Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-04-2008

No habr paz sin Hamas

Mahmoud al-Zahar
The Washington Post


El sensato plan del Presidente Jimmy Carter de visitar a la cpula de Hamas esta semana aporta honestidad y pragmatismo a Oriente Medio a la vez que subraya el punto muerto en el que se encuentra la poltica estadounidense. La Secretaria de Estado Condoleezza Rice acta como si unos arreglos aqu y all hicieran aceptable la espantosa camisa de fuerza del apartheid. Mientras Rice persuade a las fuerzas de ocupacin israeles de eliminar unas pocas docenas de  controles de carretera sin sentido entre los ms de 500 que hay en Cisjordania, estas fuerzas simultneamente estrangulan el aprovisionamiento de petrleo a Gaza; bloquean a sus 1.5 millones de habitantes; aprueban proyectos inmobiliarios para asentamientos ilegales en Cisjordania; y  atacan la ciudad de Gaza con F-16s, matando hombres, nios y mujeres. Lamentablemente esto es algo normal para los palestinos.

El ataque de la semana pasada contra el depsito de combustible de Nahal Oz no debe sorprender a los crticos occidentales. Los palestinos luchamos en una guerra total contra nosotros con todos los medios al alcance del agresor: alta tecnologa militar, bloqueo econmico, historia falsificada y un sistema judicial que "legaliza" la infraestructura del apartheid. La resistencia es nuestra nica opcin. Hace 65 aos el coraje de los judos en el gueto de Varsovia se levant en defensa de su gente. Nosotros, ciudadanos de Gaza, que vivimos en la prisin a cielo abierto ms grande del mundo, no podemos hacer menos.

Estados Unidos en alianza con Israel ha buscado negar los resultados de las elecciones de enero de 2006, cuando los palestinos dieron a Hamas el mandato de gobernar. Cientos de observadores independientes, Carta entre ellos, declararon que fueron las elecciones ms limpias jams habidas en Oriente Medio. Sin embargo, los esfuerzos para subvertir nuestra experiencia democrtica incluyen el golpe de estado inspirado por Estados Unidos, que ha creado una divisin partidista nueva con Fatah y una guerra continua contra el aislamiento impuesto a los gazates.

Ahora, finalmente, tenemos las refrescantes palabras de Carter que dicen lo que cualquier observador independiente y no corrupto debera pronunciar: que no hay "plan de paz", "hoja de ruta" o "legado" capaz de tener xito a menos que Hamas se siente en la mesa de negociaciones sin condiciones previas.

La escalada violenta de Israel desde la "conferencia de paz" de Anpolis en noviembre, es la consecuencia de su castigo colectivo ilegal y a menudo mortal -en violacin de las convenciones internacionales. Los ataques militares a Gaza han matado a cientos de palestinos desde entonces con la constante aprobacin de la Casa Blanca; en 2007 la ratio de palestinos e israeles muertos fu de 40 a 1, una subida desde  4 a 1 durante el periodo de 2000 a 2005.

Hace tres meses que enterr a mi hijo Hussam, que estudio econmicas en la Universidad y quera ser contable; lo mat un ataque areo israel. En 2003 enterr a Khaled, mi primognito, cuando un F-16 israel que me buscaba hiri a mi hija, mi mujer y destruy el edificio donde vivamos, hiriendo y matando a muchos de nuestros vecinos. El ao pasado mi yerno result muerto.

Hussam tena 21 aos, pero como la mayora de jvenes en Gaza haba madurado a fuerza de golpes. Cuando yo tena su edad, quera ser cirujano; en los aos 60 ya ramos refugiados, pero no suframos este bloqueo humillante todava. Pero ahora, tras dcadas de encarcelamiento, matanzas, ausencia de Estado y empobrecimiento, preguntamos: qu paz puede haber si no hay primero dignidad? Y de dnde viene la dignidad si no es de la justicia?

Nuestro movimiento mantiene su lucha porque no podemos permitir que el crimen inicial que est en origen del Estado Judo -la expulsin violenta de nuestros pueblos y tierras que nos hizo refugiados- caiga en el olvido de la conciencia mundial o que se negocie con l. El Judasmo, que ha dado tanto a la cultura humana mediante las aportaciones de sus antiguos legisladores y los modernos propulsores de tikkun olam, se ha corrompido a s mismo en su deriva hacia el Sionismo, el nacionalismo y el apartheid.



Un "proceso de paz" con los palestinos no puede dar siquiera un paso hasta que Israel se retire a las fronteras de 1967; desmantele todos sus asentamientos; retire a todos sus soldados de Gaza y Cisjordania; repudie su anexin ilegal de Jerusaln; libere a todos los prisioneros; y ponga fin a su bloqueo sobre nuestras fronteras internacionales, nuestra costa y nuestro espacio areo de forma permanente. Esto sera el primer paso para una negociacin justa y pondra las bases para el retorno de los millones de refugiados. A la vista de lo que hemos perdido, sta es la nica base sobre la cual podemos empezar de nuevo en nuestra integridad.

Estoy totalmente orgulloso de mis hijos y los aoro diariamente. Pienso en ellos como cualquier padre, incluso en Israel, piensa en los suyos, como seres inocentes, estudiantes curiosos, como jvenes de potencial ilimitado, no como "pistoleros" y "militantes". Pero es mucho mejor que fueran defensores de su gente que cmplices de su completa desposesin; mejor que fuesen activos en la lucha palestina por su supervivencia que testigos pasivos de nuestra subyugacin.

La historia ensea que todo cambia. Nuestra lucha para conseguir justicia a los crmenes materiales de 1948 apenas ha empezado y la adversidad nos ha educado en la paciencia. En cuanto a Israel y su cultura espartana de guerra permanente, que sepa que es muy vulnerable al tiempo, la fatiga y la demografa: al final se trata como siempre de un asunto de nuestros hijos y lo que vienen despus de nosotros.

Mahmoud al-Zahar, cirujano, es un fundador Hamas. Es ministro de asuntos exteriores del gobierno de del primer ministro Ismail Haniyeh ,elegido en enero de 2006.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter