Portada :: Colombia :: Dilogos del gobierno con el ELN
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-06-2004

Los dilogos del ELN con el Gobierno

Alvaro Vsquez
Voz

La visita de Galn al Senado y su entrevista con Santos, el Comisionado de Paz y el Embajador de Mxico, han suscitado multitud de comentarios favorables a las negociaciones de paz con este movimiento armado.


Segn los analistas, la aceptacin por los elenos del ofrecimiento del presidente Fox para unos dilogos en Mxico, confirma la extrema debilidad del ELN, el cual, de creerles a tales especulaciones, slo tiene como opciones posibles en la situacin en que est, un acuerdo inmediato con el Gobierno, una derrota a corto plazo o su absorcin por las FARC. Alrededor de estos supuestos de anlisis se ha montado toda una doctrina sobre la inminencia de los acuerdos Gobierno-ELN.

Por eso, vale la pena explorar otras razones. Ante todo, no existe la menor evidencia sobre la casi desaparicin del ELN. Qu elementos afianzan una tal deduccin?. Esta guerrilla no ha sufrido una derrota militar significativa. No se sabe de ningn operativo de aniquilacin de sta, por parte del Ejrcito oficial. Ni de la captura de sus dirigentes principales, ni de la desaparicin de su Comando Central, ni de la ocupacin de sus zonas de influencia. La leyenda sobre la crisis terminal de este grupo no tiene ninguna base real ni seria.

En segundo lugar, hay que indagar por qu un Gobierno tan comprometido con la guerra ahora asume en el exterior una actitud dialogante, al tiempo que lanza a 15 milsoldados al Plan Patriota. Aqu hay que recordar el corto alcance de la poltica uribista, que tiene como nica obsesin la reeleccin presidencial. Y que ha convertido este sndrome del apetito de poder en la prioridad de sus objetivos. Las dos actitudes frente a la insurgencia estn condicionadas por la aventura reelectoral. El principal trofeo del Plan Patriota es "dar de baja" al Secretariado de las FARC. Y el inters por mostrar dilogos con el ELN es ganar puntos entre los amigos de la paz. Y ambas cosas buscan posicionarse para la reeleccin presidencial.

En tercer lugar, qu tiene de realista una perspectiva de negociacin con la insurgencia por parte del Gobierno de Uribe Vlez. La posicin del ELN ha sido muy definida. Por eso, Galn plante el intercambio humanitario, la tregua bilateral y una amnista general. Tres condiciones contrarias a las del Gobierno.

Por ltimo, el Gobierno ha montadoo los tratos con los "paras" como su modelo de negociacin. Nada de esto es posible en un dilogo con la insurgencia, que es todo lo contrario del paramilitarismo. El ELN es un movimiento revolucionario que tiene un programa avanzado, una fuerza dinmica de lucha contra el sistema que exige una nueva estructura del poder poltico. Sin tener estos elementos en cuenta no podr avanzarse hacia posibles acuerdos con la insurgencia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter