Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2008

La Base de Manta y la estrategia de militarizacin en Amrica Latina

Decio Machado
Rebelin



En los ltimos quince aos, Estados Unidos consolid su sistema de bases militares en un nuevo sistema global de control planetario. Segn datos del Pentgono, hay ms de 735 bases militares estadounidenses en 130 pases, lo cual constituye una estrategia global de expansin y control de naciones, recursos naturales y seres humanos. En este listado, no se incluyen instalaciones proporcionadas por otras naciones en el exterior, por lo cual si se tomara en cuenta todas las bases, el ejrcito estadounidense contara con ms de 1000 bases en otros tantos pases. Segn denuncia el presidente del Japan Policy Research Institute, Chalmers Johnson (1), las bases extranjeras tienen 5 misiones:

- Mantener la supremaca militar absoluta en el mundo.
- Interferir comunicaciones.
- Intentar controlar el mayor nmero posible de fuentes petroleras.
- Dar trabajo e ingresos al complejo industrial militar.
- Asegurar que los militares y sus familias vivan con comodidad.

Bajo su Programa de Transformacin de Defensa , EE.UU. ha convertido el noreste asitico en una gran plataforma para sus operaciones militares globales y regionales, y en la actualidad tiene la mayor concentracin militar en el Golfo Prsico y en el rea andina en Amrica Latina.

La militarizacin de Amrica Latina

Richard Burton, estratega del Comando Conjunto de Estados Unidos, sealaba en los aos 90 que existan 16 reas de real trouble (verdaderos problemas) en el mundo, y comenzaba su lista por aquel entonces con Hait, Colombia y Brasil-Argentina.

Quizs por eso, EE.UU. mantiene una compleja red de instalaciones militares y de operaciones en Amrica Latina y el Caribe, denominada por el Comando Sur estadounidense, como su arquitectura del teatro . Desde all desarrolla la lucha antinarcticos, no enfrentndolo como un problema de salud pblica, sino como un ataque a la oferta. Desde mediados de los 80, se comenz a transformar la lucha antinarcticos en la regin andina en un asunto de orden militar. Para ello se utilizan los Forward Operanting Locations (FOL, Centro Operativos de Avanzada), antes considerados simplemente bases militares.

En el norte de Amrica Latina y en el Caribe las instalaciones militares estadounidenses son oficialmente reconocidas:

- 17 sitios con instalaciones de radar (principalmente Colombia y Per).
- 4 bases miliares FOL, situados en Ecuador, El Salvador, Aruba y Curazao.
- La base de Tres Esquinas en Colombia juega un papel fundamental en la implementacin del Plan Colombia.
- La base Puerto Buchanan en Puerto Rico.
- 2 bases militares: Guantnamo en Cuba y Toso Cano/Palmerola en Honduras.

La estrategia militar estadounidense hacia Amrica Latina y el Caribe se controla desde el Comando Sur con base en Key West, Florida. Este Comando Sur tiene ms empleados trabajando sobre Amrica Latina que la suma de los Departamentos de Estado, Agricultura, Comercio, Tesoro y Defensa.

La presencia militar directa en la regin se ha incrementado desde el cierre en 1999 de la Base Howard (Panam) que utilizaba el ejrcito de los EEUU para las operaciones anti-drogas. EEUU instal 4 FOL, hoy redefinidas bajo el eufemismo de Puestos de Seguridad Cooperativa (CSL), entre las cuales se incluye Manta. A esto se suma la Base de Guantnamo (sin fecha de expiracin), Cuba, como base logstica para operaciones antinarcticos, y hoy universalmente conocida como uno de los espacios donde se han cometido mayor nmero de violaciones de los Derechos Humanos en el planeta (2).

Pero los FOL/CSLs tienen objetivos ms all de la lucha contra las drogas, e incluyen la migracin, el terrorismo y una estrategia de control sobre la zona. En efecto, en las FOL/CLSs funcionan la DEA (Departamento Anti-narcticos), la Guardia Costera y la Aduana de EEUU.

Base de Manta (Ecuador).

Ecuador ha sido un lugar estratgico para el control del Pacfico desde hace dos siglos. En 1812, EEUU estableci en las Islas Galpagos una primera base naval para atacar a barcos ingleses en el Ocano Pacfico. Luego quiso comprar o arrendar las islas, y, en la Segunda Guerra mundial, levant all una nueva base militar, que abandon en 1946.

Manta es el segundo puerto ms grande de Ecuador, con una poblacin de 200.000 habitantes, ubicada en la provincia de Manab, se encuentra a solo 20 minutos en avin de la frontera colombiana, pas en el cual se implementa el Plan Colombia de lucha contra el narcotrfico y la insurgencia.

Como deca anteriormente, Manta forma parte de un estructura militar estratgica de interrelacin entre Centros Operativos de Avanzada (FOL/CSL), junto a Comalapa, en El Salvador; Reina Beatriz en Aruba; y Hato Rey en Curazao. As, segn el Departamento de Defensa de Estados Unidos, los cuatro sitios juntos cubren un rea geogrfica ms grande que la Base Area Howard y ofrecen una cobertura ms profunda .

Manta forma parte de las estrategias de control desarrolladas por el gobierno de los Estados Unidos con el objetivo de proteger sus intereses e inversiones militares y comerciales a nivel mundial.

La mayor inversin entre las cuatro FOL/CSL antes mencionadas, se realiz en Manta, con un montante de 80 millones de dlares, habindose convertido el aeropuerto de la base area en uno de los mejores equipados de Amrica Latina.

En la regin andina, el Plan Colombia es el que define las operaciones militares, como se evidencia en la interrelacin entre la Base de Manta y la frontera ecuato-colombiana. Desde 1999, la Base de Manta se constituy en un enclave ilegtimo de militares estadounidenses, que gozan de inmunidad y cuyas acciones vulneran la soberana nacional. Desde 2002, se crearon 16 nuevos puestos militares ecuatorianos en la frontera con Colombia, para la vigilancia fronteriza, los cuales an se mantienen. En el gobierno de Lucio Gutirrez, en 2003, se unificaron las operaciones aeronavales que establecan a Manta como un nuevo eje de seguridad de la frontera norte . EE.UU. aprob fondos en ese mismo ao para la adquisicin de 18 helicpteros, 150 vehculos y la construccin de una base antidrogas en Manta, en un lateral de la pista de la FOL/CSL.

La Base de Manta es muy importante dentro del Plan Colombia. Estamos muy bien ubicados para operar en esta rea , declar el teniente coronel Javier Delucca, Comandante del Puesto de Avanzada de Operaciones de EEUU en la Base Area Ecuatoriana de Manta (17 de agosto de 2006).

Afirmaciones como la del coronel Jorge Brito reafirman esta cuestin: la Base de Manta es como los ojos y los odos del Plan Colombia. Con el sofisticado sistema integrado de inteligencia electrnica, la base proporciona los datos de inteligencia en tiempo real sobre los movimientos de la guerrilla de las FARC para que sean utilizados por los tres batallones contrainsurgentes que est entrenando EE.UU. y que estaran integrados por 1000 hombres cada uno .

Implicacin de la Base de Manta en el asesinato de Ral Reyes.

Los ltimos sucesos acaecidos en el pasado primero de marzo, en el que fueron asesinados casi una treintena de guerrilleros mientras dorman, entre ellos el nmero 2 de las FARC, el comandante Ral Reyes, y el comportamiento posterior del mandatario colombiano vienen a determinar que EE.UU. se mantiene firme en sus objetivos de internacionalizar el conflicto interno de Colombia.

La continua provocacin del presidente Uribe a su homlogo ecuatoriano, viene a indicar que EE.UU. pretende un mayor involucramiento del Ecuador en el conflicto colombiano y para ello intentar desplegar todos los medios posibles.

Aunque el director de prensa de la embajada estadounidense, Michael Geernnald, deca que la base de Manta nada tena que ver con el operativo militar colombiano, fue el comandante de la FOL/CSL Base de Manta-, el coronel Bud Leonard, quien asegur que una avin C 130 de la Base de Manta se encontraba en el aire en el momento de la operacin colombiana. El comandante Leonard dijo que efectivamente el FOL/CSL proporciona informacin a los estamentos militares y reconoci que esa informacin es recabada por un centro de inteligencia en Dey West, Florida, donde tienen acceso diferentes departamentos del gobierno estadounidense y se la entrega en caso de ser requerida a 14 pases latinoamericanos .

Existen muchas posibilidades que las labores de informacin y localizacin del campamento clandestino de la FARC en territorio ecuatoriano hayan sido facilitadas por ese C 130 que se encontraba en vuelo. Lamentablemente este tipo de operaciones de informacin no dejan rastro, lo que excluye la posibilidad de poder demostrar tal actuacin, lo que significara la implicacin del Ecuador en el conflicto. Si se diera este caso, la soberana Asamblea Nacional Constituyente actualmente en vigor en el Ecuador, tendra la posibilidad de determinar la salida inmediata de las fuerzas militares estadounidenses de Manta.

Antecedentes histricos del acuerdo para la utilizacin estadounidense de la Base de Manta.

El ao 1999 fue clave para el norte de Sudamrica, pues en este ao, los Estados Unidos inician una arremetida poltico-militar para consolidar su hegemona en la regin; ste es el ao de la implementacin del Plan Colombia, con el afn de desarticular a los movimientos subversivos colombianos; paralelamente, en el plano comercial, se intenta consolidar el rea de Libre Comercio de las Amricas (ALCA); tambin se inician conversaciones en Centroamrica para la implementacin del denominado Plan Puebla Panam, como una extensin del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte, que vinculaba a Mxico, Estados Unidos y Canad.

A pesar de la ofensiva de EE.UU. en el plano comercial, perda terreno en el geopoltico (consolidacin del rgimen de Chvez y emergencia del PT en Brasil). Tambin pasaba a ser indispensable buscar una compensacin a la prdida de la Base Howard (pese a los esfuerzos de ltima hora, los norteamericanos se vieron obligados a abandonar esta referencial base militar) para mantener su presencia militar en la zona.

Tras una serie de visitas y evaluaciones, donde especialistas militares norteamericanos consideraron las posibilidades de ubicar la base militar diferentes puntos estratgicos, se mir al Ecuador, dominado entonces por el conservador partido Democracia Popular, y con Jamil Mahuad en la presidencia de la Repblica. Adems de Manta, se consider la posibilidad de ubicar la base en el puerto de Guayaquil y la base de Salinas. En enero de 1999 se inician conversaciones entre miembros de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y algunos oficiales ecuatorianos. Este primer sondeo result positivo para los estadounidenses y, en febrero, ya el cabildeo involucr a la Cancillera ecuatoriana, el Ministro de Defensa y la Embajada de los Estados Unidos. El 19 de febrero estaba listo un borrador de acuerdo que fue avalado por el embajador estadounidense Richard Brown, Negociador Especial de Asuntos del Hemisferio Occidental.

El primer acuerdo de acceso estadounidense a la Base de Manta se firm el 1 de abril de 1999. Hasta entonces, todo el proceso se haba mantenido en secreto, tan solo con notas diplomticas en las que la Cancillera y la Embajada de Estados Unidos acordaban firmar un primer documento, que tendra vigencia por seis meses y en el que se conceda el acceso y uso de las instalaciones de la Base Area Eloy Alfaro, de Manta, a militares y personal civil estadounidense, con el fin de realizar una serie de operaciones incluyendo la operacin de aeronaves para controlar el narcotrfico.

El acuerdo que logr Estados Unidos con Ecuador y Holanda para acceder a las bases de Manta, Aruba y Curazao se dise con el fin de reemplazar a la Base Howard y mantener sus operaciones militares en la regin. En los acuerdos se hablaba de Puestos de Operaciones de Avanzada (FOL Forward Operating Location), y no de una base militar; esto se hizo con el fin de evitar que dichos convenios pasasen a revisin de los Congresos de los pases implicados, tal y como lo establecan los principios constitucionales.

As, el 12 de noviembre de 1999 se firm el convenio entre ambos pases que otorgaba al ejrcito estadounidense el acceso a la Base de Manta por diez aos, renovables. Dicho acuerdo se estableci con suma rapidez, con el fin de sortear las voces disidentes de varios oficiales del ejrcito ecuatoriano, algunos miembros de la Junta Consultiva de Relaciones Exteriores, Congreso Nacional, Tribunal Constitucional y de las principales organizaciones de la sociedad civil, incluyendo partidos polticos de la izquierda.

Para estas fechas, Ecuador entraba en una profunda espiral inflacionaria, la economa liberal presentaba su verdadero rostro profundizando la pobreza; las instituciones del Estado empezaban a desgajarse y el gobierno se vea fuertemente deslegitimado.

En diciembre de 1999, el pas es conminado a aceptar una serie de decisiones econmicas que permiten el saqueo de los dineros depositados en la banca nacional. Un total de ocho mil millones de dlares (3) se licuaron en las arcas de banqueros que haban llevado a la quiebra al sistema financiero nacional, lo que provoc una grave crisis entre la poblacin, dado que todos los usuarios de la banca nacional vieron esfumarse sus ahorros.

Las movilizaciones populares inmediatas que se dieron encaminadas a derrocar al gobierno de Mahuad enfocaron sus argumentos en la economa, convirtiendo el tema de la Base de Manta en un punto secundario y poco relevante ante la situacin nacional que se viva. La sublevacin popular de enero del 2000 que derroc a Mahuad, fue manipulada por la derecha, que logr mantenerse en el poder, manteniendo la dolarizacin, sin sentar en los banquillos a los responsables del fraude bancario y consolidando a los estadounidenses en la Base de Manta.

La Base de Manta desde el mbito local.

Para convencer a la poblacin de Manta de la aceptacin de la presencia militar estadounidense en la Base y por ende en la ciudad, las lites mantenses esgrimieron argumentos tales como:

- La presencia de los militares estadounidenses en Manta, es una oportunidad para romper la dependencia de Guayaquil y constituirse en un polo autnomo de desarrollo.
- Los sectores oligrquicos de la ciudad, esperaban acceder a los beneficios de la construccin del puerto de transferencia y aeropuerto internacional. Tambin pretendan que la presencia de la Base, permitiera el financiamiento del plan maestro de agua potable y alcantarillado de Portoviejo y Manta. Se habl de modernizacin de la ciudad al conjunto de los mantenses.
- Con respecto al empleo, se dijo que la Base de Manta generara cientos de empleos. Incluso peridicos de corte conservador como El Mercurio indicaban que se trabajara en Ecuador, pero se ganara como en Estados Unidos.
- Tambin se esgrimi el argumento de que la presencia estadounidense significara mayor seguridad frente a la delincuencia y la lucha contra el narcotrfico.
- Se desarroll la tesis de que la base militar dinamizara el comercio, se incrementara el turismo (vendran familiares y amigos de los militares) y la inversin.
- E incluso se lleg a enunciar, que con el matrimonio entre estadounidenses y ecuatorianas, se llegara a alcanzar un mejoramiento de la raza.

La realidad se ha convertido en una dura decepcin. Las promesas realizadas por las lites matenses no se cumpli, ni para la poblacin de escasos recursos, ni para la clase media; stos ltimos haban invertido mucho dinero para mejorar sus negocios a la espera de los nuevos consumidores, los cuales nunca llegaron.

Con respecto al empleo, tampoco se cre apenas nada, siendo la nica excepcin de importancia el tiempo que dur la reconstruccin de la pista del aeropuerto y fue la empresa ABB Susa la que subcontrat a empresas locales esta tarea.

Tampoco los norteamericanos han participado en los planes de seguridad de la ciudad, ni han evitado el narcotrfico. Es ms, en ese sentido es de destacar la presencia en Manta de la empresa de seguridad norteamericana Dyn Corp (4), relacionada con el trfico de personas y drogas en otros pases, as como por la contratacin de mercenarios ecuatorianos y colombianos para Irak.

La Base de Manta ha desarrollado un papel importante en el control del flujo migratorio a los Estados Unidos, interceptando y hundiendo barcos de inmigrantes en altamar, a pesar de presentarse ante la opinin pblica como salvadores de inmigrantes de barcos averiados, a la deriva, a punto de hundirse (5). En el mar, tambin los pescadores artesanales han denunciado en innumerables ocasiones los abusos cometidos por los soldados gringos en contra de sus embarcaciones (el caso ms emblemtico fue el hundimiento del pesquero Jorge IV y la desaparicin de su tripulacin) (6).

Por ltimo, la pgina web de la Embajada de los Estados Unidos, indica que la FOL/CSL aporta a la economa de Manta 6,5 millones de dlares, cifra que hay que relativizar porque en estos rubros se encuentran los gastos operacionales de la base, sobre todo combustible, mantenimiento y atencin de los militares. La base slo ha contratado de manera directa a 167 personas encargadas de la limpieza y de los servicios con sueldos promedio de 300 dlares mensuales (aproximadamente 200 euros). El propio alcalde de la ciudad, Jorge Zambrano, ha relativizado la incidencia econmica de la Base en Manta. Segn l, el cambio de la ciudad se debe a las inversiones en el sector pesquero, las indemnizaciones por la cada del avin de Million Air (7) y las remesas de los inmigrantes.

La Base de Manta en el contexto de la poltica exterior ecuatoriana .

Si bien la Base de Manta se present como necesaria para el control del narcotrfico y la migracin, enseguida qued desvelado que sus instalaciones servan para la intervencin militar estadounidense en cualquier parte de la regin, pues el aeropuerto est en capacidad de recibir aeronaves que pueden transportar tropas y pertrechos militares, incluidos tanques y helicpteros (material poco apropiado para la lucha antinarcticos o para el control de flujos migratorios). El conocimiento pblico en el ao 2003 del denominado Convenio Operativo desvel la certeza de que la Base de Manta se haba convertido en una base militar operativa con capacidad para recibir contingentes y material de guerra aerotransportado.

El incumplimiento de las ofertas de desarrollo y nuevos ingresos, empez a molestar a Manta, al punto que su alcalde, Jorge Zambrano, en repetidas ocasiones afirm que Manta no le debe nada al FOL/CSL; pero el descontento se agudiz por las acciones que realizaban los militares estadounidenses (8), y tambin por lo que no hacan.

Una muestra de que la seguridad de Manta no estaba en manos de los militares estadounidenses fue el incendio del 21 de julio del 2005, el cual consumi casi una manzana de edificaciones histricas de Manta, en el que la FOL/CSL, a pesar de sus equipos avanzados tecnolgicamente, no prest la ayuda oportuna para controlar el incendio.

El derrocamiento de Lucio Gutirrez, en abril del 2005, puso en el escenario poltico a Alfredo Palacio, y con l, a un nuevo canciller: Antonio Parra Gil. Las declaraciones del nuevo canciller ecuatoriano desataron una serie de crticas en los crculos polticos estadounidenses y colombianos, enfriando las relaciones diplomticas. Colombia y Ecuador retiraron sus embajadores titulares por largos periodos y de manera intermitente.

Antonio Parra, siguiendo las directrices de Palacio, defini la poltica que guiara la gestin diplomtica: soberana nacional y no intervencin en asuntos internos de otros Estados.

Estas directrices, que han sido postulados tradicionales del Ecuador, han permitido al Ecuador mantenerse al margen de los conflictos de los pases vecinos. Dichos posicin fue violentada por Mahuad, al ceder la Base de Manta a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y, paralelamente votar en el seno de las Naciones Unidas a favor de una resolucin contra Cuba contrariando incluso a los mismos funcionarios de carrera de la diplomacia ecuatoriana. De igual manera actu Lucio Gutirrez, al comprometer al pas con una estrategia militar ajena y convertirse, tras el presidente colombiano, en el principal portavoz latinoamericano de los estadounidenses y de los intereses del gobierno colombiano.

La nueva realidad poltica del Ecuador.

La eleccin de Rafael Correa como Presidente de la Repblica, puso en apuros a la embajadora de Estados Unidos en Ecuador, e inmediatamente inici una agresiva campaa de relaciones pblicas con las lites mantenses para evitar el anunciado cierre de la Base de Manta. Este proceso de lobby le llev a reunirse con las cmaras de produccin de Manta, ofrecer ayuda para obras, los soldados estadounidenses salieron a la ciudad para jugar beisbol con algunos jvenes ciudadanos aficionados; adems pintaron escuelas y regalaron equipos nuevos a los bomberos locales, a los mismos que no ayudaron durante el incendio en el centro histrico de Manta.

El ms agresivo plan de lobby poltico de los estadounidenses se desarroll fuera de territorio ecuatoriano, generando dudas sobre la palabra del Presidente Correa. El jefe del Comando Sur de los EE.UU., realiz declaraciones en Per y Colombia, asegurando que se estaba negociando la renovacin del convenio con Ecuador. La entonces canciller, Mara Fernanda Espinoza, tuvo que aclarar que el Ecuador no renovar el Convenio.

Para generar una opinin pblica favorable, la Embajada invit a periodistas a visitar sus instalaciones en la Base de Manta, incluso los hizo subir a sus aviones, y se llev a algunos de ellos a las oficinas centrales del Comando Sur, en Florida.

El proceso de lobby poltico de los EE.UU. se extendi a sectores de fuerte incidencia en la poblacin, como lo es la Iglesia Catlica, especialmente, las parroquias. As, los curas prrocos de Manta tambin fueron invitados a la base. Con excepcin de aquellos vinculados a las bases sociales, la mayora de los prrocos quedaron convencidos que en la base no hay nada que huela a militarizacin, al contrario, son varios los beneficios sociales de la base y lo que en adelante puede aportar.

Pero el proceso de transformacin social en el Ecuador ha dejado definitivamente cerrado el camino a cualquier posible renovacin al convenio de la FOL/CSL.

El pasado 1 de abril, la Asamblea Nacional Constituyente aprobaba los 5 primeros artculos que tendr la nueva Carta Magna ecuatoriana. En esta nueva redaccin, el artculo 5 de la nueva Constitucin dir: El Ecuador es un territorio de paz. No se permite el establecimiento de bases militares extranjeras ni de instalaciones extranjeras con propsitos militares. No se puede ceder bases militares nacionales a fuerzas armadas o de seguridad extranjeras .

El Movimiento PAIS, organizacin que llev a Correa a la presidencia, se impuso con 89 votos a favor sobre el total de 130. Adems de los asamblestas de PAIS, tambin votaron a favor de dicha redaccin los dos asamblestas presentes de la RED (Lus Hernndez y Martha Rolds). Tanto el partido de Lucio Gutirrez, Partido Sociedad Patritica, como el Partido Social Cristiano y Futuro Ya, fueron incapaces de impedir que en noviembre de 2009, las fuerzas militares estadounidenses se vean obligadas a abandonar el pas.


Notas:
(1) Chalmer Johnson es autor de libros como Blowbak: The Costs and Consequuences of American Empire o The Sorrows of Empire: Militarism, Secrecy, and teh End of the Republic, entre otros.
(2) Estas bases albergan o pueden albergar el siguiente personal militar:
- Guantnamo, Cuba 8100
- Soto Cano, Honduras 550
- Manta, Ecuador 475
- Puerto Buchanan, Puerto Rico 118
- Comalapa, El Salvador 100
- Aruba y Curazao 450
A esto se suman las bases que pertenecen a ejrcitos latinoamericanos, construidas o utilizadas por militares de EE.UU., como el Centro de Capacitacin conjunto Riverino de Per en Iquitos y el ingreso de militares estadounidenses para entrenamientos y las denominadas acciones cvicas.
(3) Datos de la Comisin Especial de Investigacin del Feriado Bancario.
(4) La empresa Dyn Corp mantiene una plantilla entorno a 134 empleados en Manta, desde marzo de 2002. Esta empresa estadounidense que mantiene un contrato con el Comando Sur de EE.UU., ha sido cuestionada en muchos pases por sus actividades de paramilitarismo, trata de blancas, narcotrfico, secuestro y explotacin infantil. La Dyn Corp presta servicios de apoyo en los FOL/CSL de Ecuador, Aruba y Curazao. Y aunque el contrato con Dyn Corp se limitara a tareas relacionadas con infraestructura, mantenimiento y apoyo tcnico, sin incluir actividades operativas, en Colombia esta misma empresa realiza las aspersiones con glifosato en Putumayo y la frontera colombo-ecuatoriana, con lo cual no solo destruye los cultivos ilcitos, sino la vida misma. Tambin entrena pilotos y, maneja sitios operativos de avanzada en varias bases areas de la polica y del ejrcito colombianos. Segn el Acuerdo de la Base de Manta, EE.UU. puede contratar cualquier compaa nacional o extranjera cuando as lo estime conveniente a sus intereses, sin que el gobierno ecuatoriano pueda opinar. Ms an, el personal de Dyn Corp goza de inmunidad diplomtica.
(5) Pese a que el Convenio de la Base de Manta establece que las acciones de interdiccin martima slo sern realizadas por la Armada del Ecuador, buques militares estadounidenses han desarrollado del orden de 45 abordajes ilegales a barcos que llevaban migrantes o estaban en faenas de pesca, hundiendo o causando destrozos al menos a ocho embarcaciones ecuatorianas desde el 2001 hasta junio del 2005.
(6) EE.UU. aborda barcos pesqueros donde no encuentran ni drogas ni migrantes y hunden los barcos que consideran peligrosos para el trfico martimo. Uno de estos casos fue el Buque Pesquero Santa Mara que fue hundido el 3 de marzo de 2004 en faenas de pesca en aguas ecuatorianas. Otro caso referente, fue el barco Don Ignacio, el 2 de diciembre de 2002, segn testimonio de los marineros: los marinos gringos nos hicieron bajar del barco y luego hundieron la nave de nueve caonazos (la nave ecuatoriana no llevaba droga, segn el expediente judicial en el Tribunal Sexto de lo Penal de Manab. Los casos de los barcos Guayaipe, Tiwintza, Santa Martha, Santa Mara y Challenger, tambin pasaron por situaciones similares. El Santa Mara fue interceptado y hundido por torpedos lanzados desde una fragata estadounidense. El maltrato a los pescadores durante las interdicciones es permanente.
(7) El 22 de octubre de 1996, el avin cay en el barrio de La Dolorosa, las indemnizaciones a los moradores del barrio, a los familiares de las vctimas, as como a la Alcalda y a la Curia manabita, fueron millonarias y permitieron en embellecimiento de la ciudad de Manta.
(8) Desde la instalacin de la Base de Manta, se han devenido algunos conflictos que afectan a la poblacin local, entre ellos: la afectacin a la poblacin de Chorrillos por la explotacin de canteras para aprovisionar el material necesario para la construccin de la pista del aeropuerto, el acelerado crecimiento de los registros de trabajadoras sexuales, y el desalojo desde hace 30 aos a ms de 800 familias campesinas para consolidar el actual territorio de la Base Naval de Jaramij (tambin involucrada en el convenio de la Base de Manta).


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter