Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2008

Organizaciones de Derechos Humanos se pronuncian sobre guaranes
En defensa de los derechos humanos de las familias cautivas y empatronadas guaranes

Rebelin




Las Organizaciones de Derechos Humanos de Bolivia y las instituciones de apoyo abajo firmantes, ante la informacin tergiversada que se ha estado difundiendo sobre la situacin de las comunidades cautivas guaranes, expresamos lo siguiente:

1. Las familias guaranes de Alto Parapet, como otras de la provincia Cordillera, Lus Calvo, Hernando Siles, OConnor y Gran Chaco, de los Dptos. de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija, viven en relaciones servidumbrales, desde hace muchos aos atrs, se dice que son esclavos, por que se trata de formas modernas de esclavitud, que se expresan, en formas de trabajo no convencionales:

a. El trabajo de los guaranies es pagado en especie a precios estipulados por los patrones y no en dinero como manda la ley;

b. En muchos casos, el trabajo es familiar, incluye a mujeres y nios por el cul las mujeres reciben 7 Bs. Y los nios 1 o 2 Bs. y/o en algunos casos perciben un solo sueldo por trabajos de hasta 15 horas diarias.

c. Muchas familias cautivas y empatronadas viven esclavizadas por deudas heredadas de sus padres, las cules no pueden ser pagadas por sus magros salarios pagados en especie: como ropa y vveres.

d. Los guaranes que manejan maquinarias en las estancias, son responsables del desgaste de estos instrumentos, si se pierden las tuercas u otros en el trabajo de los tractores, se descuenta a los trabajadores sumas que son cubiertas en varios meses.

e. An se utilizan en muchos casos los castigos corporales contra los trabajadores

f. y principalmente, por que estas comunidades cautivas no tienen tierras propias y trabajan en las tierras del patrn, bajo normas impuestas por el patrn y en total desacato de las normas establecidas por ley.

2. No solo se trata de las familias que viven al interior de las haciendas, sino de familias "empatronadas" que estn en las inmediaciones de las haciendas del patrn y son empleadas temporalmente, pero en las mismas condiciones sealadas anteriormente. Esta situacin de servidumbre y semiesclavitud, fue constatada hace varios aos atrs por organismos internacionales y nacionales como la Organizacin Internacional del Trabajo OIT, la Comisin Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, la Federacin Internacional de Derechos Humanos FIDH, la Organizacin Mundial contra la Tortura, el Defensor del Pueblo y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, quienes a su turno, han censurado estas formas modernas de esclavitud que se constituyen en vulneratorias de todas las normas internacionales de DDHH, en violatorias de las leyes constitucionales de la repblica y que no existe razn moral alguna que pueda justificarlas.

3. La solicitud de saneamiento de tierras de la Comunidad guaran de Alto Parapet, no es un hecho reciente promovida por el actual gobierno con el objeto de dividir al pueblo cruceo; sino por el contrario se trata de una demanda sentida de los guaranes, iniciada hace 12 aos atrs en septiembre de 1996 y aceptada el 18 de julio de 1997 en el INRA a travs de Resolucin Administrativa RAI-TCO-0017, declarndose como rea de saneamiento e inmovilizacin de un rea de 54.387 hectreas en el Dpto. de Santa Cruz, provincia Cordillera, Seccin Primera, Cantn Lagunillas y Aquio Irat; proceso que se ha visto enfrentado con la resistencia de los propietarios de las haciendas.

4. El proceso de saneamiento de tierras, es un procedimiento tcnico, amparado en las leyes que no tiene el objeto de quitar tierras a nadie, solo verifica en terreno los linderos demandados, si los ttulos de propiedad son legales, si las haciendas cumplen la funcin econmica y social y solo emite un informe que servir al INRA para estudiar la dotacin solicitada por los guaranes o en su caso para restituirles este derecho en otras regiones; as mismo no afecta a los pequeos y medianos propietarios, los cuales son la mayora en Alto Pararpet. Por tanto no se puede tergiversar la verdad implementando una campaa de desinformacin, generando miedo en los propietarios de las haciendas e impulsando una violencia innecesaria, como la ocurrida el da de ayer, con emboscadas, golpes y pedradas en contra de los guaranies.

5. Nos sentimos alarmados por el traslado de juventudes unionistas de Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca a la zona, cuyo nico objetivo es generar un clima de violencia, odio y racismo que ya fue protagonizado por ellos en enero de 2007 en Cochabamba, noviembre en Sucre y que hoy pretenden reeditar esta violencia en Camiri. Pedimos a las autoridades nacionales no permitir la intervencin de grupos armados irregulares en este conflicto.

6. De la misma manera no es posible, que las autoridades nacionales como senadores y diputados y autoridades regionales que tienen el principal mandato de hacer cumplir las leyes, se trasladen a la regin haciendo un llamado para apoyar los intereses de los latifundistas en total desacato de las leyes de la repblica que ellos juraron defender.

Por lo expuesto, amparados en las normas constitucionales, las leyes nacionales, las normas, pactos y tratados internacionales de derechos humanos, y en el legtimo derecho de los guaranes, recogiendo las recomendaciones del Relator Especial de la ONU, RESPALDAMOS PLENAMENTE LA DEMANDA DEL PUEBLO GUARANI, SOLICITAMOS EL ESTRICTO CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES Y RECHAZAMOS TODO ACTO DE VIOLENCIA QUE ENFRENTE A LA FAMILIA BOLIVIANA.

La Paz, 14 de Abril de 2008

CAPITULO BOLIVIANO DE DERECHOS HUMANOS DEMOCRACIA Y DESARROLLO

ASAMBLEA PERMANENETE DE LOS DERECHOS HUMANOS DE BOLIVIA APDHB

ASAMBLEA PERMANENTE DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LA PAZ APDHLP

MOVIMIENTO FRANCISCANO JUSTICIA Y PAZ

IGLESIA METODISTA EN BOLIVIA

CONFEDERACIN NACIONAL DE LA PRENSA

ASOCIACIN DE FAMILIARES DE DETENIDOS DESAPARECIDOS Y MRTIRES POR LA LIBERACIN NACIONAL ASOFAMD.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter