Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2008

Y los derechos humanos de frica?

Odile Tobner
Survie France

Traducido por Caty R.


Del 24 al 28 de febrero, varias ciudades de Camern, especialmente Douala y la capital, Yaund, fueron escenario de motines generalizados reprimidos de una forma brutal y sangrienta que caus, como poco, un centenar de muertes, segn la Asociacin Cristiana contra la Tortura (ACAT) de Douala. Un conocido dirigente asociativo, Jacques Tiwa, ha sido asesinado a sangre fra. En Francia han aparecido algunos artculos en la prensa escrita sobre el asunto, pero nada en las grandes cadenas de televisin, ninguna declaracin de la clase poltica. Los medios de comunicacin han ignorado la manifestacin de los cameruneses de la dispora en Pars. En ningn medio se trasmite una declaracin de la oposicin en el exilio que reclama una comisin de investigacin de la ONU. Desde el 1 de marzo hay un silencio absoluto mientras la represin bate marcas: juicios sumarsimos, cacera de presuntos agitadores, apaleamiento de los sospechosos. Ni una sola declaracin pblica dirigida al rgimen cameruns.

El 14 de marzo, una manifestacin de un centenar de personas reactiv los disturbios en Lhassa, Tbet. Las revueltas se extendieron, el 15, a la provincia de Sichuan. El gobierno tibetano en el exilio habl de 80 muertos y estos lamentables sucesos abrieron todos los telediarios durante varios das. Mostraron a los manifestantes tibetanos en Pars, entrevistaron a la oposicin en el exilio. Quince das despus todava se sigue interrogando a todos los invitados, polticos o no, de todas las emisiones televisadas, que expresan su indignacin. Daniel Cohn Bendit se despacha en France 2: Hay momentos en los que no se puede guardar silencio; Bernard Kouchner, ministro de Asuntos Exteriores declara: La represin en el Tbet es intolerable; Rama Yade, secretaria de Estado de los derechos humanos, toma de nuevo la palabra si hay un bao de sangre en el Tbet, no voy a quedarme en la grada mirando una competicin deportiva. Alain Jupp se escandaliza de que nicamente se haya pedido a China ms contencin.

Se constata que los derechos de los pueblos oprimidos en todas partes del mundo, excepto en frica, se defienden vigorosamente en Francia. En Camern se destrozan de forma tan discreta que la noticia no lleg a Alain Jupp. El bao de sangre cameruns escap a Rama Yade si no, habra propuesto sanciones contra un rgimen desptico que mata, despus de haberlos cazado, a los habitantes de los pases africanos, sus hermanos. Bernard Kouchner ignora lo que pasa en Camern, de otro modo no podra soportarlo. En cuanto al chiflado Cohn Bendit, sabe siquiera que frica existe?

Dejemos de creer en la mascarada de los discursos sobre los derechos humanos tal como se nos bombardea desde los medios de comunicacin. Slo son discursos de propaganda poltica. Francia con respecto a Camern es peor que China en el Tbet: una potencia imperial que apoya desde hace medio siglo la opresin de un pueblo de pobres para atiborrarse libremente con sus recursos. En esta situacin, el concepto de derechos humanos puede siquiera florecer? Al acecho de que se pueda pedir que cese la opresin en frica, los politlogos dicen: Los Africanos slo tienen que actuar por s mismos. Que se liberen! Pero si surgiera en frica un autntico movimiento de emancipacin o las dems potencias abriesen una brecha en el imperialismo del colonizador, podemos estar seguros de que los medios de comunicacin y los politiqueros occidentales descubriran de repente, con la ms virtuosa indignacin, que se pisotean los derechos humanos. La sangre de las vctimas no deja de fluir al Kivu ante la indiferencia general. Pero no hace falta sacudir los sensibles corazones de las estrellas mediticas y polticas.

Para alimentar la demencia de los tiranuelos locales basta con la avaricia annima y desenfrenada de los compradores de metales preciosos, la avidez inagotable de las nebulosas de los proveedores de armas y tras ellos el mundo, pavimentado por miles de millones, de los parasos fiscales y los traficantes. Demasiado silencio meditico. Demasiada hipocresa.

Original en francs: http://survie-france.org/article.php3?id_article=1143

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Cubadebate y Tlaxcala. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter