Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2008

Motines del hambre

Ignacio Ramonet
Le Monde Diplomatique


Ya son ms de treinta y siete los pases en los que la inseguridad alimentaria ha provocado protestas. Las primeras tuvieron lugar en Mxico el ao pasado por el aumento exagerado del precio del maz. Tambin en Myanmar (antigua Birmania) la insurreccin de los monjes, en septiembre de 2007, comenz por manifestaciones de descontento contra la caresta de los alimentos. Y en las ltimas semanas hemos asistido a tumultos en diversas ciudades de Egipto, Marruecos, Hait, Filipinas, Indonesia, Pakistn, Banglads, Malasia y sobre todo de frica Occidental (Senegal, Costa de Marfil, Camern y Burkina Faso) (ver "Crisis cerealera", pgs. 16 a 18).

Son rebeliones de los ms pobres y limitadas al mbito urbano. El campesinado, por el momento, no se ha amotinado, y las clases medias no se han sumado al alboroto. Pero lo harn si los precios de la comida siguen aumentando. Y stos subirn pues lo paradjico de la situacin es que nunca la produccin agrcola haba sido tan abundante. O sea que la caresta actual no se debe a la penuria, sino a otros factores. Habr pues nuevos amotinamientos por hambre y durante un largo periodo. Que se traducirn por nuevas oleadas de emigracin. Pues la comida representa hasta el 75% de los ingresos de las familias de pases pobres, contra un 15% en los pases ricos.

Para prevenir las prximas algaradas, algunos Gobiernos ya han multiplicado las medidas: Kazajistn ha suspendido todas sus exportaciones de trigo, Indonesia ha decidido limitar las de arroz, Filipinas ha declarado la guerra a los especuladores, y Argentina, Vietnam y Rusia han restringido sus ventas de trigo, arroz y soja al extranjero.

Pero los precios siguen en alza. Desde marzo de 2007, el valor de los productos lcteos ha subido un 80%, el de la soja un 87%, y el del trigo, un 130%. El Banco Mundial, que no est exento de responsabilidad (lase, p. 32, el artculo de Serge Halimi), afirma que estos aumentos han empujado al abismo de la miseria a ms de cien millones de habitantes de los pases pobres. Y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrcola estima que por cada aumento de 1% del coste de los alimentos de base, 16 millones de personas se ven sumergidas en la inseguridad alimentaria. Lo cual significa que 1.200 millones de seres humanos podran padecer hambre crnica de aqu a 2025.

Por qu aumentan los precios de la comida? Esencialmente, por cuatro razones. Primero porque la elevacin del nivel de vida de pases como China, la India y Brasil ha modificado los hbitos alimentarios. Se consume ms carne, luego hay que criar ms ganado. El cual consume una parte importante de las cosechas de cereales. Las nuevas clases medias comen ms veces a la semana carne de pollo y de cerdo, y estos animales se nutren a base de soja y de maz. Como la poblacin mundial va a seguir creciendo y el poder adquisitivo de muchas personas va a continuar elevndose, se producir un cambio estructural. El ecologista Lester Brown lo anuncia: "Cuando los chinos consuman tanta carne como los estadounidenses, absorbern el 50% de los cereales del mundo" (1).

Segundo, porque una parte de la produccin alimentaria (caa de azcar, girasol, colza, trigo, remolacha) se destina ahora a la produccin de agrocarburantes. Las tierras y los cultivos que se dedican a esa actividad ya no dan alimentos para los seres humanos. Y esto tambin se va a agravar. La Unin Europea ha decidido que un 10% del total de hidrocarburos consumidos de aqu a 2020 deben ser agrocarburantes. Y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pide que sea un 15%, de aqu a 2017. A tal punto que pases con dficit alimentario como Senegal o Indonesia han resuelto producir agrocarburantes en vez de vegetales comestibles. Responsable en parte de esta situacin, el Fondo Monetario Internacional afirma que entre un 20% y un 50% de las cosechas mundiales de maz y de colza ya estn siendo desviadas para elaborar carburantes.

Tercero, porque el estallido de los precios del petrleo -por encima de 115 dlares el barril- encarece el coste de los transportes, en particular el del traslado de los artculos del agro y por consiguiente el valor de los alimentos.

Cuarto, por efecto de la especulacin financiera. Huyendo de la crisis de los subprime , los fondos de inversiones apuestan en este momento por los productos alimentarios: soja, trigo, arroz, maz. Son valores refugio. Los fondos compran y almacenan apostando por el alza. Como los acaparadores de siempre, los nuevos especuladores no dudan en enriquecerse con las hambrunas que ellos mismos contribuyen a crear. Se estima que la especulacion est causando un 10% de las subidas de los alimentos.

Los pases ricos se comprometieron hace tiempo a consagrar el 0,7% de su Producto Interior Bruto al apoyo de los pases pobres. Muy pocos han cumplido esa promesa. En su conjunto, el ao pasado la ayuda disminuy un 8,4%. Y la asistencia a la agricultura de los Estados del Sur baj, en los ltimos veinte aos, un 50%! Cmo extraarse de la proliferacin de los motines? A qu se espera para crear, por fin, un gran Fondo Mundial contra el Hambre?


Notas:
(1) Capital , Pars, marzo 2006.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter