Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2008

Con rabia y dolor desde Santa Cruz

Grover Cardozo
Alai-amlatina


Me encuentro en la Avenida Santos Dumont a la altura del tercer anillo de la ciudad de Santa Cruz. Desde el corazn mismo de esta tierra, desde esta regin que se apresta a vivir un duro episodio de su historia, tengo el deber moral de denunciar a Bolivia y el mundo lo siguiente:

Santa Cruz en estos momentos es vctima de un acuerdo poltico, de un pacto de sangre de logias que controlan a la regin con la estrategia del miedo. Logias que articulan un discurso, que en apariencia es cruceista, pero que no hace ms que esconder de la manera ms aviesa oscuros intereses contra el pueblo y contra el gobierno democrticamente electo.

El ambiente social aqu en Santa Cruz es de temor e incertidumbre. Una parte de la poblacin ha instalado un ambiente de fiesta, de alegra, con marchas, msica carnavalera y baile de jvenes y muchachas y nios. Otros sectores miran en silencio, con impotencia y mordindose la lengua lo que hacen los sectores acomodados, los cambas blancos que descienden de extranjeros.

La estrategia del miedo ha funcionado. Los sectores duros han logrado que la Unin Juvenil Cruceista sea temida por una buena parte de la poblacin. Otros sectores en cambio hicieron a un lado el miedo y toman las calles y las plazas para protestar y expresan su voz en canales, radios y peridicos alternativos, pero la cobertura de prensa para esas voces es tan reducida e insignificante que da la impresin de que en Santa Cruz hay una sola consigna, una sola mirada y una sola lnea poltica.

Los medios de comunicacin en Santa Cruz han tocado fondo en cuanto a credibilidad. Radios, canales y peridicos han establecido un cordn umbilical directo con el Comit Cvico Pro Santa Cruz y la prefectura.

Como nunca haba ocurrido en la historia de la comunicacin en los canales no hay cabida para las voces disidentes. Muchos conductores y periodistas dan por hecho que todos apoyan los estatutos autonmicos y que TODOS deben votar por el s el domingo 4 de mayo, en la consideracin de que los OTROS no cuentan y por tanto no son parte del TODO. La capacidad crtica de los periodistas de los grandes medios est en pausa y muchos de ellos ni siquiera ya guardan el decoro de disimular lo que hacen, porque en Santa Cruz el que no sigue el guin es fichado por los lderes de las logias y "se queda sin pega".

Quien enciende un televisor y pasa revista a los canales tradicionales, observa que solo hay un discurso de lnea proautonomista y si algo se dice del gobierno es en clave de contrainformacin, para sealar que de cualquier modo el gobierno ataca a Santa Cruz, que el gobierno se agarr con Santa Cruz.

Las condiciones para ejercer el derecho a la libertad de expresin son tremendamente adversas y esta dictadura meditica solo tiene parangn con lo que vivimos con gobiernos dictatoriales.

La Corte Departamental Electoral tiene el ms triste papel y al seor Parada no solo le dieron el triste papel de llamar a votar a la ciudadana crucea, sino que a travs de spots dice que el referndum de Santa Cruz est absolutamente apegado a la ley. Con la ley en la mano tienen la desfachatez de decirle al ciudadano cuando toda Bolivia y el mundo sabe que es un referndum sin manto legal y absolutamente atentatorio al estado de derecho y por eso mismo con cariz de golpe de estado poltico dentro de un rgimen democrtico.

De darse la consulta autonmica, el evento habr hecho meritos para ingresar a los Guiness record porque ser la primera que se llevar a cabo una consulta, un plebiscito, sin previo debate, sin contraposicin de ideas, con tanta mentira, discriminacin y desprecio por el otro, es decir se sufragar en un clima absolutamente antidemocrtico.


- Grover Cardozo es periodista boliviano.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter