Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2008

Enfrentado con la corrupcin de la guerra de Iraq, el coronel Ted Westhusing prefiri la muerte al deshonor
Basta de deshonra

Robert Brice
Texas explorer

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens



Ted Westhusing era un verdadero creyente. Y ese fue su defecto fatal.

Coronel del Ejrcito de EE.UU., Westhusing tena un buen puesto enseando ingls en la Academia Militar de EE.UU. en West Point. Era un catlico devoto que iba a la iglesia casi cada domingo. Tena mujer y tres nios pequeos.

No tena que ir a Iraq. Pero Westhusing era tan creyente que se present como voluntario para lo que consider una causa noble. En West Point, Westhusing busc a personas opuestas a la guerra y trat de cambiar sus opiniones. Crea absolutamente en que sta era una guerra justa, dijo un oficial que le era cercano. Estaba totalmente entusiasmado por esta misin. Su perodo de servicio en Iraq deba durar seis meses.

Cerca de un mes antes de la fecha en la que deba volver a su familia el 5 de junio de 2005 Westhusing fue hallado muerto en su remolque en Camp Dublin en Bagdad. Era el soldado estadounidense de ms alto rango muerto en Iraq. El informe sobre la muerte de Westhusing del Comando de Investigacin Criminal del Ejrcito la explic como una herida de bala perforante en la cabeza y la Forma de Muerte fue suicidio.

Tena 44 aos.

En la tragedia en permanente aumento de la segunda guerra de Iraq, la tragedia de Ted Westhusing es slo una en decenas de miles. Cuatro aos de guerra han diezmado Iraq. Su economa e infraestructura estn en la ruina. Decenas de miles, tal vez cientos de miles, de iraques han muerto. Cientos de miles ms han huido del pas. Ms de 20.000 soldados estadounidenses han sido heridos, y ms de 3.000 muertos. Sin embargo, entre todas esas tragedias, entre todo el sufrimiento y el dolor, sobresale la historia de Westhusing. Muestra como la vida de un hombre, y las fervientes creencias que la definan, fueron aplastadas por la corrupcin y el engao que vio a su alrededor.

La desilusin que mat a Ted Westhusing forma parte de la factura que EE.UU. pagar mucho despus de que retire sus ltimos soldados de Iraq.

Unos 846 soldados estadounidenses murieron en Iraq en 2005. De ellos, 22 fueron suicidas. El suicidio de Westhusing, como casi todos los dems, dej a los supervivientes haciendo las mismas preguntas: Por qu? Y qu fue lo que condujo a los sobrevivientes a una desesperacin semejante? En el caso de Westhusing las respuestas van mucho ms all de sus luchas personales y directamente al corazn de los objetivos de EE.UU. en Iraq.

Cuando estuvo en Iraq, Westhusing trabaj para uno de los generales ms famosos de las fuerzas armadas de EE.UU., David Petraeus. En enero, Petraeus fue nombrado por el presidente Bush para dirigir todas las fuerzas de EE.UU. en Iraq. Como jefe de contraterrorismo y operaciones especiales bajo Petraeus, Westhusing supervis la tarea ms importante que enfrentaban las fuerzas armadas de EE.UU. en Iraq entonces y ahora: el entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraques.

Todos los objetivos fijados por Bush y su banda de partidarios neoconservadores un Iraq democrtico, un pas seguro que pudiera sustentarse y gobernarse, un pas capaz de reconstruirse con su vasta riqueza petrolera, un sitio dirigido por gobernantes laicos pro-occidentales que pudieran proveer un contrapeso para los extremistas islamistas en la regin dependen de la capacidad de EE.UU. de levantar el ejrcito y la fuerza policial iraques. Sin un aparato de seguridad fiable, no es posible lograr ninguno de esos objetivos.

Cuando lleg a Iraq, Westhusing descubri que al igual que el resto de la sociedad iraqu, los militares y los policas iraques estaban divididos por la religin. El odio religioso, sunes contra chies combinado con la corrupcin que impregna la sociedad iraqu hacan que su tarea fuera imposible.

Dos aos antes de que Westhusing partiera a Bagdad, haba terminado su disertacin para el doctorado en filosofa en la Universidad Emory en Atlanta. Se concentr en el honor y la tica en la guerra. Westhusing quera comprender aret la antigua palabra griega que significa virtud, habilidad, y excelencia. Su bsqueda del entendimiento del concepto era, pensaba, una parte central de su existencia. Nacido para ser guerrero, deseo esas respuestas no slo por razones filosficos, sino para conocerme a m mismo, escribi.

Westhusing no encontr excelencia o virtud en Iraq.

El hecho lo evidencia una pila de cinco centmetros de alto de documentos, obtenidos durante los ltimos 15 meses bajo la Ley de Libertad de la Informacin, que suministran numerosos detalles sobre el suicidio de Westhusing. Los documentos incluyen entrevistas con colegas de Westhusing, diagramas de su dormitorio, entrevistas con miembros de su familia, e informes parcialmente modificados del Comando de Investigacin Criminal y del Inspector General del Ejrcito. Los documentos repiten la historia contada por amigos de Westhusing: Algo que vio [en Iraq] lo llev a esto, dijo en una entrevista un oficial del Ejrcito cercano a Westhusing. La suma de lo que vio que suceda lo impuls a tomar su propia vida. Est muerto porque crea en el deber, el honor, en el pas.

El oficial dijo que la fuerza de carcter era la caracterstica definidora de Ted. Era su integridad inquebrantable. Esa integridad, dijo, fue tambin el mayor defecto de Westhusing. Para ser un verdadero defecto, la personalidad tiene que tener mucha fuerza. Y esa caracterstica caus su perdicin.

Westhusing naci en Dallas, como uno de siete hijos. Fue a la escuela primaria en La Porte, cerca de Houston, hasta la 7 clase, cuando su familia se mud a Tulsa. Era un estudiante extraordinario. Fue escolta titular en el equipo de baloncesto en Jenks High School, Becario Nacional de Mrito, y devoto cristiano. Trabajaba duro. Era tan devoto del baloncesto que lanzaba 100 tiros en suspensin cada maana antes de ir a la escuela. Su trabajo, tica, notas, y reputacin lo permitieron elegir sus universidades. Fue aceptado en Notre Dame y Duke. Eligi West Point. El padre de Westhusing haba servido en la Guerra de Corea y despus haba estado en la Reserva de la Armada.

Westhusing lleg a West Point en 1979, ao de mucha agitacin. La academia todava pasaba por los temblores secundarios de un gran escndalo de engao. Haba un tremendo nfasis en la tica y la veracidad. A Westhusing le encant. Como estudiante de primer ao, fue representante de honor de su compaa en el comit de cadetes. En 1983, durante su ao de egreso, fue seleccionado como capitn de honor de toda la escuela, una posicin que lo convirti en el responsable de ms alto rango de tica dentro del cuerpo de cadetes. En esa posicin, Westhusing ayud a arbitrar todas las violaciones de honor que se presentaban al comit. Ese ao, se gradu tercero de su clase.

De West Point, pas a servir en la 82 Divisin Aerotransportada. Fue a escuelas de Ranger y Aerotransportados, y pas perodos en Italia, Corea del Sur y Honduras. Aprendi a hablar ruso e italiano. Y continu su bsqueda de excelencia intelectual. En 2000, fue a Emory para un magster en filosofa. En 2002, se mud a Austin para participar en una clase de seis semanas en griego clsico en la Universidad de Texas. Westhusing y su profesor de griego en la UT, Thomas Palaima, trabajaron como consultores en un documental de la televisin sobre el caballo de Troya.

En West Point, Westhusing se senta bien en su trabajo de enseanza. No tena motivos para hacer otra cosa. Estaba en la cumbre de su profesin y haciendo un trabajo que le encantaba. Pero, a fines de 2004, recibi un llamado de un antiguo comandante en la 82 Divisin Aerotransportada preguntando si quera ir a Iraq. Westhusing no dud antes de decir que s. El padre de Westhusing, Keith Westhusing, cont ms tarde a T. Christian Miller, periodista del Los Angeles Times, que su hijo quiso ir a Iraq para obtener verificacin. Su ida lo convertira en un mejor soldado, cita Miller a su padre en su reciente libro sobre la corrupcin en Iraq Blood Money [Dinero sangriento]. Una estada en Iraq prestara autenticidad a su estatus, no slo como soldado, sino como instructor en West Point.

Otro oficial que trabaj con Westhusing en West Point dijo en una entrevista que antes de partir a Iraq: Ted nunca alter su creencia de que la misin en Iraq era justa y que estaba siendo realizada correctamente; me dijo personalmente que se quedara ms que los seis meses asignados, si fuera necesario. Pero antes de partir, se involucr en un intenso debate con el mximo profesor de filosofa en el departamento. Ted crea en su misin, mientras que su homlogo tena varias dudas sobre si la Operacin Libertad Iraqu cumpla con los estndares de una guerra justa.

La esposa de Westhusing, Michelle, dijo posteriormente a investigadores que su marido crea que ir a Iraq lo convertira en un mejor profesor cuando enseaba a cadetes que probablemente iran a ese pas... Pensaba que estbamos haciendo algo fenomenal en Iraq.

El primer paso en la partida de Westhusing fue Fort Benning, Georgia. Pas por su examen mdico, recibi su equipamiento, y trabaj en su tcnica de tiro. Despus de tanto tiempo en las aulas, no brillaba en esa capacidad. Segn documentos obtenidos a travs de la Ley de Libertad de la Informacin, Westhusing logr slo 170 puntos en la distancia de combate con pistola cuando lo examinaron el 15 de enero de 2005. Si hubiera conseguido slo 20 puntos menos, no habra sido calificado.

Sin embargo, las primeras semanas de Westhusing en Iraq fueron, escribi a un amigo, una gran aventura. Su ttulo formal era: director de contraterrorismo/operaciones especiales, Equipo de Ayuda al Entrenamiento de la Polica Civil, Comando de Transicin Multinacional de Seguridad Iraq. Le gustaba trabajar de cerca con sus homlogos iraques y pareca llevarse bien con los contratistas de U.S. Investigations Services (USIS), basados en Virginia, una compaa privada de seguridad con contratos por un valor de 79 millones de dlares para ayudar a entrenar a unidades de la polica iraqu que realizaban operaciones especiales. (Los propietarios de USIS incluyen al Grupo Carlyle, la poderosa firma de capital privado entre cuyos inversionistas se contaba a George H.W. Bush y al ex Secretario de Estado James A. Baker III.) En otro mensaje a un amigo en EE.UU., dijo que si no tienes un carcter fuerte y diferencias el bien del mal, te irs de este lugar con tu estima personal devastada y se daar a invaluables seres humanos.

Westhusing trabaj bajo la supervisin de dos generales del ejrcito, Joseph Fil, general de divisin (dos estrellas) y Petraeus, teniente general (tres estrellas). Petraeus estaba impresionado por Westhusing. En 2005, Petraeus se haba convertido en un regaln de los medios de informacin de EE.UU. gracias, en parte, a su xito en la ayuda a estabilizar y reconstruir el norte de Iraq. A Petraeus le gust lo que vea en Westhusing y lo ascendi de teniente coronel a coronel de pleno derecho. En un correo electrnico de marzo de 2005, Petraeus escribi a Westhusing que ya haba excedido las elevadsimas expectativas que todos tenan en su persona.

Aunque el ascenso fue importante, Westhusing estaba cada vez ms aislado. No tena, como lo describe un compaero oficial de West Point, un compinche de batalla, una persona que vele por su amigo fsica y psicolgicamente. La falta de apoyo personal comenz a desgastar a Westhusing. Sus amigos en EE.UU. comenzaron a ver como su nimo ensombreca. Westhusing comenz a tener conflictos cada vez ms beligerantes con los contratistas de USIS. Haba constantes problemas con los gastos de USIS, y Westhusing se vio forzado a encarar afirmaciones de que USIS haba visto o participado en el asesinato de iraques. Recibi una carta annima afirmando que USIS estaba engaando en todo momento a los militares, que varios cientos de armas asignadas al programa de entrenamiento contraterrorista haban desaparecido, y que una serie de radios, cada una de las cuales costaba 4.000 dlares haban tambin desaparecido. La carta conclua que USIS no estaba suministrando aquello por lo cual se les paga y que toda la operacin de entrenamiento era un fracaso total.

Westhusing estaba asolado. Incluso si las acusaciones eran exactas, haba poco que hacer. Iraq no tena un sistema judicial en funcionamiento, y haba problemas sobre la jurisdiccin en caso de que los contratistas fueran acusados. Westhusing escribi a su familia, informndoles sobre los problemas con los contratistas, y dijo que tena que hablar con un abogado sobre los problemas que estaba encontrando.

A fines de mayo, Westhusing comenzaba a sentirse abatido por lo que vea. Empapado en y en una creencia total el credo de West Point de que un cadete no mentir, engaar o robar, ni tolerar a los que lo hacen, Westhusing se encontr rodeado de contratistas que no estaban interesados en sus ideales. Pidi a sus familiares que rezaran por l. En un llamado telefnico a su mujer, Michelle, que estaba en West Point, Westhusing le dijo que pensaba decir a Petraeus que se iba a ir. Ella le rog que slo terminara su perodo y volviera a casa.

Westhusing dej de hacer ejercicios, comenz a mascar tabaco, y se vea cada vez ms retrado. Sus compaeros notaron que estaba inquieto. En la noche del 4 de junio, una de las contratistas que trabajaba con Westhusing dijo que se vea muy cansado como si no hubiera estado durmiendo, y estaba desanimado y rascndose bastante sus piernas. La misma persona dijo que Westhusing haba comenzado a jugar con y a examinar su arma y que pareca hipnotizado por su pistola. La misma contratista mencion que Westhusing hablaba de un continuo problema con los iraques que ingresaban al programa de entrenamiento contra el terrorismo. El programa siempre corra riesgo de ser infiltrado por miembros de milicias iraques, bandas criminales, y otros elementos. Westhusing pidi a la contratista su opinin sobre una seleccin de los estudiantes antes del curso. La contratista dijo que despus de la conversacin, Westhusing estuvo sentado en la oficina y dijo fuerte que no saba cmo solucionar el problema del tema de la seleccin... Slo me habl una vez directamente. Dijo: Simplemente no veo una manera de resolver este problema.

Unos pocos minutos despus, la contratista dijo que Westhusing se levant y comenz a examinar de nuevo su arma durante unos cinco minutos. La maana siguiente, el 5 de junio, Westhusing tuvo una reunin en Camp Dublin con los contratistas y otra con personal del gobierno. En la segunda reunin expres su disgusto con contratistas a la busca de dinero y dijo que no haba venido a Iraq para esto. Westhusing deba partir de Dublin despus de almuerzo. Cuando no se present para una reunin, uno de los contratistas fue a buscarlo. Aproximadamente a las 1.15 de la tarde, descubrieron a Westhusing en el remolque 602A. Cerca de su cuerpo haba una nota dirigida a sus comandantes, Petraeus y Fil. Escrita en grandes letras mayscula, deca:

Gracias por decirme que fue un buen da hasta que les inform, [Nombre redactado] Slo estis interesados en vuestra carrera y no dais apoyo alguno a vuestro equipo ningn apoyo msn (de misin) y no os importa. No puedo apoyar una msn que lleva a la corrupcin, a abusos de los derechos humanos y a mentirosos. Estoy sumido en la deshonra ya no. No me present como voluntario para apoyar a contratistas corruptos, a la busca de dinero, ni para trabajar para comandantes que slo estn interesados en s mismos. Vine para servir honorablemente y me siento deshonrado. No confo en ningn iraqu. No puedo vivir de esta manera. Todo mi amor a mi familia, mi esposa y mis preciosos hijos. Os amo y slo confo en vosotros. La muerte antes de seguir siendo deshonrado. La confianza es esencial no s en quin seguir confiando. [sic] Por qu servir si uno no puede cumplir la misin, si uno ya no puede seguir creyendo en la causa, si todo esfuerzo y aliento por tener xito se ve ante mentiras, falta de apoyo y egosmo? Ya no. Reevaluaos, comandantes. No sois lo que creis que sois y lo s.

CORONEL Ted Westhusing

La vida requiere confianza. Ya no existe la confianza para m, aqu en Iraq.

Parece que poco despus de escribir la nota, aproximadamente a las 13 horas, hora de Bagdad, Westhusing tom la pistola automtico Beretta de 9 mm que haba recibido cinco meses antes en Fort Benning, la coloc tras su oreja izquierda, y apret el gatillo.

Despus de la muerte de Westhusing hubo mucha especulacin. Algunos miembros de la familia y amigos comenzaron a preguntarse si haba sido asesinado. Westhusing deba partir a EE.UU. el 7 de julio. Pero se mat el 5 de junio. Por qu, se preguntaron, no iba a aguantar slo un mes ms?

Gran parte de la especulacin se concentr en USIS y los contratistas. Tena evidencia Westhusing que los contratistas queran silenciar? Hubo historias contradictorias de los contratistas sobre cmo descubrieron el cuerpo de Westhusing. Un encargado dijo que la primera vez que fue a buscar a Westhusing despus de almuerzo el 5 de junio, la puerta a la pieza de Westhusing estaba con llave. Pero en una segunda visita, dijo, encontr la puerta sin llave. Adems, una de las primeras personas que encontraron a Westhusing en su habitacin, un contratista militar, movi la pistola de Westhusing de su posicin original, afirmando que lo haba hecho por motivos de seguridad. Nunca hicieron una prueba de residuos de plvora a esa persona.

Aunque hubo algunos detalles extraos sobre su muerte, la investigacin del Ejrcito concluy rpidamente que fue un suicidio. Un psiclogo del Ejrcito que estudi el caso de Westhusing concluy que a pesar de su superior intelecto, su capacidad de aceptar el hecho de que algunos estadounidenses slo estaban en Iraq por el dinero era sorprendentemente limitada. No pudo ajustar su mentalidad de la nocin militar de completar una misin no importa el coste, no pudo cambiar su creencia de que hacer lo justo porque era lo nico correcto, debera ser el nico motivador para las empresas.

Doce das despus del encuentro del cuerpo de Westhusing, investigadores del Ejrcito hablaron con Michelle Westhusing. Ella les dijo que la nota de suicida encontrada cerca del cuerpo de su esposo corresponda casi textualmente a las discusiones que ella haba tenido con l, y que la letra corresponda a la de su marido. Dijo que Westhusing haba perdido fe en sus comandantes y que no confiaba en la lealtad de los iraques ni a la distancia a la que poda escupir.

Al preguntarle los investigadores si tena algo ms que agregar, respondi: La nico que realmente deseo es que ustedes vayan a cada uno de los que aparecen en esa carta y hablen con ellos. Pienso que Ted entreg su vida para que todos sepan lo que estaba sucediendo. Tienen que llegar al fondo del asunto, y espero que todas esas cosas malas sean limpiadas.

Parece que Michelle no logr su deseo.

En septiembre de 2005, el inspector general del Ejrcito concluy una investigacin de afirmaciones hechas en la carta annima a Westhusing poco antes de su muerte. No encontr ninguna base para ninguno de los problemas mencionados. Aunque el informe ha sido modificado en algunos sitios, est claro que la investigacin apuntaba a determinar si Fil o Petraeus haban hecho caso omiso de la corrupcin y los abusos de los derechos humanos que supuestamente ocurran dentro del programa de entrenamiento para personal de seguridad iraqu. El informe, aprobado por el vice-jefe de estado mayor, el general de cuatro estrellas Richard Cody, concluy que comandos y comandantes operaron en un entorno cultural y tico iraqu que a menudo tiene diferencias con las prcticas occidentales. Dijo que ninguno de los miembros de la unidad acept corrupcin institucional o abusos de derechos humanos. Miembros de la unidad, y especficamente [nombre modificado] y [nombre modificado] emprendieron la accin apropiada cuando se inform sobre corrupcin o abuso.

El contexto, la colocacin y el tamao relativo de los nombres modificados sugieren fuertemente que se refieren a Petraeus y Fil.

En noviembre pasado, Fil volvi a Iraq. Ahora es el general comandante de la Divisin Multinacional en Bagdad y de la 1 Divisin de Caballera.

El 12 de febrero, Petraeus se hizo cargo del comando de todas las fuerzas de EE.UU. en Iraq. Ahora lleva 4 estrellas. Y desde 2005, el principal trabajo de Petraeus ser fortificar a los asediados policas y militares. Lo dej en claro en una carta abierta a soldados y civiles de EE.UU. que sirven en Iraq, que hizo distribuir el da en el que se hizo cargo. Su carta declar que: Hombro a hombro con nuestros camaradas iraques, conduciremos una campaa esencial para mejorar la seguridad del pueblo iraqu. Junto con nuestros asociados iraques, debemos derrotar a los que se oponen al nuevo Iraq.

-----------

Robert Bryce, de Austin, es un escritor colaborador con el Observer.



Corrupcin y las fuerzas de seguridad iraques: Una descripcin cronolgica reciente:

Ted Westhusing se suicid en junio de 2005, despus de desesperarse por su incapacidad de crear una fuerza de seguridad efectiva en Iraq. Desde entonces, los problemas con el aparato de seguridad iraqu slo han empeorado.

Verano de 2006:

Los militares de EE.UU. llegan a sospechar tanto de la polica iraqu que comienzan a entregar tarjetas a residentes de Bagdad dicindoles que llamen a los cuarteles de EE.UU. no a la polica iraqu si ven a policas involucrados en misiones sospechosas.

Octubre de 2006:

El gobierno iraqu suspende a toda una brigada policial en Bagdad por su presunta participacin en actividades de escuadrones de la muerte.

Da de Navidad 2006

Cientos de soldados britnicos lanzan un asalto contra una comisara de la polica iraqu en Basora. El ataque una de las mayores operaciones militares britnicas desde el inicio de la guerra apuntaba a un grupo de policas conocido como la unidad de crmenes serios. Justo despus del combate, un portavoz britnico dijo que el ataque fue esencial porque la unidad policial estaba realizando serios crmenes en lugar de prevenirlos. Los informes dijeron que la unidad estaba involucrada en una serie de actividades criminales y que rutinariamente torturaba y asesinaba a sus cautivos. Se deca que la unidad estaba respaldada por el Ejrcito del Mahdi, la milicia leal al clrigo chi Muqtada al-Sader.

Enero de 2007

George W. Bush anuncia planes para enviar 21.500 soldados ms a Iraq. La parte crucial de su plan: Incrementar el entrenamiento para fuerzas de seguridad iraques. En su discurso del 11 de enero sobre su escalada, Bush declara que los soldados adicionales ayudarn a los iraques a edificar un Ejrcito ms grande y mejor equipado y que aceleraremos el entrenamiento de fuerzas iraques, lo que sigue siendo la misin de seguridad esencial de EE.UU. en Iraq.

Luis Carlos Montalvn, capitn del Ejrcito de EE.UU., que pas dos perodos de servicio en Iraq, escribi un artculo de opinin para el New York Times en el que dice que el nivel de corrupcin en las Fuerzas de Seguridad Iraques es asombroso. Montalvn, quien pas gran parte de su tiempo en Iraq trabajando con unidades policiales y militares iraques, escribe que vio a comandantes iraques que se guardaban la paga de soldados inexistentes en el ejrcito iraqu. Tambin dice que oficiales en la fuerza de polica aceptan el contrabando de petrleo y de preciosos suministros para la reconstruccin a travs de las fronteras porosas de Iraq. El mayor problema, segn Montalvn, es la inmensa cantidad de soldados fantasma en la nmina del ejrcito iraqu. Dice que en algunas unidades del ejrcito, un 30% de los soldados son en realidad fantasmas.

Febrero de 2007

Segn el periodista Martin Smith, cuyo documental Gangs of Iraq [Bandas de Iraq] ser emitido por PBS en abril, EE.UU: ha gastado 14.000 millones de dlares en esfuerzos de entrenamiento de militares y policas en Iraq.

Emergen ms detalles sobre el suicidio del coronel Ted Westhusing en Iraq

Autor: Wayne Madsen, 23 de enero de 2006

Das antes de su supuesto suicidio por una herida de bala auto-infligida en un remolque en Camp Dublin, Iraq, el miembro del Consejo de Honor de West Point y entrenador de fuerzas policiales y de seguridad iraques, coronel Ted Westhusing inform en un correo electrnico a EE.UU. que suceden cosas terribles en Iraq. Tambin dijo que esperaba volver vivo a EE.UU. A Westhusing le faltaban tres semanas de su perodo de servicio en Iraq cuando supuestamente se mat en junio de 2005.

Vale la pena sealar que despus de la muerte de Westhusing, dos altos generales del Ejrcito, ambos responsables por el entrenamiento de fuerzas iraques, el general Dave Petraeus, comandante del Comando Multinacional de Transicin de Seguridad Iraq (MNSTCI), y el general de divisin Joseph Fil, comandante de la 1 Divisin de Caballera, fueron rpidamente transferidos sin mucho ruido, a Fort Leavenworth, Kansas y a Fort Hood, Texas, respectivamente.

Fuentes informadas informan que cuando muri Westhusing estaba listo para denunciar fraude que involucraba a US Investigations Services (USIS), una compaa del Grupo Carlyle. Tambin haba descubierto vnculos entre directores de USIS y eventos clandestinos que involucraban el escndalo Irn-Contra de los gobiernos de Reagan y Bush I. Westhusing adems vincul a USIS con el asesinato ilegal y tortura de iraques. Personas de USIS a las que Westhusing estaba investigando tenan las llaves de su remolque. Adems, el guardaespaldas personal de Westhusing recibi permiso de ausencia poco antes de la muerte del coronel.

El informe oficial del Ejrcito de EE.UU. sobre la muerte de Westhusing contena una serie de falsedades, segn personas cercanas al caso. Lo ms importante, el informe del Ejrcito declar que Westhusing haba comunicado electrnicamente su inters en obtener balas de punta hueca. La bala que mat a Westhusing era de punta hueca. Sin embargo, la declaracin del Ejrcito fue falsa, segn una fuente informada. Adems, el Ejrcito rebusc en el historial de servicio de Westhusing y entrevist a una serie de colegas a fin de urdir una historia que hiciera sonar plausible un suicidio.

http://waynemadsenreport.com/

http://www.rense.com/general69/cwol.htm





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter