Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-04-2008

Bolivia se encuentra al borde de un estallido de violencia, advierte la OEA

IAR Noticias

El secretario para Asuntos Polticos de la Organizacin de la OEA, el ex canciller argentino Dante Caputo, advirti que el enfrentamiento entre el gobierno de Bolivia y los prefectos regionales que controlan el pas al margen de la administracin de Evo Morales podra derivar en un estallido de violencia. "Bolivia est a punto de estallar", dijo por su parte, el mircoles, el presidente de Venezuela, Hugo Chvez, al convocar a los cuatro miembros de la Alternativa Bolivariana para las Amricas (ALBA) en Caracas.


"La posibilidad de que la tensin se convierta en conflicto y enfrentamiento es cierta", afirm Caputo en una reunin extraordinaria del Consejo Permanente del organismo realiza en Washington, en cuyo transcurso pidi una solucin antes de que slo quede "llorar".

El peligro de un conflicto civil -segn la OEA- se avecina con la celebraciin el 4 de mayo del referndum sobre el estatuto de autonoma de Santa Cruz, el epicentro de la zona ms rica de Bolivia.

Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija forman la llamada "media luna" oriental del pas, donde se concentran los mayores recursos gasferos, agrcolas e industriales de Bolivia.

Hasta ahora, el Gobierno no pudo disuadir a los prefectos (gobernadores) del trpico y los valles para que no lleven adelante su referndum autonmico desde el primer domingo de mayo, con el que intentan legitimar, con el voto popular, el doble poder que de facto se da en Bolivia, con Evo Morales gobernando en el altiplano (La Paz, Oruro y Potos) y la oligarqua manejando el resto del pas (Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y parcialmente Chuquisaca y Cochabamba).

Hasta ahora, Morales no ha podido frenar la sedicin separatista ni con las leyes del Parlamento, ni con los decretos presidenciales, ni con las decisiones de la Corte Nacional Electoral, ni con las advertencias del Tribunal Constitucional, ni con la ayuda de la Iglesia Catlica, los organismos internacionales y la intervencin de la OEA y las delegaciones de los pases vecinos.

No obstante, el canciller boliviano, David Choquehuanca, anunci har gestiones ante la OEA para seguir intentando encontrar una solucin al conflicto.

Incluso el propio presidente boliviano, Evo Morales, estara dispuesto a viajar a Washington de ser necesario, segn explic el embajador boliviano ante la OEA, Reynaldo Cuadros.

El gobierno acept la oferta de la OEA de sentarse a negociar una solucin a las diferencias antes de esa fecha e incluso est "dispuesto a enmendar errores", segn explic Cuadros.

La clave est en que los prefectos no contestaron an, segn explic Caputo, que encabez dos delegaciones del organismo continental a Bolivia en las ltimas semanas.

El dirigente de la OEA asegur entender que los prefectos desean sentarse a negociar con el respaldo popular que les otorgar un referndum, que con toda seguridad ser aprobado.

El problema es que eso podra derivar en violencia. "Estamos hablando de vidas humanas, que pueden ser el costo de una maniobra poltica ms o menos inteligente", afirm Caputo.

El ejecutivo de La Paz va an ms all y acusa a los prefectos de, con su silencio, abrir la puerta a que se desaten los enfrentamientos en las calles.

Los principales puntos de friccin entre las partes, segn Caputo, estn resueltos o en vas de estarlo. Por ejemplo, la prohibicin a la exportacin de aceite ya fue fundamentalmente levantada.

En el conflicto sobre el impuesto de hidrocarburos, que los prefectos quieren conservar a toda costa, el propio presidente Morales manifest a Caputo que "se pueden encontrar caminos para que el impacto (sobre los departamentos) sea menor", aunque slo podra ser a partir de 2009. "Las posiciones se acercaron notoriamente", asegur el dirigente de la OEA. El secretario para Asuntos Polticos de la Organizacin de la OEA, el ex canciller argentino Dante Caputo, advirti que el enfrentamiento entre el gobierno de Bolivia y los prefectos regionales que controlan el pas al margen de la administracin de Evo Morales podra derivar en un estallido de violencia.

"Bolivia est a punto de estallar", dijo por su parte, el mircoles, el presidente de Venezuela, Hugo Chvez, al convocar a los cuatro miembros de la Alternativa Bolivariana para las Amricas (ALBA) en Caracas.

"La posibilidad de que la tensin se convierta en conflicto y enfrentamiento es cierta", afirm Caputo en una reunin extraordinaria del Consejo Permanente del organismo realiza en Washington, en cuyo transcurso pidi una solucin antes de que slo quede "llorar".

El peligro de un conflicto civil -segn la OEA- se avecina con la celebraciin el 4 de mayo del referndum sobre el estatuto de autonoma de Santa Cruz, el epicentro de la zona ms rica de Bolivia.

Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija forman la llamada "media luna" oriental del pas, donde se concentran los mayores recursos gasferos, agrcolas e industriales de Bolivia.

Hasta ahora, el Gobierno no pudo disuadir a los prefectos (gobernadores) del trpico y los valles para que no lleven adelante su referndum autonmico desde el primer domingo de mayo, con el que intentan legitimar, con el voto popular, el doble poder que de facto se da en Bolivia, con Evo Morales gobernando en el altiplano (La Paz, Oruro y Potos) y la oligarqua manejando el resto del pas (Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y parcialmente Chuquisaca y Cochabamba).

Hasta ahora, Morales no ha podido frenar la sedicin separatista ni con las leyes del Parlamento, ni con los decretos presidenciales, ni con las decisiones de la Corte Nacional Electoral, ni con las advertencias del Tribunal Constitucional, ni con la ayuda de la Iglesia Catlica, los organismos internacionales y la intervencin de la OEA y las delegaciones de los pases vecinos.

No obstante, el canciller boliviano, David Choquehuanca, anunci har gestiones ante la OEA para seguir intentando encontrar una solucin al conflicto.

Incluso el propio presidente boliviano, Evo Morales, estara dispuesto a viajar a Washington de ser necesario, segn explic el embajador boliviano ante la OEA, Reynaldo Cuadros.

El gobierno acept la oferta de la OEA de sentarse a negociar una solucin a las diferencias antes de esa fecha e incluso est "dispuesto a enmendar errores", segn explic Cuadros.

La clave est en que los prefectos no contestaron an, segn explic Caputo, que encabez dos delegaciones del organismo continental a Bolivia en las ltimas semanas.

El dirigente de la OEA asegur entender que los prefectos desean sentarse a negociar con el respaldo popular que les otorgar un referndum, que con toda seguridad ser aprobado.

El problema es que eso podra derivar en violencia. "Estamos hablando de vidas humanas, que pueden ser el costo de una maniobra poltica ms o menos inteligente", afirm Caputo.

Y en el conflicto por el "saneamiento de tierras", la expropiacin de los terrenos no utilizados para las cultiven indgenas, Caputo asegur que existe "un campo de encuentro y negociacin".

Pero advirti que en el trasfondo de todo existe "una lucha de poder" en Bolivia, propuso que las "15 20 personas" directamente implicadas en el conflicto negocien "de manera reservada" "los temas ms rspidos".

Una advertencia similar a la de Caputo sobre la posibilidad de que el conflicto escale en intensidad y pueda dar lugar a enfrentamientos cruentos entre bolivianos ya haba sido planteada por la cpula de la Iglesia catlica del pas del Altiplano.

A inicios de este mes, los obispos alertaron a la poblacin sobre la necesidad de calmar los nimos y explorar vas de dilogo para evitar que las disputas se salgan de cauce y enturbien la tranquilidad social del pas.

Segn la agencia Econoticias Bolivia, muchos creen que de llevarse adelante el referndum cruceo, sera seguido de inmediato por otros similares en Beni, Pando y Tarija, y ms tarde en Cochabamba y Chuquisaca, con lo que la mayor parte del pas habra dado su respaldo explcito a sus gobernadores derechistas y habra retirado su confianza a Evo Morales.

Los ms duros del gabinete de Morales insisten en detener el referndum del 4 de mayo usando al Ejrcito y la Polica, decretando un estado de sitio que permita detener a los conspiradores.

En este escenario, sin embargo -seala Econoticias Bolivia- los oficialistas temen que la poblacin rebase a los uniformados o que se produzca un bao de sangre, que hara imposible que Morales logre su objetivo de alcanzar un gran acuerdo nacional con la oligarqua, por lo menos en los trminos que l desea.

"Bolivia est a punto de estallar", dijo por su parte, el mircoles, el presidente de Venezuela, Hugo Chvez, al convocar a los cuatro miembros de la Alternativa Bolivariana para las Amricas (ALBA) en Caracas.

La reunin que el mircoles sostuvo el presidente Evo Morales con sus colegas de Venezuela y Nicaragua, adems del vicepresidente de Cuba, lejos de acercar posiciones exacerb los nimos de los rebeldes secesionistas.

Los lderes de Santa Cruz y de los partidos no oficialistas acusaron al presidente de Venezuela, Hugo Chvez, de intervenir en asuntos internos de Bolivia.

El jefe de la oposicin, Jorge Quiroga, calific a Chvez de "petrotirano" y asegur que el mandatario "est muy preocupado porque sabe que ste es el principio del fin de un rgimen de pisa patrias chavistas que nos est gobernando temporalmente".

Quiroga, adems, descalific el trabajo de la OEA en Bolivia. "El seor Miguel Insulza (secretario general de ese organismo) y los chilenos chavistas que han venido ac van a querer hacer un informe en la OEA en el que se apae y tape las 25 violaciones que han cometido los del MAS en el Asamblea", dijo el lder de la derecha secesionista boliviana .


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter