Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-04-2008

El pueblo paraguayo derrot a la derecha dictatorial y continuista
Fernando Lugo y el triunfo de los ms pequeos

Carlos Aznrez
Rebelin


60 aos de dictadura cvico-militar han cado por fin en Paraguay. El siniestro Partido Colorado, el del dictador Adolfo Stroessner y todos sus sumisos discpulos que gobernaron luego en una escalada continuista, acaba de ser pulverizada por fin- por la movilizacin popular que desafiando al fraude y las campaas sucias vot masivamente a Fernando Lugo. Diez puntos de ventaja sobre la candidatura oficialista de Blanca Ovelar y muchos ms sobre el ex militar golpista Lino Oviedo, marcan a favor de Lugo, la idea de que en Paraguay comienza una nueva etapa, donde una imprescindible reforma agraria deber figurar entre las principales reivindicaciones del nuevo presidente.

Por eso Paraguay festeja y los jvenes, mayora fundamental de la poblacin de ese pas, se lanzaron a las calles a dar rienda suelta a su alegra.

En esa noche de triunfo, muchos recordaron entre gritos y lgrimas, a los militantes populares asesinados, torturados, desaparecidos y encarcelados de la historia reciente del Paraguay. Evocaron aquellos tiempos de clandestinidad en que muchos de los cadveres de los detenidos y secuestrados aparecan flotando en el ro Paraguay, despus que los sicarios de Stroessner los ultimaran a balazos.

Otros jvenes como los que hoy celebran el triunfo de Lugo, se enrolaron como guerrilleros en los aos 60 y 70 en las organizaciones insurgentes del Partido Comunista, del Movimiento 14 de mayo, o del FULNA (con el recordado Arturo Lpez Areco Agapito valiente) y tambin, en la noche de la victoria, se escucharon presente para los heroicos integrantes de la Organizacin Poltica-Militar (OPM), algunos de cuyos sobrevivientes hoy integran las filas del Movimiento Tekojoj que encabeza Lugo.

En su alocucin frente al Panten de los Hroes, don de se haban concentrado sus seguidores, Fernando Lugo felicit a los paraguayos y paraguayas quienes de manera impecable han participado a esta jornada electoral. Realmente ha sido un comportamiento ejemplar de la mayora de los ciudadanos paraguayos. En realidad, el nuevo presidente agradeca la movilizacin que provoc que millones de paraguayos y paraguayas rompieran con las consignas del miedo y fueran a votar masivamente, consiguiendo as un altsimo porcentaje concurrencista, algo impensable en la historia contempornea del Paraguay.

Durante su intervencin, Lugo agradeci a los que lo acompaaron desde el inicio, y destac que "los pequeos tambin estn capacitados para vencer".

Record que, hace apenas 8 meses, "un grupo de soadores polticos decidimos

juntarnos y poner el pas en primer lugar" rompiendo as 60 aos de hegemona del Partido Colorado.

Seal que a partir de ahora la clase poltica del pas nodeber hacer "nunca ms poltica en pase al cientelismo".

Las grandes reivindicaciones

Cuando se dice Paraguay se est hablando de un pas donde el 70% de las tierras cultivables estn en manos de un 1,7% de grandes propietarios de fincas, de all que una de las banderas fundamentales de la Alianza Patritica para el Cambio, coalicin liderada por Lugo,sea la reforma agraria integral, que no significa una simple distribucin de tierras, sino transformar a los campesinos y los indgenas en sujetos de un nuevo modo de produccin.

Otro de los temas fundamentales a poner en marcha es la renegociacin de los contratos de las represas de Itaip y de Yaciret, ambos firmados en tiempos de dictaduras militares en Argentina, Brasil y Paraguay. Con ese gran paso adelante, los dos primeros pases debern pagar a precio de mercado la energa que hasta ahora la nacin paraguaya les vende a precio de saldo.

De esas regalas Lugo piensa obtener el dinero necesario para impulsar la creacin de empleos para cien mil familias desocupadas, pensiones para 200 mil personas de la tercera edad y producir contundentes adelantos en temas de educacin y salud pblica, en un pas que hasta ahora ha desdeado dichas vitales reivindicaciones.

Tambin es vital para la nueva administracin dar seales positivas hacia el otro Paraguay que hoy est fuera del pas real, a causa de las sucesivas crisis econmicas y aos de pauperizacin. Se trata de una dispora con la que necesariamente habr que contar, ms all que como dijo el propio Lugo, no es posible engaarse y sugerir que haya retornos masivos. Pero lo que s es necesario y en ese sentido Lugo est plenamente convencido, es en detener nuevas emigraciones de jvenes que buscan trabajo en el exterior y terminan como subempleados en el mejor de los casos.

Y por ltimo, la irrupcin del nuevo presidente en las escena latinoamericana augura renovadas alianzas con quienes como Hugo Chvez, Evo Morales, Rafael Correa y la siempre presente Cuba socialista- estn forjando un discurso rebelde y antiimperialista. Paraguay tiene su lugar en ese entorno y es deseable que lo ocupe sin titubeos, a diferencia de otros pases que se denominan progresistas y oscilan permanentemente entre el Norte y el Sur, de manera oportunista.

Entre las primeras llamadas recibidas por Lugo el da despus de su victoria, estaba la de el presidente de Venezuela, Hugo Chvez, quien le felicit enfticamente, y ambos coincidieron en "seguir construyendo" la Unin de Naciones Suramericanas (Unasur), "sobre la base de la reivindicacin de la historia de la lucha de nuestros pueblos".

Adems,Chvez le record a Lugo su admiracin por la historia heroica del pueblo paraguayo, digno heredero de la memoria del Mariscal Francisco Solano Lpez. Finalmente, Chvez y Lugo manifestaron su deseo de reunirse "lo ms pronto posible" para abordar los planes de "cooperacin y complementariedad" entre las naciones.

Toda una seal a tener en cuenta en la actual hora de un continente que de forma mayoritaria reclama su sitio en el sur frente al Norte opresor e injerencista.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter