Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2008

Otra odiosa comparacin entre Bolivia y Espaa
Que ocurrira si en Euskadi se convocase un referndum como el de Santa Cruz?

Carlos Martnez
Rebelin


El pasado da 4 de mayo el Comit Cvico de Santa Cruz, un departamento de Bolivia, convoc una consulta popular para aprobar un estatuto autonmico mediante el cual se auto-otorgaban competencias tales como orden pblico, la titularidad de lo recursos naturales, la recaudacin y administracin de impuestos, agricultura, comunicaciones... Competencias que segn la Constitucin boliviana corresponden al Gobierno de la Nacin boliviana. De forma que mediante una consulta unilateral se est pretendiendo reformar la carta magna, algo jurdicamente inaceptable. A pesar de ello, no se ha percibido en los medios espaoles ni en sus firmas de opinin ni en nuestros polticos una oposicin clara a ese referndum. De ah que resulte interesante comparar el secesionismo de Santa Cruz en Bolivia con lo que ha pasado, est pasando o puede pasar en el Reino de Espaa donde existe otro territorio, Euskadi, con un importante movimiento independentista. Que ocurrira en Espaa si se plantease un referndum soberanista?

Para evitar este tipo de consultas, la Constitucin Espaola en su artculo Artculo 62 establece que el Rey es quien ostenta la competencia en exclusiva para convocar referndum, que ser a propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizado por el Congreso de los Diputados y, en todo caso, con carcter consultivo, conforme el artculo 92 del mismo texto legal. De forma que ningn rgano de ninguna Comunidad Autnoma tiene competencia para convocar una consulta popular.

Si a pesar de esta prohibicin, una cmara legislativas regional o un gobierno autonmico intentasen celebrar un referndum, el gobierno central impedira su celebracin por diferentes vas. En primer lugar la penal, aunque durante la primera legislatura de Zapatero (y fruto de los acuerdos de legislatura con nacionalistas vascos y catalanes) se suprimi el artculo introducido por el Partido Popular en el Cdigo Penal por el que se castigaba a la autoridad que convocase un referndum ilegal, la Fiscala no dudara en denunciar a los convocantes por un delito de colaboracin con banda armada ante la Audiencia Nacional y, precisamente, lo hara el da que estuviese de guardia el juez Baltasar Garzn, quien raudo iniciara un proceso penal con mltiples medidas cautelares para evitar la celebracin del referndum.

El Gobierno tambin utilizara el mecanismo previsto en el artculo 155 de la Constitucin por el cual si una Comunidad Autnoma no cumpliere las obligaciones que la Constitucin u otras Leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al inters general de Espaa, el Gobierno... podr adoptar las medidas necesarias para obligar a aqulla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la proteccin del mencionado inters general.

Tanto en la va judicial como poltica, el Gobierno y los Jueces ordenaran a las Fuerzas Armadas que impidiesen la consulta, algo sencillo de imaginar pues sera algo muy similar a lo que vemos todos los das cuando se cierran las sedes de ANV y se detienen a sus lderes.

Si Evo Morales hubiese actuado del mismo modo que Zapatero, en todas las televisiones nos mostraran las imgenes de policas y militares cerrando colegios electorales y llevndose las urnas. Si hubiese un juez Garzn en Bolivia los columnistas espaoles criticaran y denunicaran que los jueces bolivianos no son independientes pues no puede entenderse sino en clave poltica la hipottica entrada y registro de las sedes del Comit Cvico de Santa Cruz y la detencin de sus principales dirigentes.

Por el contrario el gobierno de Bolivia no ha utilizado a las fuerzas armadas para impedir la ilegal consulta, simplemente la ha ignorado por ser una mera provocacin y sin ninguna eficacia jurdica. Esta decisin ha sido interpretada como una seal de debilidad cuando lo que se ha evitado ha sido una confrontacin directa que nada favorecera a la imagen y credibilidad del gobierno boliviano.

Para los idelogos de la dominacin capitalista el Presidente Hugo Chvez es un dictador por que no renueva la concesin de radiofrecuencia a una Televisin y el indigenismo de Evo est derrotado por las urnas en Santa Cruz. Es obvio que mientas hagan polticas de izquierda van a ser criticados pero, sobre todo en el caso de Espaa, los medios deberan ser ms cautos no vaya a ocurrir que Evo Morales y Hugo Chvez imiten los mtodos democrticos del gobierno espaol y nos dejen, una vez ms, en evidencia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter