sus tratos de importacin y exportacin con China y otros socios comerciales.

El sistema de Cartas de Crdito se basa en una red de relaciones bancarias a travs de las fronteras que ofrece garantas de pago y financiamiento a importadores y exportadores. La Carta de Crdito es de manera significativa el fundamento del milagro de las exportaciones asiticas desde los aos cincuenta y, hasta hace poco, fue la espina dorsal de miles de millones de dlares en comercio no-petrolero entre China e Irn. EE.UU. ha trabajado enrgicamente por perturbar este sistema en lo que tiene que ver con Irn y Asia y por crear el riesgo de que los bancos iranes y del pas exportador no puedan cumplir con sus obligaciones de pago debido al acoso de EE.UU.

Tpicamente, un banco tiene vnculos con menos de 100 bancos internacionales y los nombres son publicados en un directorio que sin duda ahorr a los empleados de la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Tesoro de EE.UU. una buena parte del trabajo pesado. Ya que las Cartas de Crdito denominadas en dlares son saldadas en gran parte a travs de Nueva York, el Departamento del Tesoro logr convencer a los bancos corresponsales de Irn en todo el mundo de que el manejo de una Carta de Crdito iran los expone a una penalizacin por violar sanciones nacionales de EE.UU.

El gobierno de EE.UU. ha impuesto en el pasado castigos considerables por violacin de sanciones de EE.UU. - ABN-Amro fue multado con 80 millones de dlares en 2005 de modo que el riesgo era genuino e importante. EE.UU. tambin dej en claro que transacciones de giro en U en las que los bancos intermediarios en terceros pases podran borrar referencias a Irn en Cartas de Crdito denominadas en dlares sera motivo para acciones legales.

Los departamentos de conformidad de los bancos internacionales responsables por el control del riesgo cuando el banco arriesga sus propios activos y reputacin en una transaccin con Carta de Crdito introdujeron clusulas estndar en sus gestiones de Cartas de Crdito para no pagar o procesar crditos relacionados con Irn.

Del lado del suministro, Stuart Levey y la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera (OTFI) de EE.UU. trataron de influenciar al gobierno chino y, en una reedicin de su jugada engaosa en Alemania, tambin soslay al gobierno chino para presionar directamente a los bancos chinos con la amenaza de procedimientos judiciales contra sus operaciones en EE.UU. si se les sorprenda aceptando Cartas de Crdito iranes.

El resultado fue una mella considerable en los negocios basados en Cartas de Crdito entre China e Irn ya que se dice que muchos bancos chinos decidieron que el riesgo de penalizacin en EE.UU. era mayor que los beneficios del manejo de Cartas de Crdito iranes.

Irn envi cinco delegaciones a China para tratar de encontrar una salida e incluso propuso el establecimiento de un banco China-Irn que presumiblemente saldara todas las transacciones interiormente sin pasar por Nueva York pero los chinos objetaron. La actitud de China hacia la campaa de sanciones de EE.UU. contra Irn podra ser caracterizada como conformidad a regaadientes hacia afuera, combinada con una enrgica evasin.

La leccin de las sanciones contra Irn parece ser que el comercio encontrar un camino hacia China y si no es directamente hacia China, entonces ser a travs de Dubai.

El Financial Times inform: Los bancos chinos se han puesto muy nerviosos y se muestran renuentes a tratar directamente con Irn, dijo un segundo empresario. Prefieren trabajar con iranes que importan bienes a Irn a travs de Dubai a fin de pretender que exportan bienes a los Emiratos rabes Unidos en lugar de Irn.

Los foros de mensajes chinos para exportadores han sido una lectura interesante durante los ltimos tres aos. Se encuentran informes detallados y apasionados de exportadores chinos y de sus clientes iranes, igualmente ansiosos que se esfuerzan por evitar las sanciones, embargos, y Cartas de Crdito bloqueadas, y por encarar el problema de bancos iranes que quieren pagarles pero no pueden mover dlares de EE.UU.

El consejo en los foros de exportadores ha sido virtualmente unnime. Usa Dubai. Usa euros. Usa T/T [transferencia bancaria, N. del T.]

Usa Dubai, como negocio en camino a Irn pasando por el depsito en Oriente Prximo ubicado al otro lado del Estrecho de Hormuz en los Emiratos rabes Unidos (EAU).

Como reaccin ante las sanciones de EE.UU. contra Irn, ha habido un torrente de miles de empresas iranes y de cientos de miles de millones de dlares de capital iran para constituir sociedades en Dubai, que juega el papel de un Hong Kong sin controles ante una China iran, y realizan los negocios de Irn bajo cobertura de los EAU a travs de los bancos del lugar.

------------

China Hand es autor del sitio en la Red de asuntos asiticos China Matters.

(Republicado por Asia Times con permiso de Japan Focus)

http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/JD11Ak01.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter