Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-04-2008

Integracin energtica en el Sur
Paraguay quiere discutir los precios

Pablo Ramos
APM

El presidente electo anunci que va a renegociar los contratos con Buenos Aires y Brasilia por la electricidad generada en el ro Paran. Cul es el intrngulis del tema.




Fue uno de sus anuncios durante la campaa electoral que lo consagr presidente de Paraguay el fin de semana pasado. Fernando Lugo asegur que una de sus prioridades es fortalecer las relaciones con los pases vecinos, pero a la vez advirti que Argentina y Brasil deben pagar un precio "justo" por la energa que la nacin guaran les vende A qu se refera con esto?

El ro Paran, que nace en la confluencia de los ros Grande y Paranaba en Brasil y desemboca en el ro de la Plata, sirve de frontera entre Paraguay con Brasil, al este, y con Argentina al este y sur. Se trata del segundo ro de Sudamrica, aunque el primero en importancia. Debido a su alto caudal o escurrimiento, se han construido distintas centrales hidroelctricas en su curso. En el kilmetro 1.950 (donde sirve de frontera brasileo-paraguaya) se inaugur en 1973 la por entonces mayor represa del mundo, bautizada Itaip y que genera 14 Gigawats.

Por su parte, en el kilmetro 1.455 (frontera argentino-paraguaya) sobre los saltos de Yacyret-Apip se encuentra en operaciones la tercera mayor represa del mundo. Su construccin no estuvo exenta de complicaciones (escndalos de corrupcin) y an hoy no est culminada en su totalidad, a pesar de haberse iniciado su construccin a finales de 1983. En la actualidad genera 19 Gigawats, y cuando se eleve su cota de embalse a los 83 metros va a producir 22 Gigawats.

Ambas represas son entes binacionales, que fueron construidas de forma similar: las carteras de Hacienda de Argentina y Brasil financiaron en forma directa o indirecta la totalidad de la construccin y Paraguay se comprometa a devolver su parte con el fruto de la venta de energa elctrica. Esto se acord as debido a que la nacin guaran dispondra de una cantidad de electricidad excedentaria para el tamao de su poblacin y economa.

La letra de ambos convenios establece que la energa se reparte en partes iguales entre ambas naciones, pero la diferencia surge por el lado de las necesidades o demandas internas. Mientras que Itaip significa el 95 por ciento de la energa consumida por Paraguay, slo abastece el 24 por ciento de las necesidades brasileas. Asimismo, Yacyret significa iguales nmeros para Paraguay, pero el 16 por ciento de la demanda elctrica argentina. Es fcil advertir que Paraguay dispone de un alto excedente elctrico y dos importantes demandantes.

Este fue el mecanismo ideado para la operatoria y el pago. La ecuacin econmico-financiera corri por cuenta de las billeteras de la Casa Rosada y el Planalto, y Asuncin pagara su parte con la electricidad. Y se fij entonces un precio "de amigos", y que significaba que el valor de la unidad elctrica se vendera "al costo" de produccin.

Segn informaciones periodsticas, la electricidad que Paraguay le vende a la nacin lusoparlante suma 100 millones de dlares anuales, pero la empresa carioca Electrobras la vende al conglomerado de San Pablo por 2.000 millones de igual moneda. En cuanto a la situacin con Argentina, el precio de la unidad de venta es de 30 dlares por megawatt/hora, mientras que el precio de mercado debiera ser de entre 80 y 100 dlares. Adems, est acordado que slo una parte debe ser cancelada al contado, mientras que el resto es en cuotas.

"Independientemente de que haya posturas diferentes, apuntamos a buscar consensos que puedan beneficiar a ambos pases. Las represas hidroelctricas son binacionales. Lo que reclamamos nosotros es un precio justo de la energa, que la que vendemos no sea al costo sino al precio de mercado, para que la economa paraguaya pueda tener un cambio sustancial", dijo al enviado de Clarn en Asuncin el ex obispo Lugo.

Por el lado de Brasil, el propio presidente Lula Da Silva dijo que no se va a revisar el tratado por la represa de Itaip, que vence en 2023, pero su canciller Celso Amorim manifest que no se descarta revisarlo, ya que esto se ha hecho antes y se elev el precio del megawatt. En cuanto a Argentina, en 2007 el entonces presidente Nstor Kirchner haba anunciado ante su par Duarte Frutos la condonacin de la deuda que Paraguay mantiene por la construccin de Yacyret a travs de la venta de energa. Pero el tema de fondo no fue abordado.

Al igual que con Bolivia, tanto Argentina como Brasil (las mayores economas de Amrica del Sur) deben adoptar un comportamiento que podramos llamar altruista. No sabemos en qu condiciones se negoci, pero con respecto al gas natural boliviano, en su momento se acord un precio "solidario" para el hidrocarburo. Si tenemos en cuenta que Bolivia es una nacin pobre, no se entiende el por qu de esta "solidaridad a la inversa". Recordamos que en este caso, en 2006 Brasilia y Buenos Aires alcanzaron un nuevo acuerdo con La Paz para elevar el precio del gas exportado, a la vez que se firmaron acuerdos por distintas obras complementarias a ser financiadas por las economas mayores.

El mismo razonamiento cabe para la electricidad paraguaya. La economa guaran, sus recursos naturales, no deben subsidiar a las empresas argentinas ni brasileas.

[email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter