Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2008

Paz y prosperidad

Fidel Castro
Granma


El Papa Benedicto XVI destron a Brown, Primer Ministro ingls, quien sustituy a Blair, al que conoc y con el que habl unos minutos durante un receso de la Segunda Conferencia de la OMC en Ginebra hace 10 aos, despus de su discurso, expresndole mi discrepancia a causa de una falsa frase suya sobre el estado social de los nios ingleses. Por la voz, los argumentos y el tono de Brown en su conferencia de prensa en presencia de Bush, me pareci tan autosuficiente como su antecesor en la direccin del Partido Laborista. La actividad del nuevo Primer Ministro de Gran Bretaa, al coincidir con la visita del Papa, era igual a la del jefe de gobierno de una repblica bananera.

Benedicto XVI prest especial atencin al 13 de abril, cuando ocurri hace 65 aos la incineracin de ms de mil prisioneros en el pueblo de Gardelegen, y se convirti en el da que recuerda el martirologio sufrido por el pueblo judo en la Alemania nazi, una tragedia humana que dur aos.

Bush lo recibi en la Base Andrews de la Fuerza Area norteamericana, gesto inusual. Benedicto XVI, a lo largo de su actividad como Obispo alemn, fue conservador y alrgico a los cambios en la poltica social y en las normas internas que rigen su iglesia. La gran prensa de Estados Unidos inicialmente fue implacable, a partir de las indisciplinas contra las normas establecidas para los creyentes, calificando a la Iglesia Catlica como religin decadente.

Su visita coincidi tambin con el 81 aniversario de su nacimiento. Bush, solcito y complaciente, le cant Las maanitas el propio da 16.

El Papa fue sin duda inteligente. Contraatac desde el inicio de la visita. A pesar de los 81 aos que cumplira horas ms tarde, baj del avin deslizando apenas sus manos por las barandas de las empinadas escaleras, y en los ltimos peldaos ni eso hizo. Es de talla baja y, a ojos vista, pesa la mitad que lo que Bush. Camina ligero. No abandon un minuto la sonrisa y el brillo de los ojos, y se dedic de inmediato a cumplir un programa que con 18 aos de edad habra agotado a cualquier visitante. Los medios televisivos hicieron zafra.

El Papa visit universidades, un centro cultural catlico edificado expresamente para la ocasin; se reuni con representantes de cientos de escuelas y universidades catlicas del enorme pas. El jefe del imperio no se atrevera a exigir al Estado del Vaticano "nueva constitucin y elecciones libres" como l las concibe para Cuba.

Como lder de una iglesia en medio de la guerra desatada por Estados Unidos contra los musulmanes, su mensaje fue ecumnico y favorable a la paz.

Se reuni con representantes de cultos cuyas iglesias influyen en miles de millones de personas. Los lderes de la religin juda lo recibieron con calor. Desde luego, estos idealizaron el sistema capitalista de Estados Unidos. Uno de los rabinos de Miami afirm que el 90 por ciento de los judos de Cuba se trasladaron a aquella ciudad; debi aclarar que no ocurri as porque los persiguiramos o les dieran visa en Estados Unidos, sino porque optaron por el derecho a viajar por va segura que abri la Revolucin y como muchos cubanos de otros orgenes tnicos buscaban ventajas materiales que no haban podido alcanzar en la Cuba colonizada.

Aqu permaneci abierta y respetada la sinagoga juda, y sus representantes se renen, junto a las dems iglesias, con los lderes del Partido y el Gobierno Revolucionario, incluidos sus niveles ms altos.

En Estados Unidos se exalt mucho la visita del Papa a la sinagoga. Es la tercera vez que tiene lugar una visita papal a esos centros religiosos judos. La primera fue la de Juan Pablo II a una sinagoga de Polonia; despus, la de Benedicto XVI a una en Alemania; y esta, a la de Nueva York, que es a su vez la primera en ese pas.

Particular importancia tiene demandar, en nombre del derecho a creer, el derecho a vivir. En su condicin de lder religioso de una iglesia poderosa y fuertemente arraigada en muchos pueblos del mundo, Benedicto XVI habl ante la Organizacin de Naciones Unidas:

"... el deseo de la paz, la bsqueda de la justicia, el respeto de la dignidad de la persona, la cooperacin y la asistencia humanitaria, expresan las justas aspiraciones del espritu humano."

"... los objetivos del desarrollo, la reduccin de las desigualdades locales y globales, la proteccin del entorno, de los recursos y del clima, requieren que todos los responsables internacionales acten conjuntamente y demuestren una disponibilidad para actuar de buena fe, respetando la ley y promoviendo la solidaridad con las regiones ms dbiles del planeta."

"Nuestro pensamiento se dirige al modo en que a veces se han aplicado los resultados de los descubrimientos de la investigacin cientfica y tecnolgica."

"... estos derechos se basan en la ley natural inscrita en el corazn del hombre y presente en las diferentes culturas y civilizaciones."

"...la mxima no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti en modo alguno puede variar, por mucha que sea la diversidad de las naciones."

"Mi presencia en esta Asamblea es una muestra de estima por las Naciones Unidas y es considerada como expresin de la esperanza en que la Organizacin sirva cada vez ms como signo de unidad entre los Estados y como instrumento al servicio de toda la familia humana."

Al concluir, exclam en ingls, francs, espaol, rabe, chino y ruso: "Paz y prosperidad con la ayuda de Dios!"

Aunque no es fcil desentraar el pensamiento del Vaticano sobre los espinosos temas que se abordan en un mundo donde el Presidente de Estados Unidos y sus aliados ricos y desarrollados han impuesto una guerra sangrienta contra la cultura y la religin de ms de mil millones de personas en nombre de la lucha contra el terrorismo, e impera la tortura, el saqueo y la conquista por la fuerza de los hidrocarburos y las materias primas, lo que expres el Papa es la anttesis de la poltica de brutalidad y fuerza que aplica el cantor de Las Maanitas.

En los prximos das, los pueblos de Amrica Latina estn a punto de afrontar dos tragedias: la de Paraguay y la de Bolivia. Una de ellas, por las elecciones que tienen lugar hoy domingo 20 de abril, donde un antiguo Obispo catlico cuenta con la mayora abrumadora del pueblo, segn encuestas serias, y es seguro el rechazo a un fraude electoral; otra, por la amenaza de desintegracin real de su territorio, que conducira a luchas fratricidas en el sufrido pas.

Benedicto XVI regresa hoy a Roma. Los bellos e impresionantes cantos han cesado en los templos. Ahora se continuar escuchando el odioso e incesante estampido de las armas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter