Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2008

El Servicio Madrileo de salud vende a una multinacional la asistencia sanitaria de 400 mil personas

Rebelin


El pasado jueves 24 de abril se hizo pblico el concierto singular de carcter marco de 28 de diciembre de 2006, por el cual el SERMAS venda a la Fundacin Jimnez DazUnin Temporal de Empresas, toda la asistencia hospitalaria urgente y programada, de atencin especializada, los diagnsticos de laboratorio, radiodiagnstico, anatoma patolgica y endoscopias de la poblacin de las 14 Zonas Bsicas de Salud siguientes: Aravaca, Casa de Campo, Argelles, El Pardo, Cortes, Justicia, Universidad, Palacio, Embajadores I y II, Andrs Mellado, Imperial, Acacias y Palos de Moguer. Para ello se le ceden los centros de especialidades pblicos de Quintana y Pontones.

La empresa adjudicataria es la multinacional Capio, que a su vez es propiedad del fondo de capital‐riesgo norteamericano Apax Partners. Este tipo de empresas se caracteriza por la bsqueda de la rentabilidad a corto plazo, a costa de lo que sea, incluida la propia supervivencia de la actividad y la continuidad del servicio.

Los centros de salud correspondientes a esas zonas bsicas, son con toda seguridad el siguiente objetivo, ya que son imprescindibles para asegurar la rentabilidad econmica de la operacin, al pasar a desempear un papel reductor de las derivaciones a especializada. La privatizacin de la gestin de los centros sanitarios, cualquiera que sea la modalidad empleada implica la bsqueda prioritaria de beneficios, sin control de calidad pblico alguno, ya que la evaluacin de la gestin tambin est en manos privadas. El mecanismo es, desgraciadamente, bien conocido ya: Devaluar y evitar la atencin debida a quienes generan mayor gasto: personas mayores con patologas mltiples, enfermos crnicos y en general personas sin recursos que acumulan todo tipo de necesidades.

Ejercer presin o incentivar econmicamente, sobre todo a los mdicos para que disminuyan la indicacin de ingresos, den altas rpidas, soliciten menos pruebas diagnsticas, etc. Reducir plantillas de trabajadores sanitarios y no sanitarios, y precarizar sus relaciones laborales.

Las consecuencias estn aseguradas. El ahorro en personal y recursos, nico mecanismo que garantiza el negocio privado, redunda en descensos brutales de la calidad y el correspondiente aumento de la mortalidad hospitalaria, en la disminucin del diagnstico precoz y, en general, en un deterioro inaceptable de la calidad de la atencin de todas las personas.

Cmo es posible que se haya llegado a esto?


La venta de un servicio pblico esencial como la sanidad a manos privadas, conquista de la lucha de los trabajadores y trabajadoras, es el resultado de un proceso largo de deterioro consentido por los diferentes gobiernos del PP y del PSOE y que responde al objetivo de la empresa privada de hacerse con un negocio sin riesgos: financiacin pblica y beneficio privado.

Por desgracia, todo este enorme proceso de privatizacin que afecta todos los nuevos hospitales madrileos y que en breve plazo se extender a toda la sanidad madrilea, es perfectamente legal. Si no fuera as, podramos denunciarlo ante los Tribunales. El marco legal que ampara toda esta aberracin est amparado por la Ley 15/97, de "Habilitacin de Nuevas Formas de Gestin", aprobada cuando el PP gobernaba en minora y apoyada ‐ sin su voto no hubiera prosperado‐ por los votos del PSOE.

Coordinadora Antiprivatizacin de la Sanidad



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter