Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2008

Y es que no hubo democracia (partiendo del esquema occidental) antes de los 90 en frica?
Cmo decir democracia en africano

Heriberto Feraudy Espino
Cubarte


A finales de marzo fui invitado a asistir a un Foro organizado por el senado mexicano con la participacin del cuerpo diplomtico africano acreditado en esa hermana nacin. Al entrar al recinto donde se realizara el evento, la sede de dicha entidad legislativa, en una de las paredes observ un gran letrero: Tercera Mesa Redonda: El largo camino de frica hacia la democracia. Era el ttulo de los temas a exponer y debatir por los diplomticos asistentes.

Me acerqu a dos de los presentes que resultaron ser un congols y un saharaui y despus de la correspondiente presentacin; sealando al cartel les coment a ambos Qu se entender por democracia y cundo habr comenzado ese largo camino en frica?

Los colegas me miraron y sonrieron comprendiendo el sentido de mi expresin.

Comenz el Foro. Entre otras cosas se mencion y el criterio; segn el cual la transicin hacia la democracia en frica haba comenzado en la dcada de los 90.

Qu barbaridad!

Nuevamente estaba ante la presencia de conceptos helenocentristas, eurocentristas, occidentalistas.

Haca pocos das por pura casualidad haba cado en mis manos un valioso libro donde el autor agudamente enjuiciaba estos lmites europeizantes de la filosofa poltica en boga y sealaba Todas comienzan siempre en Grecia. Cuando se habla de demo-cracia se olvida que demos significa en egipcio aldea; no es una palabra griega.

Y yo me preguntaba Y es que no hubo democracia (partiendo del esquema occidental) antes de los 90 en frica?

Recuerdo que despus de la etapa pos colonialista, en la era de los 60 cuando en algunos pases africanos particularmente en los llamados de La Lnea del Frente se estableci el sistema de monopartidismo, los gobiernos de esos pases surgidos por la independencia pronto fueron calificados de antidemocrticos y comunistas. No olvido la conversacin sostenida en la casa de gobierno en Luanda, 1978, entre el entonces presidente Agostino Neto y el poeta Nicols Guilln de la cual fui testigo excepcional. Acababa de concluir un gigantesco desfile concentracin con motivo del tercer aniversario de la independencia de Angola. El presidente Neto con la voz lenta y sosegada que lo caracterizaba expres: Usted vio esa multitud de mujeres y hombres que desfilaron? esa es nuestra milicia, a eso en Europa y nuestros enemigos le llaman comunismo, si constituimos una Asamblea del Poder Popular, es comunismo, si adoptamos una Constitucin popular es comunismo, si creamos nuestras fuerzas amadas populares, eso es comunismo. No le faltaba razn al prestigioso lder angolano, para Europa, Estados Unidos, y otros como ellos, en frica no haba democracia.

No haba democracia en Zambia, Tanzania, Zimbabwe, Mozambique.

Con el tiempo pronto se impuso la presin y el poder de las transnacionales, los organismos financieros internacionales y el inters de las potencias capitalistas. Surgieron los nombrados Programas de Ajuste Estructural y as tuvo lugar la aparicin del multipartidismo en frica.

Ni el unipartidismo ni el multipartidismo ni el llamado sufragio universal resolvieron los problemas del continente.

Mientras se debata sobre estos temas venan a mi mente los sistemas de gobierno que tuvieron lugar muchos siglos antes de la aparicin de los colonialistas en el frica al sur del Shara. Por ejemplo; el imperio Yoruba en Nigeria donde cualquier funcionario incompetente que fallase en el cumplimiento de su gestin pagaba con su vida, algunos reyes se vieron obligados a suicidarse. Para gobernar los yoruba se apoyaban en un consejo de anciano conocido como el Igbimio. Cada oficio, cada profesin tena su propia organizacin y sus propios jefes a travs de los cuales los miembros podan llegar al rey o este a ellos. El pueblo consideraba al gobierno como suyo. Esto no era democracia.

Otro caso era el de los Macua en Mozambique cuya organizacin poltica estaba constituida por un sistema sin Estado, toda vez que no exista un gobierno formal que alcanzara a toda la sociedad. Existan ms bien dos especies de autoridad tradicional, una familiar-territorial, y otra, que era una especie de embrin estatal con su estructura. Es decir, una basada en el sistema de parentesco y otra en embrin de Estado.

Fue una sociedad donde imperaba la simple ley de la plena libertad, donde no exista diferencia de clases, donde los hombres crean tener un antepasado comn y estaban conscientemente familiarizados entre s, donde los fundamentos religiosos de cada uno eran iguales a los de sus semejantes, siendo absolutamente innecesaria la existencia de un jefe mximo. Una sociedad donde ningn hombre pretenda sobreponerse a los dems hasta porque ignoraba que poda hacerlo; donde nadie exhiba mayor riqueza porque la economa era comunitaria, donde nadie se abrogaba derechos ancestrales porque todos obedecan las costumbres del grupo social, donde no podan sobrevivir incidentes que exigieran la imposicin de la fuerza, donde no se manifestaban muchas ansias individualistas porque la reaccin comunitaria las tornara insostenibles. Eso no era democracia

Democracia no ha dejado de ser, al decir del inolvidable precursor Martin Luther King refirindose a los Estados Unidos: En este pas, la democracia ha sido una de las palabras ms apaleadas de la historia

Por supuesto que en el referido evento no faltaron las voces dignas que tradujeran la verdadera historia. La democracia no puede ser una prtesis para los pueblos africanos. Los pueblos no pueden ser gobernados sino a travs de sus propias instituciones tradicionales, a travs de su cultura. Otra voz apunt; La democracia no se exporta. El desarrollo en frica pasa por las instituciones endgenas.

Nada, que an muchos especialistas, funcionarios e investigadores siguen siendo vctimas del colonialismo mental. Se olvidan o ignoran que durante el siglo XVIII, el imperialismo europeo expandi un proyecto no slo econmico sino que con la ayuda de los filsofos de la ilustracin impuso el proyecto de la llamada modernidad. Proyecto que contribuy a la conformacin de una separacin mundial entre los occidentales o europeos (a la vez modernos y avanzados) y los otros, el resto de los pueblos y culturas del planeta (atrasados inmorales y salvajes).

Debemos revisar reflexivamente el arsenal conceptual y las prenociones a partir de los cuales se construyen los discursos referidos al frica y estar a tentos para evitar ser victimas de interpretaciones que no hacen ms que reproducir el discurso del poder hegemnico.

Como bien sealara un investigador mexicano que particip en la mesa redonda: Descolonizar los esquemas mentales imbuidos de la violencia epistemolgica colonial europea pasa tambin por Dejar de mirar a una Europa que habla simultneamente del hombre a la vez que lo asesina en todas partes. (Fanon, 1987)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter