Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2008

La protesta contra la Feria de Turn

Valerio Evangelisti
Carmilla on line

Traducido por Gorka Larrabeiti y Juan Vivanco


Esta intervencin implica slo al firmante. Otros redactores de Carmilla, con quienes se ha discutido, tal vez tienen puntos de vista y opiniones divergentes. El 10 de mayo habr en Turn una manifestacin nacional contra la Feria del Libro de Turn. Creo que es la primera vez que se convoca una manifestacin contra una feria literaria. Y sin embargo, antes de preguntarse si tiene sentido hacerlo, cabra preguntarse cunto tiene de literario esta Feria, y cunto de poltica.

La decisin de la Feria del Libro de celebrar el nacimiento del Estado de Israel, base de la protesta, es de orgenes oscuros y contenidos ambiguos. No es normal que quien haya propuesto (impuesto?) la efemrides a la Feria del Libro de Turn y a la de Pars haya sido el propio gobierno israel. Las celebraciones de este tipo las suele proponer el ministerio de Cultura de un pas, la asociacin de editores u rganos semejantes. No es normal que los autores invitados, para participar en la Feria de Pars tuvieran que suscribir una declaracin por la que se comprometan a no criticar a su gobierno (ver aqu).

No es normal fingir que se ignora el hecho de que 1948 representa tanto el nacimiento de Israel como la expulsin por la fuerza de cientos de miles de palestinos de la tierra en la que vivan desde haca siglos, tragedia sobre la cual existe una amplia documentacin, como por ejemplo el libro del historiador Benny Morris The Birth of the Palestinian Refugee Problem (Cambridge University Press, 2004) basado en una cantidad masiva de documentos (vase asimismo E.L. Rogan, A. Shlahim ed., The War for Palestine. Rewriting the History of 1948, Cambridge University Press, 2001). Celebrar un acontecimiento significa celebrar tambin el otro, coincidente en el tiempo.

No es normal que la celebracin del nacimiento de un Estado cosa bastante incongruente en una manifestacin literaria suceda precisamente en el momento en que ese Estado, sin haber dado tiempo a que se borre el recuerdo de los bombardeos sobre Lbano, inflija a Gaza la ms feroz de sus operaciones de estrangulamiento, cortando la electricidad, el abastecimiento de alimentos y medicinas, e impidiendo incluso el trnsito de las ambulancias (130 palestinos de todas las edades, enfermos graves, han muerto ya por ello).

Se dir que en Gaza predomina Hamas. Es verdad. Pero fue Israel quien alent el crecimiento de Hamas, cuando le resultaba til para minar a las otras fuerzas palestinas. Vase J. Dray, D. Sieffert, La guerre isralienne de linformation. Dsinformation et fausses symtries dans le conflit isralo-palestinien, La Dcouverte, Paris, 2002, pp. 53 ss. Parecida accin llev a cabo el conjunto de Occidente. Lo document Alain Gresh, entre otros muchos, en una serie de artculos en Le Monde Diplomatique (por ejemplo, ste). Gresh, valga el inciso, es de origen judo.

No es normal, por chapucero que pueda parecer, hacerle un feo a Egipto, retirando a ltima hora la invitacin que se le haba formulado, siquiera informalmente.

La historia de los gobiernos de Israel luego de 1948 tampoco es que sea gloriosa, pese a la pica que se ha construido encima de ella. De nio, tambin a m me engaaron, y cre que la guerra de los seis das la haba combatido David Israel contra un Goliat representado por los pases rabes agresores. Pero tambin esta realidad, cierta entonces, se ha vuelto dudosa, despus del libro de Benny Morris Vittime. Storia del conflitto arabo-sionista 1881-2001, Ed. Rizzoli, 2001. Lo que aconteci despus es bien sabido y no me pongo a resumirlo. Una serie ininterrumpida de expansiones territoriales justificadas con la invocacin de un perenne derecho a la autodefensa.

Con todo, siento el deber de subrayar, debido a que poco se sabe de ello, la accin internacional que ha llevado a cabo Israel en cuadrantes del mundo extraos a los conflictos en que estaba implicado.

Israel apoy siempre a los Duvalier en Hait, padre e hijo. Envi armas y asesores a Guatemala, a Honduras y a los contras que atacaban la Nicaragua sandinista. An hoy tiene fuerzas consistentes desplegadas en la sangrienta antiguerrilla del presidente colombiano Uribe. Por no hablar del respaldo constante a la Sudfrica anterior a Mandela, as como a otros regmenes reaccionarios africanos.

Por lo dems, el rgimen interno israel, a pesar de sus aparentes formas democrticas, es muy semejante al apartheid de la vieja Sudfrica. Por poner un ejemplo: ningn rabe palestino englobado desde 1948 es admitido en el ejrcito lleve los aos que lleve siendo ciudadano israel. El resto lo dejo al testimonio de un israel valiente, Yoram Binur, que se fingi palestino y en un libro, Il mio nemico, ed. Leonardo, 1981, narr su experiencia estremecedora. Binur no es en absoluto un filopalestino, todo lo contrario. Se limit a contar la verdad. Una verdad que no ha hecho sino empeorar. El escndalo de los asentamientos de colonos judos en Gaza y Cisjordania est a la vista de todo el mundo. Cuanto ms oficial era el compromiso israel para desmantelarlos, ms asentamientos se construan, en nombre del consabido derecho de Israel a sobrevivir, coartada para perpetrar toda clase de crmenes en defensa propia.

Es cierto que las facciones palestinas, a lo largo de su historia, se han teido y se siguen tiendo de sangre, pero no est de ms preguntar: quin empez? La Segunda Intifada empez con chiquillos que tiraban piedras. Slo despus de que murieran casi un centenar de palestinos, incluidos muchos nios, cay el primer israel.

Asimismo, el terrorismo palestino a gran escala surgi hacia 1968, veinte aos despus que el terrorismo israel contra los palestinos y la expulsin de la poblacin nativa de Palestina.

Actualmente, adems de estrangular Gaza y Cisjordania, el gobierno de Israel ha empezado a cebarse con los palestinos que tienen su ciudadana. Una vez creado el enemigo y empujado hacia el integrismo islmico, resurgen los planes de borrarlo para siempre, como etnia. Incluso algunos ministros israeles lo dicen sin rodeos. Tal es el Estado al que pretende honrar la Feria del Libro de Turn, celebrando su nacimiento: es una especie de apologa del colonialismo moderno.

Pasemos ahora al tema de los escritores. La protesta contra la Feria del Libro de Turn equivale a condenar a la hoguera a los autores y sus obras? La seleccin de escritores impuesta por el gobierno de Olmert, sus embajadas y sus oficinas de propaganda, con el compromiso firmado (por lo menos en Pars) de no criticar a sus autoridades nacionales, es de por s sospechosa.

Se objetar que los escritores israeles conocidos en Europa son notoriamente disidentes. Nada ms lejos de la realidad. Los nombres ms ilustres que llevan esa fama, Grossman, Oz y Yehoshua, se pronunciaron a favor de bombardear Lbano (Grossman con arrepentimiento tardo) y, en el caso de Yehoshua, a favor del muro de la vergenza. Es ms, este ltimo ha declarado a un peridico italiano que no le gustara tener a un rabe por vecino. Su independencia del poder es una fbula que slo circula por Europa. No en vano otros importantes escritores israeles, como Benny Ziffer, no slo han denunciado la actitud de Grossman y compaa, sino que han sido los primeros en plantear el boicot a las Ferias de Pars y Turn (ver esto). El escritor Jamil Hilal, cuya presencia en Turn haba anunciado Ernesto Ferrero [director de la Feria], replic secamente: No participara ni remotamente en una actividad que legitima la ocupacin colonial de Israel y el estrangulamiento de los palestinos de la Franja de Gaza, ni en una celebracin que significa el robo de la tierra y la limpieza tnica del pueblo palestino.

La cultura juda no tiene nada que ver con esto. El judasmo no es una raza sino una religin, con la serie de tradiciones que la acompaan. Si queremos llamarlo as, un pueblo, pero a la luz de esas tradiciones, no de connotaciones tnicas. Los judos del mundo tienen posiciones muy diversas. Son muchos los israeles que no profesan ninguna religin y son clasificados como tales por las creencias de sus padres. Tel Aviv es una de las ciudades ms laicas del mundo.

No se trata de judasmo sino de geopoltica. Por supuesto, si alguien critica la poltica del gobierno israel se le tacha inmediatamente de antisemita. El judo estadounidense Norman G. Finkelstein ha desmontado eficazmente esta acusacin en un estudio muy concienzudo: Beyond Chutzpah. On the Misuse of Anti-Semitism and the Abuse of History, University of California Press, 2005. Ms all de las personalidades que participan, la protesta contra la Feria del Libro de Turn no es contra autores y obras, ni menos an contra los judos, sino contra una operacin propagandstica acordada entre gobiernos.

Aadir algunos datos. Hace poco el historiador y escritor israel Ilan Papp (vase, entre otras obras suyas, en traduccin de Beatriz Mario, Historia de la Palestina Moderna: un territorio, dos pueblos, Akal, 2007) se ha visto obligado, por las amenazas que reciba en Israel, a dejar su ctedra de la Universidad de Haifa y trasladarse a Inglaterra.

Propugnaba la convivencia pacfica entre israeles y palestinos. Se puede considerar afortunado: al menos ha salvado la vida. Porque los gobiernos israeles han asesinado a muchos escritores, poetas e intelectuales palestinos como Gassan Kanafani, Wael Zwaiter (traductor al italiano de Las mil y una noches; Alberto Moravia, que era amigo suyo, dedic uno de sus mejores artculos a su muerte) o Naim Khader, que slo era un hombre de paz, por poner tres ejemplos de varias docenas, cuyo delito fue brindar su inteligencia a la causa palestina. Pregunta: es justo glorificar en una Feria del Libro un Estado (no una cultura, sino una sucesin de gobiernos continuistas) que destierra a sus propios escritores y elimina con sicarios a escritores de otra etnia para borrarla del mapa? A m me parece repugnante.

PD: [A excepcin de los palestinos] todos los autores que he citado son israeles o judos, unos de nacimiento y otros de religin.

Fuente: http://www.carmillaonline.com/archives/2008/05/002629.html#002629

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter